AMD Kaveri. Primer contacto

por Javier Rodríguez 20/01/2014 ...
Procesador analizado
Shaders
Arquitectura
Precio
Web
A8-7600
384 unidades
Kaveri 4+6
120 Euros Aprox.

Introducción

Introducción

Un nuevo procesador, una nueva evolución de AMD donde se ve claramente que la arquitectura tradicional de x86 pierde su importancia y se convierte nada más que en una plataforma donde dar los recursos suficientes para lograr un rendimiento gráfico, y una capacidad de cómputo general, superior a cualquier otra solución en un solo chip que se haya diseñado antes. Un procesador que se soporta en las avanzadas técnicas de AMD para el desarrollo de gráficos modernos y en sus tecnologías asociadas a nivel de API, computación general, etc.

Arquitectura, DirectCompute y  HSA

Kaveri es un procesador diseñado para dar soporte a la gráfica integrada más potente jamás incorporada a un procesador x86 y por tanto, a cualquier procesador domestico que podamos encontrar en el mercado. Esto lo convierte en la gran esperanza para una arquitectura que necesita seguir ampliando sus capacidades, también su rendimiento, y a la vez reducir consumos, ampliando eficiencia, y reduciendo costes añadidos.

La arquitectura de este procesador destaca por sus 12 unidades de proceso, 4 unidades x86 tradicionales que forman la parte CPU y 8 unidades que conforman el motor gráfico. Lo radical del nuevo diseño es que ambas partes de este conjunto comparten comunicaciones como nunca antes y por tanto pueden trabajar conjuntamente para generar más de 850Gflops de potencia de proceso.

La tecnología HSA de AMD permite este nuevo desarrollo y una de sus primeras implementaciones la encontraremos en un procesador domestico de bajo coste. Un procesador que garantiza el uso de las últimas tecnologías, tanto propietarias de AMD como TrueAudio como otras tan esperadas y tan de moda como el UltraHD o 4k.

HSA es sin duda la gran incorporación en este procesador. La esperada tecnología de comunicación heterogénea permite a este procesador mandar procesos tanto a su GPU como CPU para que ambas trabajen en paralelo. De hecho ambos tienen acceso a todo el bus de datos del procesador, hasta 32GB de RAM DDR3, pudiendo interactuar entre ellos con la RAM como hacen los diferentes núcleos de una CPU con su cache compartida. Es una suma de potenciales en arquitecturas que antes podían realizar tareas intensivas pero nunca en paralelo. De hecho este procesador puede añadir hasta un sexto de rendimiento a su potencia de proceso gráfico, para tareas de cómputo general, gracias a sus cuatro núcleos de su parte CPU.

HSA es un estándar abierto que AMD ha promovido a varios niveles dentro de la industria con importantes socios como ARM, Qualcomm, Mediatek, Samsung, Texas Instruments, Sony, VIA, Broadcom. Importantes productores de integrados donde solo echamos de menos a Nvidia e Intel. Importantes jugadores de arquitectura ARM y con AMD como cabeza visible y exponente de esta tecnología en la arquitectura x86. Requiere de implementación a nivel de software pero ya hay jugadores importantes, como Adobe o incluso Libreoffice, y se espera que para 2015 tenga un despegue fulgurante con incorporaciones tan importantes como Java.

Gráficos, Mantle, Dual Graphics y TrueAudio

Gráficos, Mantle, Dual Graphics y TrueAudio

Con Kaveri las grandes estrellas de esta arquitectura son sin duda el HSA, del que ya hemos teorizado, y del que podremos ver ya algunos resultados en benchmarks sintéticos de rendimiento generalista. El HSA lo veremos evolucionar a nivel de software pronto pero lo que no necesita tanta evolución es el rendimiento de los gráficos integrados en procesadores AMD. Este procesador amplía, en su gama más alta, el número de shaders de 384 de la generación anterior a los 512 que disfrutaremos actualmente. Lo que sigue siendo el lastre de estos procesadores es el uso de un doble canal de memoria de 64-Bit y DDR3 que limita de forma notable el ancho de banda y que no permite crecer a estos chips en el uso de resoluciones más elevadas para jugar o el uso de filtros de pantalla más elevados.

La frecuencia de trabajo, con el nuevo proceso de fabricación, permite alcanzar los 720MHz lo que se traduce en un mejor comportamiento en juegos DirectX 11 mientras que trabajemos a resoluciones máximas de 1920x1080 puntos. Además este chip tiene las mismas prestaciones avanzadas que las últimas creaciones de AMD como el soporte de DirectX 11.2, etc.

Otras tradiciones buenas se mantienen como la capacidad de trabajar con graficas dedicadas en modo “Dual Graphics” ya sea para aumentar el número de pantallas que podemos conectar, cosa que es habitual en chips integrados, o la no tan habitual que es sumar potencia en modos Crossfire con las gráficas dedicadas adecuadas. El modo Dual Graphics de esta generación está reservado, al menos de momento, al chip Radeon 270X.

Mantle es sin duda la gran esperanza para estos chips gráficos de gama baja e integrados de AMD. Este API de nueva generación traerá las optimizaciones de las consolas de última generación, donde AMD es proveedor de gráficos en exclusiva, al PC y de hecho AMD promete hasta una mejora del 45% usando este nuevo API frente a DirectX. El problema es que no acaba de llegar y todavía y todos andamos algo impacientes por comprobar si las afirmaciones de AMD son realistas.

TrueAudio es otro de los API que ha desarrollado AMD para esta nueva generación de gráficos. Una unidad de proceso de sonido posicional que por fin desbloquea este desarrollo en PC donde sin duda tenemos terreno que recuperar con respecto a los juegos de consola que usan, desde hace tiempo, estándares multicanal mucho más elaborados de lo que podemos encontrar ahora en PC. Pero para esto también tendremos que esperar a algunos de los títulos más interesantes que están por llegar este año.

Rendimiento real

Rendimiento real

El procesador con el que tenemos este primer contacto con la arquitectura Kaveri no es el mejor exponente de la marca. De hecho es de los tres procesadores que tendremos disponibles en las tiendas el menos potente de todos y los gráficos, al tener más o menos la arquitectura de la generación anterior, no tiene grandes mejoras a nivel de rendimiento. Si hemos podido comprobar mejoras como el HSA en aplicaciones ya adaptadas, como algunos benchmarks,  y hemos podido también comprobar realmente a que rendimiento debemos acostumbrarnos con este modelo.

El uso de memoria de alta velocidad DDR3 es sin duda imprescindible si queremos ver a estos chips rendir como deben. De hecho hace poco pudimos ver como la falta de memoria rápida lastraba a uno de los últimos barebone compactos de Zotac con una buena grafica integrada. Por suerte esta arquitectura se maneja bien con memoria DDR3 2133 o DDR3 2400 que amplían de forma importante las posibilidades.

Video:

Video y soporte 4k

Video y soporte 4k

4k es sin duda uno de los cambios que veremos establecerse durante 2014. Y este procesador será una delas mejores opciones si queremos montar un HTPC con el que disfrutar de gráficos 3D rápidos, bajos consumos y por supuesto deberemos exigirle que nos proporcione el soporte adecuado para un formato de video que este año se hará bastante asequible para el común de los mortales. Por ello AMD ha integrado una unidad de video renovada aunque se echa en falta el soporte de HDMI 2.0. Aun así podremos tener 4k en salidas HDMI a 30Hz, 60Hz si usamos dos conectores simultáneamente, o también mediante Displayport 1.2.

La unidad de video de Kaveri tiene capacidad para comprimir video HEVC (H.265) mediante HSA (usando CPU y GPU) y decodificación HEVC (también mediante HSA). Además es capaz de escalar por hardware fuentes 1080p para su adaptación a 4k.

Se integra también una nueva tecnología “AMD Fluid Motion Video” que permite deshacerse de las antiguas tecnologías de escalado de frames de los reproductores económicos donde pasar de 24 a 60 FPS se traduce en una simple duplicación de fotogramas. Con la nueva tecnología de AMD y su hardware integrado este aumento se realiza por interpolación logarítmica logrando un resultado mucho más fluido y natural.

Chipset y versiones

Chipset y versiones

Estos nuevos procesadores no admiten el actual socket FM2 de AMD. Requieren placas revisadas con algunos cambios a nivel eléctrico. Las nuevas placas FM2+ son las necesarias para este nuevo procesador y son, a su vez, compatibles con los procesadores FM2 antiguos. Estas placas y este nuevo socket llevan tiempo en el mercado y podemos encontrarlo en todas las variedades de chipset actual de AMD. A saber: A88X, A78 y A55. Tres gamas diferenciadas que podemos encontrar desde los 30 Euros delas placas más económicas hasta los 100 Euros de entrada para el chipset más potente.

Estos chipsets nos darán soporte para los tres nuevos modelos de procesador que comienzan a venderse con la incorporación de esta arquitectura. Tres modelos: A10-7850k, A10-7700k y A8-7600. Todos ellos con  cuatro núcleos pero con variantes importantes en el motor gráfico, siendo el único con 8 unidades de GPU, y 512 motores de shaders, el A10-7850k, que es un procesador que deberemos probar más adelante ya que de momento hemos tenido que conformarnos con el A8-7600 de 65w de consumo.

Una de las ventajas de estos procesadores es que podremos seleccionar el perfil energético que más se adapte a nosotros. Podemos optar, dependiendo de  la variante, entre tres perfiles que son de 95, 65 y 45w TDP. De este modo con un mismo procesador, sin tener que comprar versiones especiales de bajo consumo. Podemos configurar nuestra máquina para nuestro perfil energético. A 45w podremos tener un rendimiento multimedia de calidad con menos ruido y consumo y a 65w un rendimiento intermedio.

Análisis y conclusión

Análisis y conclusión

A falta de ver el rendimiento real del mejor exponente de esta arquitectura nos quedamos con un buen sabor de boca con lo que se esboza de este procesador que marcara la plataforma de desarrollo de una nueva forma de ver la computación en el PC donde por fin CPU y GPU son capaces de trabajar en paralelo para ofrecer un rendimiento superior.

Un procesador que se puede adaptar a nuestros requisitos de consumo y ventilación, que se puede adaptar a muchos formatos de PC y que además permite seguir sumando potencial gráfico y de computación gracias a gráficos dedicados modernos. Es sin duda la mejor APU de AMD hasta la fecha y, por ende, seguramente el mejor procesador x86 completamente integrado que podamos encontrar en la actualidad. Aun así me reservare mi veredicto final a cuando podamos probar esta plataforma en pleno esplendor con el procesador A10-7850k.

Secciones: Procesadores