Huawei Honor 5X

por Pablo López 11/02/2016 12
Procesador
RAM y almacenamiento
Pantalla
Precio
Web
Qualcomm Snapdragon 616
2 GB LPDDR3, 16 GB
5.5" 1920 x 1080
230 Euros

Introducción y prestaciones técnicas

El Honor 5X llega con una diagonal de 5.5” que todavía puede parecer exagerada para muchas personas, pero que es prácticamente el estándar para este tipo de terminales. Huawei ha sido más conservador en cuanto al procesador elegido, no veremos potencia en todo su esplendor pero esto lleva consigo importantes consecuencias como lo es su autonomía. El Qualcomm S616 que integra se compone de 8 núcleos Cortex-A53, recordemos que estos núcleos no están destinados al alto rendimiento pero se desenvuelven perfectamente en las aplicaciones del día a día como pueden ser aplicaciones de redes sociales, navegación web, mensajería instantánea e incluso juegos.

Los 8 núcleos que componen al Snapdragon 616 se dividen en 4 grupos según su velocidad máxima de funcionamiento para así ajustar el rendimiento a la demanda en cada instante, el grupo de mayor velocidad llega hasta 1.5 GHz mientras que el menor se queda en 1.2 GHz. La GPU del S616 es una vieja conocida, la Adreno 405 que, si bien no ofrece un rendimiento orientado a juegos, sí que podrá ejecutarlos tranquilamente como veremos en el apartado de rendimiento. La frecuencia de funcionamiento de la Adreno 405 llega hasta los 550 MHz.

El Huawei Honor 5X llega con 2 GB de RAM, nada que destacar ya que 3 GB habría conllevado un obvio aumento de precio y tan solo 1 GB no tendría sentido alguno en un smartphone como este. Su almacenamiento es de 16 GB y no hay versiones de más almacenamiento, pero es más que suficiente para instalar las aplicaciones que queramos, tendremos libres unos 9 GB como veremos más adelante. El almacenamiento se puede ampliar mediante tarjetas microSD de hasta 128 GB.

La pantalla, como hemos dicho, se extiende 5.5” en diagonal. El tamaño puede gustar o no, pero su resolución de 1920x1080 es todo un acierto y consigue así una densidad de 400 PPI. La cámara trasera cuenta con 13 Mp y una apertura de f/2.0 mientras que la frontal es de 5 Mp con f/2.4. En cuanto a conectividad  disfrutaremos de WiFi 802.11n como máximo, se echa de menos el WiFi ac que tan buen rendimiento desarrolla con las redes adecuadas. La conectividad por cable y carga se realizará mediante microUSB, no vemos todavía la implantación del futuro USB-C, ni en este ni en la gran mayoría de smartphones actuales.

El Honor 5X soporta dos tarjetas SIM (micro y nano), además de microSD para extender la capacidad de almacenamiento hasta en 128 GB. Se distribuyen sabiamente en dos bandejas laterales, no tendremos que abrir el smartphone para ello, principalmente porque no se puede ya que la batería es integrada y no tenemos por qué acceder al interior.

Diseño, pantalla y cámara

Si algo llama la atención a simple vista en el Honor 5X es su aspecto exterior. Esto es posible gracias a un trabajado diseño y un cuerpo de aluminio cepillado que le da un aspecto excelente. Una vez en la mano el smartphone es firme y su agarre es bueno, da buena sensación al cogerlo, principalmente gracias al uso del aluminio como material principal. Digo principal porque no es el único, los extremos superior e inferior están cubiertos por una banda de plástico con la superficie agujereada.

El diseño es bueno, el no disponer de teclas ni botones en el frontal deja una vista muy limpia y lo hace bastante compacto. Personalmente no me atrae nada la idea de tener los botones principales en la pantalla, pero sí es verdad que todo queda más ordenado y limpio. Huawei podría haber puesto botones táctiles en la parte inferior del frontal, ya que como vemos queda bastante espacio, pero el Honor 5X no está destinado a llevarlos. Los botones físicos son 3 que se reparten solo en el lateral derecho del smartphone, subir/bajar volumen y encender/apagar pantalla.

Las dimensiones son de 151.3 x 76.3 x 8.15 mm, está bien logrado y en los bordes hace curvatura, lo que lo hace más delgado que esos 8.15 mm de grosor. El peso total es de 158 gramos, es ligero para tratarse de un smartphone de 5.5 pulgadas y encima utilizando aluminio en vez de plástico, buen trabajo por parte de Huawei.

En la parte inferior se esconden el micrófono y el altavoz del móvil, ocultados tras la estructura de aluminio agujereada. A la derecha el altavoz y a la izquierda el micrófono. El altavoz, por cierto, ofrece un sonido bastante potente.

La calidad de la pantalla es buena, un panel IPS de resolución 1920 x 1080 píxeles y un brillo bastante potente con el que no tendremos problema para ver la pantalla de día por la calle. La densidad de la pantalla alcanza los 400 PPI y no veremos píxeles de ningún tipo en ella. Un dato importante es que no cuenta con recubrimiento Gorilla Glass 3, pero más importante es que no hayan dejado ni un solo espacio para el marco en el área interna de la pantalla, absolutamente todo el hueco es pantalla y esto da una muy buena sensación visual. Hay muchos smartphones que vienen “sin marcos” y luego aparecen en el interior de la pantalla en forma de franja negra cuando enciendes la pantalla, en el Honor 5X no, está ajustado al máximo y todo lo que vemos de pantalla, lo es.

Me ha sorprendido la capacidad de enfoque de la cámara y merece especial mención por ello. Es bastante rápida y cuenta con una buena macro que enfoca perfectamente a objetos muy cercanos. La cámara tiene algunas utilidades como enfoque manual con un buen rango, foco total para echar una foto con distintos enfoques posibles dependiendo de los objetos que haya delante, posibilidad de grabar a cámara lenta (aunque no llega a 720p), etc. Manteniendo pulsado el sensor de huellas, el cual veremos a continuación, se echan fotos sin tener que hacer nada más

EMUI y sensor de huellas

El Honor 5X viene con Android 5.1.1 con la capa de personalización con la que Huawei equipa a sus terminales, EMUI, que en este smartphone viene ya en su versión 3.1 y trae las típicas utilidades que encontramos en muchas otras. Utilidades de optimización y de gestión de recursos que limpian las aplicaciones en segundo plano y archivos en desuso, perfiles de energía (vienen 3 distintos), análisis de consumo de datos móviles, gestor de notificaciones… Si bien estas aplicaciones no suelen tenerse en cuenta ni mirarse con buenos ojos, hay alguna de la que he sacado buen provecho para gestionar el cierre de aplicaciones al apagar la pantalla. Esto funciona bastante bien y puedes dejar siempre en permanente ejecución las que suelas tener abiertas y cerrar todas las demás de una tacada. Yo por ejemplo dejo Telegram, Twitter y WhatsApp bloqueadas para que no puedan cerrarse al bloquear el teléfono y que todas las demás se cierren, y la verdad es que funciona bastante bien.

Si algo se le puede echar en cara es la cantidad de aplicaciones que vienen instaladas de serie, ajenas a Huawei tenemos 4 o 5 aplicaciones y otros 5 o 6 juegos ya instalados. Además de la aplicación de la tienda oficial de Huawei, otra para servicio técnico a distancia y el HONOR CLUB (que nos lleva a una URL que no existe). Pero bueno, en realidad esto no molesta, está ahí y punto, y si no queremos no las usaremos o bien desinstalaremos o desactivaremos, para eso no tendremos problema alguno. La interfaz es fluida y bastante rápida, no tendremos parones ni nada por el estilo. EMUI se actualiza desde su propia aplicación por lo que es de esperar que esto no vaya a peor, sino todo lo contrario con futuras actualizaciones que lo gestionen y mejoren más todavía. Destaca la gestión de la RAM del teléfono, siempre nos deja una buena cantidad libre. De los 2 GB casi siempre tendremos uno ocupado y conforme le vayamos exigiendo uso nos irá liberando RAM en grandes cantidades sin perder las demás funcionalidades. Además que luego al cerrar las aplicaciones abiertas se consigue más memoria todavía, por lo que no veo el momento en el que ocuparemos enteramente esos 2 GB de RAM.

Una de las prestaciones estrella del Honor 5X es su sensor de huellas dactilares situado en la parte trasera como ya hemos visto anteriormente en las fotos. Este sensor es capaz de almacenar hasta 5 huellas distintas y llevar a cabo distintas acciones según qué huella detecte. El principal uso que le veo a esto es el desbloquear el smartphone sin tener que pulsar un solo botón, simplemente con poner el dedo en su respectivo lugar se desbloqueará casi al instante. El sensor de huellas está bien posicionado y pronto nos acostumbramos a él, además es muy ágil y rápido, es casi tan rápido como pulsar el botón de desbloqueo, solo que con esto no tendremos que hacer fuerza alguna ni desgastar ningún botón. Funciona bastante bien, una vez te acostumbras es raro que falle en algún intento, no veo ninguna desventaja al usarlo, es muy cómodo y rápido. Además con el sensor de huellas del Honor 5X también podremos realizar otro tipo de acciones al mantener un dedo presionado o al desplazar un dedo hacia arriba o hacia abajo sobre él, para esto ni siquiera tendremos que registrar una huella, simplemente por movimiento, y podremos seleccionar qué acción queremos que realice al detectar esos movimientos.

Autonomía y rendimiento

Si bien antes comentaba que el procesador no está destinado al alto rendimiento, esto repercute directamente en la autonomía del Honor 5X y las sensaciones son bastante buenas, la gestión de energía es interesante. Recordemos que la batería que tenemos es de 3.000 mAh, algo estándar para las 5.5” por lo que no cabría esperar una autonomía mayor de lo normal, pero lo cierto es que sí la tiene. Normalmente nos peleamos por conseguir un día de batería con un uso normal, el Honor 5X nos dará ese día con un buen uso del terminal. Hemos conseguido más de 6 horas de pantalla habiendo usado el móvil para redes sociales, mensajería instantánea, YouTube y con 2 extensas horas de videollamada Skype (que ciertamente consume bastante).

Creo que Huawei ha hecho buen trabajo en este aspecto, el procesador es muy solvente y la gestión de energía es excelente. También he comentado anteriormente que el S616 no es un SoC para juegos, pero es cierto que hemos probado juegos exigentes como el Asphalt Nitro y Real Racing 3 y el funcionamiento es completamente fluido, no tendremos problemas para juegos del estilo. Sé que no es muy normal poner medidas de FPS para móviles, pero me gusta que queden los datos contrastados.

Como es habitual, hemos pasado la batería de tests que un smartphone ha de pasar para hacernos una idea de su rendimiento.

AnTuTu 6

Geekbench 3 Mono

Beekbench 3 Multi

Vellamo HTML5

Vellamo Metal

Vellamo Multicore

3DMark Icestorm Unlimited

Se aprecia claramente que sus 8 núcleos destacan en aplicaciones multicore y lo dejan en muy buena posición, pero en aplicaciones 3D es otra historia y el 3DMark nos lo demuestra. No es un problema realmente, ejecuta los juegos a una buena tasa de FPS, pero seguramente ande corto de potencia para títulos exigentes que estén por llegar. No obstante, el rendimiento en sí es muy fluido y los test dejan al Honor 5X en una buena posición.

Conclusión

En estos tiempos que corren, ofrecer un buen smartphone a buen precio es complicado, pero más lo es encontrar el equilibrio que debe llevar, y Huawei lo ha hecho en el Honor 5X. Su precio de 230 Euros aquí en España no es nada descabellado para lo que obtendremos. Además si queremos contar con buenas calidades tenemos que irnos más a una gama superior en la que se cuiden más los detalles, cosa que con el Honor 5X tendremos desde el primer momento.

Habría estado genial el disponer de botones táctiles dedicados en la parte inferior, al tenerlos en la pantalla estamos perdiendo un trozo importante de espacio, pero así es como Huawei lo hace en sus móviles. Quizá esta sea más una preferencia personal que otra cosa, pero es como mejor veo que se puedan manejar los smartphones, es más cómodo y tampoco ahorramos tanto espacio al poner estos botones en la pantalla, no nos engañemos. Pero su sensor de huellas es un gran añadido, añade funcionalidad y nos permite realizar las mismas acciones que haríamos sin él en menos tiempo y más fácilmente, sin duda un buen punto de este smartphone.  Su autonomía es buena y con un uso intensivo llegamos al día de autonomía.

El Honor 5X es un buen smartphone de 5.5” que nos hace replantearnos si de verdad merece la pena invertir más de 230 Euros en un móvil de calidad. Ciertamente hay smartphones chinos, precisamente de la competencia de Huawei (aunque no aquí en Europa, sino en China), que juegan en este rango de precios e incluso menos y que ofrecen características similares e incluso superiores, también con materiales de calidad y sensor de huellas y que podemos encontrar por Amazon, pero de momento el Honor 5X es el que tenemos entre manos y nos ha dejado un buen sabor de boca.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

  • Producto: Huawei Honor 5X
  • Fecha: 11/02/2016 17:47:11
Temas Relacionados: Smartphones Gadgets Smartphones Huawei