AMD Athlon 2 435. Tri-core a alta frecuencia

por Javier Rodríguez 21/10/2009 ...

Introducción

Introducción.

Hemos aprovechado la introducción de nuevos procesadores AMD Athlon 2 para montar una pequeña muestra personal de cómo sacar partido a los últimos productos de AMD para lograr construir una máquina capaz de satisfacer a toda la familia por un precio inferior a los 500€ sin contar periféricos. Nuestro procesador elegido es además uno de los nuevos modelos Tri-core, concretamente el Athlon 2 X3 435, que dispone de tres núcleos a una frecuencia nada despreciable de 2.9GHz y cuyo coste no llega a los 70€.

Montando la máquina. Partes AMD.

El único fabricante que nos ofrece la posibilidad de montar una maquina completa, al menos en sus partes fundamentales, es AMD y ese es uno de los valores que están haciendo que la marca resurja después de algunos años difíciles. El buen trabajo realizado en sus chipsets, que son tremendamente estables y eficientes, en sus graficas, que son punteras en tecnología y rendimiento y sus procesadores cada vez más equilibrados con la demanda actual están consiguiendo resultados que ni los analistas mas halagüeños preveían.

Actualmente AMD nos ofrece procesadores domésticos de dos, tres y cuatro núcleos con opciones siempre por debajo de los 100€. Los nuevos Athlon 2 ahondan en este principio ofertando más variedad de configuraciones a precios muy económicos como es el caso del Athlon 2 435 que por menos de 70€ nos ofrece una configuración de tres núcleos con una frecuencia elevada de 2.9GHz que hará las delicias de los amantes de los juegos.

Si combinamos estos procesadores con las placas de última generación de AMD con chipsets 785G obtenemos una configuración económica, con placas de gran calidad que no superan los 80€, y que nos ofrecen de por sí una calidad grafica excelente para video y 3D de bajos requisitos así como la posibilidad de combinar esta grafica Radeon 4200 dedicada con un chip grafico externo con el que potenciar la capacidad de proceso a la vez que mantenemos consumos medios muy bajos.

Y es que actualmente en gráficos AMD marca la pauta y sus últimas tarjetas graficas combinan precios interesantes con la introducción de las últimas tecnologías graficas que veremos con la introducción de Windows 7. Nosotros hemos elegido una Radeon 5750 por su gran equilibrio entre rendimiento y precio y también por su potencial de futuro con el soporte de tecnologías como DirectCompute 11 o DirectX 11. De este modo tendremos una inversión equilibrada con un precio interesante y unas prestaciones punteras.

Coste hasta el momento: 70€ de CPU, 80€ de placa y 130€ de tarjeta gráfica. Parcial: 280€.

Rematando la configuración

Rematando la configuración.

Una cosa es comprar barato y otra tirar el dinero y personalmente creo que invertir en piezas por ser simplemente económicas, sin que realmente nos gusten o estemos satisfechos con la compra, es tirar el dinero. Me refiero directamente a lo que hace mucha gente que es comprar piezas rápidas, de alto coste, y luego escatimar en cosas tanto o más importantes como la fuente de alimentación, la caja, etc.

Si optáis como nosotros por una configuración en formato MicroATX existen opciones muy económicas y de gran calidad por poco mas de 50€. Como opciones tenemos cajas Asus, Antec, Thermaltake,…la oferta es inmensa. Si quieres gastar un poco mas una Antec Mini P180 en negro o blanco seria una elección excelente. Habrá que acompañarla de una fuente de alimentación de calidad como la OCZ Fatal1ty de 550W, con soporte SLI, y menos de 60€ de coste. Habrá que sumar también un disipador con algo más de potencia que el modelo de referencia que viene con el procesador por lo que aumentaremos el presupuesto en 30€ para tener un disipador de gran calidad como el Artic Cooling Freezer Xtreme Revisión 2.

La memoria RAM debería ser de al menos 4GB, con esto es más que suficiente, y no especialmente cara ni de frecuencias elevadas. Por unos 75€ tendremos esta cantidad de memoria que buscamos en fabricantes de diversa índole. Para almacenar nosotros nos conformamos con un disco duro Sata 3Gb de 750GB. Estos discos modernos, ya sean de Seagate, Western digital, Samsung, o cualquier otro, disponen de capacidad suficiente para andar holgados una buena temporada y unas velocidades de transferencia muy interesantes por precios que no superan los 60€.

Acabaremos nuestra combinación con un grabador multiformato de DVD, personalmente no veo interesante el Blu-ray para un PC, por lo que deberemos sumar unos 20€ mas al presupuesto. Con esto, y sumados a las piezas AMD, tenemos un total de 575€. Un precio para mi excepcional teniendo en cuenta que no hemos escatimado en ningún momento la calidad y que buscamos un rendimiento sobrado para disfrutar del entretenimiento más variado delante de nuestro PC y con la vista puesta directamente en las nuevas tecnologías que nos trae Windows 7.

Entrando en el procesador

Entrando en el procesador.

Antes de dedicarnos a las pruebas puras y duras, que es lo que más nos interesa a todos, si creo que es importante dedicar algunas líneas al nuevo procesador Athlon 2 de tres núcleos. El modelo que nos ocupa, concretamente un Athlon 2 X3 435 dispone de tres núcleos con 512KB de cache de segundo nivel trabajando a una frecuencia de 2.9GHz mediante un multiplicador de 14.5x y un bus interno de 200MHz.

Como todos sus congéneres integra una controladora de memoria DDR2/DDR3 que soporta doble canal y una capacidad máxima de 16GB. Están fabricados mediante un proceso de 45nm basado en el núcleo Rana que es un recorte del núcleo Propus introducido hace unos meses y que tenia soporte para cuatro núcleos.

El diseño térmico de este procesador es de 95W, una cifra nada despreciable, pero que se justifica en sus altas frecuencias que nos permitirán un desarrollo más adecuado para mantener el rendimiento alto en aplicaciones de toda índole pero sobretodo para juegos donde aun la potencia de un solo núcleo suele ser fundamental para mantener una tasa de frames alta que aproveche las prestaciones de nuestra tarjeta gráfica.

Lo mejor es que nos ofrece una gran capacidad de trabajo para sistemas operativos modernos, con tres núcleos donde balancear cargas, una frecuencia elevada, y sobretodo un precio espectacular y una capacidad de overclocking, como veremos después, bastante interesante.

Una gráfica excepcional

Una gráfica excepcional.

La Radeon 5750 es una de las tarjetas más interesantes del momento. Primero no supera los 100€ de coste y segundo nos proporciona todo lo que esperamos de una nueva generación de chips gráficos que es compatible con los nuevos estándares. La tarjeta grafica elegida por nosotros es una Radeon 5750 de Powercolor, con 1GB de memoria GDDR5, y un disipador, edición especial, firmado por Zerotherm.

Esta tarjeta disfruta de 720 procesadores de sombreado, 36 unidades de texturas, 16 unidades raster, 4.6GHz de frecuencia práctica para su gigabyte de RAM y todas las mismas salidas de video que podemos encontrar en modelos de gama más alta. Concretamente monta dos puertos DVI, con doble enlace, un puerto HDMI 1.3 y una salida Displayport con soporte para tres monitores simultáneos en la misma tarjeta.

Con esta tarjeta podremos disfrutar de los últimos juegos, y de aquellos que están por venir, y unos ofrece escalabilidad pudiendo montar hasta cuatro de estas tarjetas en el mismo PC. Creo, luego lo veremos, que es la opción perfecta para este tipo de ordenador y si no siempre podemos dar el salto a una 4770 por unos 20-30€ más de inversión.

Overclocking

Overclocking.

Si acompañamos a este procesador con una placa de calidad, como es el caso de la MSI 785GM-E65, podemos hacer bastante overclocking a estos procesadores. En nuestro caso prácticamente no hemos tenido que hacer nada, marcamos un multiplicador ideal para nosotros, que es 10x, y la placa, ella solita, nos ha buscado un muy decente bus frontal de 340MHz que propulsa nuestra frecuencia hasta los 3.4GHz.

Son 500MHz de frecuencia para un procesador de 60-70€ que nos permitirán exprimir, más si cabe, a nuestra tarjeta grafica logran excelentes resultados para los amantes de los juegos. Además lo único que necesitamos es un disipador de calidad para no soportar ruidos mayores a los habituales ya que la placa dispone también de un sistema de ajuste de velocidad sincronizada con la temperatura del procesador e incluso podemos marcar una temperatura objetivo y unas frecuencias mínimas de trabajo del ventilador.

La calidad sin duda se traduce en buenos resultados y eso es lo que esperamos obtener con nuestro equipo, ha llegado el momento de ponerlo a prueba con diversos juegos.

Resultados

Resultados.

Vamos a ser realistas. No creo que muchos de nosotros compremos procesadores de tres o cuatro núcleos para publicar nuestras andanzas en Facebook. Lo que buscamos es rendimiento y recursos para que cualquier aplicación que ejecutemos en nuestro ordenador vaya fluida y lo mas satisfactoriamente posible. Claro está que con un equipo de menos de 600€ no vamos a batir ningún record de rendimiento pero creo que es bueno también de vez en cuando, sobretodo nosotros que analizamos material muy puntero, poner los pies en el suelo y ver que hardware es necesario para disfrutar de los juegos de más éxito en el mercado del PC. Nosotros hemos cogido varios, que creo que están bastante extendidos debido a su éxito, y que son un buen ejemplo de cómo se comportara esta máquina con estos y otros juegos en un futuro cercano.

Grandes prestaciones en todos los aspectos. Asi lo garantiza el test de rendimiento de Windows 7.

Resident Evil 5. A mas de 60FPS con resolución 1680x1050 con FSAA 4x.

Street Fighter IV se mueve a mas de 50FPS a resolución 1680x1050 con FSAA 4x.

En las pruebas de stress de Dawn of War 2 obtenemos una media de 45FPS con FSAA activado a 1680x1050.

Y Left 4 Dead se mueve con FSAA 4x y AF 16x como pez en el agua a mas de 80FPS.

Análisis y Conclusión.   

Análisis y Conclusión.  

 

Disfruto mucho cuando se pueden crear maquinas solventes por poco dinero. Esta nueva generación de productos de AMD precisamente están diseñados para ofrecer estas sensaciones a sus posibles clientes. Placas base con chipset sólidos, procesadores potentes y económicos, chips gráficos de última generación a precios decentes y buenas sensaciones de overclocking con consumos moderados.

El nuevo procesador Athlon 2 X3 435 es un buen ejemplo de esta nueva generación de procesadores que han sabido volver a ganarse el beneplácito de los consumidores con una relación de precios muy “anticrisis” y resultados solventes como los que hemos podido ver por nuestros propios ojos.

Sin duda se merece nuestro premio a buena relación calidad-precio ya que nos ha hecho comprobar una vez más que se puede invertir sanamente en un ordenador y disfrutar de todo lo que tienen que ofrecernos las nuevas generaciones de sistemas operativos, juegos y aplicaciones.

  • Producto: AMD Athlon 2 X3 435
  • Fecha: 22/10/2009 9:20:17
Secciones: Procesadores