MSI Z77A-GD55 Preview

por Javier Rodríguez 05/03/2012 ...

Prestaciones del Ivybridge y los nuevos chipsets Series 7

Prestaciones del Ivybridge y los nuevos chipsets Series 7.

 

Los nuevos procesadores de Intel introducen pocos cambios. Es lo que se conoce en el desarrollo de Intel como un “tic”. Un cambio de proceso de fabricación al que le sucede un “toc” que corresponde a una renovación de arquitectura. El año pasado fue el "toc" y este año toca un “tic” en forma de reducción de proceso de fabricación a 22nm y por tanto la posibilidad de lograr procesadores mas complejos, con mas frecuencia, o con menos consumo y también mas económicos.

Esta tercera generación de procesadores Core recibirá el nombre de Core 3xxx con las respectivas familias de las que dependen los modos turbo, cache, numero de núcleos, hyperthreading, etc. Sustituirán a los actuales SandyBridge de 32nm por modelos de 22nm usando el mismo socket que esta generación. Las placas base de SandyBridge quizás puedan soportar estos nuevos procesadores pero las nuevas placas base, con los nuevos chipsets, apuntan a que tendrán soporte para ambas generaciones de procesadores aunque oficialmente no tenemos todavía confirmación ninguna a este respecto.

 

Esto hace que la nueva generación de placas base, con los nuevos chipsets de serie 7, sean el punto de inflexión para que la plataforma Intel reciba algunas tecnologías muy esperadas. Por lo demás encontraremos más o menos las mismas opciones de chipsets siendo el Z77 la variante de gama más alta y también la que podrá sacar mejor provecho a la nueva generación de procesadores gráficos que integran las nuevas CPU.

Los nuevos procesadores tendrán algo menos consumo, eso es lo que se espera de ellos, manteniendo frecuencias de trabajo bastante parecidas a las actuales, con algún modelo mas elevado, pero también con un potencial de overclocking elevado pero limitado, en parte, a las variantes K que ya hacen las delicias de los usuarios más entusiastas.

 

Los nuevos chipsets integran, en una solución de un único chip, nuevas tecnologías como el USB 3.0 completamente nativo. Cuatro puertos USB 3.0 serán los que oficialmente nos ofrezca la nueva generación de chipsets de Intel aunque no quizás en todos los modelos. Esto y Windows 8 harán que este año disfrutemos del verdadero soporte nativo de USB 3.0 que supondrá una mejora notable a la hora de trabajar con periféricos de almacenamiento con este interfaz.

El nuevo chipset también añade soporte nativo para PCI Express 3.0. Los chipsets de gama más alta como el Z77 y Z75 soportan esta tecnología aunque en buena medida ampliada por la mayor capacidad de líneas de los procesadores que están por llegar. Esto potenciara el uso de tecnologías como Crossfire y SLI, en más de una grafica, o sacara partido a la última generación de graficas AMD o también a la nueva que se espera que Nvidia presente en próximas semanas.

Detalles de la Z77A-GD55

Detalles de la Z77A-GD55.

 

La MSI Z77A-GD55 se nos presenta como la gama media de MSI. Una placa con todo lo que podemos querer de esta nueva generación, con el aporte de overclocking que solemos apreciar en las placas MSI, pero sin grandes añadidos que hagan subir el precio mas allá de lo razonable. LA nueva placa cuenta con buena configuración de almacenamiento, sin controladoras añadidas en el interior, con conectores USB 3.0 internos y externos.

La placa soporta dos tarjetas graficas en links de alta velocidad tanto para configuraciones Crossfire de AMD como SLI de Nvidia. La controladora SATA 6gbps de dos puertos y los otros cuatro de 3gbps soportan RAID y como en la generación Z anterior encontraremos modos de cache para aprovechar las funciones hibridas de las bios RAID de Intel.

El almacenamiento se mantiene igual que en la generacion anterior.

El sistema de alimentación digital DR.MOS de MSI vuelve a ser compañero de viaje y garante de estabilidad y seguridad en la alimentación de nuestro procesador. Se añaden codecs Creative THX TruStudio al codec de sonido Azalia y también se soporta conectividad Gigabit Ethernet así como hasta 10 puertos USB 2.0 que se suman a los 4 puertos USB 3.0 ya nombrados.

PS2, USB, conexiones SPDIF, HDMI, Ethernet Gigabit, VGA, DVI, conexiones de sonido analógicas y un botón de reset de CMOS. Así es el panel de puertos de la Z77A-GD55.

No encontraremos conectores eSATA, que parece completamente olvidado gracias a USB 3.0, y se mantienen pocos conectores de legado. De hecho destaca que tengamos un puerto PS2 combinado para teclado y ratón y que luego la placa no tenga un solo puerto PCI de 32 bit. Encontraremos tres puertos PEG de formato 16x, siendo el ultimo únicamente de 4x, y cuatro puertos PCI Express 1x.

 

Como veis es una placa sencilla, bien dotada, con una bios EFI de diseño renovado de la que MSI podrá estar muy orgullosa. Una placa con todo lo que ofrece la nueva plataforma pero sin perderse en funciones innecesarias.

Algunas fotografías más

Algunas fotografías más.

Se mantiene prácticamente la misma distribución. Mismo numero de bancos de memoria y configuraciones de alimentación similares.

La MSI cuenta con puntos de test de voltaje en placa así como controles de overclocking, encendido y reset para aquellos que prefieren de mesa de pruebas para sus experiencias overclockeras.

Tres puertos PEG, dos de ellos para graficas y otro con enlace 4x y multiples conectores PCI Express hacen que la MSI Z77A-GD55 una de las primeras placas sin conectores de legado de MSI.

Las mejoras de las configuraciones eléctricas de estos procesadores y placas reducen notablemente la cantidad de disipadores y el numero de mosfets. La alimentación digital cobra protagonismo y se traduce en placas mas limpias y eficientes.

Análisis y Conclusión

Análisis y Conclusión.

La nueva generación de procesadores de Intel volverá a dejar descafeinada a la su recién estrenada gama de procesadores de alto rendimiento. Precios más equilibrados y mayores frecuencias sumadas a alguna optimización de la arquitectura predicen que estos procesadores correrán hasta un 6% más que los de la anterior generación a la misma frecuencia de trabajo. Súmale nuevos chipsets con mas funciones integradas e Intel volverá a tener una gama media estrella de la que todos querremos formar parte.

Los nuevos procesadores aparecerán en Abril, eso es lo esperado, pero placas base como la MSI Z77A-GD55 ya maduran para dar soporte a esta nueva plataforma. Los formatos apenas varían con respecto a la anterior generación pero para que modificar mucho una formula ganadora. Los procesadores serán potentes y las placas base están actualizadas para aprovechar las ultimas tecnologías existentes. Es probable incluso que los modelos de gama más alta reciban incluso soporte para Thunderbolt.

Secciones: Placas Base