Review Router Portátil Netgear Nighthawk M1

por Antonio Delgado 10/10/2018 7
Conectividad LTE
Conectividad WiFi
Otros
Precio
Web
Snapdragon X16: 1 Gbps descarga y 150 Mbps subida
WiFi 802.ac
Ethernet, USB-A, USB-C, batería extraíble.
329 Euros.
Puntuación de Netgear NightHawk M1 en la review:

Introducción

Hoy en día cada vez es más sencillo disponer de una conexión a Internet desde prácticamente cualquier lado. Atrás quedaron los tiempos en los que era necesario una línea telefónica y las redes móviles ya pueden rivalizar en velocidad con las redes cableadas.

El smartphone es el dispositivo “siempre conectado” por antonomasia y, aunque la gran mayoría cuentan con funciones de tethering que permite compartir su conexión a Internet a través de WiFi, en muchos entornos eso puede ser una limitación a nivel de calidad de la red y ya por no hablar de los costes en autonomía que eso supone, lo que hace que un router con capacidades 4G sea, en muchos casos, una mejor solución.

El Netgear NightHawk M1 es un router portátil avanzadas con soporte conexiones LTE/4G capaz de alcanzar hasta 1 Gbps de velocidad de descarga y crear una red WiFi 802.11ac de alta velocidad con soporte para 20 dispositivos. Además, cuenta con su propia batería para poder utilizarlo en cualquier lugar y diversas funciones que desgranaremos a lo largo de este análisis.

Especificaciones móviles del router móvil Netgear NightHawk M1

  • Chipset Qualcomm MDM9x50 (Snapdragon X16)
  • LTE Cat. 16 con 1 Gbps de bajada y 150 Mbps de subida
  • Carrier Aggregation de 4 bandas
  • 4x4 MiMo
  • Soporte para bandas LTE/4G de 700/800/900/1800/2100/2300/2500/2600 MHz
  • Soporte para bandas 3G de 850/900/1900/2100 MHz
  • WiFi ac de doble banda (2,4 GHz + 5 GHz) para 20 dispositivos
  • Ethernet
  • USB de tipo C + USB de tipo A con carga JumpBoost
  • Lector de MicroSD
  • 2x conectores TS-9 para antenas LTE (no incluidas)
  • Gestión de consumo y datos
  • Pantalla integrada de 1,4" y 320 x 240 píxeles
  • 5,040mAh de batería
  • Gestión a través de App Netgear Mopbile
  • 105,5 x 105,5 x 20,35 mm
  • 240g de peso con batería
  • 329 Euros

Diseño

Como prácticamente toda la gama NightHawk de routers de alto rendimiento, Netgear ha escogido el color negro como principal en este M1. Naturalmente, al ser un dispositivo pensado para la portabilidad aquí no tienen hueco las enormes antenas ni las medidas sobredimensionadas que hemos visto en otros routers de la gama.

El Netgear NightHawk M1 tiene un diseño compacto, aunque algo más grande de lo que solemos ven en routers portátiles, con sus 105,5 mm x 105,5 mm y un grosor de 20,35 mm.

La parte superior está gobernada por una pantalla multicolor donde podemos ver distintas informaciones, ya sea a la hora de la configuración o también del estado, consumo y demás del dispositivo.

A los lados de esta pantalla circular tenemos dos indicadores donde podremos ver, por un lado el nivel de batería en el indicador izquierdo y por otro lado la cantidad de datos consumidos respecto del máximo que hayamos configurado.

Esta pantalla se apaga para ahorrar energía tras un rato y se puede encender o navegar entre las pantallas de información con el botón de encendido que está en la zona superior, justo en el borde.

En el lado opuesto es donde se encuentra la conectividad física del Netgear NightHawk M1, con un puerto USB-A para datos, un USB-C para carga y un Ethernet para conectarse a través de cable de red o conectarlo a otro router. Además, tenemos dos puertos TS-9 para conectar dos antenas al módem LTE que, por desgracia, no vienen incluidas.

Si abrimos la tapa inferior nos encontraremos con el compartimento de la batería y también de la tarjeta SIM. Como apunte comentar que la bandeja tiene un tamaño micro SIM, si tenemos una Nano SIM de las más habituales en la actualidad tendremos que utilizar un adaptador o colocarla con cuidado encima de los pines, al ir a presión no hay problemas de funcionamiento aunque retirarla después cuesta algo más.

También tiene espacio para una tarjeta microSD para funcionar como servidor de archivos o multimedia.

Configuración y funciones

Uno de los aspectos más llamativos del Netgear NightHawk M1 es la multitud de opciones que tiene su panel de control. A pesar de ello, configurarlo es realmente sencillo.

Primero deberemos colocar la tarjeta SIM y después la batería, en caso necesario se puede cargar o utilizar en la corriente con el adaptador USB-C incluido. Al encenderlo nos mostrará varios mensajes en la pantalla, podremos avanzar al siguiente mensaje con el botón del router.

En esos mensajes se nos indicará las redes WiFi que genera el M1 de entrada, una de 2,4 GHz y otra de 5 GHz, y sus claves de acceso. También se indica la web a la que deberemos entrar para configurar el router, aunque nada más conectarnos a una de estas redes WiFi desde el PC se abrirá automáticamente una ventana del navegador donde deberemos definir una clave de usuario.

Tras ello tendremos que configurar el APN de nuestro operador y, si tenemos PIN, introducirlo en la sección de seguridad.

La interfaz es bastante amigable y se divide en varias secciones, una principal de estado donde podremos ver los distintos servicios activados, aparatos conectados a los distintos puertos y el consumo mensual, además de definirle límites de uso. Podemos ver también los mensajes recibidos en la tarjeta SIM.

Una función interesante es la denominada como "Descarga de Datos" y no es otra cosa que la posibilidad de conectar el Router a otro Router, ya sea mediante el cable Ethernet o a través de WiFi, para utilizar su conexión a Internet en vez de la conexión 4G de la SIM, de tal manera que cuando estemos en algún lugar con conexión a Internet no tengamos que consumir datos.

El Netgear NightHawk M1 soporta también el sistema de cámaras ARLO de Netgear y permite sincronizar fácilmente las cámaras y configurarlas haciendo de estación base. Esta función está muy bien pensada ya que una de las utilidades de este tipo de routers suele ser dotar de conexión a Internet a casas que no cuentan con red telefónica y poder montar un sistema de videovigilancia.

Tenemos también un completo sistema de gestión del router, con funciones propias de cualquier router convencional como el UPnP, redirección de puertos, DMZ, VPN, control parental e incluso un filtrado de sitios web por lista negra o lista blanca.

También es posible definir las horas en las que se activará la conexión a la red y dosificar así las tarifas de datos limitadas. Además, la limitación de datos permite definir un máximo de datos y alarmas cuando estemos cerca de ese límite junto con el indicador físico del propio router.

Otra de las funciones llamativas del M1 es su gestor de archivos desde el que es posible acceder a los archivos que tenemos en la tarjeta microSD o en un pendrive o disco externo conectado a través del puerto USB. A través de una interfaz Web es posible acceder o cargar archivos e incluso visualizar contenidos multimedia como vídeos o fotografías.

Experiencia de Uso y Rendimiento

Ya hemos visto que el Netgear NightHawk M1 es un router bastante sencillo de poner a funcionar y con las opciones típicas de routers "fijos" que nos permitirá configurar nuestra red portátil como si estuviéramos en casa.

Una vez configurado su funcionamiento es sencillo, si no hemos programado horarios específicos, podremos conectar hasta 20 dispositivos a través de la red WiFi ac como si fuera un router convencional. Su batería dura algo más de un día y una noche si lo usamos continuamente, por lo que podemos utilizarlo sin necesidad de enchufe en viajes largos, y es capaz de mantenerse en espera unas tres semanas.

En cuanto a su velocidad, con una conexión WiFi 802.11ac en la banda de los 5 GHz hemos conseguido sincronizar a 550 Mbps de los máximos 867 Mbps que soporta el router con una cobertura de red bastante decente. No llega al alcance de un router convencional, sobre todo si tenemos paredes o puertas por medio, pero tampoco es el propósito de una solución portátil como esta. Como es habitual, la red de 2,4 GHz tiene un alcance superior, por lo que es recomendable utilizar esta si tenemos que conectarnos a cierta distancia.

La máxima velocidad alcanzada transfiriendo datos desde un dispositivo conectado a WiFi hacia otro conectado a su puerto Ethernet ha sido de 456 Mbps.

En el caso de la conexión 4G y LTE depende mucho del operador y de la cobertura que se consigue, por ejemplo, alejados de las grandes ciudades la máxima velocidad de transferencia que hemos conseguido a través de 4G con la red de Orange han sido 27,5 Mbps de descarga  y 8,7 Mbps de subida.

La cosa cambia cuando nos acercamos a un núcleo de población grande donde la infraestructura de red es más capaz, en ese caso con la red de Orange hemos conseguido una meda de 545Mbps de bajada y 27 Mbps de subida.

Poco cambian las cosas haciendo uso de la red de Movistar donde el límite de descarga 4G lo hemos encontrado en 44 Mbps y de subida en 19 Mbps.

Esto supone que, al menos aquí, es difícil sacar todo el provecho al Snapdragon X16 de este Netgear NightHawk M1, al menos mientras tecnologías como Carrier Aggregation no estén más extendidas como lo están en otros países. Es cierto que en grandes ciudades como Madrid o Barcelona es más sencillo poder alcanzar velocidades más altas, pero generalmente la razón de ser de estos routers es la de dotar de conexión a Internet en zonas alejadas o donde no haya otras opciones, por lo que, al menos a día de hoy, estamos lejos de poder disfrutar de 1 Gbps de descarga a través de 4G.

Análisis y conclusión

Netgear nos tiene acostumbrados a su routers de altas prestaciones en el sector de los modelos "fijos" más habituales. Generalmente cuando pensamos en un router móvil solemos pensar en algo básico o incluso directamente en el móvil en modo Tethering es suficiente para usos puntuales.

Sin embargo donde brilla un modelo como el Netgear NightHawk M1, es cuando necesitamos ir más allá y disponer de opciones avanzadas, de hecho sorprende todas las opciones de configuración que tiene el M1, en muchos casos prácticamente al nivel de lo que nos ofrece un router fijo avanzado, con redirección de puertos, bloqueo parental, horarios, configuración de la red loca, servidor DHCP, WiFis, servidor de archivos, etc. 

Todo ello aderezado con una WiFi 802.11ac, Ethernet y una batería que nos permitirá utilizarlo incluso en lugares remotos donde no llegue la corriente eléctrica.

Su Snapdragon x16 promete unas velocidades gigabit a través de la LTE con 1 Gbps de descarga y 150 Mbps de descarga, pero si bien disponer de ese potencial es algo de agradecer, sobre todo si viajamos a ciertos países extranjeros, es algo que no se aprovechará aquí a día de hoy de manera habitual.

Como hemos visto en las pruebas de 4G, disponer de un router con un Snapdragon x16 ofrece unas posibiblidades que es difícil aprovechar actualmente ya que, sobre todo en lugares alejados donde este tipo de disposiitvos tiene más sentido no alcanzaremos ni el 10% de la velocidad que es capaz de ofrecer este Netgear NightHawk M1 a través de la red 4G. Esto, sumado a un precio de 329 Euros hace que no sea un dispositivo para todo el mundo.

No obstante, los que buscan uno de los routers portátiles más capaces del mercado con un potente sistema de configuración y lo último en conectividad encontrarán en el Netgear NightHawk M1 el aliado perfecto para llevarse Internet a cualquier parte.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

LO MEJOR
Potente sistema de configuración y ajustes
Snapdragon x16 con 1 Gbps de descarga máxima 4G
Conectividad WiFi 802.11ac
24 horas de autonomía con una carga
Fácil de configurar y gestionar
Pantalla integrada con información de consumo, batería y status
Servidor de archivos con lector de microSD y USB
LO PEOR
Precio elevado
Es difícil aprovechar todo el potencial del Snapdragon x16
No incluye antenas externas para 4G
  • Producto: Netgear Nighthawk M1
  • Fecha: 10/10/2018 20:30:28
Temas Relacionados: Routers Routers LTE Gigabit LTE Netgear 4G