MSI GS60 2QE Ghost Pro con Geforce GTX 970M

por Javier Rodríguez 16/11/2014 6
Pantalla
Procesador y RAM
T.Gráfica
Precio
Web
15,6" 2880x1620 IGZO
Core i7-4710HQ y 16GB DDR3
Geforce GTX 970M 3GB GDDR5
1999 Euros

Introduccion y prestaciones técnicas

Introducción

La perfección no existe, al menos en el mundo del portátil, pero el GS60 2QE Ghost Pro es para mi gusto lo que más se acerca al portátil perfecto para trabajos que requieran potencia y jugar. Un portátil con procesadores de alto rendimiento, gráficas de última generación, bien construido y con un formato que podemos llevar a diario al trabajo, universidad, etc. Es una máquina definitiva pero no perfecta y aquí, en este artículo, conoceréis todo lo bueno y lo malo que hemos encontrado en ella.

Prestaciones técnicas

El nuevo MSI GS60 2QE Ghost Pro está basado en el chasis del GS60 pero ha llovido ya bastante desde su lanzamiento y ésta es la segunda gran actualización que recibe  este modelo. En su perfil de 19,9mm, uniforme, podemos encontrar un hardware de primera línea con un procesador Core i7-4710HQ. Un procesador con velocidad nominal de 2.5GHz, con turbo a 3.5GHz, y cuatro núcleos con ocho hilos de proceso. Un potente procesador cuyo consumo ronda los 47w TDP.

Pocas ampliaciones podremos hacer en este modelo salvo, quizás, cambiar las unidades de almacenamiento. No es una tarea fácil ya que habrá que desmontar toda la placa base para acceder a su parte posterior que es donde se encuentran la mayoría de conectores. En la parte más accesible solo podremos cambiar una de las unidades de almacenamiento y el chip que da las prestaciones inalámbricas al sistema.

Este modelo, que cuesta con impuestos 1999 Euros, vendrá equipado con 16GB de RAM que es también su máxima capacidad. Es una cifra potente y las memorias usadas son de tipo DDR3-1600. Se acompaña de un sistema de almacenamiento sorprendente para un equipo tan delgado.

MSI ha incorporado en el MSI GS60 2QE Ghost Pro un doble sistema de almacenamiento masivo. Por un lado un disco mecánico de 2.5” y 7mm de altura que nos ofrece el soporte de almacenamiento masivo. Un total de 1TB de capacidad en un disco con una velocidad superior a los 100MB/s de forma sostenida. Además para el sistema, y nuestras aplicaciones principales, el MSI GS60 2QE Ghost Pro integra un RAID 0 mediante una doble unidad mSATA de 128GB. Es decir, 256GB de capacidad SSD, con unidades Toshiba que logran velocidades de lecturas superiores a los 1000MB/s y de escritura que rondan los 900MB/s. Además en nuestras pruebas el RAID arroja un rendimiento y potencia de proceso sobresaliente con casi 1600 puntos en AS-SSD. No es el sistema de cuádruple unidad M.2 que vimos hace algunos días en el GT72 2QE pero es un sistema más que notable que eleva a este modelo a los altares de máquinas más potentes que han pasado por nuestro laboratorio en calidad de portátiles.

Atto Diskbenchmark 2.46

AS SSD

Crystal DiskMark

Los gráficos integrados en el MSI GS60 2QE Ghost Pro eliminan uno de los principales defectos que vimos en el modelo anterior con este chasis. La grafica Kepler no solo se sustituye por un modelo Maxwell más eficiente sino que además esa eficiencia permite a MSI incorporar un procesador gráfico superlativo como es el Geforce GTX  970M. Monta 3GB de RAM y se combina con la gráfica Intel HD Graphics 4600. Luego nos adentraremos más a fondo en este chip que no es el modelo más elevado de Nvidia pero todo un logro para un portátil tan delgado como éste.

MSI ha integrado la tecnología Killer Double Shot de Qualcomm en este portátil. Esta tecnología combina su interfaz Ethernet Gigabit con una tarjeta inalámbrica de tipo Wifi-AC que pueden trabajar en conjunto para mejorar la priorización de paquetes que sean sensibles a la latencia, como los juegos o el vídeo HD, por dos canales diferentes. Si contamos con redes con múltiples puertas de enlace también nos permitirá mejorar la velocidad en servicios que permitan conectividad múltiple como puede ser la descarga de juegos. Esta tecnología es además personalizable por el usuario así que nos da una potencia sobresaliente sobre nuestros interfaces de red.

La conectividad inalámbrica nos permite accesos de hasta 867mbps en la banda de 5GHz y también integra Bluetooth 4.0 para que tengamos una solución conectiva completa. Es una pena que todavía la tecnología NFC no se ve tan integrada como debería en portátiles de este tipo de gamas.

Nvidia Geforce GTX 970M

Nvidia Geforce GTX 970M

La Geforce GTX 970M es una versión recortada de la Geforce GTX 980M y está recortada en varios aspectos. Primero sus motores CUDA que se quedan en 1280 frente a los 1536 del modelo de gama más elevado. Su frecuencia de trabajo también pasa de los 1030MHz de la GTX 980M hasta los 924MHz de este modelo. El ancho de banda también se reduce a 192-Bit dejando un resultado de 120GB/s de ancho de banda teórico (frente a los 160GB/s del modelo 980M). Estos tres puntos hacen que fácilmente veamos recortado el rendimiento de la GTX 970M hasta en un 20% con respecto a su hermana mayor.

También es evidente que el menor rendimiento reduce también el consumo por lo que la hace más adecuada para configuraciones de diseño más agresivo en el espesor como es el caso del GS60. También debo decir que en nuestras pruebas hemos visto algo de limitación por refrigeración en este chip, de forma sostenida, que luego detallaremos en nuestra sección de pruebas. Esto que parece muy alarmante es algo que ya hemos visto en otros modelos GS60, donde también se limita el procesador a un máximo práctico de 3.3GHz, y es uno de los problemas que debemos conocer y asumir si queremos un portátil para jugar con este diseño tan radicalmente opuesto al concepto de PC para juegos.

La Geforce GTX 970M es un traslado de todas las prestaciones de la renovada gama alta de chips gráficos de Nvidia. Prestaciones renovadas como el DSR (Dynamic Super Resolution) que permite generar los juegos a resolución 4k en pantallas de resolución nativa más pequeña, el nuevo modo de antialiasing MFAA (Multiple Frames Anti-aliasing), la tecnología de voxeles VXGI, soporte 4k, el GPU Boost 2.0, SLI, CUDA, Shadowplay,…todo está presente del mismo modo que están en los nuevos chips de sobremesa.

Este chip tiene todas las nuevas prestaciones de los chips Maxwell de sobremesa y portátil.

Además tiene sus propios elementos novedosos como es la tecnología “Battery Boost”. Esta tecnología ofrece un doble acercamiento para mejorar la experiencia de los jugadores en entornos portátiles. Por un lado poder jugar en batería con tasas de FPS adecuadas y segundo alargar la batería de forma importante con respecto a generaciones anteriores. Luego lo comprobaremos de forma práctica. Esta tecnología se integra en Geforce Experiencia donde podemos optimizar la calidad del juego según estemos funcionando con el cargador conectado o tirando de la batería.

Pantalla y conectividad de video

Pantalla y conectividad de vídeo

Esta gráfica de última generación es sin duda el cambio de hardware más llamativo de este modelo pero la incorporación de pantallas 3k es otra novedad en este modelo al menos en cuanto se refiere a disponibilidad en nuestro país. El MSI GS60 2QE Ghost Pro integra un panel IGZO de resolución 2880x1620 puntos en sus 15.6” de pantalla. Una pantalla con brillo y un nivel de contraste excelente y unos ángulos casi perfectos que rivalizan con los logrados en paneles IPS.

La pantalla incorpora una webcam HD de 1,3mp y un sistema de micrófono digital doble.

Esta pantalla nos abre una nueva dimensión de escritorio y de juego en un portátil gaming. La tecnología IGZO por otro lado tiene algunos defectos que hacen que no sea perfecto pero muy cercano a ello. Por un lado ofrece más facilidad de escalar densidad de pixel que el IPS y casi todos los PC que vemos con pantallas 3k usan esta tecnología. Ofrece buenos niveles de brillo y buen contraste de colores pero también tiene defectos conocidos del IPS como sangrado de la retroiluminación, que en este caso parece especialmente mal gestionado sin llegar a catastrófico, o algo de falta de precisión en el color amarillo que se compensa, en este y otros modelos, con una potente iluminación que ronda los 300nits.


En la fotografía se ve exagerado el "bleeding" pero es bastante más visible en laterales y esquinas superiores.

En calidad general es mejor que un TN, sin lugar a dudas, pero no es tan rápido ya que un panel IGZO aun comparándolo con un TN también de 60Hz, está a la par de un panel IPS con una latencia real que ronda los 25ms de blanco a negro y viceversa. Por tanto sufren de “input lag” aunque en mis pruebas solo es más notable a altas resoluciones de ratón, por encima de los 5000dpi. Existe también una versión con 4k que cuesta igual pero perdiendo el almacenanamiento RAID 0 y que creo personalmente que es meterse ya en mas problemas que beneficios por el carácter de "doble pantalla" que tienen estos paneles y que nos creara ciertas dificultades en algunos juegos aparte de la mayor carga de recursos que requieren para ser "movidas" con calidad. 

El MSI GS60 2QE Ghost Pro incorpora un buen catálogo de conectores de vídeo pero limitados por la tarjeta gráfica integrada de Intel. Las Intel HD Graphics, salvo las Iris Pro, no soportan 4k a 60Hz y cuando un portátil usa Optimus el control de las salidas de vídeo se hace a través del bus del procesador dedicado a ello. Es decir, no podremos usar pantallas 4k de forma externa a 60Hz, solo a 30Hz, cuando la gráfica de Nvidia sí que lo soporta. Es un nuevo uso inútil de Optimus, que no hará que este portátil gane autonomía de forma notable, y que no solo nos limita la conectividad de pantallas de última hornada sino que además no nos permitirá usar otras tecnologías de Nvidia como el GSYNC ya que pantalla y monitor tienen un gestor intermedio, el chip de Intel, que impide la comunicación directa entre pantalla y GPU.

Una pena sin duda que no se pueda usar una pantalla 4k a 60Hz con el conector Displayport Mini 1.2 de este portátil. Estaremos limitados por la capacidad de la gráfica Intel, debido a la tecnología Optimus, a un máximo de 30Hz.

Lo que sí podremos hacer es conectar pantallas hasta 2k a 60Hz y disponer de configuraciones de hasta tres pantallas 1920x1080 con multiplicadores o sistemas encadenados siempre y cuando deshabilitemos la pantalla integrada con el portátil. Además de este Displayport “limitado” tendremos también un HDMI de tipo 1.4a con más o menos las mismas limitaciones de ancho de banda.

En nuestro anterior análisis de un portátil de MSI, concretamente el GT72 2QE, el uso de un Switch por software nos permitió tener menos limitaciones conectivas y es algo que MSI debería haber incorporado a sus nuevos modelos GS.

Sonido

Sonido

El MSI GS60 2QE Ghost Pro usa el mismo sistema Dynaudio de toda la gama gaming de MSI y hereda también componentes y tecnologías de las placas base más avanzadas de la marca. Este portátil cuenta con un sistema de altavoces 2.1 con dos conductores principales, debajo y al frente del portátil, y un subwoofer en la zona posterior. Usa un DSP Realtek ALC1150 de alta definición y cuenta con salida de auriculares con amplificador.

Cuenta con conectores chapados en oro que reducen la pérdida y el sistema Audioboost de MSI permite generar  un potente sonido aunque pierde bastante definición cuando pasamos de volumen medio. El amplificador de auriculares realiza un trabajo de calidad con calidad incluso para auriculares de monitorización de sonido plano y alta impedancia.

Además incorpora los códec Creative Sound Blaster Cinema 2 que añade prestaciones notables sobre la aplicación de gestión de sonido que viene de serie con los productos Realtek. Está años luz y nos permite mejorar la calidad del audio y ecualizarla  a nuestro gusto con perfiles rápidos para juego, películas, música, etc. Los resultados son de excelente calidad dentro de que estamos delante de una solución integrada en un portátil.

Diseño y formato

Diseño y formato

Compacto, ligero pero aun así con tecnología de última generación para jugadores. El GS60 2QE Ghost Pro es el sueño de todo aquel que tenga que llevar potencia de proceso en la cartera o mochila con una pantalla de alta definición de excelente calidad, almacenamiento y RAM para convertirla en un equipo capaz de las tareas más exigentes con un peso de menos de 2Kg, menos de 20mm de espesor y un chasis de calidad completamente fabricado en aluminio.

El chasis monobloque del MSI GS60 2QE Ghost Pro podemos encontrarlo en varios colores aunque de momento solo lo encontraremos en dorado y negro. Todo el chasis está completamente fabricado en aluminio. Solo el marco de fijación de la pantalla está construido en plástico. Tiene unas dimensiones de 390x266x20mm así que no es un portátil pequeño pero sí delgado y ligero. De hecho está dentro de los portátiles gaming más ligeros y aun así disfruta de una pantalla más grande que en modelos de 13 o 14”. Con menos de 2Kg de peso se convierte en una máquina perfectamente transportable.

El diseño ha sido pensado para aprovechar las dimensiones de la pantalla para diferenciar en la base dos zonas importantes. Arriba la zona de ventilación que queda completamente aislada de las manos del usuario y combinado con un material muy conductor como el aluminio se traduce en que podemos estar horas jugando con el GS60 y lo único que notaremos del alto consumo de sus componentes es el ruido de sus dos turbinas. Aun con todo este espacio utilizado para el sistema de refrigeración el apoyo de manos es perfecto gracias a un zócalo grabado en la superficie de apoyo del portátil que deja teclado y manos en una posición unos 2mm más baja y que también salva a la pantalla de marcarse con las teclas.

El diseño es sencillo combinando los perfiles rectos con figuras afiladas grabadas en el aluminio. Todo es realizado en aluminio cepillado y anodizado. Los acabados son excelentes y la sencillez hace que se denote que es un portátil hecho con estilo que esconde una potencia superior a la mayoría de portátiles convencionales. Es el ultrabook de los jugadores.

En sus estrechos laterales encontraremos todo un catálogo de conectores. La parte trasera está completamente despejada y dedicada al subwoofer y al sistema de ventilación. En el lateral derecho encontraremos un conector USB 3.0, un lector de tarjetas SD, salida HDMI de tamaño convencional, Mini Displayport y Ethernet Gigabit. En el lado izquierdo un slot de bloqueo Kensington para seguridad, la toda de alimentación, dos puertos USB 3.0 adicionales y la entrada y salida de audio chapadas en oro. Es una conectividad simple pero muy completa.

Lateral derecho.

Lateral izquierdo.

La ergonomía de este portátil es muy buena puesto que su pequeño espesor hace que sea muy cómodo trabajar en él, el ataque del teclado y la posición de las manos es casi perfecta y se disfruta trabajando en él. Toda esta review de casi 4000 palabras ha sido escrita en él y he disfrutado cada minuto con un manejo cómodo, tremendamente rápido y con una estética que se disfruta personalmente más allá de poder presumir de máquina.

El perfil es perfecto para su transporte y es completamente homogéneo.

Teclado y Touchpad.

Teclado y Touchpad.

El teclado del MSI GS60 2QE Ghost Pro es el mismo que podíamos encontrar en modelos anteriores pero no por ello es menos destacable. El tacto es casi perfecto, me recuerda a los mejores teclados en portátiles como los Lenovo o Apple (también a los extintos Sony) pero añadiendo además algunas prestaciones muy llamativas. El teclado SteelSeries tiene tres zonas de iluminación RGB independientes que podemos configurar a medida de cada usuario.

Tres zonas diferentes con una paleta de colores sorprendente que además podemos hacer más nuestro con efectos como la respiración, por olas, sensible al sonido, etc. Podemos programar perfiles y configurar todas y cada una de las teclas del portátil. Todas son programables y cuentan con capacidades como el Macro o el scripting. Podemos establecer hasta cuatro capas con diferentes configuraciones.

El teclado es de tipo chiclet con buena separación entre teclas. Para mi gusto le sobra la zona numérica pero al menos esta bien diferenciada. Lo que no me acaba de gustar de él es que las teclas numéricas son algo más pequeñas que el resto del teclado, eso lo hace más inútil si cabe. En cuanto a las teclas de cursor sí que están bien diferenciadas y los tamaños son los adecuados. La tontería de apartar la tecla de Windows de su posición habitual sigue ahí presente logrando perjudicar más que las mejoras que puede traer consigo.

El touchpad hace bien su trabajo, y se puede desactivar rápidamente, así que no hay mucho que añadir de él. Tiene las funciones multitáctiles que se requieren para Windows 8, los dos botones integrados, y está bien situado sobre la superficie del portátil. Encastrado a nivel en un pequeño rebaje del cuerpo de aluminio del portátil. Está bien acabado, como toda la unidad.

 

Accesorios y software

Accesorios incluidos

Este modelo no trae consigo ningún periférico ni bolsa de transporte pero si una funda con la que protegerlo bien pero sin bolsillos ni tan siquiera para el cargador la verdad es que es algo bastante inútil. Lo adecuado será equiparlo bien con una bolsa de portátil de 15” donde podamos guardar también su cargador de 150w que por otro lado debo decir que está bastante bien diseñado para ser delgado y mejorar su transporte.

Software

Ya hemos nombrado alguno de los programas con los que viene equipado el GS60 2QE, como es el Sound Blaster Cinema 2, pero también tendremos algunas otras utilidades interesantes como la gestión de redes KillerNIC, con monitorización y control. Perfiles rápidos de energía, etc. Tiene tres perfiles de rendimiento gracias al sistema “shift” y también varios perfiles de energía según las tareas que vayamos a realizar. Me gusta el lanzador “Dragon Gaming Center” que no solo sirve para monitorizar el sistema sino para darnos acceso rápido al resto de aplicaciones instaladas.

Pinchad para ampliar. Es una captura del escritorio tal cual, a su resolución natural sin incrementos en fuentes o iconos.

Quizás lo más complejo y que requiere algo más de aprendizaje, es el completo software de gestión del teclado SteelSeries. Combinaciones de color, programación, efectos, perfiles,…es muy completo y por tanto tendremos que dedicarle algo de tiempo para personalizarlo a nuestro gusto y también sacar partido a su potente motor de programación.

 

Análisis de rendimiento y autonomía

Análisis de rendimiento y autonomía

Aquí tenemos tarea porque el GS60 esconde algunos secretos de cómo es capaz de gestionar todo el calor generado por estos componentes tan potentes en un cuerpo tan delgado. Además de su doble turbina inteligente, una dedicada al procesador y la otra dedicada a la GPU, que cogen aire de la zona de arriba, por encima del teclado, y lo expulsan por los laterales y la trasera del GS60; el GS60 tiene que hacer que los modos naturales de trabajo de algunos de sus componentes se vean afectados en sus frecuencias de trabajo sostenidas.  

Por un lado nos encontramos que hagamos lo que hagamos la frecuencia Turbo máxima del procesador Core i7-4710HQ está clavada en los 3.3GHz cuando por especificación y experiencia es un procesador que sube fácilmente hasta los 3.5GHz. Es una limitación bastante ínfima, derivada de la disipación del procesador (alcanza los 3.5 pero por muy cortos periodos de tiempo) y veremos que en pruebas puras de procesador mantiene resultados muy interesantes.

Quizás el problema más sensible lo encontremos en la Geforce GTX 970M. La tarjeta gráfica está diseñada para aumentar su frecuencia si la refrigeración es adecuada hasta los 1030MHz. El resultado no solo no es que apenas lograremos esa frecuencia unos segundos sino que llegados a los 80 grados, cosa que se alcanza realmente rápido, el chip gráfico se ve obligado a mantener la temperatura reduciendo su frecuencia de trabajo hasta una media de 785MHz que son casi 140MHz menos que la velocidad nominal del GTX 970M que es concretamente de 924MHz. Es el primer portátil que probamos con esta gráfica, quizás sea normal, pero mi experiencia con pruebas con Geforce GTX 750Ti, también arquitectura Maxwell, en refrigeración pasiva es que estas bajadas de frecuencia ocurren siempre pasada la cota de 82-83 grados centígrados. La Geforce GTX 970M en este perfil delgado, con este sistema de disipación, pierde más de un 10% de rendimiento de GPU.

Cuando está en reposo, o haciendo trabajos ligeros como multimedia, navegar, ofimática…el GS60 es un portátil de gesto amable con un ruido muy moderado. Cuando le presionamos sus dos pequeñas turbinas se ponen en acción y la cosa cambia. Si usamos unos buenos auriculares con el no tendremos problemas pero el ruido estará ahí. No es exagerado, no es para llevar tapones protectores pero sí que es más que perceptible y los usuarios delicados con estos temas deberían verlo funcionar antes de comprarlo.

Hemos realizado nuestra batería de pruebas habitual y debo destacar el resultado de PCMark que ofrece una puntuación notable aunque no llegue a los niveles de su hermano mayor el GT72 con su extraordinario sistema de almacenamiento cuádruple SSD.

Atto Diskbenchmark 2.46. Lectura y escritura.

AS SSD

PCMark 8. Home

Cinebench R15

3DMark FireStrike

Vídeo de Gameplay en tiempo real. 

Diablo 3. 2880x1620. Calidad Ultra:

COD Advanced Warfare Multiplayer. 2880x1620 calidad Media:

BattleField 4. 2880x1620. Calidad Alta:

Donde no destaca para nada es en su autonomía. En nuestras pruebas en modos de ahorro y brillo bajo el resultado es claro, dos horas de autonomía con su batería incorporada, eso sin jugar. Hemos obviado las pruebas de “Battery Boost” porque no tienen sentido, no llegaremos a la hora en este modelo. No hay gran espacio para una batería grande, y eso que ocupa buena parte del interior del GS60, y aparte de pruebas exigentes si lo usamos de una forma “normal” la autonomía no supera las dos horas y media. Tendremos que cargar con su cargador de 150w allá donde vayamos, al menos éste no es muy grande.

Conclusión

Conclusión.

Con un perfil uniforme de menos de 20mm y un hardware de primera el GS60 2QE Ghost Pro se presenta con la opción más interesante si queremos combinar ligereza, con menos de 2kg de peso, y potencia. Es un portátil muy bien acabado con un chasis de aluminio perfectamente construido y con una potencia hasta hace poco increíble en un formato así. No está exento de defectos, pequeños en su mayoría y otros asumibles a su agresivo perfil de 20mm, y si buscáis el portátil sin fisuras os pasaréis la vida esperando.

Potencia y perfil ligero se combinan con una pantalla de excelente calidad, un sistema de sonido pensado para auidófilos y gamers y un sistema de almacenamiento combinado para que no echemos de menos ni la velocidad de los sistemas de almacenamiento más agresivos basados en SSD con la capacidad que ofrecen los sistemas mecánicos.

A pesar de su pequeña pérdida de rendimiento para el control térmico de gráfica y procesador el GS60 2QE Ghost Pro es uno de los portátiles más potentes que hemos visto, capaz de mover su pantalla 3k con soltura en juegos punteros y con el hardware que equipa los 1999 Euros que cuesta suenan incluso realmente baratos. Solo hay que comparar opciones similares como Alienware, Razer o Gigabyte para darse cuenta de que aunque es un precio elevado si queremos acceder a este nivel de hardware la mejor opción la encontramos en este increíble portátil.  

  • Producto: MSI GS60 2QE Ghost Pro
  • Fecha: 17/11/2014 10:47:31
Secciones: Portátiles Gaming