El iPhone X se olvida de los marcos y es todo pantalla

por Antonio Delgado 12/09/2017 1

El diseño filtrado sin marcos para los próximos iPhone finalmente se ha hecho realidad en uno de los tres terminales que ha presentado Apple hoy, el iPhone X.

Empezamos por ese modelo porque es el más novedoso, realmente los iPhone 8 no aportan nada nuevo al mercado, pero el iPhone X sí que deja ver una evolución y cómo los de Cupertino se adaptan a las nuevas modas de prescindir de los marcos.

La pantalla, la primera OLED que integra Apple, tiene una diagonal de 5,8 pulgadas, aunque la zona del altavoz tiene una protuberancia que la tapa. Lo más llamativo de esta pantalla es que elimina completamente los marcos y todo lo que no sea pantalla (y altavoz) del frontal, dejando un diseño completamente liso que posiblemente se convierta en tendencia. Su resolución total es de 2436 x 1125 píxeles y soporta HDR10 y Dolby Vision.

Al no tener botón, Apple ha tenido que prescindir del lector de huellas (parece que estos sensores bajo pantalla todavía no están maduros). En vez de ello ha integrado nuevos sensores de reconocimiento facial en 3D que permite identificarnos con el terminal. La compañía asegura que funciona aunque nos pongamos gafas o incluso si nos cambiamos el peinado pero en la demostración el sistema falló y lo achacaron al maquillaje, así que habrá que ver si realmente es capaz de detectarnos con tanta precisión.

Este sistema también sirve para hacer emoticonos interactivo que copien los gestos de nuestra cara.

En su interior encontramos el nuevo procesador A11 Bionic de la compañía, mientras que en la parte trasera tenemos doble cámara con doble estabilización y un sistema de cuádruple flash LED. Soporta LTE Advanced, bluetooth 5.0 y también integra carga inalámbrica y es resistente al agua.

El modelo de 64 GB costará 999 Dólares, le acompañara´un modelo de 256 GB del que todavía no han dado el precio. Llegarán el 3 de noviembre.