Desafío Asrock X79. Fatal1ty X79 Champion y X79 Extreme11

por Javier Rodríguez 24/08/2012 2La Mejor Placa Base

Introducción y prestaciones básicas del X79

Introducción.

El X79 sigue siendo, aun pasados los meses, la plataforma más potente de Intel y la que permite, gracias a los procesadores Sandybridge-E, las configuraciones de tarjetas de ampliación, incluidas tarjetas gráficas, más extensas. Permite también montar más cantidad de RAM con anchos de banda el doble de eficaces y potentes que otras plataformas. Todo ello formando las configuraciones más atractivas que se pueden encontrar en configuraciones domésticas.

Dos modelos de ensueño de Asrock con uno de ellos en la cima de las configuraciones X79 que podemos encontrar en el mercado. Hablamos directamente de dos de las mejores placas base para procesadores de socket 2011 que podemos encontrar en el mercado. Modelos que comparten prestaciones, pero bien clasificadas cada una en su segmento.

<

Tecnologías y prestaciones en común.

La plataforma de socket 2011 de Intel con el chipset X79 ofrece ciertas prestaciones comunes a cualquier montaje o placa base. El primero es el soporte de procesadores de hasta seis núcleos con hyperthreading cosa que los hace diferenciarse claramente de otras plataformas, que aunque más modernas, carecen de las mejores unidades de proceso de la marca.

Por otro lado estos procesadores ofrecen una serie de tecnologías que también los hacen únicos. Por un lado su cuádruple canal de memoria con soporte para memoria DDR3-1600 en configuraciones de hasta 64GB de RAM. Esto le hace ser también la plataforma domestica que más RAM admite y que más ancho de banda genera gracias a su configuración en cuádruple canal de 256-Bit.

Hay otro elemento que los diferencia. Soportan más líneas PCI Express 3.0 que otros procesadores con un total de 40 líneas que le permiten configuraciones avanzadas tanto en montajes gráficos, con hasta cuatro tarjetas en modos PCI Express 3.0 de 8x y modos de transferencia 8Gt/s para dos tarjetas simultaneas. Una capacidad de comunicación que también permite al X79 desarrollar mayor integración de prestaciones aunque con algunas limitaciones sobre los modelos profesionales de este chipset.

Por ejemplo nos encontramos con que la controladora SAS desaparece, según Intel por problemas para integrarla adecuadamente en un entorno doméstico, y por tanto, solo soportando dos puertos SATA 6gbps. Tampoco integra de forma nativa USB 3.0 así que tendremos que contar con otras soluciones dedicadas e integradas, ex profeso, en la placa base. Cosa que tampoco será demasiado problema dada la capacidad de ampliación de este procesador y este chipset (que cuenta a su vez con 8 líneas PCI Express 2.0).

Asrock Fatal1ty X79 Champion

Asrock Fatal1ty X79 Champion.

La primera de las dos placas de Asrock que vamos analizar hoy es la Fatal1ty X79 Champion. Se trata de una placa base de formato ATX, lo que facilita su integración en cualquier caja y sistema, con unas prestaciones que la hacen realmente única. Primero nos da opción a disponer de todos los bancos de memoria lo que facilita alcanzar la cantidad máxima de RAM de la plataforma con módulos de 8GB que son actualmente relativamente económicos.

Tiene un diseño eléctrico basado en 12 fases para el procesador más 2 fases adicionales e independientes para la RAM configurados en mosfets de configuración doble en posicionamiento vertical. Todos sus capacitadores son chapados en oro, fabricados en Japón, con niveles de calidad desconocidos hasta la fecha. Soporta memoria de hasta 2500MHz con overclocking y cuenta con hasta 5 slots PCI Express de tipo 16x que podremos usar en configuraciones de hasta cuatro tarjetas gráficas en modo PCI Express 3.0 de enlace de 8x.

Detalle de los cinco conectores PEG y de la tarjeta de sonido integrada Core3D de Creative.

Asrock no ha escatimado en la integración de esta placa base logrando una configuración de primera en todos los aspectos. El elemento más destacable es el DSP Core3D de Creative, que incluye sus codecs habituales, con soporte para conectividad digital y analógica de tipo 7.1. Añade soporte THX TruStudio Pro con amplificado de auriculares de alta gama de hasta 250 Ohm.

El almacenamiento y la conectividad también han sido maximizados. La placa cuenta con 14 puertos USB 3.0, ocho posteriores y cuatro frontales, a través de varias controladoras y hubs USB 3.0 firmados por Texas Instruments. Se añaden también cuatro puertos SATA 6gbps, adicionales a los dos integrados en el chipset, con tecnología Marvell HyperDuo Plus SSD. Esta tecnología permite acceder a técnicas de cache combinando un disco SSD y un disco mecánico directamente a través del software de la controladora y de una forma completamente transparente para el sistema operativo. Es la aproximación de la tecnología Intel Smart Response que podemos encontrar en los chipsets Z68 y Z77 de Intel y que el X79 no disfruta.

La configuración gráfica que admite es de hasta cuatro tarjetas de doble slot de disipación. Solo necesitamos una caja que admita 8 slots de ampliación, cosa muy común actualmente, así que los requisitos para tener una configuración gráfica excepcional se reducen con estas placas de formato ATX convencional. La Asrock es potente, completa y compacta pero aún no hemos acabado con ella.

Otros detalles de esta placa base los encontramos en su configuración de red que permite doble enlace Gigabit con funciones de teaming para lograr anchos de banda de hasta 2Gbps. Cuenta también con un puerto de ratón especialmente optimizado para transferencias de hasta 1000Hz y un doble conector eSATA. En la zona trasera también contamos con un botón de borrado de CMOS para que no tengamos que abrir el sistema para reconfigurar la bios.

Para los amantes del overclocking Asrock ha añadido una bios UEFI con actualización a través de internet y la utilidad Fatal1ty F-Stream que nos permite configurar todos los parámetros del sistema directamente desde Windows y en tiempo real. Para los “hardcore users” se añaden puntos de muestreo de voltajes en tiempo real, botones de acceso directo en placa y un sistema de chequeo POST visual mediante leds en diferentes zonas de la placa que nos dice rápidamente que elemento no acaba de arrancar. El precio de esta maravilla es bastante competitivo, vista la integración y formato, con un precio que no alcanza los 375 Euros impuestos incluidos. Es una configuración sobresaliente porque aunque podemos encontrar placas excepcionales con precios similares normalmente aprovechan una configuración de placa E-ATX o XL-ATX que limita de forma notable el tipo de caja donde podemos montarla.  

Asrock X9 Extreme11

Asrock X9 Extreme11.

La Asrock X79 Extreme11 es el sumun de las placas base X79 que podemos encontrar en el mercado. Su precio es elevado, ronda los 600 Euros, pero se los merece gracias a una integración excepcional que no podemos encontrar en ninguna otra placa base X79. Es de las placas más caras del mercado, por no decir la más cara, y ahora veréis por qué.

Esta placa busca maximizar el rendimiento de cualquiera de los puntos claves de un equipo moderno.

Con el mismo formato de la Fatal1ty X79 Champion la Extreme11 consigue incluso añadir prestaciones y mejorar algunos aspectos fundamentales como la alimentación del procesador. En el caso de la Asrock X79 Extreme11 la mejora en la alimentación se traduce en un total de 24 fases de alimentación digital, el doble sobre una cifra ya poco común, con alimentación doble para la memoria. Soporta hasta 64GB de RAM en ocho bancos con soporte para memoria DDR3 2500+. Monta los mismos capacitadores dorados fabricados en Japón, que prometen 2.5 veces más vida que los convencionales.

La conectividad integrada incluye 8 puertos USB 3.0, cuatro de ellos traseros y otros cuatro frontales, doble Ethernet Gigabit con funciones de Teaming y la misma tarjeta de sonido Core3D de Creative con capacidad de amplificación de auriculares de hasta 250 Ohm con los codecs Creative más modernos que incluyen THX TruStudio Pro. Pero lo mejor de esta placa, lo que ha hace especial está verdaderamente en su integración de rendimiento puro y duro y estas mejoras la hacen la fuera de serie que es.

Dos integraciones se llevan la palma en esta placa base. Por un lado los dos puentes PCI Express PLX PEX 8747 que permite a las cuatro tarjetas gráficas que soporta esta placa base trabajar en modos PCI Express 3.0 de 16x con modos de transferencia de 8GT/s. Estos dos puentes son un añadido importante para que las tarjetas gráficas de gama alta que podemos instalar en esta placa tengan los anchos de banda adecuados para ser aprovechadas completamente.

Pero lo mejor, lo que cualquier amante de la informática de alto rendimiento apreciaría como lo más llamativo de esta placa, es su controladora SAS LSI 2308 PCI Express 3.0 de 8 conectores. Esta controladora tiene capacidad para hacer trabajar hasta 8 discos SATA 6gpbs en modos RAID logrando velocidades de transferencia de hasta casi 4GB/s con discos SSD convencionales que podemos encontrar en cualquier tienda. Solo necesitamos una caja capaz de albergarlos. Cuenta con bios de arranque así que nuestra configuración de alto rendimiento en almacenamiento SSD puede ser ejecutada para la instalación del sistema operativo.

Uno de los puntos de rendimiento mas perseguidos en la actualidad es el de discos SSD trabajando en RAID 0. Esta placa bae integra una de las controladoras más buscadas y deseadas en su PCB y sin salirse del formato ATX. 

Software de primera

Software de primera.

Uno de los detalles que más aprecio de las placas Asrock de última generación es que no solo cuidan el hardware sino que también ofrecen ciertas utilidades realmente interesantes. Asrock cuida estos detalles con su tecnología Xfast 555. Tres aumentos de hasta un 500% en el rendimiento de ciertas aplicaciones que se reducen en XFast RAM que es una aplicación que nos permite generar discos virtuales a partir de la RAM del sistema, conocidos como RAMDisk, que puede acelerar el proceso de algunas aplicaciones que usan memoria de intercambio como Photoshop, 3DStudio, etc. La segunda es XFast Lan que es un software de priorización de paquetes que nos permitirá descargar a la vez que mantenemos pings reducidos en nuestros juegos favoritos. Por ultimo tenemos XFast USB que nos permite maximizar el rendimiento de unidades de USB 2.0 y 3.0 conectadas a las controladoras de la placa.

Otros programas en trial completan un conjunto interesante que nos permitirá aprovechar otros aspectos de nuestras configuraciones de forma eficiente y sin tener que acceder a soluciones de terceros o a cuentos chinos como las tarjetas KillerNIC que no son más que los mismos chips de control con un software parecido de priorización.

Las bios UEFI de Asrock tambien son ejemplo de software bien trabajado. Sobretodo por su actualizacion a traves de internet de forma completamente autonoma. 

Limitados por nuestro hardware

Limitados por nuestro hardware.

Hemos podido montar completos sistemas en las dos placas base de Asrock pero para llegar a las posibilidades de estas placas base exige un hardware complicado de conseguir incluso para nosotros. Si hemos podido saturar de RAM con 64GB ambos sistemas, o montar graficas en Crossfire de altas prestaciones como dos Radeon 7970 GHz Edition, o configurar sistemas RAID 0 de hasta cuatro discos SSD,...pero para llegar a los límites de rendimiento que admiten estas dos placas base, sobretodo la Extreme11, hace falta una colección de hardware excepcional.

Configuraciones con 64GB y doce hilos de proceso solo lo podemos ver en placas X79 para socket 2011.

No hay mucho misterio para el overclocking de procesadores Intel.

Nuestro procesador, un 3960X de primera generación versión ES, tampoco es muy amigo de las altas frecuencias, pero sus 4.5GHz los hace sin demasiado aumento de voltaje y es una frecuencia adecuada para sacar partido del potencial de los montajes gráficos que se pueden realizar en estas placas base.

No es el sistema mas rapido que podemos montar en estas placcas pero si un buen ejemplo de como esta destinada a las combinaciones de tarjetas graficas mas avanzadas, ademas podemos ir añadiendo tarjetas poco a poco. 

Aunque no tenemos 8 discos SSD del mismo tipo para probar configuraciones avanzadas en la controladora SAS de la X79 Extreme11 si que disponemos de cuatro discos y el resultado es espectacular.

Análisis y conclusión

Análisis y conclusión.

Dos placas base para hacer realidad ese sueño de montar un equipo de muy altas prestaciones basada en los mejores procesadores de Intel (siempre y cuando tengamos capital para los modelos de 6 núcleos). En el caso de la Fatal1ty tenemos una placa base X79 muy completa con una integración de primera tanto en almacenamiento, conectividad, sonido, etc. Buena capacidad de overclocking, ocho bancos de memoria, una bios UEFI completa y un formato ATX que nos facilita mucho el montaje de esta placa en la caja que nos plazca. Un modelo muy interesante que tiene un precio dentro de la media pero integrando componentes de más renombre y una calidad de fabricación excepcional.

La Asrock X79 Extreme11 es simplemente una placa fuera de lo común. Cualquier usuario que se precie de presumir de equipo potente habrá soñado con montar una tarjeta de ampliación con una controladora SAS de calidad. Controladoras que tienen precios, al menos con respecto al modelo integrado, cercanos a los 300 Euros. Por eso esta placa es tan cara y por eso Asrock ha cuidado hasta el más mínimo aspecto de la misma. Es sin lugar a dudas la mejor placa base X79 del mercado. Un sueño que ronda los 600 Euros.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

La Mejor Placa Base

Asrock X79 Extreme11

Del 24/08/2012 al 08/08/2013

  • Este producto fue La Mejor Placa Base del mundo según los análisis de GEEKNETIC.
  • Del 24/08/2012 al 08/08/2013
Premio a Asrock Fatal1ty X79 Champion
  • Producto: Asrock Fatal1ty X79 Champion
  • Fecha: 24/08/2012 18:24:23
Premio a Asrock X79 Extreme11
  • Producto: Asrock X79 Extreme11
  • Fecha: 24/08/2012 18:24:38
Temas Relacionados: Placas Base ASRock
Redactor del Artículo: Javier Rodríguez

Javier Rodríguez

Empecé a publicar artículos sobre los componentes de PC que pasaban por mis manos en 1999, al tiempo que era director técnico de la cadena de tiendas de informática Batch-PC. Me uní a Geeknetic como redactor jefe y responsable de laboratorio en 2005. El hardware es mi pasión, aunque en mi tiempo libre acostumbro a disfrutar de juegos de PC multijugador.