Cooler Master Storm Novatouch TKL

por Javier Rodríguez 04/01/2015 2
Formato
Conexion
Mecanismo
Precio
Web
Ten key less
Micro USB 2.0 1000hz NKRO
Híbrido capacitivo
170 Euros

Introducción

Introducción

Este teclado de Coolermaster es una apuesta por generar un mecanismo híbrido que compense los problemas de los teclados mecánicos convencionales a la vez que aprovecha sus grandes ventajas para jugadores y no jugadores. El problema es que lo hace desde un punto de partida complicado para los cambios como es un precio elevado, para un segmento de producto que es ya a su vez bastante caro, y también con los usos y costumbres de los usuarios en algo tan delicado como es un interfaz analógico tan crítico como es un teclado y su comportamiento.

En este mercado hay un claro producto extendido por toda clase de periféricos y marca como son los mecanismos Cherry, que algunos usuarios llevan usando muchos años y otros conocen desde su más tierna infancia. Es para mí como intentar sustituir la Coca-Cola o el Colacao y por tanto la tarea es harto complicada.

Formato

Formato

El Novatouch TKL es un teclado “tenkeyless”. Es decir, no cuenta con zona numérica pero sí con la zona de desplazamiento y cursores dedicados. Esto también va a gustos pero para mí es el formato perfecto para un teclado de juegos, al menos para la mayoría de ellos, puesto que reduce el espacio necesario y nos permite más espacio para el ratón y ángulos menos forzados para los antebrazos lo que se traduce en mayor comodidad y ergonomía.

En realidad cuando miramos el Novatouch TKL de Coolermaster estamos con un diseño calcado al que usa esta marca para otros modelos mecánicos tradicionales con mecanismos Cherry. De hecho su chasis es idéntico al QuickFire Stealth o al QuickFire Rapid-I y comparte con ellos buena parte de su diseño y formato.

Se trata de un teclado de 895 gramos de peso con unas dimensiones de 360mm de largo, 138mm de ancho y 39mm de alto. Por tanto, está dentro de las características físicas que vemos en otros teclados mecánicos tradicionales de esta marca y de otras muchas.

Su distribución de teclas es clásica y cuenta con un “layout” español así que está completamente adaptado para nuestro mercado. Se puede levantar algunos ángulos más sobre su superficie de ataque normal gracias a dos patas retráctiles. El teclado en sí tiene una forma curva que conforma todas las teclas, para ser más cómodo en su uso. Además las teclas están escaladas en filas para su fácil localización cuando no miramos al teclado.

En este sentido es un gran teclado de formato mecánico para bien, y para mal también puesto que no concibo estos formatos como grandes teclados en cuanto a comodidad y ergonomía se refiere. Es un teclado para jugar o para usuarios que gustan de este tipo de formatos pero no es para nada un teclado que yo recomendaría a alguien que tiene que estar detrás de él muchas horas al día y menos dedicadas a trabajar.

Algo que echo de menos en este modelo y que sí encontramos en otros modelos “tradicionales” de Coolermaster, es la iluminación led de las teclas. Para mí es ya una necesidad la iluminación del teclado puesto que mejora de forma notable la comodidad escribiendo ya sea en entornos con mucha o poca luz ambiental.

Mecanismo híbrido capacitivo

Mecanismo

El sistema híbrido de Coolermaster le permite mantener algunas prestaciones o todas, de los teclados de mecanismo Cherry más comunes o más extendidos como son el mecanismo marrón o rojo. Sus prestaciones más sobresalientes son la reducción a cero del ruido generado por el interruptor, puesto que no hay, la reducción del ruido de impacto sobre la base del mecanismo y conseguir un tacto de recuperación más rápido.

El recorrido se mantiene en los 4mm, eso ofrece mucha retroalimentación para el jugador, y su punto de operación se reduce al 1mm lo que consigue una respuesta más rápida. La fuerza de actuación de las teclas es de 45 gramos de presión, similar a un mecanismo rojo o marrón, y Coolermaster ha conseguido que esta fuerza de activación se mantenga en todas las teclas, incluidas las más grandes. Según Coolermaster la vida útil de cada mecanismo hibrido es de 60 millones de pulsaciones, algo más que los 50 millones (y ya es mucho) que soportan los mecanismos cherry.

El diseño de Coolermaster es orientado a mantener el aspecto y forma del teclado, para que el jugador tenga una transición más transparente, con una cobertura de tecla idéntica al Cherry. La activación de la membrana de capa electrostática se realiza mediante un muelle cónico de alta velocidad de recuperación. Todo se apoya en una chapa metálica y los recorridos, como ya hemos dicho, son idénticos a mecanismos tradicionales.

Viene con la herramienta de extracción, la más cómoda que hemos visto, se introduce en la tecla, se gira y se tira. Maravillosa.

Adicionalmente, si el usuario lo prefiere, Coolermaster añade juntas tóricas que podemos colocar en cada tecla, lo cual nos llevara un rato, que reduce también el ruido de impacto de la tecla. Con ellos para mí el teclado gana bastante enteros puesto que su principal objetivo es tener el recorrido y rápida respuesta de un teclado mecánico pero reduciendo el ruido de forma notable. El pero es que se tarda un rato interesante en poner las juntas tóricas en cada tecla.

Colocamos las juntas toroidales en cada tecla, en la caperuza y eliminamos completamente el sonido. Podemos hacerlo en las teclas que queramos, para todo el teclado echaremos un rato bastante entretenido.

Conectividad y otras prestaciones

Conectividad y otras prestaciones

El Novatouch TKL cuenta con un conector Micro USB para datos. El que los teclados de Coolermaster tengan el conector extraíble y en sus últimos modelos sean de tipo Micro USB para mí es todo un acierto puesto que podemos usar el cable para otras cosas cuando no queremos usar el teclado mecánico para jugar. Muchos de nosotros, me lo reconoceréis, solo usamos el teclado mecánico para jugar y un cable USB de calidad puede servir para cargar el móvil, el ratón inalámbrico, etc.

El cable es trenzado y protegido y el conector es chapado en oro. La conexión es de tipo USB 2.0, con un largo de casi dos metros, y por tanto tiene velocidades de respuesta de hasta 1000Hz o 1ms. Además conectado a Windows tendremos tecnología NKRO (n-key Rollover) por lo que no tendremos “ghosting” ni limitación de pulsaciones simultaneas con este teclado.

Otras funciones integradas en este teclado son las teclas de función con control multimedia, un útil sistema de repetición rápida de comandos o la posibilidad de bloquear la tecla de Windows de forma manual para que no la pulsemos involuntariamente mientras jugamos. Todas las teclas, al menos en esta distribución en español, están donde deben estar, incluidas las que solemos usar para meter código a mano así que para mí es un teclado perfecto en este sentido.

El teclado cuenta con herramientas para el desmontaje fácil y sin perjuicio para el mecanismo de las teclas y eso es fundamental para los que nos gusta tener nuestro teclado limpio y bien mantenido.

Experiencia personal

Experiencia personal

Sobre el papel este teclado es un avance que combina lo mejor de dos tecnologías con ya mucho tiempo en el mercado. El problema es que estamos hablando de algo tan subjetivo como el tacto de nuestro teclado, una de nuestras principales puertas de comunicación con nuestro PC. Un tema muy personal donde debo hablar desde precisamente ese punto de vista.

Personalmente el Novatouch TKL no me gusta. Su tacto no es el que espero de un teclado mecánico y mantiene buena parte del ruido que podemos encontrar en este tipo de teclado. Aunque la resistencia es buena lo cierto es que la recuperación es extraña, menos instantánea de la que tengo la sensación de lograr con mis teclados Cherry de mecanismo marrón, rojo y negro.

Hay que sumar que es un teclado realmente caro, casi 170 Euros, y por ese precio tenemos tremendas maravillas de teclados en éste y otros fabricantes. Para mí, personalmente, la mejor opción de Coolermaster en formatos “TKL” (Ten key less) sigue siendo el Rapid-I aunque no ha llegado a tener nunca distribución en español.

Análisis y conclusión

Análisis y conclusión

Coolermaster sabe perfectamente cómo hacer teclados modernos para jugadores combinando los formatos clásicos con las últimas tecnologías. Este teclado es un buen ejemplo de ello pero tiene carencias. Primero el precio es tremendamente elevado y sus prestaciones no acaban de justificarlo.

Personalmente echo mucho de menos que por este rango de precios no cuente con algún tipo de iluminación de calidad cuando Coolermaster tiene más que experiencia en este sentido con uno de los teclados con iluminación más espectacular que yo haya probado. El Novatouch TKL es un buen teclado pero pierde tradición y no lo hace para mejorar notablemente el ruido, que creo que es su principal objetivo, ni aun con las juntas tóricas que podemos poner a modo de “silentblock” en cada tecla.

Su precio es elevado y tiene realmente una posición difícil en un mercado con muchos competidores de calidad donde los modelos más caros, con funciones de iluminación y programación muy avanzadas, suelen estar por este mismo precio.

Secciones: Teclados