Fractal Design Meshify C

por Javier Rodríguez 28/08/2017 4
Formato
Dimensiones
Materiales
Precio
Web
ATX
409 x 217 x 453mm
SECC, ABS, cristal templado
89,90 Euros

Introducción

Todo en la nueva Fractal Design Meshify C, hasta el embalaje, nos invita a pensar que esta caja es un modelo Micro ATX, pero lo cierto es que podemos instalar cualquier placa base ATX con comodidad y siempre y cuando esta cumpla con los estándares ATX en cuanto a dimensiones. Es una caja muy compacta y muy pensada para dar cabida a ordenadores modernos donde el concepto de almacenamiento ha cambiado mucho.

Fractal Design tiene una buena fama ganada con modelos realmente funcionales, silenciosos y frescos y de diseños internos más interesantes que sus diseños externos. Con esta serie eso cambia introduciendo elementos visuales muy actuales y un diseño exterior más complejo y atractivo que en el resto de sus series de cajas.


Especificaciones y puertos

Lo que más sorprende de esta nueva caja es lo compacta que siendo compatible con cajas ATX. Es una caja bien pensada que nos permitirá mantener gráficas, sistemas de refrigeración líquida y una buena gestión del cableado, pero a la vez nos ofrecer un factor de forma muy compacto. Tiene unas dimensiones de 409x295x484mm que la convierten en una de las cajas ATX (7 slots de expansión) más compactas del mercado.

Su largo tan recortado se logra con la eliminación completa de unidades de almacenamiento frontales, un espacio que ahora se dedica a la ventilación y a colocar las unidades de almacenamiento en puntos donde son menos intrusivas con el resto de componentes.

Está fabricada en chapa, ABS y también cuenta con un lateral en cristal templado con un excelente sistema de fijación con juntas que protegen tanto el taladro en el cristal como absorben las posibles vibraciones del cristal.

El frontal cambiado mucho con respecto a otras series de chasis de Fractal Design. Las formas siguen siendo completamente cuadradas, pero ahora el frontal tiene un dibujo asimétrico formado por triángulos. Está formado por un material micro perforado que también hace las veces de filtro anti-polvo para el frontal. Todo es fácilmente desmontable, incluidos los filtros de entrada de aire para la fuente, en el lado inferior de la caja, como en el filtro superior que se fija por imanes. Todo cómodo y limpio.

Filtro extraíble en la parte inferior del chasis

Filtro magnético en la parte superior de la caja

Filtro en el frontal, que también da la forma angulosa que tiene esta nueva serie.

El diseño es de dos zonas de ventilación completamente diferenciadas que se comunican por taladros específicamente pensados para reducir el recorrido de los cables. En la zona inferior van situada la fuente y uno de los módulos de almacenamiento, en la parte superior, completamente aislada, la zona de los componentes principales.

La Meshify C admite fuentes de hasta 175mm de largo, disipadores de hasta 170mm de alto, graficas de hasta 315mm de largo (sin refrigeración líquida instalada) y tiene varios puntos de anclaje para radiadores.

El frontal tiene los elementos básicos de conectividad y control. Los habituales botones de encendido y reset, con leds de actividad de disco y encendido y dos conectores USB 3.0 de tipo A. Dispone también de las clásicas salidas y entradas de audio.


Almacenamiento y refrigeración

La Meshify C es una caja compacta, pero está preparada para el montaje de un PC moderno y potente. Cualquier ordenador nuevo que se precie echara mano de los slots de almacenamiento que tienen las placas más modernas, donde instalar unidades de alta velocidad, pero en esta caja encontraremos también espacio para tres unidades de almacenamiento de 2.5”, que se sitúan en una bandeja detrás de la placa base, y dos bahías para unidades de 3.5” que están en la zona del compartimento de la fuente de alimentación. Esta ultimas tiene un sistema de montaje que no requiere tornillería.

La ventilación, como siempre ocurre en cajas de esta marca, está perfectamente definida y diseñada. Tiene un total de 7 puntos de fijación para ventiladores. Tiene la posición trasera habitual, para ventiladores de 120mm donde además Fractal Design instala uno de los dos ventiladores Dynamic X2 GP-12 que vienen de serie con la caja.

Para instalar radiadores de 360mm tendremos que retirar esta tapa, que comunica las dos zonas de la caja.

En la parte superior podemos montar dos ventiladores más de 120 o 140mm o instalar también sistemas de refrigeración líquida, radiadores, de hasta 280mm siempre y cuando no tengamos impedimentos de más de 40mm de alto en la parte superior de nuestra placa base. Es un punto que podemos usar, pero será también el menos indicado salvo que queramos un sistema de doble radiador o similar.

El frontal es el punto perfecto en esta caja para montar sistemas de refrigeración líquida. Admite tres ventiladores de 120mm, uno viene de serie, o 2 ventiladores de 140mm. La caja tiene una bandeja que podemos retirar en el caso de que queramos usar radiadores de 360mm rompiendo un poco la estanqueidad entre las dos zonas de la caja. Siempre podemos instalar radiadores de hasta 280mm sin tener que tocar el aislamiento entre zonas.

Con el radiador en el frontal, incluso uno de los anchos de 50mm, tendremos sitio para algunas de las gráficas más grandes que podemos encontrar. Nosotros hemos instalado una gráfica como la EVGA GTX 1080Ti iCX con casi 270mm de largo. Cualquier modelo moderno, de gama alta, tendrá sitio en este chasis tan compacto.

Un último ventilador lo podemos instalar en la chapa inferior de la caja, retirando el módulo de bahías de 3.5”. Esta posición solo admite ventiladores de 120mm.


Montando un equipo

Como es habitual en nosotros, hemos montado un pc completo dentro de esta caja, es la única forma de ver si una caja responde a lo esperado, si es fácil de montar, fácil de gestionar o incluso si tiene algún problema térmico con componentes de cierta gama.

La Meshify C nos ha demostrado que es una caja perfectamente capaz de albergar el mejor PC que se os ocurra montar. Fácil de montar, incluso en vertical, con ese tornillo con tope con el que cuentan todas estas placas y que nos permite fijar la placa base sin necesidad de tumbar la caja.

La calidad de la caja es simplemente excelente y también lo es su capacidad para gestionar el cableado del PC. Aquí es donde si podemos encontrar algo de discusión porque Fractal Design para aumentar la capacidad de cables detrás de la placa de apoyo diseña la placa en ángulo, cerca del frontal, que aumenta hasta 35mm el espacio para los cables y además este ángulo esta taladrado para la canalización de cables, taladros protegidos con aislante de goma perfectamente diseñados pero que a su vez impiden la instalación de cualquier placa base que se vaya algunos centímetros más sobre el estándar ATX. Es algo que debéis tener muy en cuenta si os gusta esta caja y queréis instalar una placa ATX más grande de lo normal o de dimensiones Extended-ATX.

Todo en esta caja encaja a la perfección y todo es fácil de montar, sus bridas para cableado, las bahías de discos de 2.5” completamente extraíble, los filtros anti-polvo de fácil acceso, el fácil desmontaje de cada panel, el buen tamaño de sus patas de apoyo (con material antivibración) que mejoran el flujo de aire y lo diáfano de su modulo principal hacen que montar un PC en esta caja sea cuestión de minutos y un auténtico placer.

Detalle de los puntos de fijación del lateral de cristal templado. Esta protegido tanto el taladro como todos los perfiles del cristal.

Fractal Design se ha resistido bastante a la moda de los laterales de cristal templado, pero hay que decir que el acabado con él, de un espesor de 4mm y tintado, es perfecto. Le da un toque de gran calidad, aunque está claro que se pierden algunas prestaciones de aislamiento sonoro que tienen otros modelos de la marca.

Nosotros hemos montado un equipo de altas prestaciones en esta caja, basado en un Ryzen 7 1800X, con una gráfica de ensueño como es una Nvidia GTX 1080ti, con un buen sistema de refrigeración líquida para la CPU y una fuente Seasonic Platinum. Una máquina de ensueño donde hemos logrado niveles de ruido por debajo de los 35dBA en carga y con temperaturas de trabajo completamente bajo control. Nos hemos permitido, incluso, retirar uno de los ventiladores que viene de serie con la caja.

Una experiencia y unos resultados que me invitan a recomendaros esta caja como si fuera para mí mismo. Una de las mejores cajas del mercado y por menos de 90 Euros, magnífico. 

LO MEJOR
Materiales de calidad
Formato compacto pero muy capaz
Buen control del ruido
Buena ventilación
LO PEOR
No admite placas que no sean extríctamente ATX o más pequeñas
  • Producto: Fractal Design Meshify C
  • Fecha: 28/08/2017 1:06:42