ASRock M8

por Javier Rodríguez 18/11/2013 3
Formato
Dimensiones
Fuente
Precio
Web
vertical, mini-ITX
372x123x400mm.
450w
515 Euros

Introducción y prestaciones técnicas

Introducción

Que los jugadores estamos optando cada vez por sistemas más compactos es una realidad que no se le escapa a nadie y como no tampoco a fabricantes de tarjetas gráficas, procesadores, placas base y chasis. Asrock ha contado con el apoyo del equipo de diseño de BMW Group DesignworksUSA que ya tiene experiencia de apoyo al diseño para otros fabricantes taiwaneses como Thermaltake realizando, por ejemplo, los ratones Level 10M (que son infumables) o el espectacular chasis level 10 de la misma Thermaltake.

Este sistema nos ofrecerá todo lo necesario para montar un equipo potente pero va más allá de un chasis poco convencional sino que nos ofrece una solución prácticamente completa donde el usuario podrá elegir que procesador, que memorias, que tarjetas gráfica y que discos duros elige para su unidad. Pero mejor vamos a los detalles porque es donde realmente está la gracia de este sistema.

Barebone

Un barebone, como se conoce en esta industria, es un sistema premontado donde solo faltan por añadir algunos componentes (normalmente procesador, memorias, etc.) que son con lo que algunos fabricantes pueden ofrecernos configuraciones completamente personalizables sin perder eficiencia productiva.

El Asrock M8 coincide con esta descripción porque nos ofrece placa base, fuente de alimentación, chasis y unidad óptica ya integrado. Solo tenemos que añadir el resto de componentes para tener un sistema funcional. Algunos serán incluso accesorios ya que la plataforma para la que se ha diseñado es Core de cuarta generación con socket 1150 y como todos sabéis esta plataforma integra graficas en todos sus procesadores.

El M8 integra una placa base Mini-ITX personalizada para la ocasión. La ventaja es que podemos cambiarla por la placa base que queramos ya que es compatible con este formato tan extendido en la actualidad así que tendremos, por así decirlo, un sistema con bastantes posibilidades  de mejora y ampliación.

Esta placa diseñada exclusivamente para el M8 es bastante convencional en su conectividad pero no por ello significa que no este bien equipada ni mucho menos. Aprovecha la funcionalidad actual y su chipset de calidad para ofrecer la conectividad adecuada.

La placa base es fundamental para conocer las prestaciones generales de este sistema y la verdad es que esta pequeña placa base ha aprendido unos cuantos trucos antes de ser montada en este barebone. Integra, por ejemplo, Wifi-AC con Bluetooth 4.0 con un sistema de antenas integrado (MIMO) por la caja para una cobertura superior así como rendimientos de hasta 1300mbps de velocidad de transferencia.

Detalle de la placa base del M8 de ASRock.

Incorpora también una tarjeta de sonido Core3D de Creative con un procesador de cuádruple núcleo dedicado únicamente para el proceso de sonido en el DSP. Reduce consumos de CPU y también produce alguno de los estándares de sonido mas reconocidos en la industria. Asrock ha implementado también su propio sistema de amplificación de auriculares para auriculares de alta gama (600ohm).

La placa base tiene soporte para hasta seis unidades SATA 6gbps gracias, fundamentalmente a su chipset Z87. Este chipset nos permitirá también disfrutar de USB 3.0 nativo tanto en la parte trasera como en el frontal de la caja, así como de capacidades de overclocking ampliadas sobre todo para procesadores con multiplicador liberado. El sistema soporta dos módulos de RAM SODIMM con hasta 8GB de capacidad por cabeza y velocidades de hasta 1600MHz. Podemos tener, por tanto, un total de 16GB de RAM instalada en el sistema.

La fuente de alimentación integrada es de 450w, con formato SFX, así que el máximo consumo de GPU dedicada se queda en los recomendados 200w. No está mal para una gráfica de gama media pero se pierde la oportunidad de montar los chips gráficos más potentes de mercado como son algunas Geforce GTX, como la 780ti o la Titán, así como modelos AMD Radeon como las 7970/280X o las 290/290X. Espacio hay para este tipo de tarjetas pero la verdad es que el formato SFX no es fácil encontrar fuentes más potentes que esta así que si queréis montar una gráfica muy potente tendréis que cuidar el consumo del resto de componentes para recuperar esos 50-60w adicionales que requieren este tipo de chips.

La unidad óptica integrada es de tipo Multi-Drive, esto es grabación y reproducción de DVD. Es de tipo “slot-in” así que hace un buen trabajo estético en la unidad. Las unidades de almacenamiento tienen una zona de instalación que  nos obligara a elegir entre un único disco de 3.5” o poder optar por instalar hasta 4 unidades de 2.5”. Sin duda no hay mucho que discutir porque de poder montar un raid de SSD de cuatro unidades a un solo disco mecánico de 3.5” no creo que nadie que compre este barebone vaya a discutir sobre este aspecto.

Diseño, Montaje y bios

Diseño, Montaje y bios

El Asrock M8 es sin duda una maquina poco convencional completamente fabricado en aluminio tratado, tanto color como superficie) con un montaje mecánico bastante curioso. Internamente es bastante amplio aunque se echa de menos algún sistema de disipación integrado, tendremos que comprar uno adicionalmente o montar el que viene con la CPU (que tampoco traen en algunos modelos) así que el verdadero comportamiento sonoro de la unidad nos lo dejan a nuestra responsabilidad.

Está diseñado para trabajar exclusivamente en vertical y aunque pueda parecer mala idea la verdad es que es una maquina muy estable. Se abre con un sistema de llave y los paneles laterales se fijan en posición con 8 imanes en cada panel. Ambos laterales están adornados por paneles acrílicos. El panel derecho, donde accedemos a los componentes internos, tiene un acabado diferente para ampliar el efecto del sistema de leds activables que tiene en el interior. El lateral posterior únicamente esconde la canalización del cableado de la fuente de alimentación aunque la verdad es que el efecto de tapa de motor hace que esta canalización sea no solo organizada sino también muy estética.

Nuestra experiencia de montaje con este barebone ha sido bastante buena aunque mejor que no os aventuréis sin mirar el manual a montar la tarjeta gráfica porque el sistema tiene un modo de abrir todo el “techo” del barebone” para facilitar este proceso. Son quitar dos tornillos pero al menos para nosotros fue algo difícil de figurar. El acceso al procesador y a las memorias es directo y sin el más mínimo inconveniente pero detrás de la tarjeta grafica se encuentra el módulo de almacenamiento de discos duros así que es lo primero que deberemos plantearnos en montar.

La bahía de discos está diseñada para albergar un único disco de 3.5” o hasta cuatro de 2.5”. Está claro que Asrock, como nosotros, recomiendan el uso de este tipo de formato de unidad que es, por otro lado, el formato de facto para cualquier disco duro SSD que se precie. La placa admite modos RAID así que si estáis pensando en un RAID SSD no tendréis ningún problema en instalarlo.

Bandeja de discos del M8.

La bios es la típica UEFI que usa Asrock y no me malentendáis con lo de típica porque a lo mejor no es la bios más “bonita” que hay en la actualidad pero está llena de funcionalidad, es fácil y accesible para cualquiera, y trabaja realmente bien. Es, para mí, una de las mejores bios UEFI en cuanto a resultados se refiere que podemos encontrar en la actualidad. Sus sistema predefinidos de overclocking funcionan bastante bien y detalles como la actualización de bios directamente desde Internet le dan una funcionalidad sobresaliente.

A-Command y experiencia

A-Command. El ASRock M8 tiene un único botón en el frontal de la caja que además es un panel de información multifuncional. Mediante su sistema de ruleta y pulsación podemos acceder a diferentes menús como el control de la iluminación del barebone, el encendido del sistema, la hora, controlar el modo de energía de Windows o tener información en tiempo real de la frecuencia de la CPU, etc. El sistema sin duda es original y le da un toque especial a este barebone pero su pantalla OLED roja integrada en el botón, que tiene acabado espejo, lo hace bastante difícil de distinguir sobre todo con cierta iluminación ambiental. Como idea está bien y le da un toque poco convencional, que no sea solo un chasis sino una solución más completa, pero para mí fracasa en la ejecución.

Experiencia

Hemos dedicado uno de nuestros procesadores de laboratorio, concretamente un 4670k y una de nuestras ultimas gráficas, la Radeon 270, a un paseo por lo que sería un buen sistema gaming compacto y de aspecto poco convencional. Los resultados, usando el disipador de CPU de bajo perfil adecuado, son muy buenos con niveles de ruido aceptables, a pesar de contar con cuatro ventiladores pequeños en la caja (dos arriba extrayendo aire de la gráfica y dos debajo metiendo aire en la caja), con niveles de overclocking de 4.2GHz sin tocar el voltaje del 4670k de Intel. Con un disco SSD, recomiendo alguno de última generación de al menos 240GB, podemos tener una maquina gaming excepcional con un aspecto poco convencional pero sin duda también con un precio algo superior al que tendríamos si montáramos componentes similares en una configuración Mini-ITX convencional.

También está claro que perderíamos la calidad de integración y también hay que recordar que le formato de placa de este chasis nos permitirá, si o si, mejorar nuestro sistema con el tiempo así que no estamos ante un sistema cerrado que nos vaya a caducar tal y como lo compramos. Aun así el precio es elevado comparado con soluciones DIY.

Análisis y conclusión

Análisis y conclusión

El diseño del M8 es sin duda poco convencional y despierta ese deseo que tenemos todos los entusiastas del PC de tener la potencia de un equipo grande en una caja compacta y llamativa. Eso es sin duda lo que mejor consigue el Asrock M8. La pena es que tiene un precio de venta defendible pero alejado de la realidad Mini-ITX que es cada vez más económica.

Por otro lado, una de sus funciones más llamativas, como es el mando “A-Command” solo resulta cómodo y visible (la pantalla OLED que integra) con poca luz y el mando es demasiado duro en su pulsación. De hecho no sé si esto es un defecto de nuestra unidad de análisis exclusivamente porque dudo que el comportamiento de una unidad comercial pueda ser este.

Lo que más me ha gustado es la placa base, con buenas prestaciones, aunque optar por memorias SO-DIMM limita bastante el acceso a memorias de alta velocidad que podríamos montar en otras soluciones más “gaming”. Aun así el resultado es bueno y se entiende esta integración para poder dar cabida, sin problemas, a los seis puertos SATA que prácticamente son requisito en esta caja si queremos montar todos los discos duros que soporta además de la unidad óptica frontal.

En definitiva es un sistema que rinde bien pero que tiene muchos flecos que corregir para ofrecer al jugador ese barebone completo y sin fisuras que muchos ven en otras soluciones comerciales de importantes fabricantes de PC como alienware.

  • Producto: ASRock M8
  • Fecha: 18/11/2013 7:22:20
Secciones: Mini PCs