HP Stream 11. El portátil de 229 Euros

por Javier Rodríguez 08/12/2014 6
Pantalla
Procesador y RAM
Almacenamiento
Precio
Web
11,6" TN 1366x768 puntos
Celeron N2840 y 2GB RAM
32GB eMMC y SD slot
229 Euros

Introducción

Introducción

A pesar de lo útil que nos puedan parecer los Chromebooks lo cierto es que han conseguido que Microsoft reaccione promocionando tablets y equipos muy económicos,  aunque con algunas limitaciones de hardware, que reciben gratuitamente licencias de Windows, suscripciones a Office, gran capacidad de almacenamiento online y otras promociones con modelos tan económicos que apenas llegan, con impuestos, a los 230 Euros como es el caso del nuevo HP Stream 11.

Este portátil causó bastante revuelo porque es raro ver a integradores potentes anunciando modelos tan económicos, 199 dólares en ultramar, y más cuando el aspecto de esas unidades es bastante respetable en cuanto a calidad y prestaciones. Hoy este modelo ya podemos comprarlo en España en dos colores. También cuenta con alguna variante de pantalla más grande pero nosotros hemos querido centrarnos en este modelo por su reducido coste y hardware con detalles tan interesantes como su larga autonomía y su carencia total de partes móviles.

El HP Stream 11 podemos encontrarlo en España por menos de 220 Euros, menos de 200 Euros si aprovechamos alguna promoción como las de “Black Friday” o el “Cyber Monday” y con él recibiremos una licencia completa de Windows 8.1 con Bing, en versión de 64-Bit, una suscripción por un año a OneDrive con almacenamiento ilimitado, minutos mensuales para Skype y además 20 Euros para gastar en la tienda de Microsoft durante un plazo máximo de 3 meses. Una promoción que si empezamos a sumar precios casi nos da para un portátil completamente subvencionado para que estudiantes, usuarios iniciados o simplemente aquellos que saben cuidar sus presupuestos tengan una solución completa de Microsoft a un precio más que interesante.

Procesador y memoria

Procesador y memoria

El HP Stream 11 cuenta con un procesador Celeron N2840. Este procesador de dos núcleos es una variante de la arquitectura Baytrail de Intel. Son dos núcleos con una frecuencia máxima de 2.16GHz que consume entre 4.5w y 7.5w según quiera el integrador para ajustarlo a sus necesidades de energía o consumo.

Este procesador, no nos engañemos, no es el mejor de la gama Baytrail pero compensa su diseño de dos núcleos con frecuencias mayores y una gráfica también más potente. Su gráfica es más rápida y nos permite acelerar vídeo sin necesidad de cómputo general e incluso soporta QuickSync Video por lo que también nos aportará hardware a la hora de la creación multimedia sin afectar a sus núcleos principales.

Puede soportar hasta 8GB de RAM aunque una de las limitaciones de Microsoft para dar licencias gratis es que los equipos se limiten a 2GB de RAM. Eso es lo que ha hecho HP con el Stream 11 y los que conozcan un poco Windows 8.1 sabrán que 2GB de RAM no da para un Photoshop con imágenes de 20mp pero sí que da para una multitarea de calidad, mucha pestaña da navegación abierta y en general para un desempeño de calidad.

Windows 8.1 se comporta mejor de lo que se puede pensar inicialmente con 2GB de RAM.

El Celeron N2840 le permite al HP Stream 11 no necesitar de ningún ventilador en su interior. Es completamente pasivo y como la unidad de almacenamiento también es SSD podemos afirmar que el HP Stream 11 es una unidad sin ninguna parte mecánica y por tanto una unidad completamente silenciosa y de consumo muy ajustado. 

Almacenamiento

Almacenamiento

El almacenamiento seguramente será uno de los factores que más echarán para atrás al posible comprador de un HP Stream 11. Monta un disco Samsung MBG4GC que es memoria eMMC Flash. Son 32GB de capacidad que desarrollan unos 170MB/s de velocidad de lectura y cerca de los 80MB/s de velocidad de escritura. Aun así no nos dejemos intimidar puesto que el arranque del Stream 11 se hace en apenas 5-6 segundos desde cero.

El almacenamiento disponible para el usuario después de instalar Office es de unos 13GB y nos hemos encontrado que eliminar la partición de recuperación en este modelo supone destruir el sistema operativo así que tendremos 8GB por ahí inutilizadas sin poder disponer de ellas, por el momento.

Lo que sí tendremos es un 1TB de capacidad de almacenamiento en OneDrive que se convertirán en almacenamiento ilimitado según actualice Microsoft su nube a la oferta prometida. Si queremos almacenamiento local tendremos que tirar de alguno de sus conectores disponibles.

El Terabyte de capacidad está disponible mientras dura la suscripcion de Office, un año. Renovar cuesta oficialmente 69 Euros al año.

Ampliar esta unidad no es posible. No hay ningún slot y además acceder a sus interioridades no es tarea sencilla. Es una unidad diseñada para morir con lo puesto.

Diseño, pantalla y Conectividad

Diseño, pantalla y Conectividad

El HP Stream 11 es una máquina colorida orientada a un público muy concreto. Estudiantes con presupuestos reducidos y que prefieran el entorno Windows a otras opciones como Chrome OS. Podemos encontrarlo en España en dos colores: azul y rosa. Los materiales son sencillos pero los acabados son muy buenos. Una resistente bisagra soporta su pantalla de 11.6” y resolución de 1366x768 puntos.

No es una máquina excepcionalmente ligera ni delgada. Nos recuerda a los netbooks de generación más avanzada pero salvando las diferencias de optimización de sistema operativo y mejoras técnicas en los procesadores. Está completamente fabricado en plástico salvo la chapa que sirve de cierre y reposamanos que es en chapa con un revestimiento en degradado de color y punteado que sin duda es un detalle de calidad interesante. Está troquelada para dar profundidad a un teclado del que luego hablaremos y que a mí me ha sorprendido por su tamaño y velocidad de escritura a pesar de estar montado en una máquina tan económica.

Antes de que me desvíe tengo que decir que las dimensiones del HP Stream 11 son de 300mm de largo, 205mm de ancho y 19,7mm de alto. Algo menos de 2cm de alto lo que lo hace una máquina bastante estilizada. Su peso es de 1.23Kg con batería así que también es fácil de llevar encima.

La pantalla es de 1366x768 puntos, muy manejable para la gráfica integrada en el Celeron N2840, con panel TN y sin filtros de brillo. La luminosidad ronda los 180 nits y los ángulos son los que son. Aun así debo decir que es una pantalla TN de última generación y la calidad es bastante buena, lejos de un IPS, pero mejor de lo que podemos predecir inicialmente. Incluso dispone de sensor de luz ambiental que no es cosa tan común en el mundo del PC portátil.

La conectividad del HP Stream 11 a nivel físico es decente. Dos conectores USB, uno de ellos de tipo USB 3.0, con capacidad para cargar un móvil con soltura. También contaremos con una entrada de auriculares y micrófono combinado y un lector de tarjetas SD que soporta los formatos más masivos en almacenamiento, como es el SDXC, así que podremos añadir hasta 256GB de almacenamiento en este slot. Además es de los slots donde la memoria queda completamente embutida dentro del portátil así que podremos usarlo casi como almacenamiento persistente.

Lateral derecho con entrada y salida de audio, USB 2.0, USB 3.0 y HDMI. Por ese orden.

Lateral izquierdo con lector de tarjetas, entrada de alimentación y un Kensington lock.

La conectividad inalámbrica va a cargo de un chip Realtek combinado que ofrece Wifi-N de 2.4GHz, está limitado a una sola banda de frecuencia, con Bluetooth 4.0. No es última tecnología pero al menos no hay que echar nada de menos y podremos usar el aparato con cualquier dispositivo que se nos ocurra. No hay conector Ethernet pero siendo una máquina Windows podremos encontrarle solución a precios económicos y disponiendo de USB 3.0 incluso podemos tener Ethernet Gigabit de calidad por menos de 20 Euros.

El equipamiento multimedia se completa con una webcam HD 720p, un sistema de micrófonos dobles en la pantalla y un conjunto de altavoces estero frontales con tecnología DTS sound. Hacen su labor adecuadamente sin grandes alardes aunque me ha sorprendido gratamente la velocidad de la webcam y su comportamiento en entornos con poca iluminación.

Teclado y touchpad

Teclado y touchpad

Aquí es donde el HP Stream 11 da una de cal y otra de arena. El teclado destaca por ser completamente blanco en un diseño muy colorido. Queda hasta bien. Con un diseño de isleta y un tamaño similar al que podemos encontrar en un  portátil de 13” que es para mí el tamaño perfecto. Es rápido, mucho, con muy buena recuperación, tacto de calidad, buen recorrido y distancia entre teclas de unos 2mm. Todo invita a escribir muy rápido, de hecho este artículo esta completamente redactado en este portátil y son unas 2000 palabras escritas en poco más de hora y media. El problema es que la membrana es algo sensible y si nos pasamos de velocidad empezaremos a tener pulsaciones involuntarias. Sea como fuere esto es un problema menor, al que nos acostumbraremos muy rápido, y que no es impedimento para que podamos afirmar que HP sí ha sabido cuidar bien del objetivo fundamental de este pequeño que es tomar notas y realizar trabajo ofimático.

El touchpad es otra historia. Está bien situado y tiene todas las funciones multitáctiles que requiere Windows 8.1 pero es pequeño y sus botones requieren demasiado recorrido para ser pulsados. Además al ser pequeño y estar los botones integrados en la misma superficie de desplazamiento se hace bastante odioso utilizarlos. Mi consejo es que llevemos un ratón añadido si queremos estar trabajando algunas horas delante del Stream 11.

Autonomía y rendimiento

Autonomía y rendimiento

No voy a someter a este pequeño a unas pruebas de rendimiento intensivas por que no tendría mucho sentido. Ya conozco este procesador de algunos Barebone Intel compactos (tipo Nuc, Zbox o Brix) de bajo coste y sé perfectamente qué podemos esperar de él.

Podemos esperar un desempeño perfecto en Windows que combinado por un SSD, por básico que sea, nos ofrecerá una experiencia perfecta. Todo va rápido, fluido y su aporte de hardware gráfico en Windows hace que Office, navegadores, reproductores multimedia y otros programas modernos tengan un comportamiento muy adecuado. Como digo no es un portátil para correr Photoshop, ni jugar al Battlefield, pero sí para tener un pequeño PC donde manejar nuestras cosas, tomar nuestros apuntes, escribir nuestros artículos y realizar retoque fotográfico ligero o compresión de vídeo sin problema alguno pero si con algo más de paciencia de lo que tendríamos en un portátil de alto rendimiento.

30% de consumo de CPU reproduciendo un vídeo 1080p de 30GB con un bitratio de vídeo variable de 25-30mbps.

El índice de Windows, que os hemos enseñado a extraer en este truco, nos indica un índice de 4 en Windows limitado por la tarjeta gráfica. El procesador ofrece 5 puntos, la memoria 5.5 e incluso el disco duro supera los 7 puntos.

La batería integrada es de 3 celdas con una capacidad de 37wh que se traduce en unas 8 horas de autonomía según la propia HP reproduciendo contenidos de alta definición a medio brillo de pantalla. En nuestras pruebas, donde hemos combinado lo que nosotros creemos que sería un uso normal para este aparato, la autonomía alcanza las 7 horas reales si cuidamos algo del brillo de pantalla y la potencia general del aparato. Podemos navegar, escribir, escuchar Spotify y ver algo de YouTube sin el más mínimo problema con una autonomía notable.

La carga se realiza con un pequeño cargador de 45w, fácil de transportar, en unas 3 horas de carga continua. Con esta autonomía, que es notable, creo que da para una jornada de trabajo completa sobre todo si tenemos en cuenta lo veloz que es este portátil volviendo de la suspensión o desde el apagado completo.

Análisis y conclusión

Análisis y conclusión

Las ventajas de Windows sobre Chrome OS son importantes puesto que tiene una cantidad ingente de aplicaciones que podemos usar. Combinado con Office sin duda Microsoft tiene un producto ganador que además ha potenciado con un almacenamiento en la nube sin límites prácticos por lo que a estos precios es fácil decidir cuál es mejor opción. Windows 8.1 nos permite acceder a todas las aplicaciones más importantes del mercado y, aunque estemos limitados por el hardware para muchas de esas aplicaciones, lo cierto es que tendremos más posibilidades en esta plataforma.

Por otro lado mantendremos la movilidad de los perfiles, la sincronización persistente y el potente sistema OneDrive en Windows 8.1 que nos permite sincronizar archivos de forma puntual y no por carpetas completas. Es sin duda un sistema más potente y con un potencial mucho mayor.

Otra de las ventajas es que todas las máquinas Windows 8.1 recibirán Windows 10 a mediados del año que viene. Otra mejora que espera a los usuarios de este pequeño portátil que podemos adquirir a un precio muy interesante, con acabados de calidad, autonomía sorprendente y un desempeño completamente silencioso y ágil que nos descubre que el PC portátil todavía está muy vivo como alternativa económica para acceder a Internet y también para trabajar de forma más eficiente y productiva.

  • Producto: HP Stream 11
  • Fecha: 09/12/2014 20:02:12
Secciones: Portátiles