Acer Predator Triton 700

por Javier Rodríguez 13/02/2018 5
Procesador y RAM
Tarjeta gráfica
Pantalla
Precio
Web
Core i7-7700HQ y 32GB de RAM DDR4
Nvidia GTX 1080 Max-Q 8GB VRAM
15.6" FullHD IPS GSync 60Hz
3499 Euros
Puntuación de Acer Predator Triton 700 en la review:

Introducción

El mercado de portátiles gaming se ha hecho muy accesible con respecto a algunos años atrás y también ha atraído la atención de mas fabricantes. Acer nos muestra en este modelo todo su potencial de diseño e incorporación de prestaciones de primer nivel que lo convierten en uno de los portátiles mas potentes que jamas hayamos probado.

La serie Predator Triton 700 incorpora una serie de componentes de primer nivele en un formato que recuerda más a un ultrabook, por el espesor, con un chasis monobloque de aluminio y unos acabados “premium” que se acompañan también de un precio solo al alcance de aquellos que no tengan miedo a facturas por encima de los 3000 Euros.

Un precio elevado que se justifica con componentes de primer nivel que incluye una gráfica GTX 1080 de Nvidia integrada usando la arquitectura Max-Q de Nvidia. Un de los pocos portátiles del mercado que integran esta tecnología, al menos con capacidad para montar una GTX 1080, a la que Acer añade su toque personal.

Prestaciones técnicas

Dentro de este elegante portátil de tan solo 18.9mm de espesor podemos encontrar algunos de los mejores componentes del mercado, en una conjunción casi de ensueño. El motor principal es un Core i7-7700HQ con cuatro núcleos y ocho hilos de proceso. Es un procesador que alcanza frecuencias de hasta 3.8GHz en modo turbo y que acompaña perfectamente a los gráficos dedicadas siendo el impulsor y soporte para que la GTX 1080 integrada desarrolle todo su potencial.

Este modelo integra 32GB de RAM DDR4 en dos módulos de 16GB, es su tope de capacidad, en una configuración de doble canal con una velocidad de 2400MHz para poder desarrollar todo el potencial de la controladora de memoria integrada en el procesador.

Acer integra también un impresionante sistema de almacenamiento formado por dos unidades M.2 de tipo PCI Express con sendos conectores de cuatro líneas PCI Express 3.0 que desarrollan, en conjunto, hasta 32Gbps de ancho de banda. Nuestra unidad de análisis no se anda con tonterías y usa ambos conectores con unidades de 512GB formando un RAID 0 de impresionantes prestaciones con 1TB de capacidad.

Acer ha integrado una solución Killer DoubleShot con conectividad Ethernet Gigabit y conectividad inalámbrica Wifi-AC con configuración de antenas 2x2 capaz de desarrollar hasta 867mbps de ancho de banda. Ambas tarjetas se pueden combinar para maximizar el ancho de banda del sistema hacia nuestra red local.

En cuanto a conectividad física el Predator Triton 700 dispone de conectores en tres de sus cuatro lados. En la parte trasera tenemos la entrada de alimentación, que depende de una gran fuente de alimentación externa de 230w, una salida de vídeo HDMI 2.0 y otra de tipo DisplayPort 1.4. Ambas son de tamaño normal y son muy cómodas para usar el ordenador como portátil de sobremesa, o dockerizado.

En el lado izquierdo podremos encontrar dos puertos USB 3.0 de tipo A, entrada y salida de audio tipo mini-jack y una conexión USB 2.0 con tapa que esta especialmente pensado para sistemas VR HMD. En este lado tenemos también un zócalo de bloqueo tipo Kensington.

Conectividad del lado izquierdo del Triton 700

Y este es el lateral derecho

En el lado derecho es donde encontraremos la conexión Ethernet, que hubiera preferido que estuviera detrás, con el resto de los conectores “fijos”, una conexión USB 3.0 de tipo A y también un puerto Thunderbolt 3 40Gbps con dos líneas PCI Express de conectividad. Por desgracia el portátil no es capaz de extraer suficiente energía del Thunderbolt 3, que se limita a 100w, para un uso normal, aunque si es capaz de cargar la batería cuando tenemos en reposo el sistema o cuando no usamos los potentes gráficos dedicados. En este lado derecho tenemos también el botón de encendido. Luego hablaremos de el porque para mi me resulta todo un acierto a la hora de usar el portátil como equipo sustituto de ordenador de sobremesa.  

Geforce GTX 1080 con diseño Max-Q

El programa Max-Q de Nvidia busca cambiar el concepto de ordenador gaming portátil por algo las elegante y elaborado y lo cierto es que no se si hacia falta su ayuda para lograrlo puesto que varios modelos, dentro de este programa, ya existían antes de su presentación. Eso incluye varios modelos de Clevo y varias generaciones de series GS de MSI (que tienen bastante que ver con Clevo, al menos en sus inicios).

El sistema Max-Q se caracteriza por aprovechar tres de los lados del portátil, con ventilación lateral de bajo perfil, para lograr una gran refrigeración con un máximo de ruido admisible de 40dBA.

La diferencia de este modelo, con respecto a otros salvo el ASUS Zephyrus, es que soporta la integración de una GTX 1080, la mejor grafica portátil de Nvidia hasta la fecha. Acer la integra sin añadidos innecesarios como el sistema Optimus. Es una GTX 1080 con todas las consecuencias, y la primera la encontramos en su autonomía, que es reducida. 

Las otras son mejores, y vienen en forma de rendimiento grafico espectacular en cualquier juego moderno que se precie. El rendimiento, combinado con su pantalla Gsync, es magnífico. Todo gracias a una arquitectura con ninguna diferencia con respecto a un chip GTX 1080 de sobremesa, solo se ajustan las frecuencias y la gestión de energía. Eso hace que las diferencias entre este modelo y su homologa para equipos de sobremesa solo ronde el 10-15% dependiendo del juego.

La diferencia es que en los diseños Max-Q la potencia de la tarjeta se tiene que reducir desde los 150w del modelo laptop tradicional hasta los 110w de consumo máximo. Eso nos deja una arquitectura similar, con 8GB de RAM GDDR5X con 320GBps de ancho de banda, pero reduce las frecuencias del procesador de forma importante.

Las frecuencias turbo bajan desde los 1733MHz hasta los 1468MHz en el diseño Max-Q y la frecuencia base también se reduce desde los 1565MHz hasta los 1290MHz de velocidad máxima. El fabricante puede reducir aun mas el consumo para adaptarse a las necesidades del equipo hasta en un 20% adicional. El objetivo es mantener a la grafica en un diseño de unos 18mm de espesor y con un ruido máximo de 40dBA.

Curiosamente la GTX 1080 Max-Q del Predator Triton 700 no obedece a las especificaciones incluso en su perfil de uso normal, el modo turbo alcanza los 1700MHz cuando no debería pasar de 1500MHz.

El resto de las prestaciones de Nvidia están ahí: Ansel, Gsync, Optimus, VR Ready, BatteryBoost, etc. Comparte todas estas mejoras, y drivers, con toda la gama Pascal de Nvidia y eso es muy bueno puesto que el soporte de Nvidia, y su ecosistema, es magnifico para una máquina de juegos.

Pantalla

La pantalla del Predator Triton 700 tiene 15.6” de diagonal y una resolución de 1920x1080 puntos. El panel es de tipo IPS, pero no tiene grandes prestaciones, en nuevas pruebas de color ofrece una calidad intermedia, ni buena ni mala dentro de este tipo de paneles, si con una gran luminosidad y con ese color vivo y ángulos perfectos que esperamos en una pantalla con este tipo de panel.  El acabado es tipo mate lo que le confiere un gran comportamiento en todo tipo de iluminación ambiental.

No tiene grandes defectos de bleeding, no más allá de los que podemos esperar en todo panel IPS y sus prestaciones se limitan a 60Hz de frecuencia vertical y al soporte de la tecnología Gsync de Nvidia. Esto es seguramente lo que mas contentara al usuario que compre este portátil, porque le garantizara una calidad de juego excepcional con la pantalla integrada y en todo tipo de juegos.

La resolución es bastante manejable para la tarjeta integrada, lo que hace que la sensación de velocidad de todo el sistema sea excepcional. Podremos usar los mejores juegos del mercado con gran calidad de imagen y en niveles de calidad muy elevados, o incluso en modo ultra.

La pantalla, además de soportar GSync, tiene una reproducción de color excelente aunque con una luminosidad media de 250cd/m2 y un contraste muy orientado al brillo, así como la temperatura del blanco. Es típico en pantallas calibradas para juegos.

El marco de la pantalla tiene menos de 5mm de espesor lo que en este tamaño le hace parecer algo “flexible”. Es normal en pantallas delgadas y os puedo asegurarán que el chasis de aluminio de la misma ofrece toda la resistencia mecánica que necesita la pantalla. El sistema de doble bisagra lateral hace también un buen trabajo para que la pantalla no vibre cuando usamos el portátil ademas de ofrecer un gran ángulo de apertura, no de 180 grados, pero si suficientemente flexible para tener un punto visual muy cómodo.

Sonido

Debo decir que este subsistema es de los que mas me han sorprendido del Predator Triton 700. El sonido, de disparo frontal cerca del teclado, es excepcional en potencia y calidad, aunque por otro lado, esta muy orientado a potenciar frecuencias bajas. El sonido es espectacular y tiene códecs de primer orden como el soporte para Dolby Atmos.

Jugar con ellos es toda una experiencia, así como ver cierto tipo de películas. El resultado es un sonido muy intenso, con un potente volumen sin distorsión hasta el 70% de potencia de los mismos.

El sistema de sonido es compatible con Dolby Atmos

El portátil también cuanta con entrada y salida de audio independiente con la que poder usar sistemas de auriculares modernos y clásicos.  En conjunto forman un sistema de sonido que no nos esperábamos encontrar, incluso con este precio tan elevado. La cercanía de los altavoces al usuario, a la zona del teclado, y con un disparo tan directo al usuario, logra resultados excelentes.

Diseño y formato

El diseño en un único bloque de aluminio del Tritón 700 esta realmente bien trabajado y viene con algunos elementos estéticos muy bien trabajados. Las salidas de aire, que aprovechan las dos esquinas posteriores del portátil para tener una gran capacidad de escape, están fabricadas en cobre y anodizadas en un bonito azul eléctrico.

Las rejillas tienen un diseño en panal y el espesor generoso del casco del portátil hace que tengan una entidad solida y muy bien trabajada. Es un portátil de dimensiones generosas, con casi 400mm de largo, 267mm de ancho y un espesor de tan solo 18,8mm en su punto mas grueso que viene a ser todo lo largo del sistema, ya que tiene un diseño muy plano con apenas detalles en la cubierta de aluminio de la pantalla.

Todo el diseño esta muy marcado por la propia Nvidia dentro de sus especificaciones Max-Q que permite a maquinas ligeras de escaso espesor tener incorporados gráficos de alto rendimiento juntamente con procesadores capaces de sacar partido a esa capacidad gráfica.

Por ello este modelo se parece mucho al Zephyrus de ASUS que probamos hace algunas semanas. Este diseño se caracteriza porque el teclado esta al borde inferior del chasis del portátil y también, aunque menos visible, por la configuración de refrigeración del sistema. Este se basa en dos turbinas de expulsión con una potente configuración de heatpipes de cobre que redirigen el calor hacia los lados del portátil desde una zona central donde se sitúan la gráfica y el procesador del sistema.

Para dar visibilidad a este eficiente sistema, Acer añade una ventana en la parte superior del apoyo de manos del portátil donde podemos ver una de las turbinas y un led RGB personalizable que la ilumina desde dentro.

Este diseño tiene otra ventaja importante que es poderlo desmontar fácilmente retirando solo unos cuantos tornillos. La tapa del chasis es donde se apoya el teclado y desconectadas un par de fajas de cables, precisamente del teclado y otros elementos cercanos, podemos acceder a todo el hardware del sistema. Para los que nos gustan tener las cosas bien limpias, o si compras un modelo con menos almacenamiento o RAM, lo tendrás fácil para poderlo adecuar o mejorar.

Personalmente me choca bastante la posición del teclado, pero es un punto de partida que se ha usado también antes, sobre todo en algunos modelos que introducen teclados mecánicos en el chasis, algo que el Predator Tritón 700 también desarrolla, aunque a su manera.

El diseño plano de este portátil es perfecto para su transporte, y a pesar de ser un portátil grande, el peso esta controlado puesto que no llega a los dos 2.4Kg, y el diseño plano ayuda a incorporarlo a una bolsa donde llevemos otros elementos. El único problema para esto es que la fuente de alimentación es casi mas grande que todo el portátil, y más pesada. Eso nos deja bastante limitados puesto que la batería no tiene una larga duración.

Por debajo el sistema es completamente plano, con bases de goma grandes para tener un soporte perfecto y evitar cualquier vibración de las turbinas.

Hay otro elemento menor que me gusta del diseño de este tipo de portátiles, algo que también encontramos en modelos planos menos potente como los GS63VR o GS73VR de MSI, que es el botón de encendido en un lateral. Este botón nos puede permitir un tipo de uso que seguramente nos vendrá de maravilla para usar este portátil como sustituto de sobremesa ya que podemos encenderlo y apagarlo mientras que lo tenemos en un Dock vertical o en una bandeja para monitor. Así este potente portátil se puede transformar en un potente ordenador de sobremesa perfectamente capacitado para las tareas más exigentes con una excelente comodidad de uso y de cambio entre portátil y sobremesa.

El tamaño de la fuente de alimentación rivaliza con la famosa "barra de pan" de las primeras Xbox 360.

Los materiales son de primera calidad y están perfectamente trabajados. No vemos puntos débiles en su distribución de puertos, forma o elementos móviles. Solo tendremos que acostumbrarnos a la posición del teclado poco común y a la no presencia de otro elemento bastante habitual en cualquier portátil.

Teclado y Touchpad

Cuando abrí el Predator Triton 700 me dio un vuelco al corazón, ¡no tiene touchpad!, por fin mis plegarias, después de muchos años habían sido escuchadas y alguien se había decidido a hacer un portátil para jugadores donde el touchpad desaparecia para siempre. Esa cosa inútil que nunca usamos y que nunca esta donde debe. Fue un sueño efímero, como todos los buenos sueños, porque pronto me di cuenta de que la ventana que deja ver las interioridades del equipo hace las veces de touchpad de grandes dimensiones. Bueno, al menos no hay botones físicos, vamos avanzando.

En esta posición parece aún más inútil que en su posición tradicional, pero miradlo por el lado bueno, ahí no estorba y el usuario se olvidara de el a los pocos días, y la marca se cura en salud de las criticas de aquellos que aun no saben como se usa un ordenador de verdad.

El teclado es raro por varios factores. Primero por donde esta situado, que no se si realmente me gusta, pero que es un requisito marcado por el diseño Max-Q de Nvidia y que seguramente veremos más pero que seguramente será uno de los elementos rediseñados cuando Nvidia lance al mercado el Max-Q2, o lo que sea.

Acer integra también un nuevo sistema hibrido entre el sistema de membrana tradicional y el mecanismo aun mas tradicional. Sigue con el sistema de tijera para mantener la tecla equilibrada en todo el trayecto, pero cambia la membrana por un sistema mecánico de recorrido corto que ademas integra un led por tecla. El resultado es un teclado raro, al que no se si podría acostumbrarme.

Detalle del mecanismo que podemos encontrar en cada tecla. Justo en el centro, con un led por tecla y con el sistema de tijera para mantener la tecla tipo chiclet en su sitio.

Tiene un buen recorrido, una buena respuesta y la capacidad de iluminación es espectacular, pero el tacto no me acaba de gustar. Quizás sea que odio los teclados de portátil con zona numérica, y eso hace propenso a que no me guste este teclado, pero sin duda muchos estaréis precisamente opuestos a esta idea porque os gusta no tener un sitio donde descansar las manos y que os distraigan del uso del teclado teclas que nunca usareis jamas.

Software

El Predator Triton 700 viene equipado con Windows 10 y casualmente, al menos en nuestro modelo de referencia, no hemos encontrado nada de “bloatware”, cosa poco habitual en la marca, pero no podemos prometer como será la versión comercial de este modelo, que por otro lado será difícil de comprar en España por debajo de los 2500 ya que su versión más básica rondará precisamente ese precio.

La versión de Windows 10 es la Home, como cabía esperar, y Acer añade algunas aplicaciones importantes para mantener el sistema actualizado ademas de controlar otros elementos como los efectos del teclado RGB, el overclocking de la tarjeta gráfica, ademas de otros elementos extra.

Tenemos posibilidad de personalizar el sistema Dual AeroBlade del Triton 700, con un maximo de 5000 vueltas por turbina.

El sistema de iluminación incluye ventilador y teclado, con efectos combinados y muy variados.

Tenemos también tres perfiles de overclocking para la gráfica, ojo al mensaje cuando lo tenemos en batería, no admite el modo de overclocking más agresivo porque con el consumimos batería a pesar de estar conectados a la red.

Si usamos modos de overclocking de grafica tenemos que tener en cuenta que alguno de ellos puede hacer que el portátil consuma batería incluso cuando esta conectado a la red, usa la batería a modo de potencia extra para suministrar suficiente energía a la gráfica.

Análisis de rendimiento y autonomía

El rendimiento de este nuevo modelo de Acer nos recuerda mucho a los resultados obtenidos con el ASUS Zephyrus, con el que comparte diseño conceptual. Yo echo de menos mas rendimiento en el sistema de unidades de almacenamiento, pero lo cierto es que no podemos esperar mucho de las unidades elegidas y aun siendo mejores me temo que no lograríamos esas velocidades combinadas de mas de 3GBps, el bus de datos PCI Express que usan estas configuraciones ya no da para mas y con una sola unidad de calidad podemos tener este tipo de velocidades. Me quedo con que tiene dos bancos que poder usar y que además están muy bien refrigerados usando el teclado y toda la carcasa del sistema para disipar el calor de sus unidades M.2. Pero primero, las temperaturas.

La temperatura en reposo no pasa de 35 grados, el ruido no supera los 30dBA.

En carga, CPU y GPU, la temperatura alcanza los 38 grados, pero siempre fuera de las manos del usuario y aunque llegara a esa temperatura, no sería desagradable puesto que esta muy cerca de la temperatura corporal natural. El ruido alcanza los 40dBA prometidos. Excelente.

El resto del rendimiento era el esperado y es simplemente excelente. El ASUS y el Acer compiten de tu a tu en cada test y lo hacen como alguno de los portátiles mas capaces que han pasado por nuestro laboratorio. Acer tiene una maquina a la altura de los mejores y con un diseño tanto o mas cuidado que el de ASUS.

Las unidades de almacenamiento no son ninguna maravilla, pero no nos equivoquemos, los sistemas RAID 0 en este tipo de unidades estan limitados por el interfaz asi que usar dos no suele tener grandes resultados.

La autonomía es bastante cortita, pero supera al Zephyrus de ASUS, que es su gran contrincante Max-Q

Rinde mejor también en PCMark 10 que el ASUS Zephyrus, el otro portátil Max-Q con GTX 1080 de la comparativa

Este modelo usa un perfil de energía más ajustado para el Core i7-7700HQ, por eso ofrece un resultado un 10% más lento.

Buen rendimiento, pero el Zephyrus nos toma ventaja, aunque por la mínima.

Buenos, hemos recuperado el terreno al Zephyrus en una prueba más exigente.

Volvemos a caer frente al ASUS, pero el rendimiento es sin duda muy bueno. Ambos portátiles son sorprendentes por el rendimiento que logran con el perfil tan reducido que tienen.

Conclusión

Este no es un portátil barato, pero es un gran portátil con un diseño muy estilizado y prestaciones de primera calidad. Esta muy bien trabajado a nivel de materiales, tiene una excelente conectividad, componentes de primer orden y una capacidad grafica de ensueño. Es delicado en el uso del día a día y sus 40dBA a plena carga son asumibles cuando queremos jugar a máxima calidad a los mejores juegos.

Este es sin lugar a duda uno de los mejores portátiles gaming del mercado y, para mí, el mejor portátil gaming que ha lanzado Acer jamás al público general. Lo malo es que tiene un coste mínimo de 2600 Euros y no con esta GTX 1080 sino con una configuración menos exuberante con una GTX 1060 como motor gráfico.

LO MEJOR
Diseño magnífico
Fácil ampliación y mantenimiento
Gran potencia gráfica y de CPU
LO PEOR
Precio muy elevado
  • Producto: Predator Triton 700
  • Fecha: 14/02/2018 0:01:34
Secciones: Portátiles Gaming