ASRock E3V5 WS

por Javier Rodríguez 28/02/2016 1
Socket
Memoria
Otros
Precio
Web
LGA1151
Hasta 64GB DDR4 ECC
Intel i219-LM, RAID SATA
140 Euros

Introduccion y Chipset C232

Introducción

Intel siempre desarrolla versiones de sus procesadores para mercados profesionales y mercados domésticos. Siempre podremos encontrar el mismo socket en procesadores Core y procesadores Xeon. Lo raro es que se vean muchas de estas soluciones profesionales en los catálogos o gamas de producto domésticas.

Una cosa es que encontremos procesadores Xeon compatibles, para overclocking o no, con chipsets domésticos pero lo cierto es que no es nada común ver soluciones para Workstation o servidor a los precios a los que se ofrecen ahora.

Chipset C232

El chipset C232 impulsa a la nueva ASRock E3V5 WS. Es una versión personalizada que podemos colocar entre el H110 y el H170. Su característica más diferenciadora entre esas otras variantes domésticas la encontramos en su carencia total de conectividad gráfica. Es decir, no tienen ninguna salida de vídeo para conectividad de pantallas o monitores. Los procesadores Xeon para los que se ha diseñado de la serie E3-12xx v5 no cuentan con controlador gráfico y por tanto no necesitan un chipset preparado para acomodar esas salidas de vídeo.

Está fabricado mediante el mismo proceso que los chipsets de séptima generación. Fabricado en 22nm con un consumo TDP de 6w. Entre sus prestaciones podemos encontrar dos módulos por canal de memoria, 8 líneas PCI Express 3.0 (un Z170 tiene 20 líneas), 12 puertos USB (6 de tipo USB 3.1 Gen1 y 6 de tipo USB 2.0) y seis puertos SATA con opción de configuraciones RAID 0, 1, 5 y 10.

Curiosamente, a pesar de ser un chipset profesional, carece de funciones de virtualización VT-d o de prestaciones vPro. Algunos chipsets domésticos, o empresariales como el H170, sí cuentan con estas tecnologías. En cambio, nos ofrecerá soporte para Intel Rapid Storage en su versión empresarial y también soporte para la tecnología “Trusted Execution Technology” de Intel. 

Esta tecnología permite el aislamiento de aplicaciones a nivel de hardware, por supuesto requiere soporte, lo que asegura una ejecución protegida y aislada del resto del sistema. Esta tecnología solo la encontraremos en chipsets profesionales de Intel como el de la ASRock E3V5 WS. En cuanto a la tecnología RAID empresarial de Intel lo que hace es asegurar la compatibilidad con unidades SAS y SSD orientadas para este mercado.

Aquí hay que añadir las diferencias técnicas que pueden ofrecer algunos procesadores Xeon, aunque también se podrían montar muchos en chipsets “domésticos”, como el soporte para memoria ECC (Error Correction Code).

Características de la E3V5 WS

Características de la E3V5 WS

Esta placa base cuesta alrededor de 140 Euros, un precio económico para una placa con componentes profesionales. Su gran virtud está precisamente en que es una solución sencilla construida con elementos de gran calidad y ofreciendo una solución estándar en la que se pueda delegar un sistema que vamos a exprimir horas y horas a lo largo del día.

Soporta cualquier procesador Skylake de socket LGA1151, tanto procesadores Core como Xeon E3-1200v5. Cuenta con cuatro bancos de memoria DDR4-2133 donde podemos montar hasta 64GB de RAM normales o de tipo ECC (siempre y cuando lo acompañemos de un procesador Xeon).

La placa no cuenta con ningún tipo de salida de vídeo, el chipset no lo soporta y lo normal es que los procesadores que montemos tampoco. Si montamos un procesador con GPU esta quizás pueda ser aprovechada para funciones de computo general, como usar el QuickSync para acelerar la compresión de vídeo, pero nunca podremos usarla para 3D o dar señal de vídeo a una pantalla.

Contaremos, eso sí, con una capacidad de ampliación mediante tarjetas bastante notable. Dos slots PCI Express gráficos, de tamaño completo, uno con enlace de 16x PCI Express 3.0 y otro con enlace máximo a 8x. Podemos montar tarjetas AMD en Crossfire, no así Nvidia puesto que no está certificada (hay que pagar un royalty). Ambos slots tienen doble separación para alojar gráficas de este tipo sin estorbos. Podemos montar gráficas profesionales de ambas marcas con la garantía de tener un buen soporte para cualquiera de los dos fabricantes.

A estos slots completos les acompañan tres puertos de tipo 1x que podremos usar para cualquier otro tipo de tarjeta de ampliación. El almacenamiento está cubierto por seis slots SATA que están soportados directamente por el chipset.

Toda la integración va a nivel de chipset. Incluso la tarjeta de red y la solución de sonido integrado son plenamente compatibles con el diseño que Intel desarrolla para sus placas base de referencia. La única diferencia es que ASRock ha aislado una zona en el PCB para el sistema de sonido y ha usado componentes específicos de audio (capacitadores ELNA) para el DSP Realtek ALC892 que incorpora. Aun así, podemos ver cómo la solución de sonido es bastante básica, con el soporte más simple de HD Audio.

La tarjeta de red también es una solución plenamente Intel. Monta un excelente chipset i219LM muy utilizado en soluciones profesionales por su soporte vPro pero que en esta placa base no tiene mucho más que ofrecer que ser uno de los chipsets Ethernet más eficientes y de menos latencia que podemos encontrar en una solución económica. Un chipset Intel de red Gigabit siempre es una garantía de éxito.

La conectividad de periféricos incluye los seis puertos USB 3.0 que ofrece el chipset. Dos frontales y cuatro traseros. Se acompañan de dos puertos USB 2.0 traseros adicionales, cuatro más para el frontal, y en puertos PS2 para dar ese soporte de legado que pueden necesitar algunas aplicaciones profesionales.

Formato y fabricación

Formato y fabricación

Como habéis visto la ASRock E3V5 WS es una placa sencilla que va a directa al grano. Sin grandes extras. Buscando dar una solución concreta a un precio ajustado. Sorprende incluso por su ancho, poco más que el de una placa ITX, pero con un largo convencional para ofrecer los slots de ampliación antes descritos.

En su superficie solo encontramos un pequeño disipador pasivo para el chipset, recordad que solo consumo 6w TDP gracias a su diseño de 22nm, y otro bloque de disipación en su sistema de mosfets digitales. Mosfets que ASRock ha mimado para que tengan la calidad que se exige a una solución profesional. Chokes con capacidad de carga de 50 amperios, montados sobre un PCB de fibra de vidrio de alta densidad. PCB, que como veis en las fotos, está muy despejado y bien estructurado. No encontraremos en el botones de encendido, ni puntos de muestras de voltajes, ni tan siquiera un Displayport. Es una placa funcional y sencilla destinada a equipos donde trabajar sea lo importante. Hasta los contactos de las tarjetas de ampliación se han bañado en oro con un espesor de 10-15 micras, hasta 5 veces más que en soluciones convencionales.

Se ha trabajado también en que los conectores de la placa tengan un buen soporte para sobre tensiones y picos puntuales. De este modo nos garantizaremos que pinchando un disco duro USB, por ejemplo, no quememos el chipset. Para mí lo mejor de todo es lo despejada que queda esta placa base. Con los elementos justos en su superficie dejando espacio para disipadores de calidad incluso con su ancho tan poco convencional.

Software y experiencia

Software y experiencia

Esta placa base no permite ningún tipo de overclocking de CPU, ni por ajustes de BCLK, y los ajustes de memoria con los que cuenta son reducidos. Es una placa base pensada para funcionar en sus parámetros más óptimos, sobre todo en lo que se refiere a CPU. Lo que sí encontraremos en ella es un buen soporte de ventilación inteligente, con perfiles de refrigeración muy silenciosos y también todas las ventajas de las bios de ASRock que, como ya sabéis, fueron las primeras en incorporar un sistema de actualización automática a través de Internet.

Por otro lado, el interfaz de la bios es muy accesible y tiene todas las opciones fundamentales muy a mano. También contaremos con un modo más avanzado para los ajustes mas detallados.

ASRock también tiene un buen catalogo de pequeñas pero grandes utilidades. Utilidades de optimización de paquetes de red, inicio de sesión con un pendrive, control parental, RAMDisk, etc. Todas descargables y actualizables desde su “App Shop”. Utilidades y aplicaciones que podemos aprovechar si queremos. Si compráramos una estación de trabajo basada en este chipset lo primero que tendríamos que hacer es lidiar con el “bloatware” y no contaríamos con muchas de estas interesantes utilidades gratuitas.

A este tipo de placas base yo las llamo “plug and play” porque solo tenemos que pinchar el procesador, la RAM y darles corriente y ya tendremos el PC funcionando sin que nos entren las tentaciones de ajustas frecuencias aquí y allá. Es como son los equipos para trabajar y seguramente es así como deben de ser para que las variables que nos empujan a algún fallo, y a perder tiempo, se minimicen.

Su desempeño es de calidad, se calienta poco, y nos ofrece las prestaciones básicas que esperamos de un PC moderno. Solo falta un buen procesador, la cantidad de RAM adecuada y una tarjeta gráfica a medida. Plug and Play.

  • Producto: ASRock E3V5 Ws
  • Fecha: 28/02/2016 11:15:31
Secciones: Placas Base