Intel Core 2 Extreme QX6850 a 4.6GHz

por Azrael86 12/08/2007 ...
Puntuación de Intel Core 2 Extreme QX6850 en la review:

Introducción

Introducción

Este articulo será una guía práctica de cómo sacar el máximo partido a un procesador extreme edition de cuatro núcleos de Intel. Para ello usaremos el último procesador lanzado dentro de esta gama, el Core 2 Extreme QX6850. Un procesador de cuatro núcleos con bus 1333 y 3GHz de frecuencia real. El máximo exponente de Intel en cuanto a rendimiento y también uno de los mejores procesadores para hacer overclocking.

Intel Core 2 Extreme QX6850.

Este procesador será el mayor exponente de rendimiento de Intel hasta que a finales de año comiencen a aparecer los primeros Extreme edition con arquitectura Penryn y núcleo Wolfdale. Estos nuevos procesadores vendrán ya con un proceso de fabricación de 45nm y mejoras en cuanto a su arquitectura interna. Hasta la llegada de estos procesadores el rey de los 65nm es el QX6850. Dispone de 4 núcleos, pareado dos a dos, con 8MB de cache y una frecuencia de trabajo de 3GHz con un bus frontal de 1333MHz Quadpumped o 333Mhz reales.

La ventaja practica de los QX6850, como cualquier otro de la gama Extreme, en cuanto a overclocking se refiere no es que sean más rápidos ni tengan más cache, ni tan siquiera que vengan con frecuencias más elevadas. Lo que nos ofrece los 1000€ que pagamos por un procesador de este tipo es la libertad de poder usar el multiplicador que nos de la real gana. No hay limitaciones, solo las que el propio procesador nos marque, así que podemos jugar al overclocking con todos los ases en nuestra mano ya que podremos optar por buses altos o buses reducidos y subir los multiplicadores, a gusto del consumidor.

Antes de comenzar hay que aclarar algunos conceptos. Muchas veces se habla, casi incluso he podido leer en muchos foros, que un overclocking sin bus elevado no es un overclocking decente. Lo cierto es que lo que al final nos ofrece el rendimiento es la frecuencia final del procesador y si podemos o debemos elegir entre menos bus y lograr frecuencias más elevadas entonces la elección siempre debe ser más frecuencia. El rendimiento siempre será mayor y esa es precisamente la ventaja de poder subir el multiplicador de nuestro procesador ya que podemos limitar el bus a frecuencias normales, evitarnos problemas con el chipset y/o las memorias y conseguir rendimientos sorprendentes. Si conseguimos esto mismo con buses elevados pues mejor que mejor pero si no es mejor siempre elegir más frecuencia de proceso.

Nuestro record actual con procesadores de cuatro núcleos ronda los 4.2GHz, es el momento de que le demos caza y lo superemos con creces. Para ello haremos uso de todas las armas de que disponemos con la única intención de lograr las mayores frecuencias posibles. Todo ello intentando que nuestra solución pudiera convertirse en una máquina de uso, no de fotografías o capturas de frecuencias o de benchmarks rápidos sino una máquina que pueda ser estable, no para un uso de 24 horas pero si para disfrutarla sin miedos.

Las variables más importantes

Las variables más importantes.

Hay dos variables fundamentales a la hora de conseguir un buen overclocking. Por un lado tenemos el procesador, que siempre es una lotería aunque elijamos el mejor modelo o la mejor serie o step disponible y por otro lado la temperatura. Para mi estas son las dos variables más importantes que hacen que un overclocking llegue al punto que queremos o no. La variable del procesador es difícil controlarla a no ser que podamos probar varios procesadores hasta encontrar el más viable o también podemos elegir el procesador que más se ajuste a nuestro concepto de overclocking eligiendo modelos para mucho bus frontal o para mucho multiplicador y buses menos elevados. Lo bueno del Extreme Edition es que al no tener multiplicador definido es un procesador todo terreno, podemos usarlo para buses elevados, si es que se deja, o para multiplicadores elevados.

La temperatura es algo más difícil de controlar, mas aun en procesadores de cuatro núcleos así que si queremos resultados realmente elevados entonces deberemos echar mano de sistemas de refrigeración más elaborados. El agua puede ser una solución pero si buscamos resultados sorprendentes entonces deberemos optar por intercambio de fase, el hielo seco, o algún otro refrigerante liquido tipo nitrógeno o similar. La desventaja de estos dos últimos sistemas, aun siendo realmente efectivos, es que no son sistemas para uso constante sino para tiempos cortos, si queremos algo estable y duradero la mejor opción es el intercambio de fase y nosotros hemos elegido la solución comercial Vapochill de Asetek para nuestras pruebas.

Este sistema permite mantener un procesador de cuatro núcleos como este de Intel en temperaturas bajo cero pero evitando la condensación y regulando su potencia para estabilizar la temperatura. Esto nos ofrece un sistema estable, bastante potente, donde la variable de la temperatura seguirá siendo la más importante pero la habremos reducido bastante en su valor y por tanto nos dejara subir en el resto. Pero la temperatura no solo ataca en el frente del procesador, si nuestro objetivo es hacer un overclocking con bus elevado entonces la temperatura nos atacara por otros frentes como el chipset y las memorias. Lo importante no es que esto ocurra sino saber que ocurre para que nuestros objetivos a la hora de plantearnos un overclocking elevado sean realistas. Nosotros para cubrir este frente, para atacar tanto en buses elevados, aunque no tenemos muchas esperanzas al tratarse de un quadcore, hemos usado un sistema de refrigeración por agua externo solamente dedicado al puente norte, las memorias, de disipadores grandes, las refrigeramos activamente con un ventilador de 120mm colocado justo a su nivel. De este modo tendremos bastante juego a la hora de subir el bus frontal de nuestro ordenador.

Cubiertos los flancos es hora de atacar al procesador en la práctica pero antes os detallaremos las piezas que hemos usado para nuestro experimento con el QX6850.

Las piezas utilizadas

Las piezas utilizadas.

Una de las desventajas de los procesadores de cuatro núcleos es que no son tan receptivos a los buses frontales elevados así que nos hemos centrado en usar una placa base bastante corriente y barata como es una P5N32-SLI Plus, con chipset 650 SLI de Nvidia, ya que nos permitía instalar más cómodamente un sistema de refrigeración por agua para el chipset sin tener que desmontar todo el sistema heatpipe, solo tuvimos que mejorar la disipación de los mosfets ya que parte del heatpipe abarcaba el puente norte del chipset y parte de los mosfets. No es la mejor placa base del mercado ni mucho menos pero como veréis después es más que suficiente para nuestro modo de alcanzar nuestro propio record con este procesador.

En cuanto a memorias hemos usado 2GB, en dos módulos de 1GB, de memoria OCZ FlexXLC 9200 y alimentamos al conjunto con una fuente OCZ GameXtreame de 850W. La tarjeta grafica será el punto más débil del PC ya que nos conformamos con una Palit 8600GT con 256MB. Lo suficiente para ver la imagen en la pantalla. Con todo esto nos ponemos manos a la obra.

Lo primero es comprobar de qué opciones disponemos y plantearnos un "plan de ataque". Leer ayuda a conocer lo que tenemos entre manos y una vez conocidas las limitaciones de nuestro hardware deberemos actuar para evitar esas limitaciones. Aquí es donde agradecemos el disponer de un hardware tan agradecido que hace que llegar a limites altos sea muy sencillo y solo tengamos que preocuparnos por ese tramo final donde se marcan las diferencias entre un overclocking excelente y uno sorprendente.

Ninguna de nuestras piezas ha recibido modificación alguna a nivel de hardware ni de software así que los resultados que nosotros logramos son a partir de piezas comerciales como las que puedes comprar tu en cualquier tienda. La única excepción es el procesador de pruebas que es una versión ES (engineer sample) y no somos partidarios de probar este tipo de muestras pero muchas veces la urgencia por probar cosas según salen al mercado nos obliga a no poder obtener muestras comerciales.

La historia de nuestros 4.6GHz

La historia de nuestros 4.6GHz.

Esta parte del articulo va a ser una crónica de cómo hemos optado por una vía para lograr el objetivo que andábamos buscando que era superar nuestros records personales. Los resultados los hemos obtenidos después de una semana de prueba de parámetros MHz por MHz en busca del equilibrio perfecto para lograr superar los 4.4GHz que era nuestro record en la actualidad para procesadores de cuatro núcleos. Nuestra placa no es precisamente lo mejor del mercado pero gracias a ello demostraremos cual es la verdadera grandeza de no disponer de un multiplicador limitado. Es el sueño de cualquier overclocker.

Nuestra vía de trabajo ha sido la habitual. Usar un multiplicador reducido de 8x y ver hasta donde podíamos subir de frecuencias de bus frontal para intentar, como es lógico, conseguir el máximo overclocking de bus y de frecuencia final de procesador. La pena es que nuestra placa, la cual conocemos ya bastante bien, nos limito la frecuencia a apenas 355MHz de bus frontal, en parte es por el uso de un procesador de cuatro núcleos y en parte problema de la placa base. Con un procesador de dos núcleos hemos conseguid cifras más decentes con esta placa de 460MHz de bus frontal pero con los cuatro núcleos pasar de los 350 es una odisea y un problema o una limitación conocida por casi todos los usuarios de esta placa base.

Por suerte nuestro procesador no solo tiene la baza del bus frontal, su multiplicador genérico es de 9x pero podemos aumentarlo como nos plazca así que mediante el uso de un multiplicador de 13x y el bus que ya conocíamos como límite para nuestro procesador las frecuencias pasan de los 3GHz de serie de este procesador a los 4.6GHz con los que superamos nuestro record personal. Para compensar en la medida de lo posible la falta de bus hemos utilizado un divisor positivo en la memoria a bien de aumentar el ancho de banda, el ancho de banda no es fundamental para el buen rendimiento del sistema pero podemos demostraros como si está relacionado con la eficiencia de las aplicaciones capaces de utilizar los cuatro procesadores a la vez, luego hablaremos de ello. Algunos otros datos interesantes de este overclocking es que apenas hemos tenido que tocar voltajes de chipset, debido a las limitaciones de FSB de las que hablábamos antes, pero lo que si hemos subido hasta casi 1.65v reales el el vcore del procesador. Es un voltaje elevado y que no recomendamos pero para este tipo de pruebas normalmente nos permitimos alguna salida de tono. Las temperaturas reales del procesador son difíciles de precisar, Rightmark dice 8º en Windows y la bios marca -22º, ninguna de las dos es precisa así que nos quedaremos con la incertidumbre en este sentido.

Pruebas de rendimiento global

Pruebas de rendimiento global.

Someteremos a este procesador a diversas pruebas de rendimiento dedicadas únicamente al rendimiento del procesador. En ellas analizaremos el rendimiento del procesador y el aprovechamiento de sus cuatro núcleos. Veremos también como los buses pequeños afectan algo al rendimiento general del sistema sobretodo cuando utilizamos los cuatro procesadores al mismo tiempo y en definitiva, conoceremos un poco más el procesador porque él todos los overclockers soñamos.

PMCore y SuperPI.

Este procesador ha conseguido que superemos nuestro propio record en PMcore y SuperPI. Estamos entre los cinco primeros del ranking de Pmcore siendo los primeros con una solución de intercambio de fase estable. Nuestro procesador podría usarse para uso diario y eso para mí es un logro mucho mayor que 500MHz mas de frecuencia que apenas nos duraran el rato de las pruebas, si es que llega viva la placa. Los resultados son excelentes y además parece que compensamos la falta de bus frontal con el uso asíncrono de forma eficiente sacando bastante partido a toda la máquina.

PMcore. Ranking 4 hilos en 10.000 números primos.

Superi PI Mod1.5. Resultado de cálculo de 1M

Sandra y CineBench

Sandra y CineBench.

Sandra es una de las aplicaciones más extendidas para el chequeo de rendimiento sintético de casi todos los componentes del PC. Nos compara con otros sistemas similares así que podemos tener una rápida imagen de como se comportara en líneas generales nuestro ordenador. Para nosotros será fundamental la prueba de ancho de banda de memoria ya que con el bus tan recortado que hemos usado es importante ver si esto será un lastre insalvable o si podremos capearlo con el uso asíncrono de la memoria. Cinebench, a su vez, nos permitirá saber cómo se comportaría nuestro PC renderizando imágenes en 3D pero lo mejor no es su test sintético en si sino el porcentaje de aprovechamiento de usar un solo núcleo o usar los cuatro, eso define muy bien cuál es la eficiencia de trabajo en paralelo de este tipo de procesadores.

Sandra CPU Test. La línea roja es la nuestra.

Sandra Multimedia Test. La línea roja es la nuestra.

Sandra Test de memoria. La línea roja es la nuestra.

Los resultados sintéticos del procesador, CPU y multimedia, de sus unidades de lógica aritmética y cálculo de coma flotante son los esperados. De lo que estamos más sorprendidos, gratamente sorprendidos, es del ancho de banda de la memoria. 7GB/s es un resultado muy interesante para no tener las memorias funcionando de forma síncrona y con un bus relativamente bajo. Como se ve también nuestros resultados dejan a las frecuencias de trabajo tradicionales de este tipo de procesadores por los suelos.

Resultados de Cinebench 9.5.

Cinebench también nos muestra unos resultados muy interesantes ya que son los mejores obtenidos en nuestro laboratorio hasta la fecha y también presentan el mejor aprovechamiento con una décima de porcentaje sobre nuestras pruebas con el QX6700. Es más de lo que esperábamos después del poco bus frontal utilizado pero se ve que el funcionamiento asíncrono gusta a las placas de Nvidia y apenas se nota la diferencia.

PCMark 2005 y 3DMark 2006

PCMark 2005 y 3DMark 2006.

Futuremark son un referente en aprovechar las tecnologías SMP de proceso simétrico o lo que es lo mismo a aprovechar cuantos núcleos tengamos en nuestro ordenador de ahí que para nosotros sean un referente de rendimiento en cuanto a pruebas sintéticas de procesador se refiere. Nos centraremos en sus pruebas relacionadas con el procesador.

Resultados de PCMark 2005 por secciones.

Los resultados son muy buenos tanto en el general, con casi 11000 puntos sin haber utilizado discos duros especialmente rápidos o gráficas de máxima gama, pero más de trece mil puntos en los resultados de CPU y unos aceptables resultados de ancho de banda de memoria no hacen estar muy satisfechos con lo logrado. El PC es totalmente estable y rinde de maravilla.

Resultados de 3DMark 2006.

Cierto es que nuestra ya veterana 7950GX2 no consigue un resultado espectacular pero es que el centro de atención no debe estar en el resultado general de rendimiento 3D sino en el magnífico resultado que nos ofrece en el apartado de CPU con más de 6500 puntos de potencia de procesador. De hecho en buena parte del resultado se ve la influencia de este resultado del procesador sino es muy difícil que una 7950GX2 llegue tan siquiera a estos niveles casi rondando los 11.000 puntos de resultado global. En definitiva estamos contentos con esta nueva revisión del procesador de gama más alta de Intel ya que algo ha mejorado en capacidad de overclocking aunque a nivel de prestaciones no añade nada nuevo ya que cualquier modelo anterior también dispone de su función mas extraordinaria que es la de disponer de un multiplicador liberado.

Conclusión

Nada ha cambiado, los Core 2 Extreme de cuatro núcleos siguen siendo igual de sorprendentes en cuanto a su capacidad de overclocking y a lo que se disfruta con ellos de este tipo de prácticas pero sus precios siguen siendo prohibitivos y eso no va a cambiar. Un procesador de este tipo cuesta unos 1000€ y con eso podemos hacer maravillas en un ordenador completo pero ya se sabe que si se quiere tener algo fuera de lo común normalmente hay que pasar por caja. El QX6850 ha conseguido que superemos nuestros anteriores records como ocurre con cada nueva generación de productos pero lo cierto es que su reinado será corto porque se espera que los procesadores de 45nm, con una revisión interesante del núcleo, vean la luz a final de año y con ellos llegaran nuevos y sorprendentes procesadores de gama Extreme.

Secciones: Procesadores