ASUS Commando: mission overclocking

por Javier Rodríguez 16/03/2007 ...

Introducción

Asus nos ofrece una solución más dentro de su gama ROG (Republic of Gamers) esta vez basada en un chipset Intel 965 que hasta el momento ha demostrado unas capacidades asombrosas para sacar hasta el último MHz de los procesadores Core 2 Duo mas capaces. Una placa base de gama alta pensada por y para aquellos que disfrutan con el overclocking masivo pero con un precio más reducido que las placas base de gama más alta de Asus basadas en el caro y polémico 680i de Nvidia.

Asus Commando

Un chipset ya conocido en un formato que hasta ahora Asus reservaba para sus placas base basadas en los chipsets más potentes de Nvidia. El P965 ha tenido un éxito rotundo entre los entusiastas por su increíble combinación de potencial de overclocking y por su demostrada estabilidad y robustez. La P5B Deluxe de Asus ha sido todo un éxito de ventas y de crítica y Asus ha querido aprovechar el tirón de este chipset para crear una placa base con una orientación más pensada para este tipo de usuarios que aun contentos con la P5B Deluxe quieren aun mas potencial y algunas funciones que se adapten mas a sus necesidades y gustos.

La Commando es una placa para overclocking, está pensada para eso y también para ajustarse mejor a las necesidades de muchos entusiastas. Tiene también algunos detalles que mejoran la calidad del sonido "integrado" o la disipación del chipset. Como perteneciente a la gama ROG de Asus encontraremos algunas de las claves comunes a todos estos productos como la tarjeta de sonido PCI Express, el LCD de Posting en la parte posterior de la placa, la inclusión de botones rápidos de encendido, reinicio y reseteo de bios. Tener una pantalla de LCD con datos de posting nos facilita la corrección de errores en el arranque y los botones de acceso rápido nos permiten trabajar cómodamente con la placa sin necesidad de montarla dentro de una caja. El que no tiene mucho sentido es el botón de reseteo de bios ya que estas placas de Asus hace tiempo que tienen un sistema de salvaguarda que si la placa no arranca dos veces seguidas nos resetea ella sola la configuración pero sin perder nuestros parámetros marcados en bios.

Otra clave que marca mucho a este tipo de placas es el sistema de disipación del chipset y el uso de un sistema de alimentación para el procesador mucho más preciso como es el uso de mosfets digitales que eliminan la necesidad de los capacitadores tradicionales, ya sean electrolíticos o sólidos. La alimentación es además de 8 vías hacia el procesador por lo que la estabilidad, sobre todo cuando forzamos la frecuencia del procesador, será la adecuada sin oscilaciones graves que pongan en peligro la vida de la placa base o del procesador. Este sistema digital genera menos calor y deja más despejada la zona del socket para que podamos usar sistema de refrigeración más grande o facilitar el aislamiento de sistema de refrigeración bajo cero.