OCZ Flex XLC 9200. Memoria para overclocking masivo

por Javier Rodríguez 17/09/2007 ...

Introducción

Introducción

Cuando compramos unas memorias de gran velocidad y calidad pensamos en poder sacar mayor partido al ancho de banda de nuestro procesador o de nuestra placa base. Si hablamos de memoria DDR2 las velocidades ya estandarizadas, más que nada por el precio, rondan los 667 o 800Mhz DDR que son en  realidad velocidades de 333 y 400MHz. Con estas velocidades tenemos de sobra para suministrar adecuadamente a cualquier procesador actual, ya sea AMD o Intel, de ancho de banda suficiente para no tener problema alguno de falta de rendimiento por cuello de botella en el bus de memoria. Y si, por tanto, con memorias baratas tenemos suficiente, ¿para qué memorias más caras de alta velocidad?.

Velocidades de DDR2 y que necesitamos realmente.

Una memoria DDR2 del nivel de estas OCZ de las que os vamos a hablar están pensadas por y para los usuarios que buscan niveles masivos de overclocking. Pongamos un ejemplo de un usuario que quiera hacer un overclocking moderado, o ni tan siquiera tocar su PC y dejarlo a velocidades de serie. Los procesadores AMD actuales usan un bus real de 200MHz, los intel de 333MHz reales, cualquier memoria 667 cubrira las necesidades del AMD tanto a nivel normal como de uso asíncrono y le permitirá al usuario llegar hasta los 333MHz reales sin temer porque las memorias puedan ser una limitación. En el caso del Intel con unas memorias 667 tendríamos suficiente para trabajar de forma síncrona y no perder rendimiento, pero si usamos una memorias DDR2 800, que ya están casi o sin el casi, al precio de las 667, podemos aumentar la frecuencia de nuestro procesador hasta un bus de 400MHz que será el próximo salto que promete Intel para sus futuros procesadores.  En un Core 2 Duo de 1333Mhz de bus, usar un bus de 1600MHz, 400MHz reales, supone un salto interesante así que no tenemos porque dejarnos más dinero del normal en las memorias porque no sacaremos ningún provecho tangible de ello. Unas memorias como las que trataremos aquí están pensadas para ir un paso adelante, para hacer overclocking de alto nivel.

Memorias para overclocking masivo.

Si eres usuario de AMD, olvídate de estas memorias porque no son para ti, no les podras sacar partido porque es imposible llegar a aprovechar las frecuencias reales de 575MHz de bus de estas memorias con un procesador AMD. Sin embargo si eres usuario de procesadores Core 2 de Intel, sobretodo y por ahora, de procesadores de dos núcleos y te gusta usar velocidades de bus muy elevadas entonces estas si que son una opción a tener muy en cuenta.

Sus 575MHz de velocidad certificada nos permiten que podamos alcanzar los límites que nos planteemos, por elevados que sean con estos procesadores. Está claro que alcanzar buses frontales de 575MHz requieren un esfuerzo poco común pero  con buses no tan elevados, pero cercanos y uso de modos asíncronos de frecuencia podemos encontrar un magnifico soporte para anchos de banda muy elevados.

Estas memorias de OCZ están pensadas para frecuencias de 575MHz de base, sin ningún tipo de overclocking, por lo que sin miedo a equivocarnos podemos estar hablando de memorias que pueden alcanzar sin tocar voltajes mas de 600Mhz reales. Trabajan a 2.3v pero OCZ garantiza su uso hasta con voltajes de 2.35v, están fabricadas mediante un PCB de 8 capas que garantiza un funcionamiento más estable y duradero. Sus latencias a frecuencias de 1142MHz están cifradas en 5-5-5-18, las cuales no son  ni malas ni buenas, normales y corrientes pero yo soy de los que piensa que las latencias tienen un impacto grave en la estabilidad, cuando las forzamos, y a cambio nos dan un impacto leve en el rendimiento general del sistema.

Entrando en detalles. Disipación con o sin agua

Entrando en detalles. Disipación con o sin agua.

Si algo hace de las Flex XLC las memorias más espectaculares esto es sin duda su disipador. Está orientado a los amantes del overclocking asistido por agua ya que dispone de dos racores, entrada y salida, para que podamos pasar el circuito también por las memorias. Pero si no queremos meternos en camisas de once varas la memoria funciona perfectamente sin meter disipación por agua ya que dispone de un excelente disipador de grandes dimensiones.  Sinceramente dudo de la efectividad del sistema de agua y lo veo una forma más de completar la estética de nuestro sistema.

Su sistema de disipación se compone de una zona de contacto, que como es lógico, respeta el estándar de ancho máximo de la memoria y un cuerpo superior en forma de disipación que se cruza de forma interna por la canalización para el liquido con entrada de apenas 6mm de diámetro. En el siguiente esquema grafico de la memoria podéis ver como se estructura su dinámica de disipación del calor producido por las memorias.

A parte de un sistema espectacular de disipación estas memorias también están pensadas como una plataforma perfecta para el overclocking en placas base con chipsets Nvidia ya que dispone del sistema SLI o EPP de tabla extendida de SPD con compatibilidad con chipset nforce de Nvidia. Este sistema permite a la memoria estructurar su sistema de latencias y velocidades de forma mucho más detallada que como haría un chip SPD convencional que apenas guarda dos o tres configuraciones según el estándar JEDEC de cada tipo de frecuencias para cada tipo de memorias. De este modo las memorias dan menos problemas de compatibilidad según aumentamos de frecuencias, la pena es que necesitamos de un chipset Nvidia para sacarle partido.

Probando los módulos

Probando los módulos

Todos los kits de estas memorias Flex XLC 9200 son de 2GB en módulos de 1GB. Las hemos montado en un chipset P35 con nuestro Core 2 Duo E6320 de pruebas refrigerado por agua y vamos a comprobar hasta dónde pueden llegar estas memorias y hasta donde permiten llegar a nuestro procesador. El objetivo fundamental es sacar el máximo de nuestro procesador pero también intentar sacar el máximo a las memorias.

La plataforma utilizada es la siguiente:

Placa base: Asus blitz Formula.

Procesador: Intel Core 2 Duo E6320

Memoria: OCZ Flex XLC 9200

Fuente alimentación: OCZ GameXtream 850W

Disipacion: Kit agua a medida con Bloques Swiftech.

Gráfica: Palit 8600GT 256MB.

Disco duro: RAID0 2x Raptor 36GB.

Con esta placa base de gama alta para overclockers de Asus, con un sistema de refrigeración interesante y con piezas de calidad y de confianza esperamos lograr aprovecha cada Mhz de potencial que ofrece este procesador. Disponer de unas memorias que sabemos superiores al bus que podemos alcanzar con este procesador nos da seguridad en el proyecto, todo está controlado para llegar a los 500MHz de FSB.

Resultados de overclocking y rendimiento

Sin sorpresas nuestro procesador rondo su, por ahora limite, de 485FSB con total estabilidad. Dentro de este resultado, que hace que nuestro E6320 funcione a una frecuencia de casi 3400MHz frente a los 1860Mhz con los que partía de fábrica. Un 83% de overclocking sobre la frecuencia de fábrica que hace que nuestro procesador pase de ser un modelo de gama baja a un modelo que ni tan siquiera existe en el mercado.

A esta frecuencia de bus frontal hemos utilizado dos frecuencias de memoria, por un lado, frecuencias síncronas donde la memoria trabaja al mismo bus frontal que el procesador, es decir, a 485MHz y 970MHz DDR. Y por otro lado hemos usado un divisor positivo para que las memorias trabajen a más frecuencia que el bus frontal de la placa base, concretamente a 582MHz y comprobar así las diferencias sintéticas de ancho de banda entre las dos modalidades.

Lo importante no es en realidad el ancho de banda que logremos sino ver como estas memorias trabajan cómodamente a frecuencias muy elevadas que pueden acercarse perfectamente a los 600MHz o 1200MHz DDR. Los resultados son interesantes ya que vemos un rendimiento sintético de 8.2GB para las memorias síncronas a 485MHz y algo mas de 8.7GB para memorias funcionando de forma asíncrona a 580MHz.

Conclusión

OCZ sigue en su línea de líder del sector de las memorias de alta frecuencias con módulos que combinan un diseño de disipación como no hay otro en el mercado y los chips y PCBs de más calidad para lograr que sus módulos de gama más alta no tengan rival entre todos sus competidores. Las Flex XLC 9200 son un ejemplo de este alto nivel de calidad, y no son las mejores de su catalogo, que ya va por las Flex XLC 9600, y si de verdad te gusta el overclocking masivo estas memorias ofrecen altos niveles de frecuencia y unos acabados excelentes que se ven afianzados por una garantía de por vida incluso a altos voltajes.

  • Producto: OCZ Flex XLC 9200
  • Fecha: 17/09/2007
Secciones: Memoria RAM