ASUS TuF Z97 Sabertooth Mark S

por Javier Rodríguez 02/12/2014 4
Socket
RAM
Otros
Precio
Web
LGA1150
Hasta 32GB DDR3 3000+
Express SATA, SLI, 2xGbe
329€

Introducción

La ASUS TuF Sabertooth Z97 Mark S es completamente blanca es sin duda algo exótico. Los PCB blancos no son habituales puesto que supone algunos retos que ASUS parece haber solventado para realizar esta serie limitada y numerada. Una revisión de la Z97 Mark I de ASUS con un PCB blanco y una renovada “Thermal Armor” con camuflaje ártico que va desde la protección frontal y canalización de aire hasta la “backplate” en color blanco con serigrafiado personalizado para la ocasión.

Prestaciones básicas

Esta placa base de edición especial monta un chipset Z97 por lo que está destinada a procesadores Haswell y Broadwell de socket LGA1150. Es compatible con toda la generación de procesadores actuales y también nos dará soporte para los nuevos procesadores que saldrán en este socket a mediados del año que viene. Procesadores que incorporarán un proceso de 14nm como los primeros modelos para equipos ligeros que están empezando a aparecer estas semanas sobre todo en dispositivos 2 en 1 sin ventilador.

Estos procesadores ofrecen soporte para doble canal de memoria DDR3 con capacidad para hasta 32GB de RAM en módulos de 8GB. Lo que pone de sí misma la placa es capacidad para soportar memoria DDR3 de alta velocidad superando los 3000Mhz. Otras tecnologías integradas en este chipset las encontramos en el almacenamiento nativo SATA 6gbps, con modos RAID de tipo 0, 1 y 5. Además este chipset añade la posibilidad de integrar otras tecnologías de almacenamiento como el Express SATA de 10gbps del cual esta placa integra una unidad aunque da la sensación de ser dos, el segundo no funciona.

Conectores frontales SATA y Express SATA y un puerto USB 3.0 de 19 contactos.

Dos de los conectores que conforman el SATA Express se pueden usar como SATA 6gbps convencionales pero aun así la placa añade una controladora ASMedia ASM1061 para que tengamos dos puertos SATA 6gbps adicionales. Lo que echo de menos, aunque no sea fundamental, es un puerto M.2.

El PCI Express en esta placa base es de tipo 3.0 pero es en realidad un soporte integrado en el procesador. Estos procesadores cuentan con 16 líneas PCI Express 3.0 así que tendrá que repartirlas entre las gráficas que tengamos instaladas que normalmente, y sin puentes como en esta placa, se limitan a dos unidades. El resto de líneas PCI Express son de tipo 2.0 y o bien se sacan de dividir las líneas PCI Express 3.0 del procesador o se usan las cuatro líneas proporcionadas por el chipset.

El total de puertos disponibles en esta placa base es de tres puertos PEG 16x de los cuales los dos primeros pueden trabajar en modos de 16x y conjuntamente en un máximo de 8x. Les acompaña otro slot de tamaño PEG con enlace máximo a 4x y PCI Express 2.0. Otros tres puertos PCI Express 2.0 de 1x completan la capacidad de la ASUS TuF Sabertooth Z97 Mark S en este aspecto. La placa soporta Crossfire y SLI así que podemos elegir qué tecnología integramos como motor gráfico sin ningún tipo de limitación.

La conectividad interna y externa de la placa es la adecuada sin añadidos que la hagan extraordinaria. Dos conectores USB 3.0 frontales de 19 pines para un total de cuatro puertos es lo más llamativo. Los cuatro conectores frontales son suministrados por el chipset (con modo de carga extendido para teléfonos y tablets), que soporta seis puertos USB 3.0 por sí solo. Los conectores traseros de la placa son también adecuados sin cosas extrañas o añadidos espectaculares.

Cuatro puertos USB 2.0, cuatro puertos USB 3.0 (dos de ellos por el chipset y otros dos mediante una controladora ASMedia añadida), un puerto HDMI, un puerto Displayport, conexiones de audio analógicas y digitales y como estrella, doble controladora Ethernet aunque con la mala suerte de que una es Intel y la otra Realtek. De este modo perderemos algunas capacidades como el teaming pero mejor esto que una sola tarjeta de red. Ambas disfrutarán del software “Cfos” para priorización de paquetes.

Algunos conectores frontales en la parte inferior de la placa. Se echa de menos que sean de un color similar al resto del diseño.

Panel de conectores traseros de la Sabertooth Z97 Mark S.