Microsoft incumple su promesa y no actualizará todos los Lumia a Windows 10 Mobile

por Antonio Delgado 18/03/2016 3

Microsoft había prometido en reiteradas ocasiones que todos los smartphone Lumia con Windows Phone 8.1 recibirán su ración de Windows 10 Mobile cuando se lanzara la actualización.

Sin embargo, tras anunciar en el día de ayer el lanzamiento de la esperadaactualización de Windows 10 Mobile, Microsoft soltó la bomba: solo se actualizarán a Windows 10 Mobile los smartphones que anunciaron ayer, los Lumia 920, 925, 630, 520, Icon, 720, 820 y, en general, toda la gama Lumia x20, no recibirán Windows 10 Mobile.

Por si esto fuera poco, Microsoft también eliminará a gran parte de estos dispositivos del programa Insider - el sistema de actualizaciones preview de Windows 10 Mobile- por lo que no tendrán manera de actualizar y recibir mejoras en el caso de haber instalado la beta de Windows 10 Mobile.

La compañía se escuda en que, tras todas las pruebas y experiencias del programa Insider, estos terminales no tienen la potencia ni la memoria necesaria para ejecutar satisfactoriamente la nueva versión de Windows 10 Mobile. Sin embargo, muchos usuarios han comentado que, en estos terminales, la preview les funcionaba perfectamente, además, el hecho de que dejen fuera a terminales con 2 GB de memoria RAM deja entrever otras razones.

Sea como sea, este movimiento deja a Microsoft en una posición todavía más precaria en el mundo de los sistemas operativos móviles. Uno de los problemas que asola a Android es precisamente la fragmentación - nuevas versiones del sistema operativo que no llegan a todos los móviles dejando dividido el ecosistema- y ahora parece que la plataforma Windows Phone sufrirá lo mismo.

Además, Al abandono de estos terminales - a los que habían prometido la actualización- se suma el abandono de aplicaciones míticas que crecieron con Windows Phone como Here y todo su catálogo de apps. Además, el hecho de que la propia Microsoft preste más atención y recursos a desarrollar aplicaciones para Android e iOS hace bastante difícil que usuarios y desarrolladores puedan seguir confiando en la plataforma móvil de los de Redmond.