AMD Phenom 2 550 Black Edition

por Javier Rodríguez 09/06/2009 ...

Introducción

Introducción.

Normalmente, si compramos con cabeza, cuando adquirimos un procesador de más de 100€ es porque buscamos algún tipo de rendimiento superior para aplicaciones mas especificas que manejar un sistema operativo, navegar por Internet y jugar a los SIMS. Pero algunos buscamos poder hacer lo que haríamos con un ordenador de alto rendimiento a un precio económico y es aquí donde compras como el Phenom 2 550 Black Edition puede ser nuestro punto de partida para lograr un ordenador muy capacitado a un bajo coste.

Características y prestaciones.

El Phenom 2 Black Edition 550 es un procesador basado en el núcleo Deneb de AMD que da vida a la última generación de procesadores Phenom 2 fabricados mediante un proceso de 45nm. El 550 dispone únicamente de 2 de los cuatro núcleos que caracteriza al Deneb. Estos núcleos están desactivados normalmente por problemas de estabilidad, son procesadores de cuatro núcleos de los cuales 1 o dos de ellos no están en condiciones para trabajar en configuraciones de cuatro núcleos o que simplemente han sido desactivados por requerimientos productivos a bien de cubrir demanda de ciertos procesadores, etc.

Los núcleos restantes, que están desactivados en el Phenom 2 550, pueden ser activados con la placa base y la BIOS adecuada pero esto no garantiza un funcionamiento adecuado. Como decimos es cuestión de suerte que los núcleos hayan sido desactivados porque si o por estar “estropeados” así que si nuestra idea es comprar un procesador de este tipo para convertirlo fácilmente en un cuatro núcleos puede que nos demos de bruces con la dura realidad.

Sin ir más lejos nuestra unidad de pruebas no es capaz de tan siquiera arrancar cuando activamos los dos núcleos restantes. Otras veces nos encontraremos con inestabilidades del sistema y otras, yo diría que muy pocas, con un procesador de cuatro núcleos por menos de 100€ con una alta capacidad de overclocking.

El Phenom 2 550 Black Edition trabaja con una frecuencia de 3.1GHz gracias a un bus de 200Mhz multiplicado por un ratio de 15.5x. Este procesador tiene la ventaja de que al ser una versión Black Edition su multiplicador no tiene límite superior por lo que podemos hacer un overclocking directo sin implicar a terceros componentes. Únicamente tendremos que aumentar voltajes y frecuencia del procesador para lograr un objetivo más que interesante.

El Phenom 2 550 dispone de 2MB de cache de segundo nivel y las 6MB completas de tercer nivel de que dispone cualquier versión de cuatro núcleos de la serie 900.  Esto en principio favorece al rendimiento del procesador a la vez que facilita a aquellos que quieran optar por habilitar el resto de núcleos un entorno con la cache real de que disfrutaría un procesador como el Phenom 2 940 de características similares de frecuencia y caches.

El Phenom 2 550 es un procesador AM3. Esto nos indica que es capaz de trabajar tanto con memorias DDR2 como DDR3 con placas adecuadas para cada tipo de memoria. Dispone de su controladora de memoria integrada con modos de doble canal de 128-Bit. Su consumo medio de 80W.

Realizando algo de overclocking

Realizando algo de overclocking.

Como buena versión “Black Edition” este procesador está orientado para que los amantes del overclocking disfrutemos de una mejora notable de su rendimiento gracias a un overclocking directo y sin complicaciones.

Con este procesador, que además consume menos y por tanto genera menos calor, podemos alcanzar frecuencias notables que se agradecerán mucho sobretodo en aplicaciones que no requieran el uso de múltiples núcleos de forma simultánea. De hecho para mi es la solución perfecta para disfrutar de un ordenador para juegos potente y económico y mas que preparado para todo tipo de tareas multimedia y ofimáticas.

Es fácil, muy fácil, hacer que este procesador trabaje con frecuencias superiores a los 4GHz. Basta con aumentar el voltaje sobre los 1.47v y mejorar un poco la refrigeración sobre los disipadores de base que incluyen estos procesadores. Un disipador convencional de gama media será suficiente para alcanzar este tipo de frecuencias que nos facilitaran un potencial muy elevado para sacar partido a tarjetas graficas de última generación.

Así que si sumamos a este procesador una placa base con un chipset adecuado y una tarjeta grafica que ronde aproximadamente el mismo precio que este procesador, que podemos encontrar por unos 100€, lograríamos una configuración perfectamente capacitada para ser el perfecto ordenador de juegos por menos de 500€.

Nuestra propuesta

Nuestra propuesta.

Actualmente comprar una plataforma Dragón es sinónimo de estabilidad, rendimiento, gráficos potentes e increíble soporte de las últimas tendencias tecnologías.  El chipset 790X de AMD podemos encontrarlo en sabores para memoria DDR2 y DDR3. Nosotros apostamos ya por la memoria DDR3 así que os vamos a dar esta configuración:

- Placa base AMD 790X + SB750 – 100€

- Procesador AMD Phenom 2 550 Black Edition – 100€

- Tarjeta gráfica Radeon 4770 o 4850 – 90€

- Memoria 4GB DDR3 2x2GB DDR3 1333 – 75€

- Disco Duro 1TB – 80€

- Caja + Fuente 400-450W – 50€

- Unidad óptica – 30€.

- Disipador Calidad para 4GHz – 25€

- Total: 550€.

Con esta configuración tendríamos un PC de grandes prestaciones con el que podremos disfrutar de cualquier juego actual y que vaya a salir en un futuro próximo. Tendremos también una plataforma muy actualizable donde instalar más de una tarjeta grafica de esta y futuras generaciones. Una inversión que pondremos a prueba ahora mismo.

Gigabyte GA-MA790XT-UD4P

Gigabyte GA-MA790XT-UD4P.

Esta placa base de Gigabyte aporta todo lo que esperamos de la buena conjunción del puente norte 790X con el puente sur SB750. Soporte para configuraciones Crossfire de dos tarjetas graficas con sincronía en PCI Express 2.0 a 8x, capacidad para buenos niveles de overclocking, un funcionamiento sólido y un soporte excelente tanto a nivel de bios como de controladores.

Esta placa base presenta un diseño basado en un socket AM3 por lo que la memoria que utiliza es DDR3 con velocidades de hasta 1600Mhz. Las memorias son controladas directamente por el procesador y ofrece configuraciones de doble canal con un máximo de 16GB en cuatro módulos.

Esta placa base soporta la instalación de hasta dos tarjetas graficas PCI Express 2.0 con la limitación de que cuando utilizamos dos tarjetas la sincronía se realiza a 8x mientras que si usamos una sola tarjeta esta si podrá aprovechar todo el ancho de banda del primer slot con sincronía a 16x. Esto en realidad, en parte gracias al estándar PCI Express 2.0, no supone ningún problema de rendimiento en el caso que decidamos montar una segunda tarjeta gráfica.

En el resto de aspectos esta placa base es bastante común con una doble controladora SATA que ofrece modos RAID, una tarjeta de sonido integrada con soporte 7.1 y sistemas digitales en tiempo real como Dolby Digital Live o DTS Connect, una tarjeta Ethernet 10/100/1000 firmada por Realtek y la conectividad habitual en placas de esta gama como los 12 puertos USB 2.0, eSATA, SPDIF, etc.

Lo que si destaca de estos últimos modelos de Gigabyte es que mantienen un firmware tradicional del ACC por lo que podemos utilizar este modo para forzar la detección de los núcleos "ocultos" en procesadores como el que andamos analizando. La pena es que seguiremos dependiendo de la calidad de nuestro procesador para sacar partido a este proceso. Aun que nosotros no hayamos podido activarlo el proceso es sencillo. Colocaremos el ACC en modo automático y el tipo de Firmware en modo Hibrido (el tipo que AMD ha solicitado a los fabricantes que eliminen de sus placas) y con eso ya tendremos todos los núcleos activados y disponibles.

Analizando resultados de nuestra creación con el Phenom 2 550

Analizando resultados de nuestra creación con el Phenom 2 550.

Hemos combinado nuestras piezas de análisis para comprobar si estamos en lo cierto de que este sistema puede ser la opción perfecta para los que buscan un equipo donde el precio, combinado con algo de overclocking, logren el objetivo de ofrecernos una maquina potente con la que disfrutar de los últimos juegos. Para comprobarlo hemos instalado alguno de los últimos juegos del mercado y analizado su potencial. También hemos realizado algunas pruebas sintéticas con las que situar el potencial de nuestro nuevo procesador.

Nuestro procesador a la altura de un Core 2 Duo E8600.

HAWX se mueve a mas de 150FPS a resoluciones de 1920x1200 puntos.

Incluso un juego con uso masivo de polígonos, como es X3 Terran Conflict,

 se mueve bien con nuestra combinación.

Dawn of War 2 también es un titulo que podremos disfrutar a alta resolución (1920x1200) con

esta combinación de piezas económicas.

Análisis y Conclusión

Análisis y Conclusión.

Sin duda este Phenom 2 no es el único procesador del mercado que tienen buenos niveles de overclocking. De hecho alguno de los procesadores mencionados como el E8600 disponen de un margen de overclocking incluso superior. La ventaja, o eso pensamos, radica en la inversión que hay que realizar en un caso o en el otro. Por poco mas de 500€ podemos tener un ordenador de juegos mas que capacitado con potencial suficiente para realizar las tareas que nos propongamos.

Hemos visto como es capaz de mover juegos modernos con soltura a resoluciones altas, pero cada vez mas comunes y accesibles, con un precio que no supera los 100€. Si encima tenemos la suerte de dar con uno de esos que permite habilitar sus cuatro núcleos entonces tenemos un procesador de entusiasta de esos que se nos quedan grabados en el recuerdo y que siempre rememoraremos con una sonrisa por las grandes satisfacciones obtenidas con una inversión minima.

  • Producto: AMD Phenom 2 550 Black Edition
  • Fecha: 09/06/2009 16:18:39
Secciones: Procesadores