ASUS Striker 2 Formula. Primer contacto con la serie 7 de Nvidia

por Javier Rodríguez 09/02/2008 ...

Introducción

Introducción

Con el lanzamiento de los nuevos chipsets de gama alta de Nvidia estaba claro que Asus aprovecharía para lanzar algún producto especialmente pensado para este chipset. Este producto es la Striker II Formula. Se trata de una placa base de gama muy alta, su precio ronda los 250-270€, basada en el chipset 780i de Nvidia para procesadores Intel Penryn de 45nm y sistemas SLI triples. Una placa base potente y espectacular que sin duda satisfará a los usuarios que ya dispusieran de su predecesora.

Asus Striker II Formula.

La Striker II Formula es una placa base, que como suele ocurrir en esta gama de placas de Asus, ha heredado todas las mejoras que se han ido introduciendo estos meses gracias a otros modelos de la misma gama pero basados en chipsets Intel.  Son sobretodo detalles que esconden una configuración eléctrica y una bios muy cuidadas para que tanto al entusiasta de los juegos como al amante del overclocking les resulte una solución atractiva y completa.

Asus solo usa para estas gamas los chipsets de gama más alta. En esta ocasión le toca al nuevo 780i de Nvidia. Luego entraremos en detalles pero puedo adelantaros que es un chipset pensado en ofrecer soporte SLI de tres vías, con PCI Express 2.0, soporte para los procesadores de 45nm de Intel, tanto de dos núcleos como de cuatro, pero manteniendo el uso de memoria DDR2 en vez de DDR3 como hace actualmente Intel.

Precisamente uno de los puntos importantes e innovadores de esta nueva ROG de Asus está precisamente en el sistema de alimentación de la memoria que ahora usa un revolucionario sistema de doble fase de alimentación lo que aumenta notablemente la estabilidad de la corriente suministrada a los módulos que permite a su vez un mayor overclocking. Es recomendable para estas placas usar módulos DDR2 800 o 1066 con buen soporte de la tecnología EPP de Nvidia. Se consigue un overclocking masivo de los módulos a la vez que se mantiene la estabilidad y esto sin apenas configuración por parte del usuario.

Y es que las ROG gracias a su bios y a algunas funciones de su bios ya no es feudo de expertos overclockers. Cualquier usuario puede hacer overclocking con estos modelos de placas. Basta incluso con seleccionar el tipo de procesador que queremos “emular” en cuanto a rendimiento y la placa hará el resto. Que compramos un Core 2 Duo E8200 y queremos que funcione como un E8500, pues basta con seleccionarlo y nada más, ni saber de latencias, ni de buses, ni de frecuencias ni de voltajes, todo automatizado.

Pero para los que gustamos de estar delante de la bios cambiando parámetros para intentar sacar hasta el último Mhz de nuestro procesador o máximo ancho de banda de nuestro bus frontal entonces también encontraremos lo que buscamos. Lo mejor no es que admita niveles de voltaje muy elevados, o sus controles de cada parámetro, eso ya lo tenemos en casi cualquier placa, lo mejor es que todo está en un mismo panel, sin opciones ocultas sin parámetros en otras ventanas y con un sistema de grabación de perfiles de configuración que podemos salvar y cargar hasta en unidades USB tipo flash. Todo pensado para que el overclocker tenga una experiencia satisfactoria a la hora de trabajar con esta placa base.

Striker 2 Formula. Una placa llena de detalles

Striker 2 Formula. Una placa llena de detalles.

Asus hace de todas sus placas ROG (Republic of Gamers) un espectáculo para la vista. Son placas que verdaderamente da pena encerrar dentro de la caja de un ordenador. En realidad están pensadas para eso. Ofrecer la información y los “accesos directos” necesarios para que el usuario pueda usar la placa sin necesidad de una caja de ordenador convencional.

Esta placa dispone de botones para realizar el encendido y el reseteo del sistema sin necesidad de botones de una caja, también se puede resetear su CMOS sin puentear la placa, con un simple botón en el panel trasero de puertos. Todo facilidades para los amantes del overclocking que bien saben el tiempo que se gana teniendo una mesa de pruebas como la que usamos habitualmente en Hispazone para probar casi todos los componentes que llegan a nuestro laboratorio.

Hemos hablado de los botones que encontramos en la placa pero es que este modelo también nos ofrece mucha información de ella misma sin tener que mirar programas o disponer de dispositivos adicionales. La placa está plagada de leds que nos ofrecen información al respecto de los voltajes de cada componente (memoria, chipset, CPU…), o nos dicen si nuestro disco duro esta activo. También dispone de un LCD que nos muestra información POST (Power-on Self test) para que sepamos en cada momento que le duele a nuestro sistema si el ordenador no arranca correctamente.

La potencia sin control dicen que no sirve de nada y esto es precisamente es lo que ofrecen estos sistemas de control y monitorización de la Striker 2 Formula. Potencia es algo que rebosa por lo cuatro costados de esta nueva placa base de Asus. Tres slots PCI Express, dos de ellos 2.0 y otro 1.1, pero todos a 16x de frecuencia conforman el mayor exponente de potencia de las graficas de Nvidia. Esta placa esta precisamente pensada para montar los procesadores más potentes con hasta tres 8800 Ultra para lograr lo que Nvidia entiende como la estación de juegos perfecta.

En principio este modelo dentro de poco tendrá una hermana mayor, la conoceremos como Striker 2 Extreme, la cual permitirá ampliar la capacidad de bus “oficial” de la placa a procesadores de 1600MHz de bus y añadirá el soporte para memoria DDR3 igualando la oferta de Nvidia a la de Intel en cuanto a chipsets de gama alta. Pero mientras ese modelo llega hoy en dia el 780i es el mayor exponente de Nvidia.

La Striker II Formula dispone de un sistema de refrigeración pasiva muy similar al de las Maximus Formula y Extreme también de Asus. Se trata de un complejo sistema de disipadores de cobre unidos entre sí mediante heatpipes. Todo el sistema esta comunicado y se maximiza con disipadores por toda la zona de alimentación del procesador. La zona del puente norte está cubierta por un disipador de grandes dimensiones con el que este modelo intenta controlar el calor descontrolado que producen estos chipsets de Nvidia.

El concepto de la Striker 2 es el que es y por eso no encontramos muchos mas extras. De hecho la placa trae los conectores IDE justitos sin controladoras añadidas asi que dispone de seis conectores Serial ATA2 con funciones RAID diversas desde el “striping” hasta el RAID 5. No encontraremos en este modelo conectores Serial ATA Externos lo cual para mi es una pega importante porque tendremos que andar con adaptadores que siempre es un incordio. Dispone de una doble controladora de red Gigabit, Firewire 400 y como no, una tarjeta de sonido Supreme FXII no integrada en placa lo que siempre he considerado una gran idea por parte de Asus ya que los que usamos tarjeta dedicada nos quitamos un “muerto” de encima y los que no reciben a cambio una calidad de sonido superior debido al aislamiento que siempre produce el tener este tipo de elementos fuera del propio circuito de la placa.

Se trata de una tarjeta HD Audio con 8 canales y conectividad PCI Express. Sus conectores digitales, curiosamente, si están puestos sobre la propia placa base pero como bien sabéis estos conectores no reciben interferencias al ser digitales.

Mas imágenes interesantes de la Striker II Formula

Mas imágenes interesantes de la Striker II Formula.

La Striker 2 Formula soporta hasta 8GB de memoria DDR2. Su soporte nativo va hasta la memoria 1066 y como no, trabaja en doble canal. Es especialmente importante usar memoria EPP para tener el mejor soporte por parte de esta placa base.

La placa viene equipada con tres slots PEG, que ya hemos identificado, dos slots PCI de 32 Bit y otros dos slots PCI Express 1x de los cuales uno es usado por la tarjeta de sonido de la placa base. Por supuesto podemos dedicarlo a lo que queramos no esta reservado únicamente para el uso de la tarjeta. Los slots PEGs también pueden montar tarjetas de inferiores dimensiones e inferior velocidad, véanse tarjetas 4x y 1x.

Esta placa nos ofrece lo justito en cuanto a almacenamiento. Lo que nos ofrece su puente sur es lo único que encontraremos. Seis conectores SATA y un Parallel ATA con funciones RAID diversas.

El sistema de disipación de la placa es bueno sin duda pero a todas luces insuficiente. Las temperaturas del chipset simplemente asustan y durante nuestras pruebas, al iniciar algunos procesos de overclocking tuvimos que usar un ventilador para el chipset para que no se apagara automáticamente al alcanzar los 90 grados.

Conociendo sus funciones y su funcionamiento

Conociendo sus funciones y su funcionamiento.

La bios de la Striker II Formula puede ser el sueño de un usuario experimentado pero también un laberinto para el que ha tratado pocas veces con una placa de estas características. Para hacer todo más sencillo y accesible Asus ha colocado todas las funciones de personalización del rendimiento en un solo panel y ofrece diversos modos de overclocking que van desde los más complejos hasta algo tan sencillo como decirle a la placa que queremos que nuestro procesador se parezca en rendimiento a otro de gama más alta. Durante las pruebas hemos utilizado un E6600 al que hemos decidido que queremos que funcione como un E6850, por ahora, el procesador de dos núcleos más potente de Intel con un bus real de 333MHz frente a los 266MHz de nuestro modelo.

Cuando hacemos esto la placa base ajusta las frecuencias del procesador hasta conseguir el mismo nivel de frecuencias que tendría un E6850. En este caso lo tiene muy sencillo porque el E6600 y el E6850 comparten el multiplicador interno a 9x y por tanto basta con subir el bus frontal a 333MHz algo que puede conseguir cualquier placa base de gama baja-media del mercado. Pero el modo "Crazy" de la bios nos intrigaba bastante y lo probamos. Los resultados no pueden ser mas espectaculares, la propia placa base había establecido un bus cercano a los 400Mhz y ajustado voltajes y frecuencia de memoria para lanzar la frecuencia de nuestro procesador hasta los 3.5GHz y ajustando la memoria a casi 1GHz para conseguir un ancho de banda adecuado a esta frecuencia de procesador. Todo con solo seleccionar una opción en la bios, sin saber de parámetros ni conceptos, elegir y disfrutar. Cierto es que un overclocker experto sacará mucho mas partido de esta placa base pero los novatos encontraran satisfacción en una configuración rápida que les puede ofrecer, al menos en nuestro caso, casi un 45% mas de rendimiento.

La placa ofrece altos niveles de voltaje y una parametrización completa de todos los buses. Encontraremos funciones para ajustar cada parámetro de la placa base y del procesador, también de las memorias y otros buses. Eso si os puedo advertir que esta placa base tiene un "vdrop" bastante importante, aun activando la función de estabilización de la línea y que su chipset se calienta aun sin hacer overclocking por encima de los 80º. Son dos variables que tendremos que controlar para poder hacer un buen overclocking.

Más pantallazos de la bios

Más pantallazos de la bios.

Menú principal de la zona de over.

Control de voltajes. Para todos los gustos y con niveles elevados para los que aman el peligro.

Esta es la sala de máquinas. Desde aquí controlaremos las principales funciones de la CPU.

El control de buses de Nvidia es bastante engorroso. Los diferentes sistemas de bloqueo y desbloqueo del bus de memoria parece una ventaja pero acaba siendo un cúmulo de problemas.

Las temperaturas del puente norte y sur de esta placa base asustan bastante.

Un punto fuerte de las placas ROG de Asus es el control manual que podemos hacer de cada toma de ventilador. Es un rheobus completo en la propia placa base. Dispone también de sondas extra para regular los ventiladores según estas sondas.

Subiendo de bus

Subiendo de bus.

La Striker 2 y su 780i de Nvidia se nos han resistido mucho mas de lo esperado a partir de 400FSB es prácticamente imposible que la placa sea mínimamente estable. La frecuencia máxima que hemos conseguido con ella ronda los 3.6GHz ya que no le acaba de gustar nuestro procesador E6600. Las temperaturas del chipset rondan los 80 grados asistiéndolo con un ventilador de 80mm y al final intentando controlar este efecto sobre nuestros resultados decidimos usar uno de 120mm situado justo encima del chipset, en contacto directo pero con resultados similares. Tengo ganas de ver si con los nuevos procesadores de 45nm y dos núcleos los resultados sobre esta placa base siguen siendo tan nefastos.

Dejamos esta placa con un mal sabor de boca, su bios tiene algunas pegas como que no guarda el multiplicador forzado cuando hace un arranque de seguridad sobre una configuración de overclocking que impide que arranque. Hay que estar vigilando mucho este tema sobretodo cuando bajamos el multiplicador del procesador a bien de conseguir mayores frecuencias de bus frontal. Aun bajando a 6x esta placa no deja arrancar Windows a buses de 450FSB si posteando incluso a 480FSB, lo cual seria mucho mas aceptable, pero no hemos conseguido estabilidad a estas frecuencias.

Seguiremos insistiendo en esta placa base porque estamos seguros de que esconde mucho potencial debajo de tanto disipador y heatpipe. Los nuevos procesadores de Intel de 45nm, que aun estan por llegar, serán la prueba definitiva para una placa base que tiene que dar mucho mas de lo que nos ha demostrado a nosotros en los últimos días.

Rendimiento, análisis y conclusión

Rendimiento.

Un punto interesante de su antecesor el 680i era el buen ancho de banda que conseguía el chipset, seguramente el mejor con procesadores Intel, y será interesante ver si esta nueva versión ofrece algo más a este respecto. Muchos dicen que el 780i no es mas que una adaptación a PCI Express 2.0 del 680i y quizás no se equivoquen ya que hasta ahora nosotros no hemos visto mucha mejora con respecto a los problemas ya conocidos de estos chipsets.

El 780i se comporta bien, esa es una realidad pero no ofrece nada que no nos ofreciera ya el 680i con memoria DDR2. Tampoco esperamos maravilla de la futura 790i con DDR3, al menos no de momento porque la DDR3 aun tiene mucho camino por andar, pero la verdad es que es una pena que Nvidia obligue a cambiar de placa base a aquellos de sus usuarios que quieran pasarse a los nuevos procesadores de 45nm. Mas aun cuando hace meses se decía que sus placas 680i los soportarían con una simple actualización de bios. Como podéis ver en las siguientes pruebas el bus de memoria no ofrece nada de lo que ya tuvieramos y parece por tanto que esta placa base solamente ha integrado el PCI Express 2.0 como atractivo descafeinado para que sus usuarios den el salto.

Es una pena que Nvidia haya jugado así con sus clientes. Casi todos los fabricantes hacen jugarretas de este tipo, basta ver el X48 de Intel para procesadores de bus 1600MHz pero al menos Intel si fue franco con el soporte que tendría el X38 con respecto a estos procesadores y por tanto cada uno era conocedor de la realidad de la compra de una placa base que en dos o tres meses tendría sustitutas en el mercado. Una cosa es que jueguen con el usuario pero otra que jueguen a confundirnos.

Analizando y concluyendo.

La verdad es que no veo por ahí que muchos usuarios vayan a comprar tres tarjetas 8800GTX o Ultra para poder usar un sistema SLI que aun esta por demostrar su eficiencia pero lo que si veo es que Nvidia ha lanzado al mercado un producto sin atractivos, sin novedades interesantes y si heredando los comportamientos aleatorios que ya habíamos visto en algunos otros modelos anteriores. Sin duda la placa base de Asus es tremendamente atractiva, con un montón de opciones interesantes para usuarios expertos e inexpertos pero la mata este chipset que no ofrece nada mas que calor y más calor.

Lo que si debería plantearse Asus es el uso de este tipo de disipación para este tipo de chipsets. Esta claro que el puente norte de esta placa base pide un ventilador a gritos si queremos sacar algo serio de el. A día de hoy no me queda mas que recomendaros los chipsets Intel, bastantes mas frescos, si pensáis en montar un procesador de dos o cuatro núcleos de 45nm.

Secciones: Placas Base