Logitech K800 illuminated Wireless Keyboard

por Javier Rodríguez 22/11/2010 ...

Introducción

Introducción.

Muchas veces combinar todo lo que espera un usuario en un único producto es complicado y en el mundo de los periféricos uno de los hitos aun por lograr era darnos a los usuarios un producto que combinara la retroiluminación de las teclas con un formato inalámbrico de gran formato que permitiera una autonomía interesante que no supusiera un gran impedimento para disfrutar del teclado. Hoy ya tenemos ese producto aunque alcanzarlo pasa por un precio recomendado de casi 100 Euros.

Logitech Wireless Illuminated K800

Logitech Wireless Illuminated K800.

Este teclado de Logitech, que se presentó después del Verano, permite hacer realidad el sueño de muchos usuarios que buscan un teclado inalámbrico que a su vez se maneje bien en cualquier entorno de luz y que encima lo haga con una autonomía lo suficientemente grande para que su uso cotidiano no se convierta más en un trabajo constante de mantenimiento sino en un disfrute real de su libertad de acción.

Un teclado retroiluminado ofrece notables ventajas de uso sobretodo en entornos de luz media o baja. También son un elemento estético muy moderno que ofrece al escritorio un toque perfecto que en este caso es más espectacular si cabe ya que no depende de ningún cableado fijo.

Esta unidad está construida en plástico pero en un perfil bajo con teclas similares a las que encontraríamos en un ordenador portátil, de dimensiones grandes, pero con un mecanismo de tecla cuidado que permite un retroceso rápido pero siempre sobre una superficie sin vibraciones y de gran ajuste. Cuenta también con la última tecnología de Logitech en cuanto a conectividad inalámbrica con un micro receptor Unifying que permite, con este único receptor, controlar varios dispositivos Logitech de forma simultánea.

El formato del teclado es completo, con su parte numérica, y cuenta con accesos rápidos mediante tecla de función. Para la carga, de la que luego detallaremos su funcionamiento, cuenta con un conector Micro-USB que sirve, a su vez, para utilizar el teclado mientras carga así que nunca nos quedaremos colgados siempre y cuando contemos con un puerto USB extra de donde conseguir energía.

Las teclas tienen también un diseño curvo, cóncavo, que recoge el dedo cuando se pulsa la tecla y que mejora la precisión y rapidez de nuestra escritura. La separación de casi 2mm entre teclas también ayuda en este sentido ya que es más difícil errar y pulsar dos teclas de forma simultánea. Como veis un teclado no solo diseñado por su aspecto estético sino también para una comodidad de uso superior.

Detalles, autonomía y carga

Detalles, autonomía y carga.

El K800 es un teclado lleno de detalles pero sin duda hay que centrarse un poco en sus prestaciones de iluminación y en que benefician o perjudican a este periférico. Logitech ha hecho un trabajo casi perfecto logrando que la iluminación sea dinámica, mediante un sensor de luz ambiental, así que el mismo teclado sabe cuándo debe o no activar su retroiluminación y también en que intensidad hacerlo. Para los usuarios que gusten de disfrutar siempre del sistema de retroiluminación también encontraremos controles manuales integrados en teclas de función para que ajustemos el brillo de la iluminación a nuestro gusto.

Las teclas están rebajadas mediante láser por lo que la definición, cuando son iluminadas, es de gran detalle permitiendo una diferenciación superior de las teclas tanto en niveles altos como bajos de brillo. El teclado también cuenta con sensores de proximidad que permite detectar cuando acercamos las manos para no gastar batería inútilmente.

En cuanto a autonomía podemos encontrarnos con una semana a diez días de duración de la batería, que va integrada en el teclado, y que es de formato Li-Ion y por tanto sin efecto memoria. Parece una autonomía recortada, teniendo en cuenta que algunos teclados de Logitech pueden estar años con la misma “pila”, pero si queremos la espectacularidad y la versatilidad de la retroiluminación deberemos pagar un peaje, para mi muy llevadero, de una carga cada semana o diez días.

Otro detalle que me encanta de este teclado es que es fácil de recoger. Ocupa poco espacio colocado sobre la mesa pero cuando no lo necesitemos y queramos espacio para otras tareas basta con apoyarlo por su parte superior y se mantendrá perfectamente en pie. Está explícitamente diseñado para eso y es un elemento más de orden en el trabajo o el ocio. Una maravilla para los que amamos tener un escritorio completo pero bien ordenado.

Trabajando con la última maravilla de Logitech

Trabajando con la última maravilla de Logitech.

Por suerte paso muchas horas al día trabajando con teclados, escribiendo en ellos y poco a poco he desarrollado mis manías y mis gustos para este tipo de periféricos. El K800 no tiene para mí el mejor tacto que haya podido utilizar, para mi gusto hay teclado con mejor calidad de escritura que este K800. No quiero decir con esto que sea un teclado deficiente o decepcionante, no lo es, pero teclados como el Dinovo o Dinovo EDGE superan a este teclado en su mecanismo de tecla.

El K800 es por otro lado un teclado espectacular, que ofrece lo que siempre hemos querido cualquier entusiasta que es disponer de un teclado inalámbrico con funciones de retroiluminación que además en este caso está hecho como dios manda, de forma automática y con una autonomía muy interesante.

En los días que he tenido la oportunidad de probar esta unidad he disfrutado de un teclado de calidad, que trae todas las tecnologías que Logitech ha desarrollado en los últimos meses, y un funcionamiento de gran calidad. Aun así, como digo, es un teclado mejorable que debería tener como referencia, quizás en futuros productos, teclados como la gama Dinovo de la propia Logitech.

Análisis y Conclusión

Análisis y Conclusión.

Logitech ha cogido sus últimos modelos de teclado, con las últimas tecnologías inalámbricas y de ahorro de consumo, ha añadido una batería de larga duración y nos ha ofrecido el primer teclado de calidad con sistema de retroiluminación del mercado. Toda un avance tecnológico que quizás se queda un poco corto a la hora de satisfacer todas las necesidades de un usuario que ya ha experimentado con teclados de máxima calidad pero que satisface ese hambre de novedades y también de estilo con un sistema de retroiluminación muy logrado y asistido de forma automática para su encendido e intensidad.

Espero que otras gamas, como la Dinovo, algún día se beneficien de esta tecnología estrenada por Logitech para este teclado para que diseño, calidad de pulsación y ser ya absolutamente perfecto.

Secciones: Teclados