Shuttle OMNINAS KD20. La alternativa NAS de uno de los grandes

por Javier Rodríguez 05/10/2012 1

Introducción y prestaciones técnicas

Introducción.

Para el mercado doméstico podemos encontrar dos tipos de NAS. Algunos muy elaborados con sistemas operativos repletos de funciones, con hardware de calidad y cada día más potentes. Estos modelos suelen ser caros y de marcas concretas que solemos seguir muy de cerca en Hispazone. Luego tenemos también los NAS económicos que suelen padecer de hardware recortado y por tanto rendimiento reducido y de sistemas operativos muy básicos que ofrecen pocas funciones y normalmente ninguna incorporación al mundo móvil. El Shuttle se presenta como una alternativa a medio camino entre ambas ofertas, veamos si es verdad.

Prestaciones técnicas.

Algo que destaca del Shuttle KD20 es que es un NAS magníficamente fabricado. Su chasis de aluminio chorreado en arena, con detalles en plástico blanco  y una construcción sólida y bien diseñada hacen de él uno de los NAS mejor fabricados que han pasado por nuestro laboratorio.

Es un NAS diseñado para dos discos duros con sistema hotswap controlado directamente desde el frontal del NAS. Pulsamos el botón de la bahía en concreto, un par de segundos, y esto nos habilita al sistema para extraer los discos con seguridad y también sustituirlos por nuevos en caso de fallo. El sistema de bloqueo no requiere de llaves, pulsadores ni ningún mecanismo ajeno a la propia electrónica del NAS.

Los discos a instalar pueden ser actualmente de 4TB de disco pero se ampliara compatibilidad con actualizaciones del sistema operativo. Admite modos RAID diversos siendo el RAID 0, JBOD y RAID 1 los más lógicos para su configuración de dos discos. Soporta cualquier tipo de estándar SATA aunque su interfaz trabaja bajo SATA 3gbps.

Un procesador de doble núcleo PLX especializado para NAS con una frecuencia de 750MHz y 256MB de RAM permiten un rendimiento adecuado a través de su interfaz Gigabit Ethernet. También dispone de dos puertos USB 2.0 traseros y uno frontal de tipo USB 3.0 para ampliar capacidad de almacenamiento o realizar copias de seguridad de discos externos de forma automatizada.

Un buen hardware, no el mejor del mercado, pero suficiente para que el Shuttle no se quede en la liga de NAS a descartar y entre, con alguna de sus otras prestaciones, en la liga de los NAS que ofrecen algo serio a un precio interesante.

Otras prestaciones

Otras prestaciones.

El hardware es de calidad. Luego veremos que se comporta bien en rendimiento y transferencias. Las prestaciones adicionales de este NAS las encontramos en las funciones que soporta y en su control térmico.

Interfaz Web del Shuttle KD20.

Tiene las funciones básicas que debemos exigir a cualquier NAS con un interfaz de control sencillo y accesible. No esperemos el entorno de sistema de un NAS de Synology o de un Qnap pero por 150 Euros tendremos un NAS de doble bahía potente y con las funciones más buscadas. Puede trabajar como Print Server, iTunes Server y servidor multimedia por streaming compatible con dispositivos DLNA. También soporta descarga por Bittorrent aunque curiosamente, y esto no lo comprendemos muy bien, si usamos el motor de descarga bittorrent no podemos usar el servidor multimedia y viceversa. O lo uno o lo otro. El servidor multimedia es compatible con Xbox, PS3, etc.

Además del conector frontal USB 3.0 también encontramos un lector de tarjetas SD. Podemos usarlo como lector o también para ejecutar backups manuales de estos dispositivos o incluso ejecutar copias de seguridad de estas unidades de forma directa y automática simplemente conectando una tarjeta o un Pendrive.

los controles son sencillos, accesibles a cualquiera pero no estan todavia disponible en Castellano.

Por supuesto podemos compartir carpetas, con permisos por usuarios, y controlar el acceso al NAS pero echamos de menos un gestor web con el que controlar y acceder a los archivos almacenados. Si dispone de los mecanismos adecuados para servir como servidor de almacenamiento y también permite controlar backups para el propio NAS en dispositivos externos o en otros NAS de este mismo modelo que se encuentren en la red.

Muestra de los controles para descarga de archivos.

Otra de sus grandes bazas es el soporte online y cloud desde dispositivos móviles con sistemas operativos iOS y Android. Ahora lo veremos.

Análisis de rendimiento, control termico y cloud

Análisis de rendimiento y control térmico.

El Shuttle en este aspecto se comporta bien. Promete velocidades de transferencia a través de su interfaz Ethernet de hasta 75MB/s de lectura y unos 55MB/s de escritura. Esta velocidad dependerá de los discos que instalemos y los modos. En nuestras pruebas de transferencia real, con un archivo de 2GB, las velocidades de lectura fueron de 55MB/s y las de escritura rondan los 45MB/s. Aunque inferiores a las especificadas siguen siendo cifras notables alejadas de la gran cantidad de morralla que podemos encontrar en forma de NAS baratos. En cuanto a otras prestaciones de velocidad, como la copia de unidades externas conectadas por USB 3.0, las velocidades son similares así que tendremos un medio de copia rápido y eficiente para unidades de disco USB 3.0 ya sean pendrive, discos externos, etc.

Capturas de transferencias reales. La primera en lectura del NAS a un PC y la segunda del PC al NAS.

Y sin duda si hablamos de rendimiento tenemos que comentar una de las grandes prestaciones de este NAS. Su estructura con gran contenido en aluminio con paredes de espesor de 2.5mm permite un control térmico excelente. Su ventilador actúa poco y con muy poco ruido y eso a la larga se traduce en una experiencia mucho más satisfactoria para el usuario. Es, con el aspecto, la mejor prestación de este NAS.

Otra cosa que diferencia a este NAS de la gran cantidad de modelos económicos es que tiene su propio servicio cloud y clientes para dispositivos móviles basados en sistemas operativos iOS y Android. El NAS se conecta al servicio de DNS dinámico de Shuttle y nos permite acceder al NAS estemos donde estemos, desde la red loca, a cualquier otro punto de internet.

Desde aquí controlamos el acceso dinamico al NAS. De este modo podemos acceder facilmente a él estemos donde estemos.

Una vez conectados podemos cargar y descargar archivos, crear carpetas e incluso reproducir contenidos como video, audio e imágenes. Todo desde nuestro teléfono o Tablet. Las aplicaciones son gratuitas y colocan a este NAS entre un grupo muy reducido. Grupo que ofrece valor añadido para aprovechar sus prestaciones desde cualquier dispositivo.

Captura del cliente para Android.

Conclusión

Conclusión.

El primer NAS de Shuttle presume de una calidad de fabricación excelente de un precio muy atractivo que ronda los 150 Euros y de unas prestaciones generales de gran calidad donde sin duda destaca sus funciones NAS y multimedia. Le faltan detalles y prestaciones de control y acceso pero su precio le coloca en una de las opciones de NAS de dos bahías más interesantes.

Esto además se potencia con un buen rendimiento gracias a un procesador potente, memoria suficiente para trabajar con unos 20 usuarios simultáneos y una conectividad externa moderna. Su control térmico eficiente también es un añadido importante. Un producto muy recomendable que solo necesita ampliar su entorno de software.

  • Producto: Shuttle OMNINAS KD20
  • Fecha: 05/10/2012 10:18:31
Tags: Shuttle Redes
Secciones: NAS