ASUS EeePC T91. La revolución táctil llega a los Eee PC

por Javier Rodríguez 25/06/2009 ...

Introducción

Introducción.

Todo es mejorable y cuando Asus concibió el primer EeePC las prioridades eran otras. Los usuarios sin embargo siempre hemos pedido más y uno de los elementos más solicitados siempre a Asus ha sido la incorporación de pantallas táctiles para dar un método más de introducción de datos en estos aparatos. La respuesta de Asus es como debe ser con la creación de un nuevo Eee con el formato adecuado para ser manipulado y aprovechado de un modo táctil, es decir, un Tablet PC con pantalla abatible y botones de acceso en pantalla.

Asus Eee PC T91.

Este es el primer modelo de Tablet Eee PC o Touch EeePC de los dos modelos que están previstos inicialmente. Son modelos ultraportátiles de 9” pensados para una movilidad total donde otras prestaciones quedan en un segundo lugar y donde Asus ha prestado especial importancia al software incluido con un interfaz propio para el control de muchas de las aplicaciones integradas así como también mucho cuidado en la tecnología táctil utilizada que permitirá aprovechar todas las prestaciones del software incluido así como de futuros sistemas operativos como Windows 7 que integran un gran soporte para pantallas multitáctiles.

Una de las ventajas de estos nuevos modelos es que se han pensado para satisfacer al que busca una gran movilidad donde la pantalla pueda convertirse en el único interfaz necesario y por tanto trabajar en modos apaisados y plegados sobre la misma pantalla. De este modo tendremos un netbook “convertible” con un peso menor al kilogramo incluida la batería.

Entre sus especificaciones técnicas encontramos una configuración bastante básica, incluso para ser un netbook, con un procesador Atom N520 de 1.3GHz, 1GB de RAM, 16GB de disco duro SSD (apoyado con otros 16GB de memoria en una tarjeta SD en un slot dedicado), Wifi N, Bluetooth, Webcam, Ethernet 10/100, etc.

Prestaciones habituales para un ordenador cuya única gran novedad radica en el nuevo interfaz de introducción de datos y como Asus ha sacado oro de un sistema operativo, como XP, cuyo soporte para este tipo de pantallas es prácticamente nulo.

Diseño y detalles

Diseño y detalles.

El T91 tiene un diseño clásico de TabletPC con una pantalla reversible centrada en un único punto de apoyo central. Cuando salga, que será a pocos días de la fecha de este análisis, encontraremos dos versiones en dos colores diferentes, blanco /negro y negro. Es un aparato ligero con un perfil bastante delgado realizado con materiales ya habituales en este tipo de maquinas económicas basadas en la plataforma Atom.

Como buen tablet el T91 puede ser utilizado como un ordenador portátil convencional con la pantalla abierta sobre el teclado pero su pantalla permite también rotación de 180º pudiendo ser utilizada en modo “tablet” e incluso, gracias al botón situado en la pantalla, rotar la imagen para poder trabajar tanto en modo horizontal como vertical. Es un aparato sencillo que fundamenta sus novedades en su pantalla táctil y en este versátil modo de utilizarlo.

En el T91 no encontraremos grandes prestaciones, de hecho es más lento que un Netbook tradicional ya que equipa un procesador con menos frecuencia de lo habitual, pero también consigue reducir su tamaño prácticamente a la misma expresión. Es un dispositivo muy ligero donde incluso la batería va completamente integrada en la carcasa. El único acceso rápido que tenemos al interior del dispositivo es mediante una “trampilla” que nos deja acceso al socket de memoria SODIMM DDR2 del aparato. A este respecto hay que decir que podemos montar hasta 2GB de memoria sustituyendo el modulo instalado por uno del doble de capacidad.

El disco duro del T91 es SSD y su capacidad de únicamente 16GB, bastante justito si queremos en un futuro meter Windows 7, pero viene con una pequeña ayuda para almacenar datos en forma de tarjeta SD de 16GB introducida en un slot que literalmente se llama “Disk Expander”. No hay que temer ya que este es un segundo slot dedicado únicamente a almacenamiento añadido, seguiremos disponiendo de un lector de tarjetas, del mismo tipo, en el frontal del aparato. Con la memoria SDHC adecuada podríamos ampliar la capacidad de almacenamiento del T91 hasta los 80GB si usáramos ambos slots de memoria con sendas tarjetas de 32GB.

Zócalo "Disk Expander" con tarjeta de 16GB.

Uno de los detalles que más me gustan de este pequeño es el lápiz “óptico” incluido. Tiene una expansión de tamaño que lo hace muy manejable así como el tamaño adecuado para trabajar con soltura. Cierto es que el interfaz del aparato intenta limitar el uso del lápiz pero seguro que nos vendrá de “perlas” en más de una ocasión. La fijación del lápiz en la carcasa es magnética así que no deberemos preocuparnos de perfiles que se van “erosionando” con el uso.

Poca conectividad tienen los netbooks y poca encontraremos en este dispositivo. Dos puertos USB 2.0, una conexión Ethernet, las tomas habituales para micrófono y auriculares y los dos slots de memoria que hemos mencionado antes. Es lo habitual en todo este tipo de máquinas.

Los únicos botones que encontraremos están situados en la pantalla para ser accesibles en todo momento. Solo dos botones encontraremos, uno de ellos, el de encendido, es deslizante para evitar pulsaciones involuntarias a la hora de manipular la posición de la pantalla y otro convencional precisamente para cambiar el modo de visualización de apaisado a vertical y viceversa. En la pantalla también se sitúan los cuatro leds de actividad de que dispone el T91. Encendido (con varios modos según estemos tirando de batería o cargando), actividad del disco, actividad Wifi y Bluetooth y bloqueo de mayúsculas. Para el resto de funciones habituales, como desactivar redes inalámbricas, pasar a suspensión o ejecutar aplicaciones de forma rápida deberemos hacer uso de las teclas de función del aparato.

Teclado, touchpad y pantalla

Teclado, touchpad y pantalla.

Encontraremos tres métodos de introducir datos en este ordenador. El principal y más esperado su pantalla táctil donde encontraremos, como veremos después, teclados virtuales y otros métodos de comunicarnos con el ordenador, pero los otros métodos más tradicionales como teclado y touchpad están también presentes diversificando las posibilidades y facilitando una introducción de datos más rápida cuando sea necesario o un manejo mas intuitivo en su modo tablet.

El teclado es bastante reducido, recuerda al del ya mítico EeePC 901, con la diferencia de que en esta ocasión Asus si ha distribuido las teclas de una forma más adecuada, sobretodo hablando de teclas fundamentales como el “Shift” derecho. El touchpad es medianamente grade, sobretodo teniendo en cuenta las dimensiones del aparato, con dos botones en una sola barra.

Lo que más atrae de este modelo es la pantalla, cuidada e integrada con las últimas tecnologías, que tiene un formato de 9” con resolución de 1024x600 puntos y un filtro de brillo tipo glare que tanto gusta a algunos y que tantas críticas recibe por parte de otros. Para mí lo mejor es que no tiene unos marcos excesivamente grandes sobretodo si tenemos en cuenta que en su parte superior encontramos la Webcam y el juego de dobles micrófonos habituales en todos los EeePc de última generación. El giro de la misma también es sencillo aunque, como en todos los Tablet, salvo contadas excepciones, queda un poco “suelto” dando la sensación de fragilidad en la fijación.

La pantalla tiene un sistema táctil con detección múltiple por lo que es capaz de localizar más de una posición en la pantalla de forma simultánea. Esto que puede parecer una tontería facilita funciones tales como la navegación, realizar zoom, y otras muchas acciones complejas que pueden ser ejecutadas de una forma más dinámica. El problema es que si queremos sacarle partido deberemos usar sistemas operativos preparados y Windows XP, que es el sistema que monta este aparato, no es uno de ellos.

El Software

El Software.

Hemos hablado del sistema operativo que monta este ordenador de serie y hemos hablado también, de refilón, del esfuerzo de Asus por crear un entorno donde las manos sean las protagonistas. Para ello Asus ha creado como una especie de menús al margen de lo que es el sistema operativo con diversidad de aplicaciones multimedia y utilidades que podemos manipular perfectamente con las manos sin tan siquiera necesitar el lápiz integrado en el dispositivo.

Dentro de este interfaz encontraremos ciertos efectos en tres dimensiones y mucha animación que genera una especie de efecto tridimensional en la manipulación de las aplicaciones. Se agradece todos estos esfuerzos porque logran un entorno más amigable para la pantalla táctil que el espartano soporte táctil de Windows XP pero sin duda a Asus le queda mucho trabajo por desarrollar en este nuevo tipo de EeePCs en cuanto al software se refiere. De hecho creo que el salto a Windows 7 lograra una gran mejora en muchos aspectos sobretodo a la hora de aprovechar las grandes prestaciones del panel integrado por Asus en este aparato.

Teclado en pantalla personalizado por Asus para la ocasión.

Una vez iniciado el interfaz de Asus el aspecto cambia a mejor.

Podemos navegar en "círculos" y avanzando entre menús en un estilo bastante "tridimensional".

Dispondremos de un interfaz bastante mas avanzado de lo que Windows XP puede ofrecer.

Y también un sistema de Widgets con las aplicaciones basicas y habituales.

Análisis y Conclusión

Análisis y Conclusión.

El EeePC T91 es el primero de su especie e igual que sorprende en algunos de sus aspectos también decepciona en otros. Es una maquina interesante, no especialmente bella, con una gran forma de trabajar con ella, pero que deja aun algunos flecos sueltos. Por ejemplo se echa de menos que no disponga ya de forma integrada de alguna conexión de banda móvil tipo HSDPA y también se echa en falta un disco duro más grande y de más capacidad.

Otros aspectos como la batería sin posibilidad de sustitución hacen que este dispositivo quede un poco lejos de las expectativas puestas en una posible generación táctil de EeePcs. Lo que si deja bastante satisfecho es la autonomía de la batería que alcanza casi las cinco horas con un uso normal. Es una autonomía interesante sobretodo si tenemos en cuenta lo compacto del diseño de esta máquina.

En cuanto a rendimiento pues tendremos lo que vemos en casi todos los Netbooks basados en Atom salvo por la tarjeta grafica integrada, una GMA500, que decepciona bastante en casi todos los aspectos. Esto no quiere decir que no mueva Windows XP con soltura, incluida la reproducción multimedia de contenidos no baja resolución, sino que quizás sea un lastre a la hora de una posible y más que interesante actualización a Windows 7.

Lo que si hace el T91 es abrir una nueva vía de mercado en uno de los fabricantes mas punteros y pioneros en el mundo del Netbook lo que conseguirá, sin lugar a dudas, multiplicar la oferta de este tipo de dispositivos híbridos entre netbook y tabletPC lo que favorece a todos aquellos usuarios que buscan este tipo de interfaz para satisfacer sus necesidades o gustos en un entorno donde se mantiene la movilidad, la autonomía elevada y los precios, o eso creemos (sobre los 500€ costara esta unidad tal y como la hemos probado nosotros. Actualizacion: Precio oficial de 449 Euros y lanzamiento durante el mes de Agosto. Sin duda una buena noticia.), bastante ajustados.

Secciones: Portátiles