Kingston DataTraveler Workspace

por Javier Rodríguez 14/02/2013 1

Introducción.

Durante algunos meses llevo experimentando con la tecnología Windows to Go de Microsoft. He llegado a usarla de forma continuada con algunas unidades que me han resultado rápidas y útiles pero con todas he acabado con algunos problemas de funcionamiento. Ahora es el momento de probar con una unidad diseñada para esta tecnología y certificada para ello.

Prestaciones técnicas.

El Workspace es un SSD con conectividad de pendrive. Dispone de una controladora Sandforce SF-1200 con una capacidad de proceso de hasta 255MB/s. Es la misma controladora que dio vida a la generación previa de controladoras compatibles con SATA 6gbps. Un chip de rendimiento contrastado y en una etapa ya de madurez que garantiza un funcionamiento de calidad.

El Workspace tiene un tamaño similar a las unidades USB 3.0 de Kingston con prestaciones de tamaño y/o velocidad elevadas. Esto significa que no encontraremos en esta unidad un tamaño fuera de lo normal para lograr su objetivo. Es un pendrive bastante normal de tamaño pero diseñado para un objetivo muy claro que es ejecutar un Windows 8 desde cualquier puerto USB que pertenezca a cualquier ordenador que sea capaz de instalar Windows 7 o Windows 8.

Es compatible por tanto con interfaces USB 2.0 y USB 3.0. La única diferencia es la limitación de ancho de banda de la versión 2.0 que reduce las prestaciones de lectura y escritura a 30MB/s lineales. Su controladora SSD integrada le permite trabajar a velocidades de proceso más cercanas a un SSD que a un pendrive USB. Es capaz de ejecutar hasta 3750 operaciones de lectura y hasta 9800 operaciones de escritura por segundo (IOPS).

Las velocidades lineales de esta unidad alcanzan los 255MB/s tanto en lectura como escritura. Sin duda no es el límite de la capacidad de USB 3.0 pero también es verdad que son una de las unidades USB 3.0 más compensadas con velocidades de lectura y escritura prácticamente paralelas.

Kingston también ha pensado en los usuarios torpes, como yo, que por descuido sacamos el disco del puerto. Ofrece hasta 60 segundos de soporte para recuperar la conectividad como si nada. Además soporta comandos TRIM y SMART convencionales, como cualquier otro disco duro. De este modo mantendremos las prestaciones del disco durante toda la vida del mismo. Dispone además de 2 años de garantía.

Datos en tiempo real extraidos con Crystal DiskInfo. Esta unidad controla hasta la cantidad de informacion que ha movido durante toda su vida util.