ASUS P7P55D-E Premium. La primera placa base USB 3.0 y SATA 6Gb del mercado

por Javier Rodríguez 22/11/2009 7

Introducción.

Todos sabíamos que el P55 iba a dar mucho juego primero por integrar nuevos procesadores, segundo por ser una plataforma mas optimizada de un único chip, tercero por incorporar todas las novedades que los fabricantes de placas han tenido meses para desarrollar y cuarto porque coincide con las primeras certificaciones de ciertas tecnologías muy esperadas como son los nuevos estándares comunicativos Sata 6Gb y USB 3.0. Esta nueva unidad de Asus incorpora todas las ventajas que hemos ido conociendo del socket 1156 de Intel y su chipset el P55 con tecnologías que Intel ha dejado escapar en su propia solución y que fabricantes como Asus nos integran en desarrollos propios pero firmados con chips de primera línea de fabricantes como Marvell y NEC.

La nueva P7P55D-E Premium.

Detrás de este largo y complejo nombre se encuentra una de las placas base más portentosas del mercado. No es una placa para overclockers, aunque realiza esta tarea a la perfección, ni es una placa base para profesionales, pero integra tecnologías por las que sueñan muchos profesionales, pero si es una placa de alto nivel de integración, con componentes de calidad, y una solución domestica al alcance de cualquiera tanto por su precio como por sus características que la hacen perfecta para la integración en cualquier ordenador convencional.

Ya hemos hablado de la integración del chipset P55 y de lo que aporta en muchas ocasiones. Si quiero pararme, antes de entrar en la práctica pura y dura, en algunos aspectos interesantes de esta placa base, y en general de toda esta gama convencional de Asus porque para mí son un buen ejemplo de lo que debe ser una placa base basada en el P55. Me refiero concretamente a su distribución y a su uso inteligente de la refrigeración estrictamente necesaria para un chipset que no es especialmente caliente y de una placa con escasos puntos de calor importante. Este tipo de configuración da eficiencia, estética y funcional, a todo el conjunto y el acabado sigue siendo bastante atractivo a la vista. El uso de un único y discreto disipador en el chipset es una de las cosas que yo mas valoro en una placa con el P55 de Intel.

En definitiva una placa sencilla que esconde en su interior una integración de alto nivel donde podemos encontrar soporte para tecnologías tan punteras como el uso de hasta cuatro chips gráficos simultáneos ya sea mediante SLI de Nvidia o Crossfire de AMD. También podemos montar cualquier procesador de Intel con socket 1156, lo que nos da un abanico bastante grande de opciones más o menos caras, y hasta 16GB de memoria DDR3 en doble canal con cuatro slots disponibles.

Pero es en la integración conectiva donde estas placas dan una lección de variedad y cantidad. Por cantidad puedo deciros que tenemos hasta 12 puertos USB, dos de ellos USB 3.0, 8 conectores SATA, dos de ellos SATA 6Gb, dos puertos Firewire, una tarjeta de sonido de 10 canales, dos tarjetas de red Ethernet gigabit,…una gran cantidad de conectores donde solo echamos en falta alguno eSata en el panel posterior de la placa aunque si lo encontraremos en forma de adaptador para un slot trasero donde también tendremos un par de puertos USB 2.0 adicionales.

La integración se ha hecho con cabeza añadiendo los puentes necesarios para no tener cuellos de

botella en las nuevas controladoras integradas.

Todo esto no sale de la nada sino de una integración elevada de diversos chips que hacen las funciones a las que no llega el chipset P55 de Intel. En el caso de las controladoras más llamativas, la USB 3.0 y la Sata 3, hay que decir que van alimentadas, en cuanto a ancho de banda se refiere, mediante un “bridge” PLX (PCI Express 4x) similar al que se utiliza en soluciones graficas de doble chip como muchos de los modelos Radeon más potentes de las últimas generaciones. De este modo se consigue los anchos de banda necesarios para que la comunicación con el resto de componentes no sea una limitación para el uso de estas tecnologías.

Otros detalles interesantes los encontramos en tecnologías como Expressgate, que esta placa ejecuta mediante una memoria SSD dispuesta al efecto, o en su buena distribución de los slots de ampliación donde encontraremos, aun usando dos tarjetas graficas de doble slot, siempre algún slot PCI de 32-Bit y un PCI Express libres para poder ampliar la funcionalidad del ordenador. Tambien contamos con un interesante accesorio a modo de mando a distancia donde realizar ajustes de frecuencia en tiempo real.