ACER XG270HU 2K 27” Freesync

por Javier Rodríguez 19/03/2015 2
Panel
Resolucion
Otros
Precio
Web
27" Tipo TN WhiteLED
2560x1440 16:9
Displayport 1.2a, HDMI 2.0. Audio
499 Euros

Introducción

Introducción

Las tecnologías de sincronización de actualización de pantalla entre la GPU y el monitor es otra de esas tecnologías avanzadas que pueden disfrutar algunos jugadores después de desembolsos importantes en monitor para jugadores con la última tecnología (no bajaran de 500 Euros). Eso no va a cambiar, al menos de momento, con FreeSync. La tecnología abierta de AMD se capitaliza en beneficios para los fabricantes de monitores para jugadores, de alta frecuencia de refresco vertical, como ocurre con Gsync. El beneficio económico de usar esta tecnología parece de momento solo disponible para el fabricante de monitores, el beneficio funcional de tener esta tecnología con tu grafica AMD es algo que analizaremos con este nuevo monitor de ACER que monta esta nueva tecnología de AMD.  

FreeSync o Adaptative Sync

FreeSync o Adaptative Sync

La tecnología de AMD es la variante libre, y con algunos enfoques diferentes, del Gsync de Nvidia. Lo que hace es sincronizar pantalla y producción de imágenes por parte de la GPU para eliminar en buena medida los defectos de imagen con los que llevamos luchando los jugadores desde los inicios de los tiempos.

Cuando nuestro PC produce más frames por segundo de lo que es capaz de gestionar el monitor en su frecuencia vertical máxima sufrimos defectos de imagen importante, imágenes cortadas, que solemos conocer como “tearing”. Cuando nuestro PC no alcanza esas unos mínimos también tenemos otro defecto de imagen conocido como “stuttering” (asincronía entre el motor gráfico y el monitor) que es similar a saltos de imagen (desincronización) aunque esta esté en unos mínimos visuales adecuados. El primer defecto es más o menos solventable desde hace tiempo mediante el uso de la sincronización de FPS producidos por el sistema con la frecuencia vertical máxima del monitor (VSync).

El problema es que el VSYNC, cuando nuestro PC sigue yendo sobrado, es que produce un efecto secundario importante que para algunos jugadores es más perceptible que para otros. Se trata del “input lag” o retardo en la ejecución de las órdenes que mandamos desde el teclado o, sobre todo, desde el ratón. El “input lag” es más perceptible con ratones rápidos de alta resolución.

Modo tradicional usando el Vsync clásico donde se sufre de asincronía cuando el sistema no da suficientes FPS o el sistema no tiene preparado el cuadro en el momento de presentación en pantalla.

La solución es hacer que la GPU controle también que es lo que se muestra en pantalla. Nvidia lo hace mediante su tecnología propietaria y AMD, desde la presentación de su alternativa, lo puso en manos del estándar Displayport que es el que desarrolla el consorcio VESA. Este conector está completamente libre de royalties y aunque no se ha ganado el mismo espacio que HDMI en el mundo de la electrónica de consumo, sin duda va por delante en muchos aspectos con respecto a este conector.

Tanto la solución de Nvidia como la de AMD usan el Displayport por sus cualidades pero una requiere de un monitor con electrónica dedicada y la tecnología de AMD, que el consorcio VESA denomina como “Adaptative Sync” (no confundir con la vieja Adaptative Vsync de Nvidia), acabará siendo un estándar que se incorporará en cualquier pantalla que integre Displayport en su versión más actual o futura. Esta dentro del estándar y podrá sufrir mejoras pero cualquier pantalla que salga con Displayport, de aquí a unos meses, sin duda vendrá estas mejoras.

En el modelo introducido por FreeSync la GPU es la que controla al actualización de pantalla y por tanto se eliminan defectos importantes como el stuttering. Combinado con VSsync tendremos controlado los picos altos y bajos.

De momento, también con lógica, solo lo veremos en monitores para jugadores con altas frecuencias de refresco vertical. Es una tecnología que a los que verdaderamente beneficia es a los jugadores pero tarde o temprano llegara también a televisores, consolas, tablets, portátiles, teléfonos, etc.

FreeSync ataca los problemas de la desincronización de pantalla haciendo que el monitor solo actualice pantalla cuando la GPU sabe que está preparada para mostrar la imagen. De este modo podemos hacer que nuestro sistema trabaje a pleno pulmón reduciendo el “stuttering”, reduciendo el input lag (en monitores rápidos per se) y eliminando completamente el “tearing”. Lo bueno es que esta técnica funcionará bien desde los 40FPS en adelante así que los picos de reducción de FPS también quedan cubiertos y la imagen siempre es perfecta por dura que sea la circunstancia del juego.

AMD permite además dos modos de uso del FreeSync o Adaptative Sync. Podemos usarlo con Vsync activado, que es el modo que usa GSYNC y que fuerza al monitor a trabajar a la frecuencia que marca la GPU, o sin sincronización vertical con lo que se minimiza el “input lag” aún más pero, no todo son ventajas, se puede introducir algún grado ligero de “tearing”.

Que necesitamos y como usamos FreeSync

Que necesitamos y como usamos FreeSync

Tres cosas necesitamos para disfrutar de las prestaciones de Freesync. Para empezar un monitor compatible con el estándar Displayport 1.2 revisión A, segundo una gráfica GCN 2.0 de AMD y tercero los drivers Catalyst 15.3 que se pondrán hoy mismo a disposición de los usuarios. 

Necesitaremos de una grafica Radeon con arquitectura Graphics Core Next 2.0 ya sea dedicada o integrada en procesadores AMD.

Monitores FreeSync comienzan a verse por las tiendas o lo harán desde hoy mismo. Los principales fabricantes de monitores para jugadores acabaran teniendo modelos con Freesync antes de que acabe el año. Por ahora podremos encontrar modelos de ACER, LG, BenQ, Samsung y Viewsonic. Las pulgadas van desde las 24, con resolución 1920x1080, hasta el Ultra HD de 32”, ultra panorámicos, etc. Las frecuencias verticales van desde los clásicos 60Hz hasta los 144Hz y encontraremos todo tipo de paneles.

Las gráficas, hasta que otros “vendor”, se animen a integrar el nuevo estándar, se reducen a las tarjetas con arquitectura GCN 2.0 de AMD. Eso incluye gráficas R7 como la 260/260X o las R9 290/290X pero deja fuera a modelos muy extendidos como las Radeon 7970 o las Radeon R9 280/280X.  Todas las APU con arquitectura GCN 2.0 son también compatibles. La Radeon 295X2, con su diseño de doble GPU, tendrá soporte a partir del mes de Abril.

Para usar FreeSync solo tenemos activar el modo en el panel de nuestro panel digital en el control de los drivers Catalyst de AMD. Luego dentro del juego podemos elegir usar o no también el Vsync. Eso ya hemos comentado que se puede traducir en algo de “stuttering” en monitores que no están muy equilibrados con nuestra potencia gráfica. Luego os comentaremos cual ha sido nuestra experiencia.

Solo tenemos que activar la tecnología FreeSync pero tendremos que cumplir los requisitos de hardware y software. 

ACER XG270HU 2k 144Hz gaming monitor

ACER XG270HU 2k 144Hz gaming monitor

El monitor que hemos tenido la suerte de probar con el FreeSync es el ACER XG270HU. Se trata de una pantalla con panel TN (Twisted Nematic film) de última generación capaz de ofrecer una resolución de 2560x1440, y esto es una opinión personal, es la resolución adecuada para jugar ya que equilibra exigencia de recursos de hardware con definición.

Este monitor destaca también por su uso de las últimas tecnologías conectivas. A parte del conector Displayport 1.2a también encontraremos un conector HDMI 2.0, con el que usar esta pantalla también a su resolución nativa en dispositivos compatibles con HDMI 2.0 y también un conector DVI-D de doble enlace también compatible con la resolución nativa de este monitor.

La pantalla cuenta con altavoces y decodificador así que podemos conectar nuestros auriculares o altavoces directamente al monitor y dispone también de una entrada de línea por si tenemos algún otro dispositivo analógico que queramos escuchar a través del monitor. Los altavoces tienen una potencia de 2w y están ocultos bajo el perfil inferior del monitor, como los botones de control. Lo que echaremos de menos son algunos conectores USB donde centralizar también nuestros periféricos.

Los controles en pantalla son extensos pero la posición debajo del marco de los botones hace bastante frustrante iniciarse a manejarlos. A todo se acostumbra uno; pero hay soluciones mejores.

El diseño del Acer XG270HU es realmente bueno pero no perfecto. No cuenta con una peana pivotante pero lo compensa con un diseño ligero, de grosor muy controlado y unos perfiles de pantalla realmente reducidos. La pantalla es de cubierta continua hasta los extremos laterales y superior pero no es una pantalla sin marco, ninguna lo es, y al menos ACER no he visto que engañe a sus clientes con fotos de producto para nada consecuentes a la realidad del producto, como si hemos visto en marcas como LG. De hecho el perfil no debe tener más de 4mm y lograr una sensación de pantalla más grande de lo que ya es por sí misma. Son 27” de una calidad excepcional.

La pantalla es capaz de trabajar a frecuencias intermedias de 60, 75 y 120Hz, además de su pico excepcional de 144Hz. La calidad del panel TN es bastante buena, a pesar de las limitaciones de la tecnología, y logra 8bit de color por canal. La luminosidad ronda los 350cd/m2 y cuenta con sistema de aceleración de actualización de pixel y de luminosidad dinámica para aumentar el contraste y la velocidad de actualización de la pantalla en juegos. La velocidad de actualización es de 1ms entre grises.

Los ángulos en los TN han mejorado mucho, unos 160º en la horizontal, con respecto a  anteriores generaciones pero el color sigue siendo bastante más pobre que en otras alternativas. Eso si, siguen siendo paneles mucho más rápidos.

La resolución de 2560x1440 en una proporción de 16:9 es la resolución ideal para el que quiera compensar gasto con calidad de imagen y espacio de escritorio. Muchos echaremos de menos otras funciones gaming adicionales, como el punto de mira constante en pantalla, pero ciertamente es de poca utilidad real en la mayoría de juegos y, hasta cierto punto, una pequeña trampa.

Otras carencias importantes de este monitor es que el cargador, aunque de tan solo 65w, es externa y no cuenta con un soporte VESA que para mi es inconcebible en un monitor para jugadores y menos de estas prestaciones.

Freesync. Práctica

Freesync. Practica

Los precios de los monitores FreeSync no se diferencian mucho de los precios que hemos visto en las alternativas Gsync lo que se antoja bastante curioso porque se supone que la electrónica adicional requerida por Nvidia aumenta el precio entre 60-100 dólares. El precio del monitor que hemos podido probar nosotros es de unos 500 Euros, no es para nada barato. Los precios de los otros monitores que se presentan en lanzamiento andarán por precios similares aunque también podremos encontrar monitores de 24” más económicos.

Monitores que disponen de FreeSync a fecha de este lanzamiento.

La ventaja económica del Freesync tendremos que esperar para verla realmente pero está claro que integrado en un estándar como es Displayport 1.2a, pronto lo veremos hasta en la sopa y permite a los fabricantes mantener otras prestaciones habituales en sus monitores como más entradas de video, etc. Su incorporación al mercado será sin duda más fluida que en el caso del GSYNC y no me cabe la menor duda de que Nvidia soportara también este estándar a su debido momento.

En cuanto a las sensaciones de la tecnología lo cierto es que tenemos las mismas buenas sensaciones que tuvimos con nuestras pruebas con la tecnología GSYNC de Nvidia. Quizás el futuro nos facilite herramientas aún más capaces pero lo cierto es que cualquiera de las dos es la solución adecuada para evitarse el 90% de los problemas de visualización en pantalla haciendo, una vez más, al PC la herramienta definitiva para jugar.

Usar el Vsync o no con esta tecnología será algo que dependerá del jugador, del juego, de su máquina, etc. Ofrece una posibilidad más pero lo cierto es que nosotros no hemos percibido tampoco grandes diferencias a pesar de  someter al sistema a nuestros mejores ratones y a juegos muy dependientes de la resolución del ratón.

Algo que tampoco tendremos es mucho impacto en el rendimiento del sistema. Evidentemente la GPU tiene un trabajo adicional que hacer pero realmente, tampoco en el sistema de Nvidia, hay grandes impactos en el rendimiento. No llega ni al 1%, en el caso del GSYNC, en juegos donde la tasa de FPS sea elevada y en FreeSync incluso hay algo menos de consumo. Es una mejora que no nos hará gastar más en hardware salvo que queramos tener un “input lag” aún más reducido con tasas de FPS muy elevadas en monitores con frecuencias verticales de 100, 120 o 144Hz.

Las especificaciones en el estándar permiten escalar esta tecnología hasta los 240Hz así que quizás en un futuro podamos disfrutar de monitores “slowmo” con esta tecnología de sincronía forzada entre GPU y monitor. El futuro del jugador de PC tiene un brillante futuro que recorrer todavía.

Análisis y conclusión

Análisis y conclusión

Los usuarios de AMD ahora tendrán la posibilidad de disfrutar de un sistema de sincronización entre GPU y monitor por hardware. Un sistema de calidad para mejorar su experiencia de juego. Un sistema que es libre de uso y utilización, con un conector sin royalties. Estándar que usan y en el que contribuyen fabricantes como AMD, Intel, Nvidia, Apple e infinidad de fabricantes de monitores. Un estándar que todos usan y que todos usurarán con esta tecnología integrada. Otra cosa es que se nieguen a incorporarla.  

De momento eso no lo veremos tanto en las tiendas, puesto que los monitores que vemos en lanzamiento son modelos gaming de alta velocidad en su gran mayoría y eso nunca ha sido barato. La tecnología no tiene nada que envidiar a la tecnología de pago de Nvidia pero tampoco hace nada excepcionalmente diferente. Son dos formas de hacer más o menos lo mismo y ambas son efectivas.

El ACER XB270HU es un buen ejemplo de monitor de dimensiones generosas con la definición ideal y con esta tecnología brilla en tarjetas gráficas AMD capaces de aprovechar sus 144Hz de frecuencia vertical. El diseño es realmente bueno, con esa simulación casi perfecta de pantalla sin marcos, y su conectividad moderna y extensa le hace ser una opción realmente interesante.  

  • Producto: ACER XG270HU
  • Fecha: 19/03/2015 17:09:45
Secciones: Monitores