Monitor Acer Predator Z271 27” Tobii

por Javier Rodríguez 08/01/2018 6
Resolucion
Panel
Otros
Precio
Web
1920x1080
VA 27" 178º
Tobii, hub USB 3.0, Gsync
Desde 589 Euros
Puntuación de Acer Predator Z271 27” Tobii en la review:

Introducción

La gama de monitores gaming de Acer cuenta, dentro de su gama Predator Z1, con algunos de los mejores monitores del mercado y con una gran diversidad de variantes de panel y tecnologías. Cuanto mas queremos combinar unas y otras mayor el precio, pero también podemos encontrar variantes muy equilibradas y fantásticamente bien equipados como es el caso del modelo que analizaremos hoy. Un monitor de buenas prestaciones que confía en todas esas prestaciones que buscan ahora los jugadores, combinándolo con una calidad de imagen elevada.

Prestaciones técnicas

Muchas veces buscamos para jugar monitores con formatos modernos, ultra panorámicos, curvos o incluso las dos cosas al mismo tiempo y con resoluciones poco habituales. Para mi en las resoluciones clásicas, como las que tiene este modelo, siempre acertaremos porque los desarrolladores de juegos son las que tienen como referencia y porque los fabricantes de hardware siempre prefieren contentar a la mayoría con sus modelos de gráficas más “vendibles”.

Este modelo es una de las muchas variantes que podemos encontrar en la gama Predator de Acer, de resolución básica pero también menos exigente en la necesidad de hardware. Esto permite que graficas menos poderosas puedan sacar partido de su tecnología Gsync y su capacidad de refresco vertical de hasta 144Hz. Algo que lo hace muy atractivos para aquellos que buscan altos ratios de frecuencia, buena calidad de imagen y ajustar su bolsillo en cuanto a GPUs se refiere.

La tecnología Gsync incluida es de última generación y aunque solo podemos aprovechar con graficas Nvidia, al menos en esta generación tenemos acceso a nuevas formas de uso, como es poder tener Gsync a través de su conector HDMI 2.0.

Este modelo tiene una pantalla de 27” con una resolución de 1920x1080 puntos y panel VA con una cobertura sRGB del 100% del espectro. Su frecuencia de actualización alcanza los 4ms de gris a gris y dispone de una luminosidad notable de hasta 300cd/m2. El panel, como ya podéis imaginaros, ofrece ángulos perfectos en todas las direcciones y tiene una ligera curvatura que, con este tamaño, lo cierto es que logra ninguna mejora visual apreciable.

La conectividad es buena en este monitor, no sobresaliente, pero sí bastante buena. Cuenta con un conector Displayport 1.2 y un conector HDMI 2.0, ambos están sobredimensionados en cuanto a la capacidad de frecuencia y resolución de este monitor, pero también nos permiten acceder a tecnologías como el Gsync en ambos conectores.

Incluye también un cómodo concentrador de puertos USB 3.0, con tres puertos disponibles, que es también la vía por la que el sistema Tobii se conecta a nuestro ordenador. Para que funcione tendremos que tener el conector USB 3.0 del monitor conectado a nuestro equipo sobremesa o portátil.

Diseño

A todos nos entran los diseños curvos por los ojos y con el tiempo me voy dando cuenta de que no es tanto por el aspecto llamativo de la pantalla sino por el aspecto llamativo de toda la pantalla. El diseño de un monitor curvo es mucho mas espectacular, aunque luego a la hora del uso diario esa espectacularidad se difumine sin reales consecuencias en la ergonomía o la calidad de imagen.

El Acer Predator Z271 es un monitor muy bonito con un marcado diseño gaming en colores gris oscuro y rojo. La peana, solida y pesada, esta fabricada mediante metal fundido y anodizada en dos colores. Es una base que sustenta una columna hasta el anclaje VESA en mitad de la estructura de la propia pantalla. Es un diseño similar a cualquier otro monitor que tenga sistema pivotante salvo que en este modelo no podemos hacerla pivotar.

Lo que si tenemos es un amplio numero de movimientos posibles, como inclinaciones y giros, además de una elevación generosa sobre la mesa. En sistema de anclaje VESA también nos permitirá usar cualquier anclaje de 100mm que haya en el mercado.

Acer ha cuidado los detalles añadiendo una cubierta para los conectores principales del monitor, solo quedan fuera de ella los conectores USB, que deberían ser los únicos que tengan una manipulación real, también se canaliza bien el cableado y algunos agradecerán que la fuente de alimentación sea externa puesto que es mucho más económico y fácil de reparar en caso de fallo ya fuera de garantía. No es un cargador voluminoso, el monitor tiene consumos ajustados, por lo que no estorba demasiado y la podemos gestionar bien para que no sea un problema “logístico”.

Tres de los cuatro marcos del Acer Z271 son muy estrechos, alrededor de 7mm de espesor.

Los conectores USB están en la parte izquierda del monitor, con los conectores de corriente y gráficos en la zona habitual de cualquier monitor, que es oculto bajo la carcasa principal. El monitor tiene altavoces, que usaran las conexiones digitales para ahorrarnos cable, pero también cuenta con una salida de auriculares y la columna de apoyo tiene un soporte para poderlos dejar cómodamente esperando nuestra próxima sesión de juego.

Los botones de encendido y control están justamente al otro lado. Se compone de tres botones y un “hat” de control que podremos usar para manejarnos rápido por los menús del OSD del monitor. Luego veremos las opciones de configuración, pero están casi todas las que querríamos encontrar en un monitor para jugadores.

La curva de la pantalla es de unos 1800mm de radio y en una pantalla de 27” lo cierto es que se nota poco en el uso diario. Como parte del diseño es sin duda un añadido interesante, pero no nos cambiara la forma de jugar una pantalla curva en un monitor de tan solo 27” y que tendremos, normalmente a una distancia de 1-1.5 metros.

Gsync, HDMI, etc

A pesar de su resolución reducida este monitor ofrece grandes prestaciones para jugadores. Cierto es que no disfrutaremos de una resolución sobresaliente, pero tiene grandes prestaciones, empezando por su frecuencia de actualización de 144Hz que es ciertamente más fácil de alcanzar que en monitores de gran resolución y con una inversión también menor en CPU y GPU.

Esta frecuencia, sumada al soporte Gsync, nos permitirá una calidad de juego superior y también, no menos importante, una calidad de imagen y video realmente buena. La luminosidad de la pantalla también es muy homogénea y no hemos detectado problemas que no veamos en cualquier otro monitor VA. Un tipo de panel muy de moda porque consigue combinar bien tiempos de respuesta, calidad de color, velocidad de refresco y resolución y precio. El panel es similar al Samsung C27FG70, de hecho, usan el mismo panel, pero cambia el sistema de retroiluminación, que es aun mas generoso en el Samsung.

El sistema Gsync integrado es de última generación y se combina con la tecnología ULMB de Nvidia. Esta gestión de la iluminación sumada a la sincronización por hardware de GPU y monitor logran reducir efectos perniciosos como el “input-lag” o el “tearing” en la pantalla. Mi única recomendación, en este tipo de paneles, es no bajar de 40FPS y con esta resolución, y una grafica de gama media, no debería costarnos en ningún juego moderno.

El monitor tiene un completo sistema de configuración mediante OSD que incluye controles para limitar la emisión de azules, que como bien sabéis puede producir dolencias crónicas en la retina, además de contar también con un sistema de contraste adaptativo y de un potenciador de negros que recomiendo si usamos la pantalla como monitor multimedia.

Controles gaming en el OSD del Acer Z271

Entre las configuraciones gaming encontraremos un sistema de sobre alimentador de frecuencia, con tres niveles, y una cruceta artificial donde podemos elegir entre tres diseños diferentes. Cuenta también con otras configuraciones mas mundanas, pero interesantes, como un configurador de color de seis ejes, perfiles de configuración que podremos grabar y cargar rápidamente y un modo de carga a través de USB para poder cambiar dispositivos como móviles y tablets directamente desde uno de los puertos USB del monitor.

Tobii

Tobii es una tecnología que ya hemos probado en otras ocasiones y que ofrece un modo adicional de control de nuestro ordenador. Uno tan llamativo e innovador como es el rastreo de nuestros ojos a modo de interfaz de control del ordenador o como cursor. Tiene soporte para controlar Windows, pero también como un sistema añadido de control en algunos juegos, aunque es una lista muy corta.

Tobii se fundamenta en emisores y receptores de infrarrojos para mapear la posicion de nuestros ojos y tambien de nuestra cabeza.

Nos permite controles añadidos en juegos cuyo punto de visión es en tercera persona. La lista es corta y los mas notables son el nuevo Assassins Creed y The Division. En este último, que si hemos podido probar, Tobii nos ayuda a cambiar rápidamente de cobertura y también hace algo de asistencia en el disparo. 

Calidad cromática

El panel VA de este monitor ofrece excelentes resultados con su calibración de fábrica, se acerca bastante a todo el espectro RGB y además ofrece niveles de luminosidad superiores a los esperados. Tiene un negro bastante logrado, con una luminosidad de tan solo 0.21cm/m2 y un contraste dinámico bastante bueno con una relación 1800:1.

La gama cromática es muy buena y gracias al Gsync, con el añadido de la tecnología ULMB, el “input lag” y el “tearing” están completamente controlados. La verdad es que nos ha sorprendido la calidad de color de este monitor curvo y sin duda esto se debe a que usa uno paneles Samsung de mas calidad del momento.

Solo hemos notado algo bajos los niveles de temperatura en cuanto al blanco se refiere pero esto, con la sobrada luminosidad del monitor, seria facilmente calibrable sin afectar al buen comportamiento cromatico de la pantalla.

Conclusión

Si podemos admitir tener una resolución de 1920x1080 en un monitor de 27” entonces creo que hay pocas opciones mejores, salvo quizás alguno de los últimos monitores Quantum Dot de Samsung (que usan el mismo panel), en el mercado.

Combina la tecnología Gsync con un panel de excelentes colores, mucha luminosidad y una tasa de refresco excelente. Un conjunto de prestaciones que nos obligará a desembolsar alrededor de 600 Euros. Un precio bastante competitivo si tenemos en cuenta las opciones del mercado. Este monitor añade extras, como el Tobii, y también un sistema de altavoces que nos ha sorprendido por su potencia y calidad.

Es un gran monitor gaming, con un diseño llamativo y con todos esos elementos que buscamos en un monitor moderno. Una de las mejores opciones de mercado en su segmento.

LO MEJOR
Panel con excelente reproducción de color
Excelentes prestaciones gaming
Buen diseño y control
LO PEOR
Caro, aunque competitivo con respecto a otros modelos de su segmento
Tobii tiene pocos juegos y aumenta bastante el precio
  • Producto: Predator Z271
  • Fecha: 08/01/2018 23:50:29
Secciones: Monitores