Intel Core i7-8700K

por Javier Rodríguez 05/10/2017 7
Socket
Arquitectura
Nucleos
Precio
Web
LGA1151v2
Coffee Lake 14nm
6 Núcleos / 12 hilos
369 Euros

Introducción

Con modelos como este nuevo Core i7-8700K, Intel ha reaccionado a las capacidades de una renovada competencia con procesadores de hasta 2000 Euros, el cual probamos hace tan solo unos días, y nuevas gamas de producto, como los Core i9 o el socket LGA2066, pero lo mejor llega ahora, quizás hoy mismo, con nuevos procesadores de gama media bastante más potentes, pero no exentos de cierta polémica por no ser compatibles con los chipsets, para este mismo socket, que tenía ya la marca en el mercado.

Nuevos procesadores Core i5 y Core i7 de octava generación

Hoy Intel introduce su octava generación de procesadores Core para ordenadores sobremesa, siguiendo el lanzamiento, hace tan solo unos días, de sus homólogos para sistemas portátiles de bajo consumo, para ordenadores ligeros y convertibles. Hoy llegan varios modelos de sobremesa, con socket LGA1151, que estrenan nuevos chipsets y que tienen en común un mayor número de núcleos y de hilos de proceso que generaciones anteriores.

Esta nueva generación mantiene el proceso de fabricación de 14nm, pero se han realizado diversas optimizaciones en el proceso de fabricación que ha permitido, según la propia Intel, aumentar el número de núcleos de sus procesadores, mejorar las frecuencias turbo y mantener los perfiles de energía de generaciones anteriores.

Esto en parte es verdad, pero también es cierto que Intel juega más con las frecuencias, y su eficiente tecnología de ajuste de frecuencias, para lograr ese objetivo térmico, de consumo, al fin y al cabo, que se traduce en una mejora de prestaciones general con una calibración más especializada de sus procesadores. Esto lo vemos, comparando frecuencias base y turbo de esta y generaciones anteriores. Ya que estamos con el modelo más potente de esta generación, veamos datos de su antecesor.

El Core i7-7700k era un procesador de 91w de consumo, TDP, con cuatro núcleos y ocho hilos de proceso. Su frecuencia base era de 4.2GHz, y la frecuencia turbo de 4.5GHz. Su sustituto presume de dos núcleos mas, 6 núcleos y 12 hilos, con un consumo de 95w y una frecuencia base de 3.7GHz y turbo de 4.7GHz. Este procesador es capaz de jugar con frecuencias más altas, pero no en todos sus núcleos, pero las frecuencias bajas son 500MHz más reducidas que su modelo antecesor. En este equilibrio, bien logrado, y 4 vatios más de consumo, Intel coloca dos núcleos mas que se traducen en una mejora importante.

Con esto no quiero decir que Intel no haya mejorado sus procesos, incluso han cambiado la forma de alimentar el procesador en el propio socket, pero está claro que parte de la mejora también viene de este equilibro entre frecuencias, frecuencias turbo, consumo añadido, etc.

No solo mejora el modelo más potente, lo hace toda la gama de octava generación. De momento se lanzan seis modelos, con precios desde los 120 Euros, y todos tienen un mínimo de 4 núcleos de proceso, incluso los dos Core i3 que podéis ver en la lista. Los Core i5, de menos de 200 Euros, pasan a seis núcleos sin hyperthreading y habrá una versión Core i7-8700 con frecuencias más bajas, y sin posibilidad de overclocking, con seis núcleos y doce hilos de proceso, por poco más de 300 Euros.

Os mantienen, aunque deberemos tener cuidado porque parece que la oferta no podrá cubrir la demanda inicial, y seguramente veamos precios en tienda algo más caros de los que os estemos nosotros ofreciendo aquí desde fuentes oficiales.

Todos estos modelos mantienen la inclusión de tarjetas gráficas integradas. Están basadas en la misma generación que las gráficas de los Kaby Lake y no ofrecen ninguna mejora técnica ni tampoco de rendimiento. Son tarjetas que nos permitirán salir del paso con monitores de hasta resolución 4k, soporte para Displayport 1.4. y HDMI 2.0, con una gran aceleración de video, pero una escasa capacidad de proceso 3D.

Son procesadores que mantienen una unidad de memoria de doble canal con 128-Bit de ancho de banda teórico. Esta generación mejora la velocidad de soporte oficial, con un mínimo de 2666MHz. Cualquier placa, como las que nos han dado soporte para este análisis, permiten montar este tipo de memorias e incluso memorias de más de 4GHz de frecuencia.

Tienen 16 líneas PCI Express integradas en el procesador, a las que se suman las que ofrece el chipset Z370, del que hablaremos luego. Es un interfaz suficiente para graficas de gama alta, y también para configuraciones de múltiples GPU reduciendo ancho de banda a los habituales, y suficientes, 8x.

Secciones: Procesadores