MSI Big-Bang Trinergy

por Javier Rodríguez 24/12/2009 ...La Mejor Placa Base

Introducción

Introducción.

La nueva gama Big-Bang de MSI nace con la idea de ofrecer nuevos niveles superiores de calidad en integración, más capacidad de overclocking y también integrar las ultimas tecnologías así como elementos accesorios de gran utilidad para los usuarios más exigentes que buscan elementos diferenciadores en aquellos productos que conforman la base de sus equipos de alto rendimiento.

MSI Big-Bang Trinergy.

Está muy claro que este nuevo modelo de MSI no está orientado a montar Pcs de oficina sino a satisfacer las necesidades de personalización, estabilidad y control que requieren muchos usuarios para lograr unos resultados estables de overclocking y dar también cabida a sus sistemas de gráficos avanzados ya sean AMD o Nvidia.

La Trinergy parte de esta base y añade algunas prestaciones no tan centradas en el overclocking pero que dan un valor añadido importante al producto. Todo ello siempre enmarcado en la búsqueda de la máxima calidad no solo en los elementos integrados sino en la propia integración.

Este modelo está basado en el chipset P55 de Intel para procesadores Lynnfield de socket 1156. Este chipset está resultando realmente prolífico en placas de alta calidad, también de modelos para una integración mas económica, que consiguen que los procesadores Core i5 y Core i7 estén obteniendo unos resultados magníficos de crítica y aceptación de los usuarios.

La Trinergy de MSI añadirá enteros de prestaciones para aquellos que busquen, por ejemplo, una tarjeta de sonido de calidad. Como la Quantum Wave que viene con esta placa, que no es otra cosa que una solución dedicada con compatibilidad con los estándares de Creative y THX TruStudio combinando por tanto la mejor calidad de sonido para juegos con los requisitos más elevados en reproducción y creación de audio.

Esta placa base no tiene nada que ver con las soluciones P55 convencionales a la hora de gestionar el uso de uno, dos o hasta cuatro chips gráficos instalados en ella. Integra un puente NF200 Pci Express de Nvidia que la capacita para trabajar con sistemas de triple o cuádruple SLI con sincronías de 16x para cada una de las tarjetas lo que la convierte en una solución por hardware para SLI de Nvidia. La ventaja es que como el chipset también esta soportado por AMD podremos elegir la opción que más nos convenga aunque la más ventajosa, a nivel de hardware, será la de Nvidia.

Dos 9800GX2 sincronizando con la placa a 16x

gracias al NF200 ya que el P55 no tiene capacidad por si solo.

Tenemos elementos de hardware dedicados a la mejor reproducción de sonido, elementos de hardware dedicados a la mejor producción de gráficos 3D y tenemos también el mejor conjunto de integración aunque echamos algunas novedades más tardías que otros fabricantes se están dando prisa en integrar como USB 3.0 y Sata-3.

Distribución

Distribución.

Esta placa base de última hornada mantiene en muchos aspectos una relación directa con las gamas GD que tantos éxitos ha logrado para MSI. Semejanzas a un diseño casi perfecto pero sobre el que también se han realizado ciertas mejoras sobretodo orientadas a dar cabida a su renovado sistema de disipación, a la integración de un chip adicional como es el NF200 y a su sistema de alimentación mejorado con componentes de máxima calidad.

El nuevo sistema de disipación utiliza un conjunto de heatpipes dobles que interconectan dos de los tres sistemas de disipación principales de la placa base. Estos bloques de disipación se sitúan en un bloque principal y en las zonas de DrMOS de la placa por lo que se centran en alimentación y chipset NF200 instalado en placa. Un segundo disipador, más pequeño, se centra en la refrigeración del puente sur de la placa que en este caso hace las funciones de único chipset. Se trata, por tanto, de un sistema completamente pasivo que ofrece unos resultados notables a la hora de estabilizar la alimentación que llega al procesador.

La placa base estructura buena parte de sus prestaciones en el soporte de las ultimas tecnologías graficas y por tanto su distribución está equilibrada para dar una buena cobertura a configuraciones graficas elaboradas con dos o tres tarjetas graficas instaladas dejando siempre un doble espacio, para tarjetas grandes, entre cada uno de los slots PEG (PCI Express Graphics). Eso sí, necesitaremos de una caja con 8 slots traseros, cosa habitual en las gamas medias y altas, para dar cobertura a la tercera tarjeta grafica. Lo mejor es que con esta configuración nos quedan libres un slot PCI de 32-bit, el de toda la vida, y un slot PCI Express 1x que bien podemos usar para la tarjeta Quantum Wave que se incluye con la placa como cualquier otra cosa que nos plazca.

Su banco de conectores traseros es bastante generoso aunque deja espacio también para elementos exclusivos que trataremos después en el apartado de overclocking ya que creo que es ahí precisamente donde mejor partido sacaremos a estas prestaciones inéditas en placas MSI y poco usuales también en otros fabricantes. En el panel trasero encontraremos hasta 10 puertos USB 2.0 donde dos de ellos son variantes con E-Sata integrado lo que permite alimentación y datos de 3gpbs de forma simultánea. Es la mejor forma de dar cabida a dos tecnologías interesantes que podemos usar indistintamente y ahorrar espacio para otros conectores. Dos tarjetas Ethernet con modalidad de Teaming están también presentes así como un puerto Firewire 400 de seis contactos y dos puertos PS2 para dar soporte de legado a periféricos antiguos.

A pesar de su complejo sistema de disipación, de su gran cantidad de conectores, con hasta 10 puertos SATA internos, y de sus elementos propios de este tipo de placas la Trinergy no está saturada y tiene espacio suficiente para montar disipadores de gran tamaño. Es una placa bien calculada con elementos de máxima calidad y que ofrece unos resultados espectaculares como veréis ahora.

Overclocking

Overclocking.

Que esta placa tiene un carácter muy marcado para overclockers creo que no se le escapa a nadie. Esta fabricada con los mejores elementos e incorpora múltiples facilidades para que los amantes de los MHz disfruten como enanos. Entre estas prestaciones añadidas que podemos encontrar “V Kit” que es un sistema de muestreo de voltajes para facilitar la medida directa de los diferentes voltajes principales de la placa. También encontraremos botones de acceso rápido, táctiles en el caso del “reset”, “Power” y “Green Power” (función para reducir consumo ajustando en tiempo real el numero de fases que utiliza la placa para alimentar procesador, memorias y chipset) y otros botones más convencionales dedicados al reseteo rápido de CMOS y al overclocking automático de la placa.

Este botón, activa la tecnología OC Genie de MSI. La misma placa ajustara nuestro rendimiento según las piezas que tengamos instaladas en ella como procesador, memorias, etc. En nuestras pruebas en esta placa y en la GD80, que también dispone de esta misma tecnología, nuestros resultados no han sido satisfactorios acabando siempre con fallos de arranque que achacamos a que nuestras memorias utilizadas (OCZ HTC Reaper DDR3 1866MHz) no acaban de tener un soporte adecuado por la bios de la placa.

Lo que más llama la atención, al menos visualmente, de esta placa base es el modulo externo de monitorización y control que viene de serie. Este dispositivo, del tamaño de una cajetilla de cigarrillos, dispone de tres botones y de una pequeña pantalla LCD que MSI introducía dentro de la placa en modelos anteriores. Ahora podremos tener más cerca la monitorización de nuestra placa y también podremos realizar overclocking directo mediante sus menús de acceso que dan opción a controlar MHz, Voltajes, etc.

Aunque el sistema automático no nos ha ofrecido resultados efectivos esta placa se reserva lo mejor para los que tengan los mínimos conocimientos para sacarle partido. Es de hecho la placa P55 que mejor partido ha sacado hasta la fecha de nuestro procesador Core i7 870. Hasta la fecha era la Gigabyte P55-UD6 la más potente pero con sus 4.4GHz de overclocking la MSI Trinergy es nuestra nueva reina particular para este segmento de procesadores. Un gran resultado que la catapulta a las primeras posiciones de resultados. La única pega es que no hemos conseguido, nuevamente por no llevarse del todo bien, superar el record de velocidad de memoria que si mantiene la placa base de Gigabyte.

Rendimiento

Rendimiento.

Hemos sometido a esta placa base a nuestra batería de pruebas con la que iniciamos este análisis progresivo de todas las placas P55 que han pasado por ahora por nuestras manos. La configuración incluye una potente Radeon 5870 con la que sacar partido a las altas frecuencias de trabajo del procesador.

CineBench R10.

Sisoft Sandra CPU Arithmetic.

Sisoft Sandra CPU Multimedia.

Sisoft Sandra MEM Bandwidth.

FutureMark 3DMark 2006.

Futuremark 3DMark Vantage.

Resident Evil 5 Benchmark. 1920x1200 FSAA 4x calidad Alta.

Unigine Heaven DX11 Benchmark. 1920x1200 FSAA 2x.

Análisis y Conclusión

Análisis y Conclusión.

MSI tiene un producto ganador con una solución muy orientada a overclockers que también tengan pensado en montar alguna solución grafica de Nvidia en modo SLI con dos o tres tarjetas o incluso combinaciones más complejas dedicando alguna de las tarjetas a PhysX sabiendo que los cuellos de botella del chipset no serán problema alguno ya que estará asistido por un chip dedicado de Nvidia para todas estas tareas.

Hereda el diseño ganador de la GD80 y potencia sus prestaciones con aun más calidad en los componentes, mejores extras y más capacidad de overclocking que la llevan a ser la mejor placa base P55 probada en nuestro laboratorio hasta la fecha de este artículo. Su precio de venta será de 319€ (precio PVP recomendado), y su disponibilidad está muy cercana.

La Mejor Placa Base

MSI Big-Bang Trinergy

Del 24/12/2009 al 14/07/2010

  • Este producto fue La Mejor Placa Base del mundo según los análisis de GEEKNETIC.
  • Del 24/12/2009 al 14/07/2010
  • Producto: MSI Big Bang Trinergy
  • Fecha: 24/12/2009 0:07:25
Secciones: Placas Base