¿Qué es mSATA y para qué sirve?

¿Qué es mSATA y para qué sirve?

por Antonio Delgado 23/09/2020

¿Qué es mSATA?

mSATA o mini-SATA por su abreviatura mini Serial Advanced Technology Attachment es una interfaz de bus usada en ordenadores para transferir datos entre la placa base y los elementos de almacenamiento que están contactados mediante esta interfaz, los dispositivos que se pueden conectar son pequeños discos solidos con un rendimiento máximo de 6 Gbit por segundo. El conector mSATA es muy parecido o prácticamente igual al M.2 , pero no son compatibles ya que cada uno usa una controladora específica, así la mSATA usa una controladora host S-ATA y el M.2 una PCI-express.

Aunque el SATA data de 2001 en su primera versión, mSATA vio la luz en 2009 para usar unidades más pequeñas que los discos duros o discos SSD de 3.5” o 2.5” y van normalmente conectados directamente a la placa base con un tornillo y a este conector. La interfaz mSATA buscaba rapidez a la hora de transferir los datos en un reducido espacio, pero estaba limitada al ancho de banda de SATA III de 6 Gbits por segundo, sin embargo su sucesor, el formato NVMe, si que ha conseguido a través de una controladora PCI obtener mucho más ancho de banda en los dispositivos de almacenamiento, hasta 7000 MBps alcanzan las unidades SSD 980 Pro de Samsung.

La interfaz mSATA actualmente está en desuso en ordenadores PC de sobremesa y portátiles, ya que su limitación en cuanto a velocidad de transferencia es la del SATA III, 6 Gbits por segundo, y sería lo mismo que tener un disco SSD conectado a un conector SATA III estándar y que suelen ser más económicos, si que son recomendables cuando el problema es el espacio disponible para instalar discos de 2.5” o 3.5” ya que estos discos mSATA ocupan mucho menos espacio.

¿Para qué sirve mSATA?

mSATA sirve para conectar discos SSD a través de la interfaz mini SATA con un ancho de banda máximo de 6 GBits por segundo, de este modo podemos tener discos SSD conectados directamente a la placa base, que es donde se encuentra este conector, sin ocupar espacio en otro sitio de la caja. Si tenemos una placa con este tipo de conector, en lugar de usar dos cables para conectar un disco SSD o un disco duro, el de datos y el de corriente, podemos optar por añadir un disco mSATA.

Con mSATA podemos tener una unidad de almacenamiento con un bus de datos igual al de SATA III directamente en la placa base, esto es ideal si son placas de pequeño formato donde prima el espacio, también son muy útiles en ordenadores tipo Intel NUC donde una unidad de pequeño tamaño es muy  importante, o incluso para poder tener dos unidades de almacenamiento si con una unidad no tenemos suficiente y queremos ampliar la capacidad de almacenamiento en estos ordenadores de reducido tamaño.

La interfaz mSATA y gracias a su reducido tamaño nos permite añadir unidades de disco a dispositivos que también, dadas sus dimensiones, necesiten una unidad de almacenamiento de reducido tamaño y de bajo coste. Si queremos añadir espacio de almacenamiento a pequeños dispositivos electrónicos, podemos optar por esta interfaz con un buen ancho de banda y que apenas ocupa espacio.

Si tu antiguo portátil dispone de un puerto mSATA y actualmente está utilizando una unidad de almacenamiento mecánico, puedes añadir un disco mSATA a tu portátil para ganar algo de rapidez sin tener que quitar tu disco duro actual, en el disco SSD mSATA puedes tener instalado el sistema operativo y los programas de mayor uso y el disco duro mecánico, que es más lento en lectura y escritura puedes usarlo como almacenamiento de mayor tamaño para otro tipo de archivos que no dependan del sistema para ganar rapidez.

También puedes usar un disco SSD mSATA como caché para aumentar el rendimiento de tu disco duro, si tienes este conector en tu portátil o PC de sobremesa sin ningún uso, puedes seguir esta guía y obtener mejor rendimiento en tu disco duro mecánico.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en nuestro Foro!

Temas Relacionados: mSATA
Redactor del Artículo: Antonio Delgado

Antonio Delgado

Ingeniero Informático de formación, redactor y analista de hardware en Geeknetic desde 2011. Me encanta destripar todo lo que pasa por mis manos, especialmente lo más novedoso en hardware que recibimos aquí para hacer reviews. En mi tiempo libre trasteo con impresoras 3d, drones y otros cachivaches. Para cualquier cosa aquí me tienes.