Review AMD Ryzen 5 2600

por Javier Rodríguez 13/06/2018 3
Arquitectura
Socket
Memoria
Precio
Web
Zen+ 12nm FinFET
AM4 1334
DDR4 doble canal 128-Bit
189 Euros
Puntuación de AMD Ryzen 5 2600 en la review:

Introducción

Como el Ryzen 7 2700 que probamos hace algunos días, el Ryzen 5 2600 es un procesador con una menor necesidad de refrigeración, 65w TDP, lo que significa también que es más versátil para su instalación en máquinas más compactas y, como no, también reduce los consumos normales en casi un 50% sobre los modelos más potentes como el Ryzen 5 2600X con el que comparte buena parte del diseño y las prestaciones.

Es también el modelo más económico de la gama Ryzen 2000 de AMD y puede montarse en cualquier placa base con soporte para AM4+ con la debida actualización de bios. Sus 190 Euros de coste, sumados a la placa base adecuada, pueden ser una gran opción de compra para el que busca ajustar su presupuesto. Eso manteniendo un gran número de núcleos e hilos de proceso que lo convierten en una buena herramienta para la multitarea.

Las mejoras en la arquitectura Zen+

El primer cambio importante, incluso para ser una fase de actualización, lo encontramos en la reducción del proceso de fabricación. Estos nuevos procesadores disfrutan de un proceso FinFET tridimensional de 12nm, una mejora importante sobre los 14nm, que permite a AMD aumentar la eficiencia o aumentar la frecuencia de trabajo, y el overclocking, en estos nuevos procesadores.

AMD ha optimizado la unidad de control de memoria DDR4 integrada en este procesador para lograr, en combinación con los nuevos chipsets, menores latencias en memorias de alta velocidad preparadas para ello y también menores latencias en sus tres niveles de cache con hasta un 34% de mejora en su cache de segundo nivel y un 16% en su cache de tercer nivel, la que comparten todos los núcleos del procesador.

La mayor eficiencia también ha permitido a AMD desarrollar su tecnología Precision Boost 2 con mejor sustentación de las frecuencias turbo de los diferentes procesadores de la nueva gama. Frecuencias que también son más elevadas que en los modelos de la generación anterior.

AMD mantiene integración del IHS (Integrated Heat Spreader) mediante soldadura, solo dejando la gama más baja de sus APU con contacto por pasta térmica. Es algo que los overclockers agradecen ya que Intel hace tiempo que dejo de escuchar a sus clientes y han hecho oídos sordos a las críticas sobre sus procesadores para overclocking, que montan casi toda pasta térmica. También se mantiene la disponibilidad de multiplicador liberado en toda la gama Ryzen, con mejoras específicas para los modelos X.

AMD también ha añadido mejoras en su aplicación Ryzen Master, con una nueva versión 1.3, y ha introducido nuevos disipadores. El Ryzen 5 2600 viene de serie con una de las versiones más básicas de los disipadores de AMD, el Wraith Stealth, que no es nuevo y que, por otro lado, nos ha reportado una gran experiencia de uso con un montaje sencillo, sobre la chapa de soporte que viene en todas las placas AM4+ y con unos niveles de ruido muy ajustados, por debajo de los 38dBA en pruebas de estrés sin overclocking.

Estos nuevos procesadores serán compatibles con todos los chipsets de socket AM4 disponibles en el mercado, los diferentes fabricantes ya trabajan en las actualizaciones de bios adecuada y AMD mantendrá su programa de préstamos de CPU para poder flashear tu placa base y adaptarla a los nuevos procesadores.

Estas son sus diferentes especificaciones, como veréis en ellas hay diferencias de consumos, núcleos y frecuencias. Me alegra ver que AMD sigue apostando por consumos ajustados de 65w en sus gamas de seis y ocho núcleos, como bien demuestra el modelo que probamos hoy.

Ryzen 5 2600

Me gustan mucho los procesadores que reducen coste, mantienen número de núcleos y también reducen consumo. Sin duda lo hacen a costa de velocidades de trabajo más reducidas, como es el caso del Ryzen 5 2600, pero la agilidad de un procesador de muchos núcleos queda patente, aunque tengamos 300 o 400MHz menos de frecuencia base.

Este es el caso del Ryzen 5 2600 con respecto a su hermano mayor el Ryzen 5 2600X. Este procesador reduce consumos, reduciendo la frecuencia base de trabajo, pero nos mantiene una estructura de seis núcleos con doce hilos de proceso en total. Su competencia más directa es el Core i5-8500 de Intel. Un magnifico procesador que tiene un precio muy similar, rondando los 200 Euros, pero que tiene solo seis núcleos de proceso, sin Hyperthreading, dejando al AMD con bastante más capacidad de multitarea por un precio similar y un diseño térmico idéntico.

El proceso de fabricación FinFET de 12nm de este modelo le permite trabajar con frecuencias turbo de 3.9GHz y frecuencias base de 3.4GHz. La frecuencia turbo, como ya sabéis, se sustenta en la capacidad de refrigeración del procesador y su perfil térmico así que está claro que encontraremos en este modelo una diferencia sustancial de rendimiento con respecto al modelo 2600X.

Este modelo tampoco soporta la tecnología XFR de AMD por lo que no está pensando para aumentar su frecuencia de trabajo por encima de las especificaciones por buena que sea la refrigeración que usemos con él. Si cuenta con el resto de elementos y la verdad es que sustenta bastante bien su frecuencia turbo en dos núcleos cuando se le pone a prueba.

El disipador de serie tampoco tiene la misma capacidad de refrigeración que el que instala AMD en otros modelos, pero sí que contamos con un multiplicador completamente liberado por si queremos explorar las capacidades de overclocking del procesador con todos los medios disponibles en los modelos más caros y potentes de la marca.

Capacidad de overclocking, ruido y refrigeración

No hemos encontrado grandes diferencias en este modelo con respecto a otros de esta misma gama que hemos podido probar de AMD. Los resultados de overclocking son similares, y seguramente no es un procesador donde explorar los límites de la gama, pero si puedo adelantaros que trabaja bien hasta 4100MHz sin necesidad de aumentar el voltaje.

Es algo más de lo que ofrece el modo turbo del procesador, lo sostiene en el tiempo y la mejora de rendimiento general es interesante. Aumenta un 10-15% el rendimiento sobre las frecuencias de serie que AMD establece para este modelo.

El ventilador de serie no está muy pensando para estas frecuencias sostenidas, pero las soporta. El problema es que las temperaturas aumentan por encima de los 80 grados, aunque el procesador está diseñado para trabajar hasta 95 grados. AMD diseña estos modelos para soportar más estrés térmico y permitir a los integradores añadirlos en sistemas más compactos.

El ruido también supera los 45º grados cuando lo estresamos a estas frecuencias así que lo mejor es, si quieres hacerle trabajar por encima de los 4GHz, es que busques un buen sistema de refrigeración líquida, bueno, pero tampoco nada extraordinario en precio. Nosotros lo hemos hecho y estos son los resultados.

La temperatura en estrés es de 74 grados, y el resultado de rendimiento muy interesante. El procesador sostiene el overclocking sin problemas a estas temperaturas. Esta diseñado para trabajar hasta 95 grados sin necesitar sistemas de protección como la reducción de voltaje o frecuencias. 

Rendimiento

Sisoft Sandra. Aritmética

Sisoft Sandra. Multimedia

Sisoft Sandra. Ancho de banda memoria

Cinebench R15 1xCPU

Cinebench R15 SMP

Handbrake X. Menos es más

Geekbench 4 Single CPU

Geekbench 4 SMP

Pruebas en juegos con Geforce GTX 1080 Ti

Análisis y conclusión

Cada día estoy más convencido que buscar soluciones de menos consumo, en todos los ámbitos del PC, es una buena idea. Actualmente tenemos procesadores como este, tarjetas gráficas eficientes, unidades de almacenamiento minimalistas…todo lo necesario para tener sistemas más compactos, que requieran menos energía, pero que mantengan unos niveles de rendimiento y, casi más importante, de multitarea muy elevados.

En este concepto informático sin duda entra este procesador, el interesante Ryzen 5 2600, una placa base de coste medio, aunque nosotros hemos usado una X470 para sacarle todo el potencial de overclocking, una cantidad de memoria adecuada y una gráfica que nos permita mover juegos a resoluciones medias en monitores con frecuencias de actualización moderadas, siempre y cuando nos guste jugar.

A mi este procesador me encaja perfectamente en esa idea, con sus doce hilos de proceso, pero sin duda hay otras alternativas interesantes en el mercado y creo, hoy por hoy, que este procesador bajara de precio sustancialmente en los próximos meses. Un buen procesador, pero que merece la pena que esperemos algo por él. 

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

LO MEJOR
12 hilos a un precio accesible
Perfil de consumo bajo, perfecto para sistemas compactos
LO PEOR
Niveles de overclocking reducidos, como el resto de sus hermanos
  • Producto: AMD Ryzen 5 2600
  • Fecha: 13/06/2018 19:52:13
Temas Relacionados: Procesadores AMD AMD RYZEN 2