Corsair Carbide SPEC-OMEGA RGB

por Javier Rodríguez 08/05/2018 3
Formatos soportados
Materiales
Tamaño
Precio
Web
ATX, Micro-ATX, ITX
Chapa SECC, ABS y Cristal templado
495mm x 232mm x 516mm
159 Euros
Puntuación de Corsair Carbide SPEC-OMEGA RGB en la review:

Introducción

La serie Carbide SPEC de Corsair es una buena combinación entre precio y tamaño, con acabados de gama media. Los precios agresivos se combinan con un tamaño bastante compacto, una funcionalidad interior que busca las tendencias más actuales y un precio competitivo, aunque en este modelo quizás se haya superado ampliamente el rango de precios que Corsair acostumbraba para esta serie. Ahora veremos si todas estas mejoras que dice introducir justifican un precio cercano a los 150 Euros.

Personalmente la idea de una caja bastante compacta y ligera, con buenos acabados, lateral de cristal templado, conectividad rediseñada y un potente y versátil sistema de iluminación RGB ya me dan la impresión de que han cambiado bastantes cosas desde la última Corsair SPEC que probé hace ya algunos meses.

Especificaciones técnicas

Diseño y conectividad

Las cajas SPEC de Corsair siempre han buscado reducir el tamaño y también el peso del sistema sin dejar de lado el poder montar placas base ATX completas, sistemas de refrigeración líquida, un buen flujo de aire interior y capacidad de almacenamiento bien diversificada. Lo que viene a ser una caja adaptable a cualquier necesidad y, aunque el diseño siempre nos ha parecido moderno y arriesgado, ahora parece que se han refinado las formas y corregido algunos problemas.

Detalle de la modularización de la caja. Ambas cubiertas se pueden quitar para dejar un acabado completamente diáfano.

Naked!

La Corsair Carbide SPEC-Omega RGB, también su modelo sin RGB, son una buena clara al modelo original que abrió esta nueva serie en el catálogo de Corsair. La Omega es una SPEC Alpha readaptada a las necesidades del momento y eso significa interesantes mejoras en muchos aspectos del diseño y una ruptura clara sobre el modelo más barato de la serie, la SPEC-04, que probamos hace algunos meses y, aun siendo notablemente más económica, nos dejó mucho peor sabor de boca.

Detalle del frontal, que también tiene una lámina de cristal templado.

Aunque exteriormente las formas son las mismas, lo cierto es que la caja ha cambiado mucho durante estos meses y lo ha hecho para bien. No me refiero tanto a la introducción de bonitos elementos como los paneles de cristal templado en el frente y lateral, sino también a la estructura interna de la caja.

La Corsair SPEC-Omega RGB es completamente desmontable, me encanta el detalle del conector para la franja de leds RGB del frontal, de este modo podemos desmontarlo completamente.

La Corsair SPEC-Omega RGB tiene ahora zonas compartimentadas dentro de la caja, reduciendo el número de unidades de 3.5” disponibles, y aislando fuente de alimentación y discos del resto del PC. El frontal sigue contando con una gran ventilación, el techo sigue dando bastantes posibilidades de ventilación y las unidades de 2.5” situadas detrás de la chapa de apoyo de la placa base también se han recolocado en una posición bastante más inteligente, aunque se pierde también un punto de anclaje. Luego veremos si lo restante es suficiente en la sección que dedicamos siempre al almacenamiento en este tipo de “reviews”.

El lateral de cristal templado esta tintado en negro, para mejorar el contraste de nuestros componentes en su interior.

La Corsair SPEC-Omega RGB la podremos encontrar en dos colores, con precios similares, siendo las alternativas el blanco y el negro, aunque el interior siempre lo encontraremos pintado en negro mate.

El frontal dispone de dos conexiones es de tipo USB 3.0 tipo A, ninguna de tipo, los botones habituales de encendido y reset, las conexiones de audio habituales y los leds de funcionamiento y actividad de disco se integran también en los botones antes mencionados. El frontal está bien situado, en el frontal de la caja y en la zona superior, lo que es un retorno al modelo original sobre la nefasta colocación lateral que vimos en la SPEC-04.

La estructura combina el acero SECC de 0,8mm de espesor con el cristal templado de 4mm de espesor y acabados en plástico. Las zonas de entrada de aire tienen una chapa microperforada como protección y es una caja fácil de desmontar completamente donde si echamos en falta algún filtro anti-polvo más accesible.

Corsair incluye una llave allen para poder abrir y cerrar el lateral de cristal templado.

Tiene unas dimensiones de 495 de largo, 232mm de ancho y 516mm de alto. Es una caja bastante compacta pero que, como veremos también después, tiene una buena capacidad interior y espacio para todo tipo de configuraciones incluidas las que añadan refrigeración líquida a la ecuación.

Las entradas de aire usan chapa microperforada, pero solo la entrada para la fuente de alimentación tiene filtro anti-polvo.

Almacenamiento

En la nueva Corsair SPEC-Omega RGB encontraremos espacio para cinco unidades de almacenamiento tradicionales que podemos añadir a las que tenga integradas nuestra nueva placa base.

Tiene capacidad para tres unidades de 2.5” que se instalan en módulos extraíbles situados detrás de la placa base, fuera de la visión de la zona principal de componentes. Modelos anteriores contaban con hasta cuatro puntos de fijación para este tipo de unidades, pero creo que, aun perdiendo capacidad para una unidad, ahora están mejor dispuestas y son más fáciles de montar y mantener.

Las bahias de 2.5" también tiene un sistema de montaje sin herramientas, con un muelle que estrae la unidad cuando la desbloqueamos.

A estas unidades de 2.5” podemos sumar otro módulo de discos, para unidades de 3.5” que se sitúa en la base de la caja, en la zona de la fuente de alimentación. Tiene espacio para dos unidades de 3.5”. Todas las bahías, incluidas las de 2.5” tienen montaje sin necesidad de herramientas.

El módulo para unidades de 3.5" es fácilmente extraíble, sin herramientas, como su sistema de montaje de discos.

El conjunto nos ofrece un total de 5 unidades de almacenamiento que creo que es más que suficiente para un ordenador moderno que normalmente suele confiar ya el almacenamiento para el sistema a unidades M.2 integradas en la propia placa base. Con esta configuración podemos añadir algo de almacenamiento masivo más económico o unidades SSD SATA con facilidad y en un número más que suficiente. La mejora está en tener una caja más despejada y mejor ventilada.

Es una caja para placas base ATX con siete slots de ampliación, no tiene posibilidad de montaje de tarjetas en vertical.

Refrigeración

Siendo una caja compacta, la Corsair SPEC-Omega RGB tiene una configuración de ventilación bastante adecuada. En el frontal podemos instalar hasta tres ventiladores de 120mm, dos de 140mm, y en el techo podemos instalar hasta dos ventiladores de 120mm. La zona posterior también tiene espacio para un ventilador de hasta 120mm de diámetro.

Detalle del ventilador posterior instalado de serie. Podemos ajustarlo en altura, pero no admite ventiladores de 140mm.

Todas estas zonas son susceptibles también de ser utilizadas como puntos de fijación para refrigeración líquida. En el frontal podemos instalar radiadores de hasta 360mm, en el techo de hasta 240mm (tendremos que usar memorias de bajo perfil), y en la parte posterior de hasta 120mm.

El único filtro para ventiladores esta para la entrada de aire de la fuente de alimentación.

La caja está dividida en dos zonas de ventilación que separa, con bastante éxito, la zona de fuente de alimentación y unidades de 3.5” del resto de componentes. Ambas zonas reciben ventilación desde el frontal de la caja.

El otro ventilador esta en el frontal. Ambos tienen un conector independiente para el motor, la iluminación va por otro cable, así que podemos pararlos completamente y seguir teniendo iluminación RGB.

Con la caja recibiremos dos ventiladores RGB tipo HD120 de Corsair. Este ventilador está diseñado para ofrecer una iluminación espectacular con capacidad RGB. Tiene un marco completamente acrílico, material homogeneizador de iluminación en las aspas, pero también cuida el anclaje con zonas almohadilladas que limitan el ruido por vibración.

Podemos montar una buena cantidad de ventiladores en esta caja, con un máximo de 140mm de diámetro.

Entre sus prestaciones encontramos la capacidad de regulación mediante PWM y una frecuencia regulable entre las 800 y las 1750rpm. Produce un máximo de 30dBA a su frecuencia de trabajo más elevada. La caja monta dos de estos de serie, uno en el frontal y otro en la zona posterior de la caja. Ambos son controlables mediante el sistema integrado en la caja, que es el sistema de conexión estándar que Corsair dispone para todos sus componentes compatibles con RGB y que también podemos controlar desde Windows, o conectar a nuestra placa base.

Iluminación

Como su nombre indica esta caja está diseñada para ofrecer un buen soporte de iluminación con capacidad RGB. Para ello confía en dos elementos principales y en la posibilidad de añadir más de estos elementos según el gusto o las necesidades del usuario centralizando todos los esfuerzos en un mismo ecosistema compatible con una gran variedad de componentes y periféricos de la marca.

Estos dos elementos que mencionábamos son, primero, los leds de iluminación integrados en el frontal y también en los ventiladores que vienen de serie con la caja. Tiene un total de 30 leds en el frontal, más los que añaden los ventiladores, y todos son controlables mediante el segundo elemento del conjunto, el controlador Lighting Node Pro que unifica la gestión de la iluminación, que permite añadir elementos extra como nuevos ventiladores compatibles, o tiras de led, y que nos conecta al PC mediante USB para que podamos controlar todo el sistema mediante el software Corsair Link 4.

La Corsair SPEC Omega RGB trae preinstalado el sistema Lighting Node Pro de Corsair, compatible con Corsair Link.

Corsair Link permite el control de múltiples dispositivos, actualiza la electrónica de los mismos, y nos da acceso a una gran cantidad de efectos, algunos incluso útiles, como colorear nuevos ventiladores según la temperatura de alguno de los sensores de nuestro ordenador.

Esta caja trae instalados todos elementos para un montaje rápido y bien organizado. Este montaje requiere de dos elementos, un controlador principal y un concentrador para ventiladores. Ambos están perfectamente conectados de serie en la caja y nos organiza perfectamente el cableado extra que requiere un control independiente de la iluminación de los ventiladores y del propio motor del ventilador. Con este sistema podemos tener el ventilador parado y seguiremos teniendo iluminación RGB en ellos. Con este montaje podemos dar vida hasta seis ventiladores, o doce si añadimos un concentrador de ventiladores adicional.

Corsair Link 4 nos ofrece efectos combinados y fluidos entre todos los leds del sistema, tanto en la tira instalada en el frontal, como en cada uno de los cuatro leds RGB de cada ventilador. Los efectos son variados, incluso útiles si usamos algún modo de monitorización de temperatura, y es muy fácil de usar combinando efectos entre los diferentes componentes.

La pena es que este potente sistema de iluminación no usa conectores estándar RGB así que no podremos tomar el control desde, por ejemplo, nuestra placa base con soporte RGB.

Montando un PC completo

Esta es una caja bastante limitada por su tamaño, pero no es para nada una caja incomoda de montar. Es completamente desmontable y buena parte de los elementos más tediosos de montar, como el cableado, que está bien canalizado, aunque el tamaño de la caja no favorece este tipo de gestión, suerte que la popularización nos permite esconder bastante cableado.

No hay mucho margen para montaje de refrigeración en el techo de la SPEC Omega RGB, pero si para ventiladores y para realizar un montaje sin problema alguno.

Podemos montar en ella placa base de tamaño ATX, o cualquier formato más reducido, y tiene buenos espacios interiores con capacidad para fuentes de alimentación de hasta 190mm de largo, graficas de hasta 370mm de largo o disipadores convencionales de hasta 165mm de alto.

Para gestionar cableado tampoco es la mejor caja que he probado, pero se deja.

Cada centímetro esta aprovechado, para atornillar las tarjetas tenemos que pasar el destornillador por uno de los marcos de sustentación del panel de cristal templado.

El montaje es cómodo y los acabados son perfectos, con una mejora importante sobre nuestra última experiencia con la gama SPEC. Su lateral de cristal templado, su potente sistema de iluminación y los espacios abiertos, hacen de ella una caja muy moderna, que ofrece unos acabados de gran calidad. Yo he aprovechado para montar un AMD Ryzen 2700, con su disipador de serie, y creo que los acabados son perfectos, aun usando su ventilación convencional.

Nosotros hemos realizado un montaje completamente diáfano, nuestra fuente es pasiva y requiere buena ventilación.

La caja completamente acabada y encendido su sistema de iluminación.

El precio, sin embargo, es un aumento notable sobre la Corsair SPEC-Omega RGB de cristal templado, casi 50 Euros más de precio con impuestos, 159 Euros será su precio oficial, lo que es una suma importante a añadir por tener este tipo de iluminación. Tenemos que tener mucho interés en ella para pagar este plus importante en el precio.

Detalle del ventilador frontal a través del panel frontal con el logo de Corsair grabado en el cristal.

LO MEJOR
Buenos acabados, con un excelente panel de cristal templado
Potente y versátil sistema de iluminación RGB
Diseño compacto
Fácilmente desmontable y modular
LO PEOR
Menos espacio para cableado del que nos gustaría
El sistema RGB de Corsair no permite colaborar con el de la placa base
El único sitio donde montar un radiador cómodamente es en el frontal.
  • Producto: Corsair Carbide SPEC-Omega RGB
  • Fecha: 08/05/2018 7:33:07
Secciones: Cajas de Ordenador