ASUS M51TA con AMD Turion y Hybrid Crossfire

por Javier Rodríguez 23/01/2009 ...

Introducción.

La última generación de portátiles AMD basados en su plataforma completa logran un resultado mucho más redondo de lo que estábamos acostumbrados. La fusión de las tecnologías propias de AMD con las de ATI han logrado unos resultados excelentes que permiten a la marca desarrollar ordenadores portátil con un nivel de rendimiento y prestaciones que ponen en dificultades a las últimas creaciones basadas en procesadores Intel.

Asus M51TA.

Una de estas creaciones es sin duda este modelo de Asus. Es un portátil construido para ser un referente de prestaciones en una gama tan competitiva como es la que corresponde a ordenadores con pantallas panorámicas de 15.4” donde se busca normalmente un peligroso equilibrio entre precios y prestaciones de alto nivel.

Este modelo no busca tanto el precio rompedor como si presentar prestaciones del más alto nivel. Su capacidad de proceso, su capacidad conectiva, su pantalla de alta definición y sus tecnologías de Crossfire Hibrido (denominado PowerExpress) hacen de este modelo uno de los más interesantes que hayamos podido probar en los últimos meses.

Lo que marca verdaderamente este modelo es la calidad de los acabados tanto en sus componentes técnicos como estéticos. Es un aparato realmente bello donde encontraremos una pantalla de gran calidad, gran cantidad de conectores y gran facilidad para ampliar, si cabe, algunas de ellas.

Este portátil utiliza un procesador Turion de doble núcleo y una frecuencia de 2.4GHz. Monta un chipset 780 donde encontraremos dos motores gráficos, el Radeon 3200 integrado, y una Radeon mobility 3650 dedicada con 512MB de RAM. Dispone de 4GB de memoria DDR2 800, en dos módulos, y un disco de 5400 vueltas con una capacidad de 320GB.

Una de las prestaciones que más nos gustan de este modelo es la pantalla de 15.4” con resolución 1440x900 que para mí es la ideal para este tipo de tamaño de pantalla. En ella se logra más definición que en los modelos estándar de 1280x800 y por supuesto más espacio para disfrutar de un escritorio más generoso en cuanto a espacio se refiere.

La integración de dos tarjetas gráficas permite un uso específico de cada una de ellas en las circunstancias oportunas. Si estamos trabajando en Windows el motor integrado toma el control permitiendo un ahorro de consumo importante favoreciendo no solo la autonomía del aparato sino también el molesto calor que se genera con este tipo de chips dedicados. Y cuando queramos 3D pues ahí tendremos un chipset más capacitado para poder ejecutar aplicaciones graficas más complejas con las que el chipset integrado no lograría resultados satisfactorios.