ASUS TuF P67 Sabertooth B3

por Javier Rodríguez 16/06/2011 2

Introducción

Introducción.

El P67 se ha convertido en los últimos días en el patito feo de los chipsets de Intel. En un chipset a medio camino de nada pero que personalmente creo que ofrece la solución ideal para los que seguimos pensando en montar equipos potentes con componentes de ultima generación y buenos niveles de overclocking. Hoy os presentare una de las opciones más interesantes del mercado y montaremos una pequeña máquina para ver de lo que es aun capaz el P67 en la configuración adecuada.

ASUS P67 Sabertooth

ASUS P67 Sabertooth.

ASUS tiene con este modelo una de las placas P67 más interesantes del mercado. Una placa bien equipada con capacidad para los montajes más intensivos y con un precio realmente atractivo. Tiene prestaciones novedosas como su polémica “Thermal Armor” que da a esta placa esa imagen tan característica y que es sin duda un reclamo estético más que una prestación que realmente se pueda cuantificar como una mejora fundamental en la refrigeración del sistema.

Detalle de la P67 Sabertooth y su "Thermal Armor" cubriendo buena parte del PCB.

La placa tiene unos niveles de calidad de fabricación sobresalientes con los ya conocidos estándares de verificación a las que somete ASUS a estas placas logrando certificaciones de especificaciones militares que se traducen en una placa a prueba de bombas en un entorno doméstico. Su imagen agresiva contrasta con un funcionamiento sólido, una bios que es a día un referente a nivel de opciones y acabados (EFI) y un buen conjunto de prestaciones que hacen de esta placa una opción perfecta para los que sepan dónde invertir bien su dinero.

Por menos de 170 Euros tendremos una placa con capacidad de overclocking contrastada, capaz de montar sistemas SLI o Crossfire de primer orden con dos tarjetas y hasta cuatro GPUs simultaneas, con doble controladora USB 3.0 (puertos externos e internos) firmadas por NEC-Renesas, Ethernet Gigabit Intel 82579, sonido HD Audio firmado por Realtek ALC892, múltiples puertos USB 2.0, doble conector eSata (uno de ellos combinado con USB 2.0), puertos PS2 de legado y conectividad de audio digital.

Conectividad de sonido analógica, spdif óptico, 8 puertos USB 2.0, 2 puertos USB 3.0, Ethernet Gigabit, Firewire 400, PS2 combinado, puerto eSATA y puerto Power-eSATA.

Un montaje sin excesos donde tendremos el soporte común a cualquier procesador Sandy Bridge como son los cuatro bancos de memoria para un máximo de 32GB DDR3 en doble canal, controladora RAID integrada en el chipset con dos puertos SATA 6gbps y otros cuatro puertos SATA 3gbps y otras controladoras añadidas como una Marvell con dos puertos SATA 6gbps adicionales y una controladora Jmicron para dar soporte a los puertos eSata situados en el panel de conectores.

La P67 Sabertooth es una placa donde lo fundamental esta presente, no echaremos de menos nada.

La placa cuenta con alimentación digital de múltiples fases, toda una matriz de sensores de temperatura situados en zonas estratégicas de la placa, se puede complementar su sistema de disipación cerrado con ventiladores activos aunque en nuestras pruebas, en cajas bien refrigeradas, no tendremos problemas serios en este sentido. La placa integra también otros sistemas conocidos de ASUS como el botón MemOK que permite olvidarnos de problemas de configuración de memorias o el sistema ESD que protege la placa de sobretensiones sobretodo cuando conectamos periféricos a la misma tipo dispositivos USB.

Montando una máquina Gaming de ensueño

Montando una máquina Gaming de ensueño.

Que una placa base no cueste 300 Euros no es sinónimo de que no podamos montar una máquina de grandes prestaciones. La Sabertooth nos ayudara a demostrar esto. Tampoco necesitamos graficas de 600 Euros para conseguir gráficos de primer orden. De hecho nuestra opción de dos Geforce GTX 560 ti ofrece a un coste inferior al de una GTX 580 una potencia superior gracias a un mayor número de shaders, 768 frente a 512, con posibilidad de montajes de múltiples monitores, hasta tres, cosa que con una única Geforce GTX 580 no podríamos conseguir. Además el precio queda por debajo de la opción de la GTX 580 con unos 40 Euros de ahorro recibiendo una buena dosis más de potencia grafica para juegos.

En cuanto a memoria nosotros optaremos por una configuración básica de 8GB de memoria RAM DDR3 1600. Creo que hoy en día se pueden sacar más partido de una cantidad grande de RAM que de una velocidad Por lo que cuestan 4GB de memoria DDR3 2133 podemos adquirir 8GB de memoria DDR3 1600 y creo que compensa el cambio.

El procesador por el que optaremos nosotros es el Core i5-2500k. Un procesador muy capaz con overclocking y con cuatro núcleos reales disponibles para acelerar el más potente de los juegos. Tendremos las armas suficientes, sobretodo después de pasar por el taller de overclocking, para jugar con máxima calidad a los juegos más exigentes que podamos encontrar actualmente. Euros.

Es fundamental hoy en día para cualquier máquina que se precie equipe un disco duro SSD para la ejecución del sistema operativo y algunas de las aplicaciones fundamentales. Es evidente que montar una máquina de juegos únicamente con SSDs sería una tarea costosa así que normalmente yo recomiendo un gasto reducido en el SSD, para tener un sistema ágil y almacenar juegos en un disco mecánico rápido pero notablemente más económico. Es una combinación que ofrece resultados muy interesantes.

Añadimos una fuente capaz de manejar bien nuestro sistema, con 750w serán suficientes, y una caja de prestaciones contrastadas y tendremos un sistema de ensueño con el que disfrutar de juegos presentes y futuros a niveles de rendimiento muy elevados que podrían manejar incluso sistemas de tres monitores sin el más mínimo problema.

Aquí nuestro montaje simulando esta configuración.

Resumen de costes:

Placa base: ASUS Sabertooth - 170 Euros.

Procesador: Intel Core i5-2500k - 170 Euros.

Disipador: Modelo de altas prestaciones - 60 Euros.

Memoria: 8GB DDR3 en dos módulos de 4GB - 70 Euros.

Graficas: Dos Geforce GTX 560Ti con 1GB GDDR5 - 400 Euros.

Disco duro: SSD 60GB SATA2 o SATA3 – 110 Euros.

Disco duro: mecánico 7200 vueltas 2TB – 70 Euros.

Caja Semitorre: Gama media – 100 Euros.

Fuente alimentación: 750-850w certificación 80 Plus – 95 Euros.

Total inversión: 1415 Euros.

Configuración similar en primera marca: más de 2500 Euros.

Overclocking

Overclocking.

Lograr objetivos de overclocking aceptables con esta placa base es realmente sencillo. Podemos tomar el camino fácil y que ella misma establezca un overclocking de forma automática. Esto nos dará en torno a 1GHz mas de frecuencia pero todos sabemos que eso es poco para un procesador como este así que otra de las vías fáciles es simplemente dejar todo en automático y en el apartado de prestaciones de CPU simplemente especificar el multiplicador con el que desearíamos que trabajase el sistema. Dicho y hecho, la placa se ocupa de ajustar el resto de voltajes y si no somos demasiado ambiciosos llegar a una horquilla de 4.8-5GHz es muy sencillo aunque depende de nuestro procesador.

Nosotros optamos por una solución más conservadora que deje los voltajes en menos de 1.4v. Esto nos nivelara bastante las temperaturas del procesador y nos permitirá un buen ajuste del ruido generado por el sistema. Se trata de jugar con mucha calidad y potencia pero manteniendo unos limites razonables sobretodo a nivel de ruido. Además 4.8GHz ya nos permitirán sacar buen partido de nuestro motor grafico doble. Los resultados que veréis después lo avalan.

Thermal Radar nos permite una calibración a medida del rendimiento de nuestros ventiladores directamente desde Windows, sin tener que reiniciar y regulando cada ventilador con respecto a las temperaturas que nosotros consideremos oportunas.

Resultados

Resultados.

A continuación podréis ver algunas pruebas que hemos realizado de nuestro montaje. Son pruebas generalistas y también un par de juegos recientes, Shogun II y Dirt 3, que son un buen ejemplo de gráficos DirectX 11 de gran calidad. Los resultados son excelentes en todos los sentidos.

Más de 100FPS de media, mínimo de 87, a resolución 1920x1200 con FSAA 8x y calidad Ultra.

Los resultados de PCMark 7 son magníficos. Un rendimiento equilibrado donde en todas las pruebas tenemos prácticamente un mínimo de 5000 puntos.

En su prueba de rendimiento de máxima calidad Shogun II ofrece una media de 65FPS a 1920x1080.

El mínimo de rendimiento en el índice de Windows 7 lo marca el disco duro con un impresionante

7.6 seguido del procesador en 7.7. Memorias y graficas a la máxima puntuación que ofrece este índice de rendimiento.

Gran resultado también el de 3DMark 11 con mas de 8000 puntos en el test "Performance".

El SLI trabaja a la perfección ofreciendo unos resultados sorprendentes.

Buenos resultados también en Cinebench con una eficiencia combinada de núcleos del 94% trabajando de forma combinada. Si nuestro objetivo son los juegos podemos ahorrarnos perfectamente esos 80 Euros que cuestan saltar al modelo 2600k.

Análisis y Conclusión

Análisis y Conclusión.

Para mí la P67 Sabertooth es ahora mismo la placa base más equilibrada del mercado. Bien fabricada, equipada debidamente y con un potencial de overclocking elevado. Es también una placa muy especial físicamente hablando y tiene un precio más que atractivo que invitan a configuraciones equilibradas pero de máximo rendimiento.

Creo que esta forma, dando ejemplo, es el mejor método para dar a conocer las verdaderas prestaciones de una placa base que tiene un excelente equilibrio de prestaciones y aunque no destaca especialmente en nada es precisamente esa su virtud ya que está a un gran nivel con un coste adecuado para casi todos los bolsillos.

  • Producto: ASUS P67 Sabertooth B3
  • Fecha: 16/06/2011 9:50:33
Secciones: Placas Base