Review Monitor Acer Predator X35

Review Monitor Acer Predator X35

por Antonio Delgado 10/09/2019 7El Mejor Monitor
Resolución y formato
Panel
Otros
Precio
Web
3.440 x 1.440 píxeles en formato 21:9
35" AMVA, curvatura 1800R, 200 Hz OC, 2ms GtG
DisplayHDR 1000, G-SYNC Ultimate, RGB.
2.999 Euros
Puntuación de Acer Predator X35 en la review:

Introducción y especificaciones técnicas del ACER Predator X35

Acer dispone de algunos de los mejores monitores gaming que han pasado por nuestras manos, modelos como el Nitro XV3 han conseguido nuestro Premio Al Mejor Monitor al saber combinar funcionalidades de lo más actual con una buena calibración de serie y calidad de visualización. En la review del Acer Predator X35 comprobaremos de lo que es capaz este nuevo modelo dotado de tecnologías avanzadas como el soporte para DisplayHDR 1000, 512 zonas de iluminación regulable de manera independiente o G-SYNC Ultimate, todo ello en un enorme panel de 35 pulgadas en formato ultra-panorámico.

Especificaciones técnicas del ACER Predator X35

  • Panel de 35" de tipo AMVA QLED (Quantum Dots)
  • 3.440 x 1.440 píxeles de resolución (formato 21:9)
  • 10 bits (8 bits + FRC)
  • 180 HZ (200 HZ con overclock)
  • 90% DCI-P3
  • Curvatura de 1800R
  • 2 ms GtG
  • 1.000 cd/m² de brillo máximo con HDR (600 cd/m² nativos)
  • Contraste nativo 2.500:1
  • Local Dimming de 512 zonas FALD
  • NVIDIA G-SYNC Ultimate
  • Iluminación RGB
  • 2 x altavoces de 4W
  • Peana con ajustes de 3 direcciones
  • 1 x DisplayPort 1.4
  • 1 x HDMI 2.0
  • Salida minijack de audio
  • Hub de 4 USB 3.0
  • Precio: 2.999 Euros.

Diseño

El diseño frontal de la pantalla de un monitor no suele dar margen a muchas florituras, se puede jugar con los marcos y algún detalle más, pero básicamente todo depende de la forma y formato del panel. En el caso del Acer Predator x35 tenemos una pantalla en formato 21:9 o ultrawide, un formato más alargado que los típicos 16:9 más estándar que permite tener un área de visión más adaptada a la visión humana.

Este monitor, además, tiene un panel curvado con un radio de 1800R que le da ese toque característico y permite acotar un poco más el área visible de pantalla hacia la posición del usuario.

Los marcos físicos de la pantalla son muy reducidos en ambos laterales y zona superior. La parte inferior tiene un  marco más grueso pero, aún así, con un tamaño bastante contenido. Precisamente en ese marco inferior encontramos el logo metalizado de Predator, la marca gaming de Acer.

Si pasamos a la parte trasera vemos donde Acer ha personalizado más su monitor para diferenciarlo de otros modelos y gamas. Tenemos una gran peana central metálica con contrapesos y formas anguladas que mantienen la línea de la carcasa trasera.

En cada lado tenemos distintas franjas plateadas que se intercalan con zonas de LEDs RGB configurable y le dan un toque bastante agresivo y llamativo. El Predator X35 no puede disimular que es un monitor para gaming y fuera de ese ámbito llamará poderosamente la atención.

La peana es completamente metálica y robusta, necesaria para soportar todo el peso (más de 13 KG) del monitor). Cuenta con un asa en la parte superior para ayudar a colocar el monitor y realizar los distintos ajustes que permite. Estos son: inclinación hacia delante y hacia atrás, rotación sobre la propia peana y regulación de altura.

No se puede colocar la pantalla en vertical por las propias dimensiones y formato 21:9 (es mucho más largo que alto)

En cuanto a conectividad, el Predator x35 tiene un HUB de cuatro puertos USB 3.0 y una salida de audio. Para vídeo únicamente tenemos una entrada HDMI 2.0 y un DisplayPort 1.4, unas entradas algo escasas para un monitor de prácticamente 3.000 Euros.

El sistema de gestión del OSD y de las distintas opciones de configuración del monitor se basa en un sistema de 3 botones junto a un joystick. Los botones permiten acceder a funciones rápidas y el joystick es el encargado de la navegación por los menús. El cuarto botón situado en la zona superior enciende y apaga la pantalla.

Interfaz OSD y RGB

El sistema de Joystick del Acer Predator X35 facilita mucho la tarea de ir navegando por los distintos menús de su OSD.

Dicho OSD está dividido en 6 secciones junto a una adicional para guardar las configuraciones en distintos perfiles. El menú de Imagen nos permite activar o configurar los valores relacionados con la iluminación del panel. Aparte de los típicos valores de Brillo, Contraste o reductor de luz azul, el Predator X35 incluye funciones interesantes como el modo de respuesta de la retroiluminación o el brillo automático o negros automáticos basándose en el sensor de luminosidad.

Este monitor cuenta con el sistema FALD (Full Array Local Dimming de 512 zonas, es decir, un sistema de retroiluminación que forma una matriz de puntos LED que se pueden regular de manera independiente. Como veremos más adelante, esto sirve para conseguir unos resultados espectaculares a la hora de reproducir contenidos HDR, además, como vemos en el menú de Imagen, podemos activar el SDR Variable Backlight, que no es otra cosa que un sistema de procesado que aprovecha el local dimming para atenuar o potenciar la iluminación de la zona de la pantalla en contenidos SDR que no ofrecen la información de iluminación por zonas (como ocurre en el HDR). De esta manera se consigue una calidad superior y un contraste prácticamente infinito sin necesidad de paneles OLED.

En la pestaña del color podemos modificar el gamma del monitor y también activar o desactivar el modo sRGB en las distintas entradas. Además, es posible configurar manualmente los colores R-G-B y la temperatura de color.

En la pestaña de juegos tenemos la posibilidad de activar el OverDrive (con el que se consiguen los 2 ms de tiempo de respuesta y una reducción de motion blur), además de activar el overclock que permite pasar de 180 HZ máximos a 200 Hz.

El Acer Predator X35 incluye también un sistema de puntos de mira adicionales.

Mediante la aplicación RGB Light Sense de Acer  es posible configurar el sistema de iluminación RGB del Predator X35. Tenemos distintos modos principales, desde el modo básico con los efectos típicos, hasta un modo que sincroniza la iluminación de los RGB con lo que vemos en la pantalla, además de unos modos que sincroniza la iluminación con la música y los juegos.

En el modo básico podemos definir efectos como Estático, pulso, relleno, Onda, espectro, etc, además de poder escoger la velocidad de los efectos o los colores de algunos de ellos.

Este monitor no es compatible con el sistema de control desde windows con la APP Acer Display Widget.

HDR 1000,FALD, G-SYNC Ultimate y 200 Hz

Hemos probado varios monitores con HDR en geeknetic, algunos con especificaciones de gama alta capaces de mostrar contenidos de este tipo, con alto rango dinámico, de manera óptima. Otros, sobre todo en gamas más económicas, soportan el formato pero no cuentan con ciertas tecnologías que, a nuestro parecer, permiten poder disfrutal del HDR como tal.

El Acer Predator x35 es uno de esos monitores que nos ofrecerá todo lo necesario para reproducir contenidos HDR con la mayor calidad, algo certificado por el soporte de VESA DisplayHDR 1000. Este estándar es uno de los más elevados dentro de los distintos niveles HDR de la VESA para paneles LCD, solo superado por el DisplayHDR 1400. 

 Uno de los requisitos que tiene que tener un monitor para cumplir con este estándar es el de ofrecer brillos máximos de 1000 cd/m², tanto en áreas del 10% de la pantalla como en todo el panel durante momentos puntuales (ya os adelantamos que el x35 los supera). Además, el brillo máximo durante periodos largos de tiempo debe ser de al menos 600 cd/m².

El nivel de negro máximo debe ser de 0,05 cd/m² y tener un contraste de al menos 955:1, además, debe contar con una cobertura del 90% de la gama de color DCI-P3.

Todos estos requisitos los cumple el Predator x35, pero no solo eso, este monitor, como ya hemos visto, integra un sistema de iluminación Full Array con Local Dimming de 512 zonas, eso supone que es capaz de controlar la retroiluminación de la pantalla en 512 zonas distintas, imaginémonos dividir el panel en 35 zonas y poder aumentar o disminuir la iluminación de cada zona de manera independiente.

Disfrutar de un contenido HDR con esta tecnología no tiene nada que ver con lo que puede ofrecer un monitor con HDR básico sin FALD, hablamos de que las zonas con iluminación se verán, evidentemente, más iluminadas (imaginémonos un destello de sol, ahí se vería la zona del sol con el brillo máximo), y las zonas oscuras pueden quedarse literalmente sin ningún brillo. De esta manera el contraste efectivo se dispara.

Por desgracia, no se puede mostrar cómo se ve el HDR en un monitor así sin tenerlo delante, pero es una experiencia que vale la pena.

Otra tecnología que incluye el Predator X35 es el NVIDIA G-SYNC ULTIMATE, una certificación que ha lanzado NVIDIA para la creación de monitores con módulo G-SYNC que sean capaces de llegar a unos estándares de calidad con HDR y sincronización de HZ.

Hablamos de 1000 nits de brillo y cobertura del 90% del DCI-P3, elementos que el X35 cubre sin problemas. Además, cuenta con el módulo G-SYNC con un rango de funcionamiento entre 30 y 180 Hz (200 Hz con OC), es decir que puede sincronizar el número de FPS de la gráfica con los herzios del monitor dentro de ese rango.

Hablamos de una tecnología que, en este caso, está certificada al 100% y lista para funcionar ya que no se trata de "G-SYNC compatible" sino de un monitor con el módulo G-SYNC dedicado y respaldado por NVIDIA.

En cuanto a la frecuencia, tenemos una base máxima de 180 Hz. Al activar el overclock podemos aumentar hasta los 200 Hz. A nivel visual no hay ninguna diferencia para el usuario y es imposible notar. 

Donde si encontraremos mejora es, precisamente, con G-SYNC al tener 20Hz más de sincronización y poder llegar hasta los 200 FPS. Aún así, 200 FPS en un monitor de 3.440 x 1.440 requieren de tarjetas gráficas muy potentes como la RTX 2080 Ti y de juegos no demasiado exigentes.

El overclock puede producir problemas de parpadeos o inestabilidades, pero en este caso todo ha funcionado como la seda

Pruebas de color

Hemos realizado las pruebas de color y calidad del panel del Acer Predator X35 separadas en dos modos, por un lado el modo HDR y por otro el modo SDR.

El brillo máximo que hemos conseguido medir en modo HDR has sido de 1066,72 cd/m², una cifra que supera sin problema los 1.000 cd/m² anunciados.

En cuanto al brillo mínimo en HDR, al contar con FALD, el monitor es capaz de apagar la retroiluminación en las zonas donde se muestra el color negro, por lo que el valor ha sido de 0 cd/m², o al menos, inferior al que nuestro equipo de medición puede medir.

Esto supone un contraste prácticamente infinito.

Pruebas de color SDR

En modo SDR, con los patrones de prueba convencionales, podemos ver algo de desviación en los colores a la hora de mostrar la escala de grises. En los tonos oscuros el verde predomina por encima del rojo y del azul situándose respectivamente en cifras cercanas al 105%, 90-95% y 80-90%. Los valores se equilibran mucho más conforme nos acercamos a tonos más claros.

La temperatura del color muesta una media de 6.500 K, el considerado como blanco real, por lo que tendremos un blanco puro sin tonos azulados o rojizos.

En el comparador de colores podemos ver unos valores medios de desviación de DeltaE de 3,61 puntos, con máximos de 6,22

Finalmente, el monitor en modo SDR  supera sin problemas el sRGB y se queda bastante cerca del DCI-P3

Pruebas de color HDR

En modo HDR; utilizando patrones de prueba HDR10, podemos ver que la escala de grises tiene un equilibrio mucho más uniforme, con el verde, rojo y azul rondando el 100% con pequeñas desviaciones que no alcanzan siquiera el 5%

El balance de blancos muestra una temperatura de color en la escala de grises que ronda los 6500-6700K, de nuevo unos valores excelentes.

En este caso, en modo HDR tenemos un DeltaE de 4,44 puntos de media y 7,22 puntos de máxima.

No es uno de los monitores con mejor calibración que hemos probado, pero está por encima de la media y, sobre todo en modo HDR ofrece unos muy buenos resultados.

Análisis y Conclusión

Acer sigue demostrando que su departamento de monitores gaming está en plena forma y el Predator X35 es una de esas joyas que podemos encontrar en el mercado que harán las delicias de los que usan el PC para jugar pero también para reproducir contenidos.

El formato 21:9 no es tan habitual como los 16:9, pero ofrece un área de trabajo mayor que los monitores convencionales, una inmersión superior en juegos y también permite ver películas en ese formato aprovechando prácticamente toda el área disponible de pantalla. Además su resolución no se queda en FullHD y da el salto a los 3.440 x 1.440 ideales en este formato.

A eso le sumamos un panel curvado que ayuda a centrarnos más en la pantalla, de hecho, seguimos diciendo que la curvatura tiene mucho más sentido en monitores 21:9 o incluso 32:9 que en monitores 16:9 convencionales.

Además de todo ello, el Acer Predator X35 llega con una de las certificaciones HDR más avanzadas de VESA como es DisplayHDR 1000, unido a la certificación G-SYNC Ultimate. Ambas nos garantizan una experiencia de juego y multimedia HDR óptima que realmente sorprende.

Su precio oficial para España es de 2.999 Euros, una cantidad que lo aleja de la gran mayoría de los consumidores. Sin embargo, lo cierto es que, a día de hoy, si queremos disfrutar de una experiencia HDR completa tenemos que irnos a monitores como este, con precios elevados pero que cuentan con tecnologías como retroiluminación FALD de múltiples zonas (512 en este caso) y brillos que puedan alcanzar los 1000 cd/m².

Es cierto que hay monitores mucho más baratos con soporte HDR; pero con brillos que no superan los 400 cd/m² y sin Local Dimming la experiencia no es nisiquiera comparable.

No todo son luces, por 2.999 Euros este monitor solo ofrece dos puertos de vídeo, también, dada la potencia de su sistemas de retroiluminación incluye un ventilador que podría ser molesto en un entorno muy silencioso. Además, su precio hace que sea un portento tecnológico al que poca gente podrá tener acceso.

El Predator X35 tiene otros extras como una calidad de construcción muy robusta, especialmente en la peana, la iluminación RGB para los fans de este tipo de decoración, hasta 200 Hz de frecuencia de actualización y un sistema de OSD potente y fácil de manejar.

Todo ello para dar forma a un monitor que nos ofrecerá una experiencia increíble tanto a la hora de jugar, como a la hora de visualizar contenidos multimedia HDR  de la manera en la que realmente deberían verse este tipo de contenidos. Y todo ello en un formato de 21:9 ideal tanto para el trabajo como para el entretenimiento.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

LO MEJOR
Soporta el máximo estándar VESA HDR: DisplayHDR 1000
512 zonas Full Array Local Dimming
Hasta 200 Hz de frecuencia
No requiere montaje de ningún tipo
GSYNC Ultimate
Calibración de serie bastante buena
Brillo máximo sobresaliente
Sensor de iluminación integrado
90% DCI-P3
Joystick para el OSD intuitivo y práctico
Marcos finos
LO PEOR
Solo dos entradas de vídeo
Precio considerable
El ventilador puede ser algo molesto en entornos silenciosos

El Mejor Monitor

Acer Predator X35

Desde el 10/09/2019

  • Este producto es El Mejor Monitor del mundo según los análisis de GEEKNETIC.
  • Desde el 10/09/2019
Premio a Acer Predator X35
  • Producto: Acer Predator X35
  • Fecha: 10/09/2019 18:47:00
Redactor del Artículo: Antonio Delgado

Antonio Delgado

Ingeniero Informático de formación, redactor y analista de hardware en Geeknetic desde 2011. Me encanta destripar todo lo que pasa por mis manos, especialmente lo más novedoso en hardware que recibimos aquí para hacer reviews. En mi tiempo libre trasteo con impresoras 3d, drones y otros cachivaches. Para cualquier cosa aquí me tienes.