ASUS PA248Q. Redefiniendo los 16:10

por Javier Rodríguez 26/09/2012 1

Introducción y prestaciones técnicas

Introducción.

El PA248Q es heredero de un viejo conocido, el PA246Q, manteniendo lo bueno, mejorando lo existente y añadiendo algunas prestaciones contemporáneas que lo convierten en uno de los mejores monitores de 24” que podemos encontrar en el mercado.

Prestaciones técnicas.

El PA248Q cuenta con una pantalla IPS en formato 16:10 con una resolución nativa de 1920x1200 puntos. Un formato ya poco extendido que se dedican a algunos monitores exclusivos para usuarios que ya conocen la mejora que suponen únicamente 120 puntos adicionales en la vertical. El panel elegido por ASUS es de tipo IPS con pre calibración en fábrica. La iluminación es de tipo led y logra una cobertura de paleta del 100% del estándar sRGB. Esto además con ángulos de visión de 178º tanto en la vertical como en la horizontal.

La calibración del color se realiza en fábrica buscando una delta de menos de 5 en diferencia de color tanto en color puramente dicho y también en escala de grises. Se busca también que los estándares gamma este dentro del 2.2 para PC y 1.8 para Mac. DE este modo se garantiza un rendimiento profesional en ambas plataformas. Una Delta menor de 5 puntos garantiza una definición excelente gracias a mejores degradados de color que se traducen en fuentes más definidas.

Para lograr estos niveles de calidad ASUS hace uso de paneles IPS de máxima calidad, dentro del grado A+. La pega, y pasa ahora mucho con el uso insistente de iluminación LED, es que se disminuye el potencial de rango de color de estos monitores. Hemos pasado de configuraciones CCFL con rangos superiores al 100% del estándar NTFS a conformarnos con niveles del 72%, que aun muy superior a la media de monitores convencionales, no se pueden comparar con algunos modelos pasados.

El led, sin embargo, permite buena calidad de color y reducir los consumos de forma notable además también, en general, aumentan la vida útil del monitor y logran también tiempos de respuesta algo más reducido sobre lo que es normal en pantallas IPS. Este monitor tiene en torno a los 6ms de tiempo de respuesta de gris a gris que no es la respuesta más rápida, que podemos encontrar en paneles con menos calidad de color y contraste.

Las especificaciones puras y duras hablan de un contraste dinámico de 80.000.000:1 con 300cd/m2 de luminosidad. La profundidad de color alcanza los 16.7 millones de colores con acceso a varios perfiles preconfigurados dentro de la tecnología Splendid Video de ASUS. También se utilizan técnicas para eliminar defecto de Ghosting y se permite configurar hasta 4 perfiles de temperatura de color. El ajuste se realiza en seis canales completamente personalizables.

Base y conectividad

Base y conectividad.

No hay monitor de calidad que se precie que no cuente con una base pivotante. Cada día mas aprovechamos este tipo de bases que permiten configurar el monitor en horizontal y vertical para lograr sacar partido de distribuciones verticales que son perfectas para cierto tipo de tareas, como por ejemplo ofimática y redacción, y que también se usan cada vez más en configuraciones de múltiples monitores para lograr aumentar los ángulos de visión tanto en horizontal como en vertical. La base del PA248Q de ASUS es sencilla, con poco peso y perfectamente funcional para no solo girar sobre su eje sino ajustar altura, inclinación, etc.

Detalle de la base para del ASUS PA248Q.

La conectividad en este monitor también es notable y además se complementa de la forma adecuada sin puntos flacos importantes. Tiene todos los tipos de conectores que podemos encontrar en PCs modernos y antiguos. VGA, DVI-D, HDMI y Displayport. Podemos cambiar entre todos ellos de forma rápida a través de su interfaz en pantalla y de los botones de acceso directo. Además el monitor también dispone de sistema PIP para visualizar el canal analógico VGA sobre alguno de los canales digitales.

Otro detalle interesante y que completa un buen sistema conectivo es que, aunque no monta altavoces, sí que dispone de un DSP capaz de traducir los canales de sonido de las conexiones digitales y ofrecernos una salida de auriculares o altavoces que podemos conectar directamente al monitor sin necesidad de intermediarios.

Por último, otra de las novedades con respecto a su modelo anterior, es que ahora contamos con un hub USB 3.0 de cuatro puertos integrados, en el modelo anterior eran de tipo USB 2.0. Donde creo que ASUS se equivoca es en posicionar los cuatro en el mismo lateral, hay que diversificar la posición para aumentar posibilidades y sin duda un par de puertos donde están las conexiones de video ayuda mucho a una gestión inteligente del cableado. El Hub es de tipo 3.0 pero como ya sabéis es compatible con estándares anteriores así que ni necesitas un PC con USB 3.0 (una tarjeta de ampliación no llega ya a los 20 Euros) ni tampoco tienes que conectar periféricos de tipo 3.0.

Control

Control.

Los monitores ASUS tienen extensos controles OSD en casi todos sus modelos pero en el caso de estas versiones profesionales la cantidad de opciones se magnifica. No entrare en demasiados detalles ya que la mayoría de funciones son conocidas pero sí que seguro que muchos se alegraran de saber que tenemos controles de proporción de aspecto para que esas fuentes que solo soportan salidas 1080p mantengan su aspecto natural en esta pantalla que ofrece algo más de verticalidad.

Botones de control en el lateral inferior derecho. No aumentan el tamaño del marco que es de 15mm e identico en todo el perimetro.

OSD del monitor. Claro y muy detallado.

El punto exótico de estos monitores no solo se encuentra en su marco milimetrado sino en su OSD que es capaz de superponer dimensiones estándar reales sobre las imágenes para que podamos trabajar directamente sobre tamaños de impresión que entran dentro de la superficie del monitor. El sistema se llama “QuickFit Vitual Scale” y ahora podemos, mediante un control integrado en la pantalla, mover la escala por toda la superficie de la pantalla para poderla adaptar nuestra zona de trabajo a nuestras necesidades puntuales. El control es accesible directamente en la pantalla así que no tendremos que acceder a menús complejos, solo pulsar el botón de cursor y cambiara la imagen en la pantalla y desde esa misma posición podremos moverla.

Fotos de formato 8x10 fisicamente marcadas en el monitor encima de la imagen. Muy util.

Rejilla completa en pulgadas, centimetros, etc.

Análisis y conclusión

Análisis y conclusión.

Intrínsecamente en cuanto a calidad de imagen se refiere el PA248Q no es el mejor monitor del mercado. Pero si es uno de los mejores y ofrece un conjunto de prestaciones muy equilibradas. Su precio está en la media de monitores de calidad “caros” y es una opción muy interesante para aquellos interesados en configuraciones de tres o más monitores ya que sus marcos son reducidos y simétricos. Su proporción de 16:10 también lo hace muy atractivo para los que aun apreciamos este formato de pantalla.

  • Producto: ASUS PA248Q
  • Fecha: 26/09/2012 23:57:41
Secciones: Monitores