La nueva ASUS B85-Pro Gamer lleva a todos los bolsillos las placas gaming

por Antonio Delgado 25/03/2014 ...

Junto con los procesadores Intel Haswell de 4ª generación, llegaron diferentes familias de chipsets de la serie 8, en concreto el chipset Intel B85 se coloca como el más económico y básico dentro de toda la serie, sin renunciar a las tecnologías propias de toda la serie, como el soorte para SATA 6 Gbps,  PCI Express 3.0 o USB 3.0.

Recientemente analizamos en Hispazone la ASUS B85 Vanguard, una placa perteneciente a la familia TUF con protecciones y componentes que le aseguran una durabilidad por encima de placas "convencionales". Ahora ASUS ha presentado un modelo con el mismo chipset, pero enfocado al público "gamer", es decir, con una estética roja y negra que recuerda a los modelos ASUS ROG, pero manteniéndose alejada de esta gama de placas de gama más alta, tanto en prestaciones como en precio naturalmente.

La nueva ASUS B85-Pro Gamer lleva a todos los bolsillos las placas gaming, Imagen 1

Haciendo uso del socket LGA 1150, esta ASUS B85-Pro Gamer integra 4 slots de RAM DDR3 y dos puertos PCI-Express, uno de ellos en la verisón 3.0 x16 y otro 2.0 x4, a pesar de ocupar el mismo espacio ambos. Como elemento destacable, tenemos una tarjeta de sonido integrada SupremeFX con amplificador para auriculares de 300 Ohmios.

Integra también una tarjeta de red Gigabit Ethernet que combinada con el software ASUS GameFirst II permite optimizar el ancho de banda para juegos o aplicaciones concretas. Al contar con el chipset B85, no hay posibilidad de overclock de CPU.

La nueva ASUS B85-Pro Gamer lleva a todos los bolsillos las placas gaming, Imagen 2

Un aspecto que llama la atención y que no se termina de entender en pleno 2014, es la inclusión de tres puertos PCI, una interfaz de conexión prácticamente olvidada por los fabricantes y que podría tener sentido en placas orientadas a usos muy concretos, pero no en un equipo para juegos.

Por el momento no hay detalles sobre su precio exacto, pero la función de esta placa es la de orientarse claramente hacia un precio económico, por lo que debería mantenerse por debajo de los 100 euros.