ACER sorprende con su sobremesa Predator Orion 9000 con 4 Radeon RX Vega y un Core i9 de 18 núcleos

por Antonio Delgado 30/08/2017 1 IFA 2017

El mercado gaming se ha convertido en un gran filón dentro del mundo del PC. Mientras el PC generalista ve como descienden sus ventas, los equipos y componentes centrados en juegos no hacen más que subir. ACER lo sabe y su gama de productos Predator se ha multiplicado en los últimos años con productos de todo tipo para jugadores.

Su última creación llega en forma de un monstruoso ordenador que hará las delicias de los más exigentes, el Predator Orion 9000.

Se trata de un equipo de sobremesa con lo último en hardware contenido dentro de una generosa caja con diseño exclusivo de ACER, decorada con distintas zonas de iluminación RGB y espacio más que suficiente para los componentes más potentes. La torre cuenta con dos asas para facilitar el transporte y unas ruedas fijas en la parte trasera.

Su tapa lateral también es especial. Hoy en día estamos acostumbrados a ver numerosas torres con paneles transparentes de plástico o cristal templado que dejan ver el interior de los equipos, sin embargo, esas tapas no suelen servir para bloquear emisiones electromagnéticas que puedan afectar al equipo. ACER ha sido la primera en lanzar una torre con una tapa que deja ver el interior pero que está blindada contra ondas electromagnéticas. Para conseguirlo han creado una malla metálica que convierte a la torre, incluyendo esa tapa, en una suerte de jaula de Faradai.

Si bien lo que busca ACER es el ofrecer una plataforma personalizable con distintas configuraciones ampliables y distintos precios para poder llegar al máximo de gente, en su configuración más potente, el Predator Orion 9000 impresiona con sus cuatro Radeon RX Vega trabajando juntas en Crossfire junto a un procesador Core i9 de 18 núcleos.

Como decimos, habrá distintas versiones que variarán en procesador o número y modelos de gráficas, por ejemplo, si nos decantamos por NVIDIA podremos escoger GTX 1080 Ti, aunque en un máximo de dos tarjetas por las limitaciones que la compañía introdujo en los sistemas SLI.

Para refrigerarlo todo, ACER utiliza una refrigeración líquida específica para el procesador y el sistema IceTunnel 2.0 que genera distintos flujos de aire separados en varias zonas con distintos deflectores y alerones. De esta manera, el aire que entra frío por la zona frontal con sus ventiladores se distribuye hacia la zona de discos duros, hacia las gráficas y también hacia arriba para refrigerar el radiador del procesador.

Naturalmente no le falta conectividad de todo tipo como USB 3.1 de tipo C y de tipo A, USB 3.0, 4 PCI Express x16 y hasta tres M.2 para almacenamiento NVMe.

El modelo base del ACER Predator Orion 9000 llegará en diciembre a España por un precio de 2.000 Euros, llegará también en distintas configuraciones con distintos precios.