AMD RYZEN 3 2200G con gráficos RX VEGA 8

por Antonio Delgado 15/02/2018 6
Procesador
GPU
Socket
Precio
Web
4 núcleos Zen, 4 hilos a 3,5@3,7 GHz
Radeon Vega 8 a 1.100 MHz
AMD AM4
99 Euros
Puntuación de AMD RYZEN 3 2200G en la review:

Introducción

El otro día dimos un completo repaso al AMD RYZEN 5 2400G, una de las primeras APUs de AMD con núcleos Zen y gráficos de arquitectura Vega gracias a las cuales AMD consiguió un producto mucho más capaz que las generaciones anteriores de APUs y que permitía aunar en un único chip un procesador más que capaz con una tarjeta gráfica integrada que asestaba un duro golpe a cualquier gráfica dedicada de entrada.

Junto al RYZEN 5 2400G llegó también otro modelo algo más modesto, el AMD RYZEN 3 2200G, con un precio que se coloca por debajo de la línea de los 100 Euros y que, a pesar de realizar algunas concesiones en CPU y GPU, os adelantamos ya que sigue siendo un claro representante de lo que una APU debería ser.

Especificaciones técnicas

Como decíamos, el AMD Ryzen 3 2200G realiza algunas concesiones respecto de su hermano mayor, el Ryzen 5 2400G, tanto en la parte del procesador como en la parte gráfica.

En la parte del procesador seguimos manteniendo 4 núcleos, pero el número de hilos se reduce desde los 8 del 2400G hasta los 4, es decir que la tecnología SMT de AMD no está soportada en este modelo.

También se ve reducida la velocidad base y Boost de su CPU, pasando a 3,5 GHz de base y 3,7 GHz de Boost respecto de los 3,6 y 3,9 MHz de su hermano mayor.

La parte gráfica también tiene recortes, en concreto pasamos de 11 Unidades de Cómputo RX Vega a 8 Unidades de Cómputo, también con arquitectura RX Vega, mientras que la velocidad de los mismos desciende desde los 1.250 MHz del Ryzen 5 hasta los 1.100 MHz de este modelo.

El resto de características y tecnologías, como SenseMi con el nuevo Precision Boost 2 están también incluidas en este procesador, podéis conocer todos los detalles en la review del AMD Ryzen 5 2400G.

AMD RYZEN 3 2200G

  • Núcleos CPU : 4 Núcleos ZEN y 4 Hilos.
  • Frecuencia CPU: 3,5 GHz base y 3,7 GHz Boost.
  • Caché L3: 4MB
  • Núcleos GPU: 8 CUs Radeon VEGA.
  • Frecuencia GPU: 1.100 Mhz.
  • MHZ DDR4 sin OC: 2.944 MHz en doble canal.
  • 14 nm+ FinFET
  • TDP: 65W.

Equipo de pruebas

El equipo de pruebas que hemos utilizado para probar el Ryzen 3 2200G es exactamente el mismo que en la review del Ryzen 5 2400G para poder compararlos sin variaciones que puedan afectar en los resultados. Por ejemplo, en esta plataforma la velocidad de la memoria es un punto muy importante y que influye directamente en el rendimiento.

Así, seguimos utilizado la placa Gigabyte GA-AB350N GAMING WIFI, con un formato Mini-ITX que es sin duda alguna uno de los formatos donde estas APUs encajan mejor. Le acompañan 16 GB de memoria a 3.200 MHz, el SSD Samsung NVMe 960 Evo de 250 GB, la fuente Seasonic Prime Titanium Fanless y el disipador AMD Wraith que viene de serie con estos procesadores

  • Placa base Gigabyte GA-AB350N GAMING WIFI Mini-ITX
  • Memorias DDR4 2x8 GB G.SKILL FlareX 3.200 MHz
  • SSD Samsung NVMe 960 Evo 250 GB
  • Disipador AMD Wraith de serie
  • Fuente Seasonic Prime Titanium Fanless

Overclock y temperaturas

Un detalle que se agradece de ambas APUs Raven Ridge es que AMD ha permitido realizar overclock de CPU con multiplicador desbloqueado en ambos modelos y también OC en la parte gráfica, ya sea desde BIOS o con la aplicación Ryzen Master de la propia AMD.

Es cierto que con el Ryzen 5 2400G nos encontramos con un límite bastante bajo de overlock estable de CPU que solo nos permitía subir hasta los 3.900 MHz el procesador, lo que suponía una mejora bastante baja ya que esa velocidad u otras cercanas las alcanzaba el modo turbo directamente. Sin embargo, en este Ryzen 3 2200G nos hemos encontrado con que el límite es exactamente el mismo y es posible subirlo hasta los 3.900 MHz de manera estable.

Eso supone una mejora más considerable teniendo en cuenta los 3.500 MHz de base y 3.700 MHz de Boost, y hace que con overclock en más de un test iguale los resultados del Ryzen 5, sobre todo en los que utilizan 4 o menos hilos, ya que luego los 8 hilos del Ryzen 5 siempre tendrán ventaja.

En la parte gráfica también nos hemos encontrado con el mismo límite de 1.500 MHz que podíamos encontrar en el Ryzen 5, solo que en esta ocasión el overclock real es mayor al pasar de 1.100 MHz hasta 1.500 MHz (el Ryzen 5 pasaba de 1.250 a 1.500 MHz).

Aun así, la RX Vega del Ryzen 3 tiene 8 unidades de cómputo contra las 11 del Ryzen 5, por lo que este último siempre tendrá ventaja. No obstante, hay algunos casos donde el Ryzen 3 consigue acercarse bastante también en potencia gráfica.

Es cierto que estos valores son más complicados de conseguir si se hace OC a la vez a la gráfica y al procesador, pero al final nos quedamos con que el Ryzen 3 2200g nos permite jugar bastante más con el overclock y conseguir mejoras mayores de rendimiento en referencia a sus valores base.

Con el disipador de serie las temperaturas no han supuesto ningún problema, ni con overclock ni sin el, manteniéndose ligeramente por debajo de las que conseguíamos con el Ryzen 5. De hecho mientras ese procesador con overclock y test gráficos pesados alcanzó los 86 grados, el Ryzen 3 2200G nunca pasó de 77 grados.

Rendimiento y juegos

La batería de test a la que hemos sometido al Ryzen 3 2200g es similar a la que pasamos al Ryzen 5 2400g y los resultados, salvo alguna curiosidad, son los esperados.

En el test de un solo núcleo del CineBench podemos ver que la arquitectura es exactamente la misma y que el Ryzen 3 consigue un rendimiento muy similar al Ryzen 5, de hecho la pequeña diferencia que hay sin overclock es debida a los 200 MHz menos de boost que tiene el Ryzen 3 y cuando realizamos overclock a los dos a 3.900 MHz los resultados son prácticamente iguales.

En Geekbench la diferencia es algo mayor aún con overclock.

 

Si pasamos a los test multinúcleo podemos ver como el Ryzen 3 2200G con sus 4 hilos no es rival para el Ryzen 5 2400G con el doble de hilos de ejecución, aún con overclock a la misma velocidad, el Ryzen 3 queda alejado de su hermano mayor, pero sigue superando sin problemas, incluso doblando, a las APU de generación anterior como la A10-7850K.

Curiosamente en GeekBench multicore los resultados se igualan bastante más.

 

Pasando ahora a las pruebas donde entra en juego la potencia gráfica, podemos ver como en el test OpenGL, el Ryzen 3 ofrece unos resultados bastante superiores a la generación anterior de APUs e incluso con overclock de 1.500 MHz en la GPU consigue acercarse bastante al Ryzen 5.

La capacidad de cómputo OpenCL del Ryzen 3 2200G en geekbench nos da unos resultados bastante acercados a lo que podríamos esperar. De serie queda bastante por debajo del Ryzen 5 2400G al tener 3 CUs gráficos menos y una velocidad más lenta, pero si subimos esa velocidad hasta los 1.500 Mhz, podemos superar al Ryzen 5 de serie sin mucho problema.

En 3DMark, los resultados son los esperados, por debajo de su hermano mayor con y sin OC pero muy por encima de la generación anterior. Aunque en el Time Spy con DX12 el Ryzen 3 se atreve a acercarse al Ryzen 5.

En juegos hemos probado el League of Legends, DOTA II y Fornite. Hemos dejado fuera el PUBG porque es un juego con serios problemas de optimización y si con el Ryzen 5 ya había que reducir al mínimo el detalle y resolución para tener algo más o menos jugables, con el Ryzen 3 no tendría sentido intentarlo sin una gráfica dedicada.

Podemos ver que el League of Legends no es un reto para el Ryzen 3 2200G, tenemos una media de 127,2 FPS a 1080p con el máximo nivel de calidad gráfica.

Tampoco es un reto el DOTA 2, que con calidad Ultra a 1080P mantiene una media de 50,8 FPS Deberemos bajar algo el nivel de talle para conseguir los ansiados 60 FPS, pero no es un juego que tampoco requiera dosis de FPS demasiado altas, además no se han notado ninguna bajada de rendimiento que suponga alguna molestia ni ralentización.

El fornite, algo más exigente, y sí que necesita bajar a 720p si queremos mantener tasas por encima de los 60 FPS, pero aún con detalle medio podremos conseguir una media de 68,67 FPS.

 Con todos estos resultados podemos concluir que, en rendimiento, el Ryzen 3 2200G ofrece lo esperado en relación a su hermano mayor, pero hay que destacar que con overclock en más de una situación consigue situarse muy cerca del Ryzen 5 2400G, y todo ello con un precio 60 Euros más barato (99,99€ contra 159,99 Euros)

Análisis y Conclusión

El Ryzen 3 2200G mantiene la esencia del Ryzen 5 2400G, una APU con todas las de la ley, con un rendimiento de CPU suficiente para la gran mayoría de tareas que podamos realizar con un ordenador, incluyendo juegos, acompañado de una gráfica que nos sacará las castañas del fuego en más de una ocasión sin necesidad de malgastar espacio o energía con una gráfica dedicada de gama de entrada.

Este procesador cuesta 99,99 Euros actualmente en España, 60 Euros menos que los 159,99 Euros que cuesta el Ryzen 5 2400G, y nos hemos quedado con la sensación de que el ahorro de precio compensa con creces la pérdida del SMT que nos deja con 4 núcleos y 4 hilos en vez de con 4 núcleos y 8 hilos, y también de la pérdida de las 3 CUs Vega de la parte gráfica.

Es cierto que en entornos donde se utilicen más de 4 núcleos/hilos el Ryzen 5 2400G tiene ventaja, y que sus mayores velocidades y capacidades gráficas le dan aún más ventajas en  juegos y aplicaciones que tiren de GPU pero, a cambio, el Ryzen 3 2200G nos ofrece un precio considerablemente más económico y con una capacidad de overclock respecto de su velocidad base bastante superior con la que podremos ponernos al nivel del Ryzen 5 2400G en más de una situación.

Al final, habiendo visto el buen desempeño de ambos chips Raven Ridge, la gran pregunta es ¿Ryzen 5 2400G o Ryzen 3 2200G?

La respuesta no es sencilla y depende de las necesidades de cada usuario, lo que está claro es que ambos procesadores son más que suficientes para tareas domésticas o de oficina comunes, si necesitamos más rendimiento en multinúcleo el Ryzen 5 ofrece el doble de hilos y sería la opción a escoger, pero por lo demás el rendimiento de 1 a 4 hilos es similar y se iguala si realizamos overclock.

Para tareas que requieran más potencia gráfica sin irse a una dedicada, como  en juegos, el Ryzen 5 2400G tiene más velocidad de GPU (1.250 MHz) y 11 unidades de cómputo contra los 1.100 MHz y 8 CUs del Ryzen 3, por lo que siempre tendrá más ventaja el Ryzen 5 y tanto éste como el Ryzen 3 pueden subir a los 1.500 MHz, por lo que el ganador en ese caso sería el Ryzen 5.

Al final, si queremos un extra de rendimiento gráfico o para tareas de más de 4 hilos, el Ryzen 5 2400G sería la mejor opción, pero si lo que buscamos es simplemente un ordenador compacto, versátil y capaz, con rendimiento más que suficiente para multimedia  y algún que otro juego puntual, el Ryzen 3 2200G ofrece una mejor relación rendimiento/precio en comparación.

LO MEJOR
Bastante más económico que el Ryzen 5 2400G
Excelente relación rendimiento/precio
Capacidad de overclock relativa superior a su hermano mayor
CPU de cuatro núcleos muy capaz
Sin problemas para ejecutar juegos eSPORTS
Temperatura y consumo contenido
LO PEOR
Pierde 4 hilos al no contar con SMT
  • Producto: AMD RYZEN 3 2200G con gráficos RX VEGA 8
  • Fecha: 15/02/2018 18:40:21
Secciones: Procesadores