Zotac ZBOX EN760

por Javier Rodríguez 03/06/2014 ...
Procesador
Grafica
Almacenamiento y RAM
Precio
Web
Intel Core i5-4200U
Geforce GTX 860M Maxwell
Hasta 16GB, 2.5" y mSATA
Desde 480 Euros

Introducción

Los barebone compactos son una forma inteligente de tener un PC en un formato realmente compacto. Está claro que cuando subimos prestaciones los formatos también crecen pero siempre hay un punto que separa al ordenador compacto, el que podemos incluso colgar detrás de nuestro monitor, de un PC convencional por pequeño que sea. La duda es si reducir tanto el volumen puede significar perder la esencia y el rendimiento del PC.

En el caso de este nuevo Zotac podemos verlo como la maquinaria de un portátil gaming de gama media integrado en un pequeño chasis. No sé si la imagen queda clara pero se resume en un ordenador bastante capaz, muy versátil, en un tamaño realmente compacto.

Procesador móvil

El anterior modelo EI750 integraba un procesador Intel Core Haswell 4770R con una gráfica Iris Pro 5200 con 128MB de memoria embebida. Una tarjeta gráfica integrada en un procesador con un consumo medio de 65w TDP. Un potente procesador de cuatro núcleos, ocho hilos de proceso y frecuencias de hasta 3.9Ghz en modo turbo. Un barebone potente que nos demostró un buen comportamiento salvo algo de temperaturas elevadas en oscilaciones grandes que hacía que el ventilador del sistema cambiara muy frecuentemente de frecuencia.

Debajo de este conjunto de disipación, muy parecido al que encontramos en  muchos portátiles, está el procesador, la gráfica dedicada y el chipset.

Este modelo ataca la solución gaming desde un punto de vista más inteligente, al menos bajo nuestro punto de vista. El EN760 cambia el procesador Core i7 de sobremesa por un procesador que podemos encontrar en sistemas ultrabook de gama media y alta. Se trata de un procesador Core i5-4200U con dos núcleos y cuatro hilos de proceso. Este procesador consume tan solo 15w e integra también una tarjeta gráfica pero en este montaje Zotac directamente confía toda la carga gráfica a la tarjeta de Nvidia, que también tiene buenos sistemas de ahorro de energía.

El procesador trabaja con frecuencias de hasta 2.6GHz en modo turbo aunque su frecuencia nominal es de 1.6GHz. Es un procesador ágil, no tenéis nada que temer, mueve Windows o Linux de forma excepcional, soporta hasta 16GB de memoria DDR3, y su tarjeta gráfica integrada nos permitirá reducir consumos mientras que no usamos la gráfica dedicada. Es un procesador perfecto para este formato que reducirá ruidos y consumos en general.

Solo, por ponerle alguna pega, echo de menos el soporte de VT-d por hardware. Una pena para los amantes de la virtualización ya que aumenta el rendimiento pero tampoco nos impide llevarlo a cabo con calidad.