Comparativa Coolers: Zerotherm Nirvana 120, OCZ Vendetta y Xigmatek HDT-S1283

por Javier Rodríguez 11/01/2008 ...

Introducción

Introducción

Antes de liarnos a daros temperaturas y ruido generado por estos disipadores sobre esta plataforma tan exigente es importante conocer de cerca a cada contrincante. Son tres opciones de disipadores muy modernas, recién salidas del horno, y con soluciones innovadoras e interesantes, cada uno con prestaciones muy marcadas hacia un público concreto donde encontraremos posibles soluciones a nuestras necesidades o problemas.  Todos ellos son disipadores multi socket, compatibles con cualquier procesador del mercado existente a fecha de publicación de este articulo.

OCZ Vendetta.

Este disipador de OCZ es la primera solución de contacto directo de heatpipes con el procesador que hemos recibido en nuestro laboratorio. Es un disipador de dimensiones mas bien pequeñas si tenemos en cuenta a sus contrincantes pero con un diseño innovador que le permite lograr unos resultados de rendimiento muy interesantes. Mide 134mm de Alto, por 100mm de ancho y 80mm de largo, pesa alrededor de los 300gr. Esta diseñado mediante laminas muy finas de aluminio de gran calidad alimentadas por tres gruesas heatpipes de puro cobre. Su diseño térmico es vertical, con las tres heatpipes haciendo de base de contacto directa y alimentando más de 50 láminas de aluminio.

Las láminas de aluminio de este disipador tienen pequeñas protuberancias que aumentan las turbulencias del aire al pasar por las mismas aumentando el intercambio de calor entre el aire que pasa por las laminas y las propias laminas. El aire es alimentado por un ventilador de 92mm con siete aspas y velocidad comprendida entre las 1200 y las 2800rpm. El ruido generado por este ventilador oscila, según la velocidad, entre los 22dBA mínimo y los 34dBA máximos. El ventilador va montando en el disipador sobre slientblocks de goma lo que minimiza las vibraciones.

El diseño de este disipador compacto es muy interesante porque se abre siguiendo la línea de expansión natural hacia los lados de cualquier ventilador aprovechando esta desviación para situar las dos alas del cuerpo del disipador. Sera, aun siendo el más pequeño, un duro contrincante para las otras dos opciones del artículo de hoy.

Zerotherm Nirvana 120

Zerotherm Nirvana 120.

El Nirvana 120 es un disipador masivo donde los allá. Su estructura vertical se alimenta con 4 heatpipes de cobre y un cuerpo de disipación de una aleación de Cromo y Níquel. Pesa casi 700gr y utiliza un diseño menos radical con una base de contacto de cobre bañada en Níquel. Sus dimensiones son 150mm de alto, 95mm de ancho y 128mm de largo lo que indica la diferencia notable de tamaños con respecto al OCZ.

El Nirvana 120 usa también su propio sistema para provocar turbulencias en el paso del aire del ventilador a través de sus láminas. Zerotherm usa lo que ellos llaman una estructura de panal de abeja para aumentar las turbulencias y con ello el intercambio de calor. Zerotherm aprovecha el diseño masivo para su disipador para rodear al ventilador que refrigera sus láminas de cromo y níquel.

El Nirvana 120, como deja bastante claro su nombre, utiliza un ventilador de 120mm para refrigerar todo el conjunto. Su ventilador trabaja con unas frecuencias que oscilan entre las 1000 vueltas por minuto y las 2300. Con estas velocidades genera un mínimo de 19dBA y un máximo de 39dBA. El ventilador, como detalle, monta dos leds de color azul para aumentar el atractivo del acabado. Es un ventilador sin “armadura” así que el disipador en si es bastante espectacular. Zerotherm sitúa el ventilador con algunos grados de inclinación hacia la base del disipador a bien de aumentar el efecto de resistencia del aire sobre el cuerpo del disipador y el no disponer de un cuerpo que canalice la dirección del aire se compensa "abrazando" al ventilador con el propio cuerpo del disipador.

Zerotherm completa el conjunto con un regulador de velocidad par el ventilador que la verdad no es lo mejor del disipador en si ya que aunque útil es demasiado grande, por no decir enorme, así que es un engorro para situarlo dentro del PC.

Xigmatek HDT-S1283

Xigmatek HDT-S1283

Xigmatek es una marca desconocida para la mayoría de nosotros, de hecho es el primer disipador de esta marca que entra en nuestro laboratorio, pero para ser un primer producto su gama HDT y concretamente el masivo S1283, hay que decir que el producto no está nada mal. Este modelo no se anda con muchas tonterías. Combina el diseño de contacto directo del Vendetta de OCZ pero se deja de optimizaciones muy elaboradas a cambio de un cuerpo de disipación de grandes dimensiones.

Como todos los disipadores de esta comparativa el HDT-S1283 se alimenta de heatpipes, concretamente en este caso tres de considerable grosor. Estas heatpipes contactan directamente con el procesador así que su diseño es muy similar al OCZ Vendetta. El Xigmatek dispone de una superficie de disipación brutal que sin duda será uno de sus puntos fuertes. Mide 160mm de alto, 50mm de ancho (75mm con el ventilador) y 120mm de largo, pesa unos 600gr con el ventilador incluido.

Su diseño de láminas de aluminio muy pegadas entre si aumenta notablemente la superficie de disipación y su ventilador de 120mm consigue interesantes niveles de refrigeración a la vez que mantiene los niveles de ruido muy bajo. Su ventilador de 120mm se ancla con silentblocks y puede trabajar con frecuencias de 800 a 1500 vueltas por minuto, su nivel de ruido oscila entre los 20 y los 32dBA.

Lo cierto es que el diseño tanto del OCZ como de este disipador son tan similares, en el concepto en si, que nos hace pensar que OCZ y Xigmatek obtengan sus productos del mismo fabricante. Lo que si tenemos claro es que OCZ no fabrica estas cosas y de Xigmatek no sabemos mucho así que quizás otra opción es que este fabricante provea a OCZ y otros y haya decidido dar el salto a comercializar sus propios productos.

Comparándolos. Montaje

Comparándolos. Montaje.

Si rigiéramos esta comparativa únicamente por la facilidad o comodidad de montaje entonces estaría claro que el Zerotherm seria el mas perjudicado. Tiene para mi dos inconvenientes. El primero es que necesita su propia base por detrás de la placa base, ya que se sale de madre en cuanto a peso y la segunda es que los tornillos de sujeción, dos de ellos, quedan bajo el ventilador y hace falta un destornillador muy largo para no tener problemas con su montaje. El OCZ y el Xigmatek respetan el sistema de montaje del socket aunque con las placas actuales, sobretodo las que rodean el socket con disipadores para refrigerar la placa sin ventiladores, hacen que su montaje tampoco sea todo lo cómodo que debiera pero aunque no perfectos el no necesitar de bases traseras los convierte en disipadores mucho mas cómodos de montar y mantener.

El OCZ es un disipador compacto pensado para procesadores de doble núcleo.

Todos estos disipadores son modelos multisocket. Esto significa que podemos montarlos en diferentes tipos de procesador y por tanto son modelos adaptados a cualquier fabricante de procesadores actual. Esto no significa que estos disipadores valgan para todas las placas base. De hecho el propio OCZ aun siendo el más compacto puede tener problemas de montaje en placas que sean un poquito estrechas. Nosotros tuvimos problemas con este disipador montándolo en una X38-DQ6 de Gigabyte, entraba sí, pero las memorias quedaban pegadas, la más cercana al disipador, al propio ventilador del disipador y esto no es lo más idóneo para un montaje serio donde se cuide el material para que este nos dure el mayor tiempo posible.

El Xigmatek guarda muchas similitudes con el OCZ pero es mucho mas grande.

Mi consejo y el de los fabricantes es que antes de comprar un disipador de este tipo se mire bien su compatibilidad con nuestro hardware, sobretodo la placa base, porque son disipadores caros, alguno por encima de los 30€, y no es como para andar uno equivocándose en su compra y ya no solo por el importe sino porque podemos dañar algún otro componente intentando montar algo que no nos vale.

El Zerotherm es tan grande que nos obligo a volver a poner

 el disipador de chipset de serie de la placa.

Comparando prestaciones

Comparando prestaciones.

Las siguientes pruebas han sido tomadas en una mesa de pruebas bastante exigente. Se trata de un procesador Core 2 Quad a 3.6GHz lo que supone alrededor de 170W de consumo y por tanto un calor generado muy elevado. Es una prueba de altos vuelos para unos disipadores que esperemos estén a la altura. La gestión de la velocidad del ventilador es realizada en todo momento por la placa base, no hay controladores externos. Se han eliminado también los sistemas de ahorro de energía del procesador para que la carga sea continua.  Os detallo las diferentes tablas de temperaturas.

- Temperatura en grados centigrados del procesador en reposo. Menos es mejor.

- Temperatura en grados centigrados del disipador en reposo. Dato a analizar.

- Temperatura en grados centigrados del procesador en carga continua. Menos es mejor.

- Temperatura en grados centigrados del disipador en carga continúa. Dato a analizar.

Analizando los resultados.

De nuestras pruebas sacamos datos muy interesantes. El primero es que el Vendetta de OCZ no es capaz de mantener un procesador de estas características a unas temperaturas aceptables. Además las altas temperaturas obligan a la placa a estar cambiando de frecuencias de temperatura de forma continua así que el ruido es bastante molesto. OCZ puede tener una opción interesante para procesadores con menos consumo pero en nuestras condiciones de prueba tan exigente no está a la altura.

Sin duda el gran vencedor es el Zerotherm Nirvana 120. Es un disipador muy especial en diseño, con cuatro poderosas heatpipes que le permiten distribuir el calor por todo el disipador de una forma más eficiente. Se ve claramente como se caliente más que el Xigmatek en plena carga absorbiendo más calor del procesador y reduciendo 6º la temperatura del procesador.

Aun así el Zerotherm no es perfecto, es el más caro de la comparativa con unos 42€ de coste, y su regulador de velocidad del ventilador tampoco está muy bien acabado, pero es evidente que es superior al resto. También nos queda bastante claro que los nuevos sistemas de contacto directo de las heatpipes no son la panacea, al menos de momento. En cuanto a rendimiento parece que una buena cantidad de heatpipes de calidad hacen más que cualquier otro sistema y el Zerotherm Nirvana 120 es un claro ejemplo. Para el nuestro reconocimiento como el nuevo "rey de la colina" pero cuidado porque no tardaremos en poner su soberanía a prueba con otros disipadores.

Secciones: Refrigeración