3D Vision de Nvidia

por Javier Rodríguez 16/12/2009 ...

Introducción

Introducción.

El 3D está de moda, eso es indudable. Cada vez vemos más títulos cinematográficos con versiones grabadas con tecnología “3D” y los fabricantes de electrónica y hardware no dejan pasar las nuevas tendencias para captar a más clientes. Eso incluye toda esa ola de televisores tridimensionales que comenzaremos a ver sobretodo en 2010 y como no, también afecta al PC que por otro lado ya ha disfrutado históricamente de tecnologías análogas a las que hoy nos presentan.

3D no es realidad virtual.

Conviene no confundir lo que disfrutamos ahora en los cines con una imagen tridimensional real donde nosotros tengamos el control de la perspectiva. Lo que vemos ahora son en realidad dos imágenes que se sincronizan de forma simultánea con cada uno de nuestros ojos logrando una mayor profundidad de campo cuando las imágenes se combinan en nuestro cerebro.

Este tipo de efectos se han visto toda la vida mediante el uso de gafas con filtros de colores diferentes e imágenes superpuestas en la pantalla. De este modo cada ojo filtra parte de la imagen y logramos ese efecto de profundidad que vienen a llamar 3D.

Las tecnologías actuales usan cristales polarizados para sincronizar cada ojo con dos frecuencias verticales diferentes. Lo que hacen las gafas modernas es “cerrarnos” los ojos de forma alternativa con sincronía a las dos frecuencias verticales que muestra la pantalla y esto nos lleva a los primeros requisitos insalvables de la tecnología 3D de Nvidia que es disponer de un monitor LCD de doble enlace y 120Hz o de un proyector o televisor DLP compatible o también un monitor CRT capaz de igualar o superar los 100Hz de frecuencia vertical.

Esto, que a estas alturas supone un coste añadido importante, y una tarjeta grafica Nvidia es todo lo que necesitamos para hacer uso de unas gafas 3D que por otro lado son un avance de funcionalidad bastante importante con respecto a soluciones anteriores.

Las nuevas gafas de Nvidia

Las nuevas gafas de Nvidia.

Lo de Nvidia y las 3D no es nada nuevo. Desde hace años tienen soluciones similares a las que podemos ver ahora pero antiguamente las soluciones eran más complejas con gafas menos eficientes y menos cómodas de utilizar y mantener. Recuerdo perfectamente las ELSA 3D Revelator que fue una de las primeras opciones de Nvidia para generar unas profundidad de campo más realista.

Se trataban de unas gafas que requerían de una conexión enlazada con la salida de video de la tarjeta grafica que a su vez mandaba, mediante dos emisores de infrarrojos, la señal a unas gafas polarizadas alimentadas por una pila de botón tipo calculadora. También tenían una versión cableada completamente y entre la incomodidad de estos formatos, la carencia de unos controladores estables y la dificultad de acceso al producto, además de los requisitos de monitores CRT de más de 100Hz hicieron que este tipo de tecnología quedara para un reducto de usuarios que lo debieron pasar bastante mal para tener soporte en los juegos que fueron saliendo.

Las nuevas gafas de Nvidia en realidad siguen el mismo concepto, de hecho la tecnología varía bastante poco, pero el concepto es diferente ya que facilita su uso. Unas gafas más ligeras, con batería de Litio que podemos cargar con cualquier USB, un emisor USB que no depende de la tarjeta grafica y conjunto de aplicaciones mas amigables y cuidadas hacen de esta solución un avance importante sobre las anteriores aunque la tecnología no haya cambiado mucho.

La pega es que actualmente, con toda la revolución del LCD, pocos monitores son capaces de soportar los 100-120Hz que requiere esta tecnología para recrear una imagen sostenida y fluida para una experiencia satisfactoria. Pocos monitores lo soportan y por eso la inversión para disfrutar de esta tecnología se hace bastante complicada ya que supone gastar más de 400€ entre monitor y gafas 3D.

También puedes echar mano de algún monitor CRT pero personalmente no veo más delante de una “pecera” de este tipo con las ventajas inherentes al LCD. Las otras opciones pasan por televisores DLP, también proyectores, con los que la inversión es aún mayor.

El nuevo emisor se alimenta únicamente de USB y no necesita ningún elemento extra aunque si tiene capacidad de añadir sincronismo para pantallas DLP. Tiene también una rueda de control de profundidad, para ajustarlo a los gustos personales de cada usuario, y está construido en forma de pirámide con diodos de infrarrojos dispuestos estratégicamente para que tampoco tengamos que estar muy pendientes de tener el emisor en perfecta línea recta con las gafas.

Las gafas en si son ligeras, bastante ergonómicas y nos permiten a los que usamos gafas para ver el ponerlas encima sin ser incomodas. Se alimentan de una batería que da casi 10 horas de juego continuadas y se carga mediante un puerto Mini-USB. El sensor de entrada lo tiene en el marco del ojo izquierdo y dispone también de un Led de estado de batería y otro Led de estado de carga de batería.

¿Que podemos hacer con el 3D?

¿Que podemos hacer con el 3D?

Con toda esta moda del cine 3D la verdad es que el futuro de estas tecnologías es bastante prometedor más que nada porque tanto fabricantes, como creadores, como usuarios le estamos prestando más atención como un modo de potenciar nuestras experiencias visuales.

En el PC podemos disfrutar de toda una variedad de formas de aprovechar nuestras gafas 3D. Por un lado están los juegos, videos, fotografías,…todo aquello que podamos ver y disfrutar normalmente tiene actualmente aplicaciones que nos permiten convertirlas en contenidos 3D en tiempo real.

Una aplicación de configuración nos guiará en todo el proceso.

Hay que sumar que una buena cantidad de juegos soportan estas tecnologías de Nvidia, que sin duda está haciendo un esfuerzo notable aprendiendo de los errores del pasado, y que dentro de poco podremos ver los primeros Bluray 3D con las mismas o mejores características que las versiones que vemos en los cines.

Todo esto sumado puede abrir una tendencia que esta vez se quede para mucho tiempo y que marque unos estándares que faciliten el acceso a estas tecnologías a todo tipo de usuarios sobretodo en forma de mas producto y por tanto más competencia que siempre redunda en mejores precios.

Actualmente acceder a un monitor 3D no es complicado pero si costoso. Hay pocos modelos, centrados normalmente en las 22” con resolución de 1680x1050 puntos, aunque Acer ha presentado ahora un modelo de 23-24” que si alcanza resoluciones FullHD de 1920x1080 puntos lo que mejora mucho la definición y el espacio de juego además de estandarizar a resoluciones de video ya muy extendidas. Podemos encontrar monitores 3D con las gafas incluidas por unos 400€, quizás algo menos actualmente, pero teniendo en cuenta que un monitor LED de 24” cuesta 300€ la verdad es que se hace difícil pagar 100€ más por un monitor de 22” de peores especificaciones y unas gafas 3D.

Nuestras plataformas de pruebas. Sobremesa y portátil

Nuestras plataformas de pruebas. Sobremesa y portátil.

Hemos tenido la oportunidad de probar esta tecnología en las dos plataformas existentes en la actualidad que es portátil y sobremesa. Ambos tienen las mismas características y requisitos así que la pantalla de 120Hz de doble enlace es absolutamente necesaria así que solo portátiles diseñados al efecto son compatibles.

Y es aquí donde veo la primera pega. Diseñan portátiles a medida de esta tecnología, con paneles al efecto, y aun tenemos que depender de conectar un emisor USB en vez de integrarlo en algún punto de la pantalla y ahorrarnos tener que transportar un elemento más con el ordenador.

El funcionamiento es sencillo aunque puede que la instalación de controladores nos de algún problema. Es recomendable que usemos los controladores integrados en la suite de Vision 3D que se actualiza bastante a menudo. Primero debemos instalar controladores preparados para esta tecnología, después instalar los controladores de las gafas y luego usar aplicaciones compatibles así que tampoco estamos hablando de una solución de pinchar y disfrutar pero sí bastante mejor que la que pudimos probar en el pasado.

El monitor utilizado por nosotros es un Samsung 2233RZ con frecuencia de 120Hz, DVI de doble enlace y contraste dinámico de 20000:1. Se trata de un monitor de 22” con ratio de aspecto 16:10 y resolución de 1680x1050 puntos. Tiene una respuesta rápida de tan solo 3ms y un panel TN. Permite montaje VESA de 100mm y se echa en falta conectores USB, alguna entrada adicional y una resolución más adecuada para los tiempos que corren. Por lo demás se trata de un monitor de calidad donde se disfruta mucho de esta tecnología de Nvidia.

En el caso del portátil también hay pocas opciones en el mercado salvo alguna de Acer y esta de Asus que es un G51 modificado, denominado G51J, y que viene realmente bien equipado para disfrutar de la experiencia 3D allá donde vayamos. Cuenta con un procesador Core i7 720, 4GB de RAM, doble disco duro, tarjeta grafica Geforce M 260 de 1GB y una buena equipación de accesorios con mochila y ratón Razer DiamondBack. Por supuesto también cuenta con un panel de 120Hz de doble enlace, con resolución de 1366x768 puntos, y tamaño de 15.6” en proporción 16:9.

Experiencia 3D

Experiencia 3D.

Bastante satisfactoria. Ya probamos esta tecnología en CeBit de este mismo año (el pasado mes de Marzo), y quedamos bastante impresionados pero la verdad es que el sistema ha evolucionado para bien con juegos más logrados, drivers bastante más evolucionados y más opciones de personalización.

Jugar una vez seguidos los pasos de calibración de la utilidad de Nvidia se hace muy ameno, apenas cansa a la vista en sesiones de dos o tres horas seguidas y no tenemos ningún tipo de efectos extraños en los juegos ni nada por el estilo. Cierto es que nos hemos limitado a probar títulos compatibles 100% o en un alto grado pero en todos ellos hemos quedado muy satisfechos.

El sistema genera dos imágenes desplazadas. Esta captura es una muestra.

Dentro de nuestras pruebas personales sobre el sistema hemos realizado test normales con juegos compatibles. Entre los juegos elegidos hemos utilizado Left 4 Dead 2, Batman: Arkham Asylum y Resident Evil 5. Todos ofrecen un nivel de calidad sorprendente y la pérdida de velocidad, al menos en nuestro equipo de pruebas (Core i5 750 con Geforce GTX 285), no es demasiado elevada ya que en las calidades adecuadas siempre mantenemos los 60FPS naturales y necesarios para una sincronía perfecta.

En cuanto a aplicaciones extra, como el reproductor de imágenes en 3D o el reproductor de video en 3D, la verdad es que los resultados no son los mismos. También es complicado pedir una aplicación que te genere una imagen 3D de donde antes no lo había pero son utilidades que pueden venir bien para pasar el rato.

Análisis y Conclusión

Análisis y Conclusión.

Este sistema abre un nuevo abanico de posibilidades para jugar en el PC que siempre se ha distinguido por ofrecer las mejores sensaciones de gráficos, sonidos y opciones de jugabilidad. Este tipo de tecnología abre aun más las posibilidades del PC con nuevas sensaciones por descubrir. Lo cierto es que si sumamos al 3D, efectos logrados mediante PhysX y títulos tan conseguidos como Batman Arkham Asylum jugar en el PC se convierte en la sensación más radical que hemos disfrutado en muchos meses sino años.  Es una experiencia sorprendente que consigue niveles de realismo como no hemos experimentado antes. No solo se definen las figuras en diferentes planos sino que tenemos la sensación de que elementos generados por PhysX, como la niebla volumétrica, son capaces de dar la sensación de salirse de la pantalla.

  • Producto: Nvidia 3D Vision
  • Fecha: 16/12/2009 21:30:39