Notebook ASUS N55S. Multimedia con mayúsculas

por Javier Rodríguez 08/09/2011 3

Introducción

Introducción.

Esta nueva generación de máquinas de tamaño medio o grande de ASUS es quizás el punto de madurez que ASUS necesitaba para marcar el terreno no solo a nivel de calidad de fabricación, donde son líderes, sino también en equilibrio entre precio y prestaciones casi perfectas. Esto se traduce en una maquina brillante, de diseño elegante, acabados de primera y especificaciones técnicas sobresalientes.

Diseño

Diseño.

Con esta nueva generación de ordenadores multimedia la gama N de ASUS da un paso adelante en la concreción de un diseño propio, elegante y que defina a una serie muy importante dentro de una marca que comienza a ser un referente importante en el mercado portátil. El nuevo N55 presenta líneas redondeadas con especial cuidado del acabado de la pantalla.

Todo el cuerpo es plástico, con dos variantes de color (negro y blanco), y con un acabado suave pero no llegando al que encontramos en otros dispositivos que a la larga es más incómodo que agradable. Este tiene un acabado muy fino en la textura y eso lo hace realmente agradable al tacto y combinado con una superficie bien refrigerada esto hace del N55 un aparato realmente agradable de utilizar.

Siguen marcadas las zonas multimedia con una rejilla de aluminio que esconde el sistema ICE de Bang & Olufsen del que hablaremos luego. Ahora se potencia esta imagen metálica con una base de pantalla del mismo material. El canto de la pantalla también ha sido reforzado con una pieza metálica para darle rigidez y robustez. Es un diseño más serio y duro que contrasta bastante con los modelos anteriores de la misma serie N.

Lo que sí ha mantenido ASUS es la capacidad de esta serie para sorprender por su capacidad técnica. De serie monta 4GB de RAM pero podemos ampliar fácilmente a 8GB gracias al banco de memoria que viene libre de fábrica y también, claro está, a las facilidades que ofrece ASUS para abrir estos modelos en las zonas donde pueden ser susceptibles de ampliación por parte del usuario. En este caso hablamos de los dos bancos de memoria y de la única bahía de disco duro de 2.5” con la que cuenta el aparato. El modelo anterior permitía ampliar hasta 16GB con facilidad gracias a la inclusión de cuatro bancos de memoria. En este aspecto hemos perdido algo de potencial pero siendo realistas, ampliar a 8GB es lo natura y aun así normalmente iremos largos en la mayoría de aplicaciones.

El diseño del modelo negro busca el contraste en el teclado con un teclado de grandes dimensiones que cuenta también con zona numérica. El diseño es el habitual en esta serie con teclas grandes, una superficie sólida y una gran respuesta y recorrido de las teclas. La orientación de la disipación y las tecnologías de cambio automático de grafica que se incluyen hacen que el N55 sea normalmente una máquina silenciosa y muy amigable a pesar de las especificaciones de primer orden con las que cuenta.

Detalle del acabado del marco de la pantalla del ASUS N55.

Los números

Los números.

El modelo de análisis que ASUS nos ha hecho llegar es el modelo que encontraremos en las tiendas a un precio recomendad de 1149 Euros. Habrá que esperar a finales de mes para verlo comercializado. Con este precio obtenemos algunas de las prestaciones ya nombradas, como los 4GB de RAM DDR3. A esto se le suma un procesador de cuatro núcleos y ocho hilos de proceso como es el Core i7-2630QM. Este procesador trabaja a 2GHz con modos turbo de hasta 2,9GHz. Es uno de los procesadores más exitosos de esta generación gracias a su equilibrio entre precio, prestaciones y consumo.

A este magnífico procesador le acompaña una gráfica muy versátil como es la Geforce GT 555M complementada con la tecnología Optimus de Nvidia. El sistema es capaz de cambiar entre la gráfica integrada del procesador y la dedicada de Nvidia de forma directa, sin saltos ni retardos, permitiendo ahorrar energía y generar menos consumo cuando no es necesaria la potencia añadida de la tarjeta dedicada. Y la potencia de esta tarjeta dedicada se encuentra en sus 144 motores de shaders, soporte DirectX 11, que la hacen capaz de mover gran cantidad de juegos a resoluciones elevadas y niveles de calidad medios y altos. ASUS ha integrado 2GB de RAM en esta tarjeta que puede trabajar con memoria DDR3 o GDDR5. ASUS ha optado por el tipo DDR3 que reduce e ancho de banda a 128-Bit con un resultado teórico de 28,8GB/s. La GPU trabaja a 675MHz y la memoria a 900MHz, 1800 efectivos.

El almacenamiento corre a cargo de un disco de 750GB y 7200 vueltas. Dispone también de unidad óptica que en este modelo es de tipo combinado con Bluray como capacidad de lectura y DVD como capacidad de grabación. Contamos también con conectividad de primera. Dos puertos USB 3.0, dos puertos USB 2.0, HDMI, VGA y salidas y entradas de audio. También encontraremos una Webcam de alta definición y un gran touchpad donde flaquea el único botón de dos posiciones que nos obliga a buscar en mucho recorrido los pulsadores izquierdo y derecho.

Conectores lateral izquierdo. VGA, Ethernet, HDMI y USB 3.0.

Lateral derecho. conectores de audio, doble USB 2.0, lector Bluray y salida para Subwoofer.

Soporta conectividad de red Wifi de tipo N, Bluetooth 3.0 y también Ethernet gigabit. Los conectores se reparten a ambos lados de la unidad dejando un ángulo de apertura de pantalla muy pronunciado que mejora la ergonomía permitiendo tener siempre una visión directa de la pantalla.

Pantalla y sonido

Pantalla y sonido.

Dos de las mejoras fundamentales de este nuevo modelo se encuentran en la pantalla y el sistema de sonido. La serie N se ha caracterizado siempre por el cuidado del aspecto del sonido, la generación anterior empezó a añadir interés por las pantallas de alta definición de calidad y en esta ocasión seguimos avanzando tanto a nivel de sonido como a nivel de calidad de pantalla.

Los filtros "glare" o de brillo aumentan el contraste pero sin duda están lejos de ofrecer la calidad de imagen de un panel mate. Son pantallas mas descansadas para la vista y superiores en casi cualquier sentido.

El cambio más interesante para mi está en la pantalla. Este modelo vuelve a repetir con una pantalla de alta definición (en este rango de precios) con resolución de 1920x1080 puntos. Es una pantalla de 15.6” así que la definición es casi perfecta para este tamaño de pantalla. El punto define una calidad de imagen excepcional que ahora se amplía con el uso de una pantalla sin brillo, completamente mate. El modelo anterior contaba con la misma resolución pero con una pantalla glare que hacia perder buena parte de la calidad de imagen que ofrece una pantalla con este tamaño y esta definición.

Espacio de trabajo excepcional.

Técnicamente hablando tenemos la misma resolución, en una pantalla media, que la que encontramos en monitores sobremesa de 22 a 27” de pantalla o en televisores de gran formato de entre 32 y 60” de pantalla. Esto facilita jugar, trabajar, navegar y también la reproducción multimedia donde podremos ver películas bluray a su resolución natural y en todo su esplendor.

Y para potenc

iar este nivel de calidad gráfica nada mejor que el sistema de sonido más capaz que hayamos disfrutado en un portátil. ASUS repite con la tecnología ICEpower de Bang & olufsen que ofrece altavoces de gran tamaño, buena diversidad de frecuencias y cámaras de resonancia sobredimensionadas para lograr un sonido más elaborado, profundo y definido. Además ahora el portátil cuenta con un puerto adicional para un subwoofer portátil que amplía el rango de frecuencias del sistema ICEpower con bajos potentes y bien definidos. Es un placer escuchar música o ver video con este sistema 2.1 tan elaborado.

Con estos dos elementos podemos hablar de una mejora notable con las generaciones anteriores aunque sin duda cargar con el subwoofer a cuestas no hace mejorar mucho la movilidad del aparato. De todos modos no creo que su orientación principal sea la de acompañar a alguien todos los días al trabajo pero potencial para trabajar sin duda lo tiene.

Experiencia

Experiencia.

Buscas un portátil potente, quizás para eliminar el sobremesa de casa, y tener algo con lo que poder jugar, crear contenido multimedia y sin duda reproducirlo con la calidad con la que lo harías en un televisor de gran formato Si este es tu perfil el N55S es tu portátil. Es un ordenador potente, silencioso, con una pantalla impresionante y un sistema de sonido que cuesta creer que sea de un portátil.

Después de varios días de disfrutar de este portátil tenemos la grata sensación de que ASUS ha sabido evolucionar una de sus gamas más exitosas. Seguro que encontraremos modelos más económicos, con prestaciones más moderadas, pero el modelo que ronda estos 1100-1150 Euros es todo un portento en todos los aspectos. Es una maquina capacitada para cualquier trabajo e incluso bastante versátil a la hora de mover juegos. Nosotros hemos probado algunos, sobretodo Team Fortress 2, y lo mueve perfectamente a la resolución nativa de la pantalla con niveles medios de calidad. Las tasas de FPS son buenas y el juego perfectamente jugable.

Juegos muy extendidos, quizás no con los mejores gráficos, son perfectamente jugables a la resolución nativa de este portátil con niveles de calidad medios o altos.

A nivel de reproducción tanto la tarjeta integrada en el procesador, como la dedicada, tienen aporte de hardware para reproducción de video, con sistemas como DXVA, y contamos también con soporte de flash por hardware. Si la gráfica integrada no es suficiente o queremos crear también contenidos entonces tendremos el aporte de la tecnología CUDA de la tarjeta Nvidia que a su vez también soporta OpenCL. Todas las opciones están contempladas para que nuestra experiencia, tanto reproduciendo como creando, sea ágil y potente.

Conectividad de primera, con los últimos estándares, capacidad de carga superior en sus puertos USB, aun con el PC en reposo y un sistema de arranque ultrarrápido gracias a perfiles de energía y a sistemas de hibernación avanzados que prometen arranques de tan solo dos segundos en el modo de suspensión. El aporte de USB 3.0 no es nativo así que ASUS añade una controladora ASMedia con dos puertos. Desarrolla todo el potencial de USB 3.0 con transferencia de hasta 5Gbits/s. El HDMI 1.3a nos permite video 3D, con las utilidades adecuadas de Nvidia, y resoluciones de alta definición. El HDMI va conectado a la tarjeta Nvidia y transporta también sonido de alta definición.

Lo que no encontraremos en esta unidad es una autonomía reseñable. En modos de ahorro de energía podemos datarla en unas 3 horas y si usamos sus prestaciones técnicas añadidas, como la gráfica dedicada, los datos se reducen de forma exponencial. Está claro que su batería de seis celdas está pensada para darnos algo de margen de autonomía pero lejos de modelos orientados a la movilidad.

Conclusión

Conclusión.

ASUS cuenta con una gama media renovada, con un diseño más actual, buena capacidad de ampliación y con bases mejor fundamentadas que en modelos anteriores. Me quedo con un procesador, su potencia gráfica, su excelente pantalla de alta definición y su sonido de gran calidad. Es sin duda uno de los mejores equipos multimedia que hay en la actualidad y su precio de 1150 Euros (PVP recomendado) está dentro de lo que esperamos de un ordenador de esta calidad. Un buen precio para una máquina de tamaño medio que es casi perfecta.

  • Producto: ASUS N55S Multimedia Notebook
  • Fecha: 08/09/2011 22:30:46
Secciones: Portátiles