Intel Core cuarta generación. Core i7-4770k

por Javier Rodríguez 01/06/2013 7
Nucleos
Cache
Frecuencia
Precio
Web
4
8MB
3.5GHz-3,9GHz Turbo.
290 Euros

Introducción.

Intel ha iniciado un camino donde el rendimiento debe ir parejo con mejoras de eficiencia, estados más profundos de ahorro energético, mejores gráficos integrados e incluso la concentración de todos los elementos fundamentales de un PC en el mismo chip. Una conversión que en cualquier caso de momento no deja de lado el rendimiento puro y duro, quizás no con las mejoras de antaño generación a generación, pero orientadas sin duda hacia donde realmente va el mercado que es a potenciar unidades graficas manteniendo una potencia suficiente de CPU para una multitarea potente y versátil. Hoy os mostraremos el modelo más potente de la marca para equipos sobremesa pero antes de centrarnos en él hay mucho de lo que hablar.

Características de la nueva arquitectura.

Tendremos tiempo de hablar de muchos modelos Haswell centrados cada uno en sus plataformas adecuadas. Hoy es el tiempo de conocer las prestaciones que podremos encontrar en los modelos de sobremesa de cuatro núcleos que son, por otro lado, muy parejas a las que encontraremos en procesadores de doble núcleo, procesadores de portátil o procesadores de bajo consumo para equipos ultrabook.

En el mercado sobremesa encontraremos tres nuevas generaciones de procesadores con cuatro y dos núcleos. Las series K se mantienen para los amantes del overclocking con facilidad de overclocking, multiplicadores liberados, y más opciones de overclocking a través de buses con el aporte de prestaciones adicionales gracias a los chipsets de nueva generación que acompañan a estos procesadores y que podremos conocer más en detalle a continuación.

Los nuevos procesadores tienen un patillaje diferente a las dos últimas generaciones con un socket, para sobremesas, de tipo LGA con 1150 contactos. Las variaciones de buses justifican para Intel el cambio de socket además de requerir, este procesador, de un chipset diferenciado ya que ahora el propio procesador gestiona elementos como las salidas de video cuando antes era cosa del chipset.

En el mercado sobremesa encontraremos también series de cuatro y dos núcleos convencionales, todos dentro de las gamas Core i3 y Core i5, con variantes T y S con bajo consumo. Cada procesador ahora será un mundo ya que no solo hay variantes de núcleos, cache o frecuencias sino que también hay bastantes variaciones en el sistema grafico integrado. Intentar resumirlos en unas líneas es complicado así que me vais a permitir pegaros la lista oficial.

Muchas de las mejoras de este procesador van sin duda orientadas a equipos cada vez más delgados, tanto para sobremesa como portátil, con una eficiencia energética superior a pesar de consumir, como es el caso de los sobremesa, algo más de media que la tercera generación Ivybridge. Esto se consigue con estados de reposo más profundos, los famosos S4 y S5 de los que ya habréis oído hablar, que permiten también acceso a tecnologías de última generación como es la actualización de datos en el sistema operativo manteniendo estados de consumo muy reducidos para que esta nueva generación de máquinas se comporte, por ejemplo, como tu teléfono o Tablet a la hora de mantener tus contenidos actualizados en todo momento.

Los nuevos procesadores de Intel mantienen un proceso de fabricación Tri-gate con transistores en tres dimensiones y un proceso de fabricación de tan solo 22nm. Tienen un total de 1.400 millones de transistores en una superficie de encapsulado de tan solo 177mm2. En este nuevo diseño arquitectónico podremos encontrar la unidad gráfica, que como veis en el esquema cada vez cobra más importancia en los diseños de Intel, ocupando una gran parte de la superficie. Tenemos también el anillo de núcleos interconectados compartiendo una cache de tercer nivel de hasta 8MB en los modelos más avanzados. También tenemos la controladora de memoria, que sigue siendo de doble canal con soporte oficial para memoria DDR3-1600, y la zona de controladoras de video, PCI Express 3.0, etc.

Como veis no hay nada realmente revolucionario con respecto a las prestaciones de lo que es la CPU en sí, aunque luego daremos más detalles centrándonos en el procesador analizado, porque buena parte de las mejoras más atractivas las encontraremos en otras plataformas, como los ultrabook, así como en la gráfica y los nuevos chipsets.