Acer Ferrari One 200. El Netbook AMD más espectacular

por Javier Rodríguez 10/03/2010 ...

Introducción

Introducción.

Poco conocidas son las alternativas AMD a los Atom y Culv de Intel pero hay ciertos modelos que por sus características sí que están dando de qué hablar como alternativa a las ofertas de Intel. Seguramente el modelo más conocido es este Acer Ferrari One 200 que es una buena forma de tener un ordenador que no pasara desapercibido por un precio bastante atractivo y unas prestaciones generales muy interesantes sumadas a un bonito diseño y unas características graficas muy superiores a la oferta de Intel.

Acer Ferrari One 200.

Acer vende este modelo como un netbook pero la verdad es que sus prestaciones y precio van más acorde con la gama CULV de Intel. De hecho este modelo monta un procesador AMD Neo de bajo voltaje dentro de la plataforma Congo de doble núcleo, concretamente un Athlon X2 L310 de bajo voltaje con una frecuencia de 1200Mhz por núcleo. Es un procesador, aun con su frecuencia reducida, mucho más potente que cualquier Atom moderno, y más orientado en rendimiento a competir con los CULV de doble núcleo que encontramos actualmente en maquinas de 11-15” de pantalla.

Puede gustar o no pero el Acer Ferrari One llama la atención a cualquiera.

La ventaja de este procesador es que, aparte de bastante potente, se acompaña con un chipset (780G + SB750) muy interesante que integra una Radeon HD 3200 como motor grafico. Esta tarjeta de AMD es notablemente más potente que cualquier grafica Intel y soporta los principales estándares de reproducción de video de alta definición salvo algunas prestaciones más modernas como el doble streaming de Blu-ray.

Al procesador no le falta ni tan siquiera las tecnologías

de virtualización por hardware de AMD.

Esta tarjeta cuenta con 40 unidades de shaders, completamente programable, soporta DX10, y mover Windows 7 con Aero es un juego de niños para ella. Una tarjeta potente que complementa muy bien con el procesador integrado.

Y su grafica se defiende de maravilla

en los entornos para los que se ha diseñado.

El Ferrari 200 es un portátil compacto (1.5Kg con la batería de seis celdas incluida), casi con el mismo chasis del resto de gama CULV de Acer con tamaño de 11.6” de pantalla, con un aspecto ligero y un diseño muy cuidado. De este portátil podemos destacar el cuidado diseño, del que hablaremos ahora, su perfil ligero, su pantalla de alta resolución y unas características generales bastante cuidadas.

Es un equipo robusto y compacto. Con unas calidades bastante buenas.

En España solo se vende un modelo del Ferrari One. Cuenta con 4GB de memoria RAM DDR2, disco duro de 250GB, Wifi-N, Bluetooth 2.1 y las prestaciones habituales en cualquier portátil moderno como son 3 puertos USB 2.0, lector de tarjetas multiformato, salida VGA, Webcam de alta resolución, conectividad para graficas externas mediante el sistema XGP y un sistema de sonido integrado pero de una calidad bastante respetable. Prestaciones habituales en cualquier portátil de este tipo de gamas pero con un rendimiento de procesador y gráficos mas equilibrado que en soluciones Intel.

Lateral izquierdo. VGA, XGP, expulsión de aire caliente y puerto USB 2.0.

Lateral derecho. Lector de tarjetas, salidas de audio, dos puertos USB 2.0, conexión de corriente,

cerradura Kensington y puerto Ethernet Gigabit.

Solo echamos en falta una conexión HDMI integrada que lo convertiría en un gran reproductor portátil aparte de darle una conectividad digital que es ya prácticamente un estándar. La verdad es que a estas alturas no se entiende este fallo de Acer que lastra bastante la funcionalidad conectiva de este, por otro lado, magnifico aparato.

La pantalla tiene bastante calidad pero tendremos que convivir con el filtro "glare".

Diseño.  Esencia Ferrari

Diseño.  Esencia Ferrari.

Las prestaciones de esta plataforma de AMD pueden convencer o no pero cualquier amante del motor quedara prendado del diseño de este pequeño portátil. Ofrece la esencia Ferrari por poco mas de 500€ y en un formato muy ligero y transportable. Es prácticamente el chasis de un Timeline pero con las modificaciones adecuadas para darle ese toque deportivo que exige cualquier producto firmado por Ferrari.

Timeline 1410 a la izquierda, Ferrari 200 a la derecha.

El rojo y negro son los colores fundamentales en este aparato. El rojo Ferrari lo encontramos claramente en la carcasa de la pantalla, con un rojo brillante muy reconocible en casi todos los productos de esta marca y el negro en el resto del conjunto lo que le da un contraste de colores realmente interesante. La dualidad se confirma en los detalles solamente con algunos detalles en color cromado en algunos logotipos y botón del touchpad.

Los leds están bajo una carcasa de plástico negro translucido y bajo ellos dos interruptores para Bluetooth y Wifi

totalmente independientes. El led de Wifi tiene actividad cuando hay trafico así que es bastante util.

Los cambios los encontramos en un perfil un poco más bajo, salidas de aire más generosas y  con un diseño más agresivo y detalles en rojo en laterales y en el botón de encendido que ahora tiene un aspecto más llamativo, remarcado en rojo y con un led del mismo color. El perfil más agresivo se ve incluso en detalles como las bases de apoyo, que tienen forma de rueda o incluso en el reposamuñecas, que tiene embutido el touchpad, con una trama de color en cuadros que simula la fibra de carbono. El touchpad en color cromado y los logotipos de Acer en el mismo color acaban con una serie de detalles muy interesantes que marcan mucho el espíritu de este ordenador.

Los logotipos de Ferrari los encontramos en la carcasa roja trasera y el reposamuñecas siendo el primero en relieve. Los Leds de funcionamiento y actividad también se han cuidado dándoles profundidad en el frontal y marcándolos sobre la carcasa en los localizados en el marco superior izquierdo. Es en conjunto una versión deportiva de los ya interesantes Timeline de la serie 14 y 18 que Acer vende con plataforma Intel.

Hasta las bases de apoyo de goma del portátil se han personalizado para este modelo.

Autonomía, resultados reales y otros detalles

Autonomía, resultados reales y otros detalles.

Estamos hablando de una maquina compacta pero con una pantalla bastante interesante, con una resolución de pantallas de 13, 14 o incluso 16 pulgadas y por tanto una buena maquina de trabajo si lo que nos gusta es trabajar y reproducir contenidos multimedia de toda clase ya sea asistidos por hardware o no.

El espacio de trabajo es generoso a pesar del tamaño de la pantalla.

Donde más sufren los procesadores AMD con respecto a su competencia de Intel es en la gestión de la energía. Con la misma batería de seis celdas de un Timeline 1810 bajamos de 6 horas de autonomía en el Intel a unas 4:30 horas en el AMD. Son datos para mí buenos en ambos casos pero la diferencia es clara y se mide en un 25% más de autonomía para una versión Intel.

Su rendimiento real es de unas 4:30 horas.

En cuanto a rendimiento la verdad es que no echaremos de menos más procesador o más grafica sino hacemos tareas muy específicas. Este procesador es rápido, su grafica excelente y el portátil en su conjunto está muy bien capacitado sobretodo si tenemos en cuenta su formato. Ya le gustaría a cualquier portátil Atom de este tamaño de pantalla rendir como lo hace este portátil.

MPC-HC consume un 6% de CPU reproduciendo video 720p gracias al soporte DXVA de la gráfica.

De hecho es un aparato realmente cómodo para trabajar. Con un generoso teclado de tacto excelente, un poco duro pero de excelente velocidad de recuperación que lo hace muy interesante para gente que pasa mucho rato escribiendo encima del portátil. Comodidad de uso, diseño espectacular y un rendimiento al que no llega ningún procesador Atom y que solo igualan configuraciones CULV con graficas dedicadas.

Y aunque esta no es una maquina para jugar es evidente que encontraremos juegos adaptados

a su nivel de hardware.

Análisis y Conclusión

Análisis y Conclusión.

El Acer Ferrari One 200 es un aparato eficiente, con una plataforma AMD bastante novedosa, y un rendimiento bueno para su tamaño. Es también una maquina bastante espectacular de diseño, agraciada en las formas, bien equipada en general pero también tiene detalles que no se justifican como la falta de un puerto HDMI. También le falta el esperado aporte de una grafica externa dedicada que no acaba de llegar y que puede ser el complemento perfecto para conseguir de esta máquina una funcionalidad dual como portátil ligero y sobremesa de recursos.

El Acer Ferrari One 200 aprovecha casi toda su superficie de trabajo.

Lo mejor es que no es un portátil que pase desapercibido y que hará las delicias de los amantes de la marca o simplemente del mundo del motor. Un portátil relativamente económico y bien equipado que no deja a nadie indiferente y que por tanto cumple bien con su cometido final que es la de satisfacer las necesidades informática de la mayoría y el gusto estético de los seguidores de Ferrari.

Secciones: Portátiles