Microsoft prepara una nueva API para aumentar el rendimiento de la Xbox One

por Antonio Delgado 30/12/2014 1

Tanto la PS4 como la Xbox One están basadas en APUs de AMD, la principal diferencia entre ellas es el uso de memorias GDDR5 para la consola de Sony y de DDR3 + ESRAM para la alternativa de Microsoft. A pesar de las altas latencias de la GDDR5, su mayor ancho de banda ha permitido a la PS4 ofrecer algo más de rendimiento gráfico.

Sin embargo parece que Microsoft quiere reforzar su apuesta por la combinación de memorias DDR3 (menos ancho de banda y mejores latencias) junto con ESRAM integrada (mucho más rápida), lanzando una nueva API que permitirá a los desarrolladores tener mucho más control sobre la memoria ESRAM y conseguir dar un empujón al rendimiento gráfico de la consola.

Microsoft prepara una nueva API para aumentar el rendimiento de la Xbox One, Imagen 1

Se espera la llegada de esta actualización durante el año 2015. Natralmente para disfrutar de estas ventajas en juegos ya existentes es necesario que los desarrolladores lancen actualizaciones para sus juegos, de lo contrario tan solo veremos este aumento de rendimiento en títulos nuevos.


Tags: Gadgets