Asrock X58 Extreme 3

por Javier Rodríguez 13/05/2010 ...

Introducción

Introducción.

El X58 ha resucitado con fuerza gracias al movimiento mediático del procesador 980X de Intel con seis núcleos ya que este veterano chipset es el único que puede dar soporte a esta nueva generación de procesadores. Con esta renovación del interés también han llegado nuevos modelos que han incorporado a sus prestaciones nuevas técnicas y nuevas tecnologías. Técnicas como el overclocking automatizado y tecnologías como el SATA3 y el USB 3.0 que devuelven al X58 a la elite de Intel tanto en soporte de nuevos procesadores como plataforma de última generación.

La gama mas alta de procesadores Intel sigue dependiendo de este veterano chipset pero tiene la ventaja de que es una plataforma muy trabajada por todos los fabricantes donde añadir nuevas prestaciones esta resultando bastante sencillo. Nuevas prestaciones tecnológicas que se suman a una plataforma muy estable para lograr unos resultados espectaculares.

Asrock X58 Extreme 3

Asrock X58 Extreme 3.

El chipset X58 nos ofrece unos soportes básicos para procesadores de socket 1366 de Intel con capacidad para configuraciones de memoria de triple canal y acceso a unas configuraciones de periféricos que vienen marcados por su puente sur el ICH10R. Este chipset tiene como características poder montar configuraciones graficas de doble slot PCI Express 2.0 con enlaces de 16x de forma simultánea y otras prestaciones básicas como el soporte RAID para conectores SATA2.

Es por tanto la plataforma ideal para la gama más alta de procesadores Intel, soporta tanto SLI como Crossfire, y no requiere de añadidos espaciales para sacar partido de procesadores de máximo rendimiento con configuraciones graficas avanzadas. Aun así es un chipset veterano, va camino de los dos años, por lo que no está adaptado a algunas tecnologías que han ido surgiendo estos meses sobretodo a nivel conectivo.

24GB de RAM, sistemas graficos de 4 GPUs y soporte para procesadores de seis nucleos.

Para compensar estas carencias, que en realidad tienen todos los chipsets Intel actuales, los fabricantes de placa integran añadidos en las placas X58 aprovechando su mayor número de líneas PCI Express disponibles. Normalmente los añadidos que nos encontramos en la nueva generación de placas X58 es la incorporación de controladoras dedicadas tanto para SATA3 como para USB 3.0. Con estas mejoras dejamos al X58 en una posición de vanguardia en todos los aspectos tecnológicos actuales. Asrock va un poco más allá e integra un puerto External SATA a la controladora SATA3 (compartido electrónicamente con el segundo conector SATA3) para lograr el primer conector externo que cumple con este estándar. El cableado es el mismo así que no hay problemas de tipo conectivo para aprovechar este conector.

El sistema de disipación estorba por su altura pero es realmente eficiente. Manteniendo

temperaturas constantes de unos 40 grados.

Asrock aprovecha esta actualización para ofrecernos también un producto mucho más capacitado para overclocking que a la vez ofrezca un precio agresivo dentro de las placas X58 de última generación. La nueva Extreme3 ofrece una nueva alimentación de 8 fases para el procesador y un nuevo sistema de refrigeración que combina las heatpipes con la asistencia de un ventilador de 40mm situado sobre los mosfets de la placa. Este sistema logra buenos resultados de estabilidad pero limita en cierto modo la instalación de algunos sistemas de disipación que usan dos ventiladores.

La nueva Extreme3 disfruta de compatibilidad tanto para sistemas SLI como Crossfire y Asrock ha añadido algunas prestaciones secundarias como un sistema de diagnóstico mediante display o botones de acción rápida en placa como reseteo de BIOS en el panel posterior, encendido y reset.

Asrock ha pasado de ofrecer las prestaciones justas a centrarse en los detalles con bastante acierto

en lo que se refiere a este modelo concreto.

La placa se complementa con integración de gran calidad: chips Marvell para SATA3, NEC para USB 3.0, controladora Ethernet Gigabit Realtek, sonido VIA Envy VT2020 con DACs de rango dinámico de 110dB y con un diseño interesante y bastante bien organizado que habla de un cuidado trabajo por parte de este fabricante en esta nueva gama alta.

Distribución y conectores

Distribución y conectores.

Esta placa queda lastrada en parte por los convencionalismos de Asrock en el diseño de esta placa. Por un lado nos encontramos una placa con unos resultados espectaculares, como veremos después, y por otro algunos detalles de placa base barata que no se corresponden con los resultados reales y que pueden “asustar” a ciertos usuarios que por un lado buscan la excelencia de la plataforma más potente de Intel pero que también quieren mirar por una inversión sin derroches.

Lo digo porque Asrock debería haber mirado algo más los detalles en la distribución de sus conectores y también, porque no, en eliminar algunos que para algunos pueden ser útiles pero que la mayoría ya entendemos como antiguos y más en una placa de estas características. Hablo, por ejemplo, del disipador del puente sur, que recuerda a tarjetas gráficas de la época de la Nvidia TNT2, o el conector para “floppy” o incluso añadiría a la lista los puertos PS2 del panel posterior.

Estos detalles que no pintan mucho en una placa como esta se combinan luego con una distribución cuidada y con otros detalles muy interesantes. La disposición de los diferentes conectores de alimentación es casi perfecta, las de datos al 90% también (solo la pega de los conectores SATA3 que andan un poco perdidos por el centro de la placa) y la excelente elección de los conectores PEG con doble separación entre los tres y el buen soporte de legado con dos PCI de 32-Bit y un tercer PEG (con link máximo a 4x) para tarjetas PCI Express de alto rendimiento.

El panel de conectores posterior está bastante poblado. Encontraremos en el dos puertos PS2, teclado y ratón, conexiones de audio digital en forma de SPDIF coaxial y óptico, puerto USB y USB+ESATA3, dos puertos USB 2.0 adicionales, doble USB 2.0 + Firewire, doble USB 3.0 + Ethernet y por ultimo las seis conexiones analógicas para su tarjeta de sonido 7.1 con autodetección de conexión. Son un total de 6 puertos USB 2.0, 2 puertos USB 3.0, que podemos usar de forma indiferente sea cual sea el aparato que vayamos a conectar. Internamente la placa se reserva otros dos conectores para lanzar cuatro USB 2.0 adicionales al frontal de la caja.

BIOS y overclocking

BIOS y overclocking.

Quien se piense que esta placa base esta para cumplimentar el historial y dar una base para que un procesador funcione correctamente y punto anda muy equivocado. No solo es una excelente placa para un overclocking de calidad sino que no tiene nada que envidiar a otros modelos más caros al menos no a nivel de parametrización de BIOS. Pero lo mejor no es lo que puede hacer por un usuario experto sino lo que hace por un usuario inexperto o que simplemente no tenga ganas de enfarragarse optimizando cada parámetro.

La placa tiene perfiles de overclocking por memoria, CPU

y también acceso a perfiles de memoria XMP de Intel.

Esta placa dispone de varios perfiles de rendimiento, desarrollados por los propios ingenieros de Asrock, donde basta elegir qué frecuencia queremos para nuestro procesador, reiniciar y disfrutar de la nueva frecuencia sin ningún tipo de inconveniente o de configuración añadida. En nuestro caso aprovechamos la base de 4.2GHz que marcaba como opción para nuestro procesador elevando su frecuencia, gracias también al modo turbo del Core i7-920, hasta los 4.4GHz sin configurar más que un único parámetro en la BIOS.

Desde esta plataforma y con un par de ajustes conseguimos que nuestro 920 trabajase de forma estable a la nada desdeñable cifra de 4.6GHz. Una cifra, que combinado con una gráfica de calidad, aumenta el potencial de nuestro PC hasta convertirlo en un portento donde disfrutar de cualquier juego con unas calidades y unos resultados que no nos esperábamos.

La BIOS de esta placa no tiene nada que envidia a la BIOS de otros fabricantes.

Resultados y rendimiento

Resultados y rendimiento.

Hemos lanzado algunas pruebas con esta placa base haciendo trabajar a un procesador tan agradecido como el Core i7-920 a 4.6GHz. Una frecuencia notable lograda sin ningún esfuerzo importante pero si con las herramientas adecuadas:

Procesador: Core i7-920 a 4.6GHz.

Placa Base: Asrock X58 Extreme3

Memoria: OCZ XMP 6GB DDR3 1600 (3x2GB en triple canal)

Tarjeta grafica: Radeon 5850

Disco Duro: Intel SSD X25-v 40GB

Fuente: PC Power & Cooling Silencer 750W.

Cinebench R11.5

Con este procesador a esta frecuencia nos acercamos al rendimiento de un procesador

 MagnyCours de AMD con 12 núcleos.

3DMark Vantage.

Si combinamos esta placa con un procesador adecuado y una grafica de calidad los resultados son evidentes.

Sisoft Sandra.

Análisis y Conclusión

Análisis y Conclusión.

Asrock tiene un producto excelente con unas prestaciones envidiables y con una integración impresionante que le permite acceder a la elite de placas base X58 a nivel funcional. Una BIOS cuidada, con unos perfiles de overclocking muy trabajados, que nos permiten hacer overclocking de gran calidad sin conocimiento alguno del tema. Una gran placa a nivel de funcionalidad y rendimiento a la que le hacen daño algunos detalles.

la nueva Asrock X58 Extreme3 trabajando sobre una de nuestras mesas de pruebas.

Detalles como ciertos elementos de su diseño que son insignificantes pero que en un producto de este nivel suelen marcar mucho la diferenciación entre productos. A Asrock solo le falta la tecla del diseño personalizado y moderno, como tienen Asus, MSI o Gigabyte, para dar ese salto que necesita su gama alta.

  • Producto: Asrock X58 Extreme3
  • Fecha: 13/05/2010 11:53:23
Secciones: Placas Base