3D Vision de Nvidia

por Javier Rodríguez 16/12/2009 ...

Introducción.

El 3D está de moda, eso es indudable. Cada vez vemos más títulos cinematográficos con versiones grabadas con tecnología “3D” y los fabricantes de electrónica y hardware no dejan pasar las nuevas tendencias para captar a más clientes. Eso incluye toda esa ola de televisores tridimensionales que comenzaremos a ver sobretodo en 2010 y como no, también afecta al PC que por otro lado ya ha disfrutado históricamente de tecnologías análogas a las que hoy nos presentan.

3D no es realidad virtual.

Conviene no confundir lo que disfrutamos ahora en los cines con una imagen tridimensional real donde nosotros tengamos el control de la perspectiva. Lo que vemos ahora son en realidad dos imágenes que se sincronizan de forma simultánea con cada uno de nuestros ojos logrando una mayor profundidad de campo cuando las imágenes se combinan en nuestro cerebro.

Este tipo de efectos se han visto toda la vida mediante el uso de gafas con filtros de colores diferentes e imágenes superpuestas en la pantalla. De este modo cada ojo filtra parte de la imagen y logramos ese efecto de profundidad que vienen a llamar 3D.

Las tecnologías actuales usan cristales polarizados para sincronizar cada ojo con dos frecuencias verticales diferentes. Lo que hacen las gafas modernas es “cerrarnos” los ojos de forma alternativa con sincronía a las dos frecuencias verticales que muestra la pantalla y esto nos lleva a los primeros requisitos insalvables de la tecnología 3D de Nvidia que es disponer de un monitor LCD de doble enlace y 120Hz o de un proyector o televisor DLP compatible o también un monitor CRT capaz de igualar o superar los 100Hz de frecuencia vertical.

Esto, que a estas alturas supone un coste añadido importante, y una tarjeta grafica Nvidia es todo lo que necesitamos para hacer uso de unas gafas 3D que por otro lado son un avance de funcionalidad bastante importante con respecto a soluciones anteriores.