Huawei P10

por Antonio Delgado 19/05/2017 8
Procesador, RAM y Almacenamiento
Pantalla
Cámara
Precio
Web
Kirin 960 (Octa-Core), 4 GB RAM, 64GB.
5,1" IPS (1920 x 1080)
Dual Camera 2.0 (20MP Mono + 12MP RGB) LEICA
569 Euros
Puntuación de Huawei P10 en la review:

Introducción y especificaciones

Huawei ya dio un golpe sobre la mesa cuando lanzó su P9, un Smartphone que iba directamente a competir con los terminales de gama alta con un diseño cuidado, procesador de alto rendimiento, buenos materiales y un sistema de doble cámara certificado por Leica que le otorgaba interesantes posibilidades.

Este Huawei P10 es una evolución de aquel terminal, del que toma muchas cosas prestadas pero sin dejar de innovar y mejorar en los puntos clave, veamos qué tal se comporta y cómo queda en el competitivo mercado de gama media.

Especificaciones técnicas

  • Pantalla 5,1” 1920 x 1080p IPS
  • Procesador Huawei Kirin 960  con 8 núcleos (4xCortex A73 a 2,4Ghz y 4xCortex A53 a 1,8 GHz)
  • 4 GB de memoria RAM
  • 64 GB de almacenamiento interno
  • Doble Cámara Leica 2.0 (20 MP Mono + 12 MP RGB, F/2.2)
  • Lector de tarjetas microSD (max 256 GB)
  • WiFi 802.11ac + bluetooth 4,2 + NFC
  • USB-C
  • Batería de 3.200 mAH con carga rápida
  • Android 7.0 con capa EMUI 5.1
  • 145,3 mm x 69,3 mm x 6,98 mm
  • 145 gramos

Diseño

El diseño del Huawei P10 mantiene las líneas generales del P9 pero con modificaciones para hacerlo más refinado y con algún que otro cambio importante.

El aluminio sigue siendo el material principal, con un cuerpo de una sola pieza con unos bordes redondeados en un grado más acentuado que su predecesor y manteniendo los biseles que ayudan a un agarre más firme. El cristal del frontal también cuenta con una ligera curva “2.5D” y recubrimiento Gorilla Glass 5 bajo la que se encuentra la pantalla de 5,1 pulgadas.

La parte trasera cuenta con una zona de cristal en la parte superior, justo donde se encuentran las dos cámaras Leica 2.0  junto al doble flash LED y al sensor de enfoque en una distribución muy similar a la del P9 pero con una forma más integrada con el cuerpo. Se agradece que no sobresalgan del cuerpo, dejando una silueta limpia y sin protuberancias.

Donde encontramos un cambio importante es en el sensor de huellas que ha pasado a la parte delantera, en su lugar vemos el logo de huawei.

La preferencia sobre la colocación del sensor delante o detrás es algo que depende mucho de la opinión de cada uno, personalmente me gustaba mucho la colocación trasera de Huawei y el buen desempeño de sus sensores de huellas, no obstante, el cambio hacia la parte frontal en este P10 tiene su sentido, ya que puede sustituir a los botones en pantalla dejando un área útil mayor en la pantalla, todo un acierto.

En la parte inferior del borde encontramos el micrófono, altavoz principal, conector de auriculares 3.5mm y el puerto USB-C.

En el lateral izquierdo tenemos únicamente la tapa para la SIM y la tarjeta microSD mientras que en el lado derecho encontramos los botones de volumen y el botón de encendido, que tiene un toque distintivo gracias a sus bordes en rojo metalizado.

Sus medidas totales son de 145,3 mm x 69,3 mm  y su grosor es de 6,98 mm, prácticamente idéntico a los 6,95 mm del P9. Unas medidas contenidas que hacen que sea fácil sujetarlo con una sola mano.

El peso también se mantiene en la línea con 145 gramos contra los 144g del P9.

Hay un detalle que me parece importante comentar y que, sin duda es de agradecer. El Huawei P10 viene de serie con un protector de pantalla incorporado y también con una funda transparente. Dos elementos que prácticamente ningún fabricante suele incluir y que son todo un detalle.

Ya que nos gastamos el dinero que cuesta un móvil de esta gama, qué menos que el fabricante se preocupe de sus clientes con detalles como estos en vez de intentar cobrar a parte por una funda y protector, que puede costar unos 10-20 Euros cuando hablamos de precios de terminales que multiplican por 40 o 50 esa cifra.

En definitiva, con este P10, Huawei ha mantenido los altos niveles de calidad y acabados que encontramos en su sucesor y los ha refinado para conseguir un producto que sigue pudiendo presumir de ese acabado Premium que se merece.

Pantalla

Huawei ha decidido mantenerse con un tamaño de pantalla bastante “compacto” si tenemos en cuenta los tiempos que corren. Si el P9 tenía 5,2 pulgadas, el Huawei P10 se queda con 5,1”, un tamaño que permite que el móvil sea más manejable manteniendo la relación de pantalla de 16:9. Recientemente hemos visto ejemplos como el LG G6 o el Galaxy S8 que consiguen lo mismo a costa de cambiar el formato de 16:9 a 2:1 o similares.

La resolución es de 1920 x 1080 píxeles, una cantidad más que suficiente para esta diagonal, sobre todo para el uso normal del dispositivo pero que, como siempre decimos, se puede quedar corta para sistemas de realidad virtual como Cardboard o similares. No hay que olvidar que hablamos del tope de gama de la compañía y tendrá que vérselas con móviles con resoluciones superiores.

El panel es de tipo IPS y tiene una densidad de 432 PPI, los contenidos se ven con calidad, tiene buenos ángulos de visión, buena representación de colores y no hay problemas para utilizarlo en entornos iluminados como a plena luz del día.

Hemos realizado distintas mediciones sobre la pantalla, por ejemplo, su brillo máximo es de 541,32 cd/m² y tiene un ratio de contraste nativo de 1184:1.

El panel es capaz de representar sin ningún tipo de problemas todo el espectro de color sRGB y superarlo por un amplio margen. La representación de los colores en la escala de grises obtiene unos resultados bastante buenos, sobre todo en lo referente a los tonos verde y azul, aunque el rojo está un poco por debajo de lo deseado.

De hecho, si miramos la temperatura del balance de blancos podemos ver que Huawei se ha decantado por unos colores fríos que pueden superar los 9900K, por ello la pantalla tiende a verse con un tono más azulado. (Hay que tener en cuenta que el blanco “real” se considera en valores de 6500K).

No obstante, la gente suele preferir tonos de pantalla más fríos aunque ello no sea del todo “real”, de hecho es algo bastante común en los móviles con paneles IPS.

En cuanto a cómo representa distintos colores, podemos ver en la siguiente gráfica la diferencia entre los colores que se pedía mostrar al terminal y los que se mostraban en realidad. (Naturalmente, el color real que veis en vuestras pantallas ahora mismo depende de la calibración de vuestro monitor, pero esta comparativa sirve para ver la diferencia entre el color “real” y el que muestra la pantalla del P10).

Se puede ver como en la escala de grises y en el blanco, la pantalla tiende a mostrar colores más azulados, pero por lo demás, la representación suele mantenerse con una diferencia por debajo de los 10 puntos.

Software y sensor de huellas

Huawei integra su propia capa personalizada de Android “EMUI”, en este Huawei P10 tenemos EMUI 5.1, la última versión disponible y que funciona sobre Android 7.0, que es la versión actual que integra el móvil ya que, por el momento, no ha llegado Android 7.1.

Ya hemos visto las funciones que integra esta capa en otros terminales como  el Mate 9. Es una capa que personaliza bastante la experiencia de uso de Android con funciones propias como la “aplicación gemela” para tener dos instancias de Whatsapp o Facebook a la vez para usar dos cuentas simultáneamente, interfaz con distintos modos de funcionamiento para el cajón de aplicaciones o con modo simplificado, sistema de “caja fuerte” para mantener archivos encriptados con contraseña para evitar miradas indiscretas, sistema multiventana, grabador de pantalla nativo, etc.

También incluye algunos sistemas “prescindibles” como antivirus y otro bloatware que muchos usuarios preferirían que no estuviera ahí.

Antes hablábamos del cambio de posición del sensor de huella. Los últimos terminales de Huawei habían apostado por una colocación en la parte trasera y, de pronto, este Huawei p10 lo pasaba al frontal

Más allá de cuestiones estéticas o de preferencias personales, el sensor de huellas en el frontal tiene mucho sentido en este P10 porque la compañía lo ha aprovechado para dotarlo de una funcionalidad muy inteligente.

Por defecto, tendremos el sensor de huellas y los botones de navegación estarán en la propia pantalla ocupando sitio en la parte inferior, sin embargo, Huawei permite sacar todo el provecho a su sensor de huellas permitiendo utilizarlo como un botón 3 en 1 sustituyendo a los botones Home, atrás y apps recientes.

¿Cómo funciona? Pues aprovechando el reconocimiento de gestos que tiene el sensor: si hacemos un toque corto volveremos atrás, si mantenemos pulsando iremos al escritorio (Home) y si hacemos un gesto hacia un lateral podremos ver las últimas aplicaciones ejecutadas.

De esta manera, podemos eliminar los botones en pantalla sin necesidad de más botones físicos.

Estos gestos en el sensor funcionan realmente bien y tras usarlo unas pocas veces ya le cogeremos el truco sin problemas.

En cuanto al sensor de huellas, sigue funcionando tan bien como en los últimos terminales que hemos probado de Huawei y Honor, de hecho sigue siendo un sensor extremadamente rápido y funcional del que deberían aprender otros fabricantes.

Cámara

En Huawei fueron los pioneros en combinar un sensor monocromo junto a otro RGB en dos cámaras diferentes para conseguir mejores resultados de fotografía. Contaron, en el caso del P9 y del Mate 9, con la ayuda de la mítica Leica para certificar el hardware y software detrás de esta función y en este P10 ambas compañías vuelven a colaborar para ir un paso más allá.

El sistema de doble cámara es similar al de sus predecesores, más al del P9 por estar colocados los dos sensores en la misma posición, con un sensor monocromo capaz de captar más luz en entornos difíciles y otro RGB que se encarga de los colores de la foto, luego se combinan las dos para tener una foto a color con buena luz incluso en situaciones difíciles.

En el Huawei P10 se han mejorado varios aspectos clave respecto del P9, el primero es la resolución del sensor monocromo, que pasa de los 12 MP a los 20 MP. El sensor RGB mantiene los 12 MP.

Un aspecto crítico que también mejora el P10 es que incluye estabilización óptica, algo que se echaba en falta en el P9 y que ya incluyó el Mate 9 en su día, de hecho podemos decir que las cámaras son prácticamente idénticas a las del Mate 9, gestionadas también por el coprocesador i6.  

El estabilizador óptico compensa la apertura relativamente pequeña de f/2.2 que tienen las lentes a la hora de captar luz, también ayuda en el vídeo y es capaz de grabar vídeo a 4K a 30 FPS con H.265 y 1080p a 60 FPS.

La cámara se comporta muy bien en prácticamente todas las situaciones y se nota que Huawei ha mejorado también el software ya que en modo automático se consiguen unos resultados bastante superiores a su predecesor.

El modo manual sigue estando y permite ajustar las tomas a los gustos del usuario, además, el modo monocromo de estos móviles sigue siendo una maravilla para fotos artísticas al conseguir un “blanco y negro” real y no procesado.

La doble cámara permite jugar de manera virtual con la “apertura”, simulando distintos enfoques del fondo que podremos modificar manualmente a posteriori. Si bien es cierto que el sistema ha mejorado mucho respecto de la generación anterior, todavía hay veces en que los bordes no quedan perfectamente definidos y hace algún que otro extraño.

Lo que si resulta sorprendente es el “Modo Vertical”, un modo en el que la cámara es capaz de detectar tridimensionalmente la cara del sujeto de nuestra fotografía, para aplicar distintos desenfoques y mejoras en el color que realzan el retrato.

Los resultados son muy buenos y hacen que sea muy sencillo tomar fotos artísticas de personas sin preocuparnos por su edición posterior.

También se incluye modo HDR manual que se puede activar con una opción, aunque por defecto el móvil suele tratarlo de manera automática.

La cámara es uno de los apartados donde el Huawei P10 más brilla y donde podemos decir, sin lugar a dudas, que juega en la misma liga que otros gama alta del momento.

Autonomía y Rendimiento

Los 3.200 mAh de bateríadel P10 son suficientes para aguantar sin problemas un día de uso, en ese sentido el procesador Kirin 960 optimiza bastante la energía asignando tareas básicas a los núcleos más eficientes y dejando toda la potencia cuando realmente se necesita. El hecho de que lleve pantalla de 1080p también ayuda a reducir el consumo en comparación con una pantalla de 1440p

Además, el sistema de carga rápida Huawei SuperCharger permite cargar la mitad de la batería en una media hora gracias a los 5 Amperios que soporta a 4,5 voltios, por lo que ante una emergencia podremos disponer de unas cuantas horas extras de autonomía en poco tiempo.

En la siguiente gráfica podemos ver cómo el procesador gestiona las velocidades de los núcleos a una 40-60% cuando se realizan test gráficos y como sube hasta el 80-100% cuando la CPU necesita dar su máximo rendimiento.

Rendimiento

En cuanto al rendimiento, tenemos el mismo procesador que el Mate 9, por lo que sus resultados son similares, en algunos el Huawei P10 gana y en otros pierde respecto al Mate 9, parece que, de algún amanera EMUI 5.1, gestiona de manera distinta la energía del Kirin 960 respecto a EMUI 5.0 del Mate 9. Por ejemplo, en el caso del 3Dmark Extreme, el P10 queda bastante por debajo y en otros test como el GeekBench Multi  queda bastante por encima. Aunque, por lo general, los resultados son bastante consistentes y siempre hay que tener en cuenta variaciones a la hora de realizar los test.

Sin embargo, parece que EMUI 5.1 tiene algunos problemas para ejecutar ciertos test, por ejemplo, la suite Vellamo que solemos utilizar para medir el desempeño en navegación, directamente no es compatible con este terminal y el test de cálculo GPU de GeekBench 4 no es capaz de finalizar.

Sea como sea, el Kirin 960 demuestra que es un SoC a la altura de la gama alta, midiéndose de tú a tú con todo un Exynos 8890 o un Snapdragon 821 en CPU (en GPU el S821 es bastante superior). Sin embargo, hay que tener en cuenta que el Huawei P10 se las tiene que ver en la actualidad con móviles como el Galaxy S8 y otros modelos que llegarán con el Snapdragon 835 en un futuro cercano.

Aun así, el Kirin 960 puede manejar sin problemas Android y sus aplicaciones y es un procesador más que suficiente para todo lo que es capaz de realizas un Smartphone hoy en día.

En cuanto a temperaturas, con un uso normal, el Huawei P10 es un terminal bastante fresco, con una temperatura que ronda los 28 grados en pantalla y parte trasera. Cuando lo ponemos a trabajar con mucha intensidad, como con el test 3DMark SlingShot la cosa cambia y vemos cómo se pueden alcanzar temperaturas de hasta 47 grados en algunas zonas, aun así, son temperaturas dentro de lo normal y que no llegan a molestar como ocurre en otros terminales.

Uso normal:

Intensidad:

Análisis y Conclusión

El Huawei P10 continúa la tarea que empezó el Huawei P9, que no es otra que la de colocar a la marca en la gama alta luchando de tú a tú con los que hasta pocos años dominaban el mercado, algo que ya consiguieron y que ahora mantienen con un terminal que no tiene nada que envidiar a otros buques insignia del mercado.

El P10 mejora en todo a su antecesor, con un procesador más potente, un diseño más refinado y mejoras importantes en la cámara dual que sigue siendo uno de las señas de identidad y diferenciadoras de estos terminales con respecto a todo lo demás que hay en el mercado con su sistema de monocromo+RGB que permite tomar capturas artísticas y ahora con un software a la altura con modos tan interesantes como el “Vertical” para retratos. De hecho, a día de hoy es de las mejores cámaras en un Smartphone que podemos encontrar en el mercado.

El sensor de huellas que hace las funciones de tres botones en uno es todo un acierto y a la hora de identificarnos es muy rápido y fiable, de lo mejor que hay en el mercado.

No hay duda de que la compañía ha puesto mucho mimo en este P10, algo que se complementa con el hecho de añadir de serie una funda y un protector, algo que por desgracia pocos fabricantes hacen y que es de agradecer. 

Su pantalla es de 5,1 pulgadas, un tamaño que lo hacen cómodo al uso y que deja ver la estrategia de la compañía de diferenciar más su gama P de la gama Mate con el mate 9 y sus 5,9 pulgadas, aunque ahí tenemos el P10 Plus como modelo intermedio.

Los que estén interesados en usar sistemas de realidad virtual pueden encontrar los 1080p de resolución como un hándicap, aunque el resto de usuarios no tendrá ningún problema. También el bloatware no es de recibo.

La cámara es uno de los aspectos más destacables, la mejora aquí ha sido más que evidente y el Huawei P10 es un smartphone muy completo en ese sentido. En modo manual seguimos teniendo unas opciones que pocos móviles ofrecen gracias a su sensor monocromo, y en modo automático el P10 puede sacar tomas muy buenas en cualquier situación, sin duda una mejora muy importante respecto al P9.

Huawei ha cogido algo que ya funcionaba muy bien como el P9 y lo ha mejorado en prácticamente todos los aspectos, convirtiendo a este P10, junto con su Mate 9, en el mejor terminal de su catálogo y todo un digno miembro de la gama más exclusiva del mercado de smartphones.

LO MEJOR
Sensor de huellas excelente
Cámara muy buena en todas las situaciones
Incluye funda y protector de pantalla
Inteligente implementación del Botón 3 en 1 para navegación
El modo Vertical de la cámara consigue muy buenos resultados
64 GB de capacidad
LO PEOR
Incluye algunas aplicaciones prescindibles
1080p en un gama alta
Falta resistencia al agua
Algunas apps no compatibles
  • Producto: Huawei P10
  • Fecha: 19/05/2017 18:41:29
Secciones: Smartphones