Primer contacto con el Macbook Pro 13” 2016 sin TouchBar

por Javier Rodríguez 22/11/2016 2
Procesador
Memoria y SSD
Pantalla
Precio
Web
Intel Core i5-6360U
8GB LPDDR3, 256GB PCIe
13.3" 2560x1600 IPS
Desde 1699 Euros

MacBook Pro late 2016 sin TouchBar

Características de este modelo “de entrada”

La versión más económica del nuevo MacBook Pro de Apple es también el modelo que más esencia guarda de esta gama. Un portátil sencillo, sin grandes novedades de uso y con un formato muy tradicional, que busca la calidad de los materiales, de las texturas y de la excelencia en las prestaciones realmente importantes. Su mayor problema es que el precio de salida de este modelo alcanza los 1700 Euros, bastante mas que variantes similares de generaciones anteriores.

El nuevo Macbook Pro incorpora mejoras importantes sobre el modelo anterior pero también algunas carencias que a su vez se pueden transformar en oportunidades. Su mayor diferencia, con otros modelos de la misma generación, es que no incorpora la llamativa TouchBar con esos controles táctiles sobre una pantalla OLED completamente personalizable por aplicación.

Esta carencia viene acompañada también de otras diferencias que pueden resultar importantes. No son muchas, pero son sin duda importantes. Este modelo cuenta con tan solo 2 puertos USB-C con compatibilidad Thunderbolt 3, frente a los cuatro de los modelos superiores. Tiene también menos opciones de configuración, aunque lo esencial está presente.

Diferencias notables con respecto al modelo de 2015

Aunque la esencia de portátil clásico sigue más que presente lo cierto es que este modelo tiene diferencias importantes con respecto a la generación anterior. De hecho, dejara sin mucho recorrido a otras gamas como los Macbook Air que en otros tiempos fueron referente de movilidad.

Este modelo reduce pesos y volumen en todos los ejes con respecto a modelos anteriores. Sigue siendo un portátil pesado con respecto a otras opciones en el mercado con un total de 1.37Kg de peso en este modelo. Aun así, ha reducido casi 200 gramos con respecto a la gama de 2015.

Los espesores ser reducen de 18 a tan solo 15mm y también se ajustan largos y anchos mientras que se mantiene el mismo tamaño de pantalla con 13.3” de diagonal. Eso significa que este modelo tiene menos marcos de pantalla manteniendo ese diseño robusto, sin puntos flexibles, que tanto aprecian algunos usuarios.

El teclado también tiene un cambio importante. Ahora es mucho más plano, con menos recorrido, pero con una buena velocidad de escritura gracias a una buena sensación de retroalimentación en cada toque. El nuevo mecanismo de membrana recupera rápido y tiene una clara respuesta hacia el usuario. Cuesta hacerse a él, pero una vez dominado la escritura es rápida, precisa y fluida.  Las dimensiones son muy similares a las de generaciones anteriores, a pesar de la perdida de algo de ancho en el chasis monobloque que conforma este modelo. La retroiluminación y el brillo de pantalla se controlan mediante un sensor de luz ambiental. 

El trackpad también ha cambiado en dimensiones y profundiza en la tecnología touchforce de Apple. Es mucho más grande pero no hemos notado grandes diferencias de manejo o prestaciones con respecto a modelos anteriores. Siempre he dicho que el trackpad de Apple es infinitamente más útil que el touchpad de cualquier PC y eso sigue siendo una realidad. La diferencia es que los PC han evolucionado hacia otros usos alternativos, como pantallas táctiles y punteros digitales y Apple sigue pensando en un concepto más clásico de ordenador portátil.

Algo que para mi gusto también ha mejorado es el tratamiento del aluminio. Aparte de los nuevos colores, que para mí es una anécdota más que una prestación, este nuevo modelo tiene un mejor chorreado del material. Es más fino y el tacto es aún más agradable. Habrá que ver como conserva este grano fino durante el paso del tiempo, pero lo cierto es que Apple parece haber encontrado un buen equilibrio entre durabilidad, aspecto y textura.

Primeras impresiones en cuanto a desempeño

A parte de los benchmarks que se puedan realizar lo cierto es que este nuevo modelo para mi es mucho más ágil a la hora de manejar el interfaz de MacOS y sobre todo si contamos con pantallas con una definición elevada, como pueden ser monitores 4k. La tarjeta gráfica Iris de este procesador Intel Skylake Core i5-6360U es mucho más potente que la Broadwell de generaciones anteriores.

La unidad de almacenamiento también es más rápida, aunque ciertamente el modelo de 2015 también contaba con almacenamiento de gran calidad. La unidad instalada en este modelo, el más económico de la serie, es de 2000MB/s de velocidad de lectura y de 1000MB/s de velocidad de escritura.

La pantalla retina de 2560x1600 puntos mantiene su proporción de 16:10, que tanto me gusta, y ha mejorado en la calidad de color sobre una base ya bastante notable. Los paneles IPS evolucionan y Este modelo tiene sin duda uno de los mejores paneles de LG para este tamaño y formato. Esta nueva profundidad de color más elevada sin duda se potencia con los marcos más reducidos y el tamaño más compacto del aparato.

La gráfica Iris 540 con 64MB embebidas es un impulso importante para el rendimiento de este ordenador ultraligero. Todo es mas fluido, la aceleracion de video perfecta y jugar calidades bajas y medias es una realidad que no veo mucho para un ordenador de este tipo, pero que sin duda es posible. 

Algo que tiene este modelo superior al resto de la gama de 13” es su batería. La no inclusión de la TouchBar ha permitido a Apple añadir 5Wh de capacidad la batería de 50wH de este modelo de 13”. Eso supone un 10% más de autonomía a la que hay que sumar en torno a otro 5% ya que no tiene que alimentar la pantalla Oled del resto de modelos.

Esta reducción de consumo y aumento de batería se traduce en que este modelo puede alcanzar, en uso normal, hasta 12 horas de autonomía con una única carga.

Conectividad no tan limitada y precio

Ya hemos comentado que otra de las carencias de este modelo más económico es que dispone de menos conectividad física. De hecho, tiene solo dos conectores de datos y un conector Jack para auriculares. A pesar de ser pocos lo cierto es que son conectores muy capaces.

Ambos tienen un interfaz USB-C, pero su tecnología es Thunderbolt 3. Esto significa que son capaces de suministrar hasta 100w de potencia, velocidades de transferencia de hasta 40gbps por canal y también transportan USB 3.1 Gen2 de 10Gbps y Displayport con capacidad para pantallas de resolución 5k.

Ambos conectores nos servirán para cargar el portátil y podemos tener también hubs de conexión que alimenten el portátil y ofrezcan más conectividad. Actualmente podemos encontrar este tipo de docks en formatos muy compactos y por precios por debajo de los 20 Euros con conectividad añadida como Ethernet o múltiples puertos USB 3.0 de tipo A.

Thunderbolt 3 también nos ofrece la capacidad para conectar docks de alto rendimiento e incluso tarjetas gráficas dedicadas externas. También encontraremos, con más facilidad, baterías externas capaces de cargar nuestro portátil, teléfono, Tablet, etc.

De hecho, el cargador de 61w que viene con este modelo también usa la conectividad USB-C de forma modular y es capaz de suministrar voltajes de 20v, 9v y 5v con lo que podremos cargar con el todo tipo de dispositivos móviles, incluidos los de carga rápida con hasta 3 amperios a 9v o 2.4 amperios a 5v. Solo necesitamos el cable adecuado, y si nuestros dispositivos son USB-C, entonces podremos usar el cable que viene de serie con el portátil.

Lo que echaremos de menos es el cable de alimentación extendido que venía en las ediciones anteriores. También encontraremos ningún tipo de adaptador, pero el USB-C dentro de poco tendrá una variedad brutal que estandarizará a Apple, y cualquier otra marca, como nunca antes.

Conclusión

Sigo pensando lo mismo que pensaba desde el lanzamiento de estos modelos. Son máquinas muy interesantes, pero terriblemente caras, sobre todo en Europa. Entre impuestos y el coste añadido que parece añadir Apple en Europa, los precios se disparan a los 1699 Euros cuando el modelo básico de la generación anterior rondaba los 1430 Euros. Un precio elevado, pero no tan elevado.

Esto hace que sea una maquina muy exclusiva sin una justificación real con respecto a otras máquinas PC de precios similares. Aun así, si la encontramos con la oferta adecuada, entonces se puede convertir en una opción realmente competitiva ya que es una máquina de diseño cuidado y unas calidades sobresalientes.