ASRock E3V5 WS

por Javier Rodríguez 28/02/2016 1
Socket
Memoria
Otros
Precio
Web
LGA1151
Hasta 64GB DDR4 ECC
Intel i219-LM, RAID SATA
140 Euros

Introducción

Intel siempre desarrolla versiones de sus procesadores para mercados profesionales y mercados domésticos. Siempre podremos encontrar el mismo socket en procesadores Core y procesadores Xeon. Lo raro es que se vean muchas de estas soluciones profesionales en los catálogos o gamas de producto domésticas.

Una cosa es que encontremos procesadores Xeon compatibles, para overclocking o no, con chipsets domésticos pero lo cierto es que no es nada común ver soluciones para Workstation o servidor a los precios a los que se ofrecen ahora.

Chipset C232

El chipset C232 impulsa a la nueva ASRock E3V5 WS. Es una versión personalizada que podemos colocar entre el H110 y el H170. Su característica más diferenciadora entre esas otras variantes domésticas la encontramos en su carencia total de conectividad gráfica. Es decir, no tienen ninguna salida de vídeo para conectividad de pantallas o monitores. Los procesadores Xeon para los que se ha diseñado de la serie E3-12xx v5 no cuentan con controlador gráfico y por tanto no necesitan un chipset preparado para acomodar esas salidas de vídeo.

Está fabricado mediante el mismo proceso que los chipsets de séptima generación. Fabricado en 22nm con un consumo TDP de 6w. Entre sus prestaciones podemos encontrar dos módulos por canal de memoria, 8 líneas PCI Express 3.0 (un Z170 tiene 20 líneas), 12 puertos USB (6 de tipo USB 3.1 Gen1 y 6 de tipo USB 2.0) y seis puertos SATA con opción de configuraciones RAID 0, 1, 5 y 10.

Curiosamente, a pesar de ser un chipset profesional, carece de funciones de virtualización VT-d o de prestaciones vPro. Algunos chipsets domésticos, o empresariales como el H170, sí cuentan con estas tecnologías. En cambio, nos ofrecerá soporte para Intel Rapid Storage en su versión empresarial y también soporte para la tecnología “Trusted Execution Technology” de Intel. 

Esta tecnología permite el aislamiento de aplicaciones a nivel de hardware, por supuesto requiere soporte, lo que asegura una ejecución protegida y aislada del resto del sistema. Esta tecnología solo la encontraremos en chipsets profesionales de Intel como el de la ASRock E3V5 WS. En cuanto a la tecnología RAID empresarial de Intel lo que hace es asegurar la compatibilidad con unidades SAS y SSD orientadas para este mercado.

Aquí hay que añadir las diferencias técnicas que pueden ofrecer algunos procesadores Xeon, aunque también se podrían montar muchos en chipsets “domésticos”, como el soporte para memoria ECC (Error Correction Code).